Contacta con nosotros

HORA SANTA  “ARDIENTEMENTE HE DESEADO”

 

DESCARGAR EN PDF

http://diocesisdemexicali.org/wp-content/uploads/2017/02/1.-ARDIENTEMENTE-HE-DESEADO.pdf

DESIDERIO DESIDERAVI HANC PASCHAM MANDUCARE VOBISCUM.

 EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi
Rex effúdit géntium.
Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus
Miro clausit órdine.In supremæ nocte coenæ
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ
Se dat súis mánibus.
Verbum caro, panem verum
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum,
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum
Sola fides súfficit.
Cante la voz del Cuerpo más glorioso el misterio sublime y elevado, y la Sangre preciosa, que amoroso, en rescate del mundo ha derramado; siendo fruto de un vientre generoso el Rey de todo el orbe, más sagrado.

Dado para nosotros, y nacido de una Virgen intacta y recogida, conservando en el mundo y esparciendo semilla de palabra que da vida, con orden admirable y estupendo, el tiempo concluyó de su venida.

La noche ya postrera, la noche deseada, estando ya la cena aparejada, convida a sus hermanos, y cumplida la sombra y ley primero, con sus sagradas manos por el legal cordero les da a comer su cuerpo verdadero.

Aquella creadora Palabra, con palabra sin mudarse, lo que era pan, ahora en carne hace tornarse, y el vino en propia sangre transformarse. Y puesto que el grosero sentido se acobarda y desfallece, el corazón sincero por eso no enflaquece, porque la fe le anima y favorece.

 

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino la sangre, que dio por mí en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

 

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz desciendes por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.
CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia infinita, que me perdonaras y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

LECTURA DE LOS SANTOS EVANGELIOS.

 

“Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en este mundo, los amó hasta el fin” (Juan 13,1-2).

 

“Cuando llegó la hora, se puso a la mesa con los apóstoles y les dijo: Ardientemente he deseado comer esta pascua con ustedes antes de padecer; porque les digo que ya no la comeré más hasta que halle su cumplimiento en el Reino de Dios” (Lucas 22,14-16).

 

“Y mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió, y dándoselo a sus discípulos, dijo: Tomen, coman, esto es mi cuerpo. Tomó luego una copa y, habiendo dado gracias, se la pasó diciendo: Beban de ella todos, porque esta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por todos para el perdón de los pecados” (Mateo 26,26-28).

 

“Hagan esto en conmemoración mía” (Lucas 22,19).

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

LECTIO SACROSANCTIS EVANGELIIS.

 

“Ante diem autem festum Paschae, sciens Iesus quia venit eius hora, ut transeat ex hoc mundo ad Patrem, cum dilexisset suos, qui erant in mundo, in finem dilexit eos. ( Ioannem 13,1-2).

 

 

Et cum facta esset hora, discubuit, et apostoli cum eo, et ait illis: “Desiderio desideravi hanc pascham manducare vobiscum, antequam patiar. Dico enim

vobis: Non manducabo illud, donec impleatur in regno Dei ”.(Lucam 22,14-16).

 

Cenantibus autem eis, accepit Iesus panem et benedixit ac fregit deditque discipulis et ait: “Accipite, comedite: hoc est corpus meum”.
Et accipiens calicem, gratias egit et dedit illis dicens: “Bibite ex hoc omnes:
Hic est enim sanguis meus novi testamenti, qui pro multis effunditur in remissionem peccatorum.( Matthaeum 26,26-28).

 

“Hoc facite in meam commemorationem”.(Lucam 22,19).

 

 

DEO GRATIAS.

 

 

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

 

 

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: El Corazón de Cristo vibra en la Última Cena con unos sentimientos sublimes, imposibles de expresar y comprender. Jesús nos abre su alma de par en par. Esta noche, ante el odio de los enemigos que han jurado su desaparición, parece como si Jesús dijera: Los hombres me quieren echar del mundo, ¡pues yo, no me quiero ir! Los hombres me gritan: ¡Fuera!… Y yo les respondo: ¡No me voy! ¡Con los míos me quedo!…

 

Es entonces cuando toma el pan y la copa, mientras nos dice: Yo les doy esto; me doy yo, y no por un instante, no por esta noche nada más, sino para siempre, hasta que vuelva a ustedes, al final del mundo.

 

Encargo que recogió San Pablo: “Por lo mismo, cada vez que coman este pan y beban este cáliz, anuncien la muerte del Señor hasta que vuelva” (1Corintios 11,16).

 

Y aquí tenemos nosotros a Jesús, en forma de pan y de vino, como Víctima en el Altar, como comida en la Comunión, como compañero en el Sagrario.

Jesús no permite que nos presentemos ante Dios con las manos vacías, y se nos pone en ellas sobre el Altar, como la Víctima del Calvario ya glorificada, para que podamos tributar con esta Víctima al Padre, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria…

 

Jesús no quiere que en el peregrinar pasemos hambre y quien es en el Cielo el pan que sacia a los Ángeles, se nos da a nosotros en comida por la Comunión, para henchirnos de la vida de Dios…

 

Jesús no tolera una separación definitiva de nosotros. En el monumento del Jueves Santo, expuesto en la custodia y reservado en el sagrario, se queda para hacer a la Iglesia de la Tierra, la misma compañía que hace a la Iglesia del Cielo: allí entre los esplendores de la gloria, aquí en las sombras y en el ámbito de la fe…, pero tan realmente en la Tierra, como está en el Cielo.

 

Así será hasta el fin. Hasta que Jesús responda definitivamente al grito de su Iglesia: “¡Ven, Señor Jesús!” (Apocalipsis 22,20).

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 


Como el Padre me amó

Yo os he amado.

Permaneced en mi amor,

Permaneced en mi amor.

 

 

Si guardáis mis palabras

y como hermanos os amáis,

Compartiréis con alegría

El don de la fraternidad.

 

Si os ponéis en camino

Sirviendo siempre a la verdad,

Fruto daréis en abundancia;

Mi amor se manifestará.

 

Como el Padre me amó

Yo os he amado.

Permaneced en mi amor,

Permaneced en mi amor.

 

 

No veréis amor tan grande

Como aquél que os mostré.

Yo doy la vida por vosotros,

Amad como yo os amé.

 

Si hacéis lo que os mando

y os queréis de corazón,

Compartiréis mi pleno gozo

De amar como Él me amo

 

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

 

ORACION

MINISTRO

Mi Señor Jesucristo, mi Señor del Jueves Santo.

Quiero penetrar en los sentimientos de tu Corazón.

Al darte Tú en la Eucaristía, estás ardiendo en amor por mí.

Yo quiero también arder de amor por ti.

Quiero que tu Altar, tu Mesa y tu Sagrario

sean el centro donde gravite mi vida entera.

Contigo me ofrezco como hostia al Padre.

Con tu Cuerpo y tu Sangre sacio mis ansias de ti.

Y en tu Sagrario, tu tienda de campaña entre nosotros,

yo me encierro para estar siempre contigo, Señor

 

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Señor, mi Señor de la Última Cena.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que en la Ultima Cena te nos diste sin reserva.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que te pusiste en nuestras manos como Víctima santa.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que nos haces una hostia contigo.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que nos diste tu Cuerpo como alimento celestial.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, Pan que por mí bajas del Cielo.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, Pan que me llenas hasta saciarme con la vida de Dios.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que me embriagas con tu Sangre divina.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que en la Comunión me unes estrechamente contigo.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que por mí te quedas siempre en el Sagrario.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que me esperas de continuo para darme tu amor.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, mi Señor de la Última Cena.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: Tú nos amaste siempre, pero en la última noche hiciste llegar tu amor hasta el fin. Es imposible contemplarte en la Ultima Cena y no abrasarse de amor por ti. “¡Permanezcan en mi amor!”, nos dijiste emotivamente. Y en tu amor yo quiero vivir y morir.

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: Tú nos diste a Jesús, fruto de tus entrañas, y nos lo sigues dando como un latido de tu Corazón. Haz que yo lo sepa recibir y encerrar dentro de mí con el mismo amor con que lo recibías Tú cuando te lo alargaban las manos de los Apóstoles, en espera de la comunión eterna del Cielo.

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: Ardientemente deseó Jesús celebrar aquella Cena para dárseme del todo a mí. ¿Siento yo por Él lo mismo que Él sintió por mí?… Si su Corazón arde tan intensamente por mí, ¿arde el mío de igual manera por Él?… ¿Es la Misa la cumbre hacia la que tiende y de la que deriva mi vida entera?… ¿Me acerco con hambre insaciable cada día, o cada semana al menos, a la mesa de la Comunión?… El Sagrario del templo, donde Jesús espera, ¿me deja indiferente?…

 

¡Mi Señor Jesucristo, conforma mi corazón con aquel Corazón tuyo de la Última Cena!

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 


Un mandamiento nuevo

Nos da el Señor:

Que nos amemos todos

Como El nos amó.

 

Como a mí me ama el Padre,

Así yo los he amado.

La señal de los cristianos

Es amarse como hermanos.

 

Un mandamiento nuevo

Nos da el Señor:

Que nos amemos todos

Como El nos amó.

 

El que no ama a sus hermanos.

Miente si a Dios dice que ama.

Donde existe amor fraterno

Cristo está y está su Iglesia.

 

Un mandamiento nuevo

Nos da el Señor:

Que nos amemos todos

Como El nos amó.

 

Amar es estar al lado

Del que es pobre y olvidado.

No amemos de palabra

Sino de obra y de verdad.

 


 

 

PRECES

 

LECTOR: Al darte gracias por el amor inmenso con que nos amaste al instituir la Sagrada Eucaristía.

 

TODOS: haz que tanto amor te lo paguemos con un gran amor de nuestros corazones.

 

LECTOR: Tú que renuevas sobre el Altar tu sacrificio del Calvario.

 

TODOS: une nuestros sacrificios de cada día a tu misma oblación para gloria del Padre, bien de nuestras almas y salvación del mundo.

 

LECTOR: Cuando te das a nosotros en la Comunión.

 

TODOS: llénanos de tu vida divina y enséñanos a darnos también sin reservas a los hermanos que nos necesitan.

 

LECTOR: Porque Tú permaneces en el Sagrario con presencia viva entre nosotros.

 

TODOS: concédenos a nosotros permanecer siempre unidos a ti, hasta que nos lleves contigo a tu Reino glorioso, sin que nos arranquen de tu Corazón las cosas de este mundo que pasan.

 

PADRE NUESTRO

(CANTADO)

 

MINISTRO:

Señor Sacramentado, no permitas que tu presencia en la Eucaristía resulte estéril por nuestra apatía y desamor. Haz que cada uno de nosotros te ame. Que te desee. Que te reciba. Que te haga compañía constante. Si deseaste con ardor darte a nosotros, ardientemente también queremos nosotros estar contigo. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

 

 

TESTIMONIOS

 

LECTOR: El llamado Santísimo Misterio de San Juan de las Abadesas. En 1231 fue depositada una Forma consagrada en el interior de la cabeza de Cristo Crucificado. Se perdió la memoria de tan singular Sagrario. En 1426 apareció incorrupta la Hostia cuando se quiso restaurar la imagen. Ahí empezó la veneración del “Santísimo Misterio”. La imagen fue destruida en la persecución religiosa de 1936.

 

Es una idea genial la de este Sagrario. Porque sólo en el cerebro de Cristo pudo anidar la idea de la Eucaristía como memorial de su Pasión. San Juan Bautista Vianney lo expresaba con sencillez profunda en sus catequesis:

 

“Hijos míos, cuando el Señor quiso dar alimento a nuestra alma para sostenerla en la peregrinación por el mundo, paseó su mirada por todas las cosas creadas y no encontró nada digno de ella. Entonces se reconcentró en sí mismo y resolvió entregarse”.

 

Este idea del amor de Cristo al darse en la Eucaristía la expresó mejor que nadie el encantador San Gerardo Mayela cuando oye al Señor que le dice desde el Sagrario:

 

Tú estás un poco loquillo.

A lo que contesta el simpático religioso:

Jesús, más loco estás Tú, que te has hecho prisionero por mi amor.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………POR LAS INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre Nuestro que estas en el Cielo,…………………………

Dios te Salve María, llena eres de Gracia,…………………

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.
Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.AMÉN.
Honremos, pues, echados por tierra, tan divino Sacramento; y queden desechados, pues vino el cumplimiento, los ritos del Antiguo Testamento. Y si el sentido queda pasmado de tanta y nueva cosa, lo que él no puede, pueda, ose lo que él no osa, la fe determinada y animosa.

Gloria al Omnipotente, y al gran Engendrador y al Engendrado y al inefablemente de entrambos inspirado, igual alabanza, igual honor sea dado.

AMÉN.

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

“EL SACRAMENTO DEL AMOR”   HORA SANTA

Haz click para descargar PDF

 EXPOSICION

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.
Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 17,1. 24-26.

Jesús levantó los ojos al cielo, y dijo: “Padre, yo quiero que donde yo estoy estén también los que tú me has dado, para que contemplen mi gloria, la que tú me has dado, porque me has amado antes de la creación del mundo. Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido y éstos han conocido que tú me has enviado. Yo les he dado a conocer tu nombre, y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo esté en ellos”.

PALABRA DEL SEÑOR.

                                            

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

 

EX EVANGELIO SECUNDUM IOANNEM.17,1.24-26.
Haec locutus est Iesus; et sublevatis oculis suis in caelum, dixit: “Pater, quos dedisti mihi, volo ut ubi ego sum, et illi sint mecum: ut videant claritatem meam, quam dedisti mihi: quia dilexisti me ante constitutionem mundi. Pater iuste, mundus te non cognovit; ego autem te cognovi, et hi cognoverunt quia tu me misisti; et notum feci eis nomen tuum et notum faciam: ut dilectio, qua dilexisti me, in ipsis sit, et ego in ipsis”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Esto, lo dijo Jesús, cuando acababa de instituir la Eucaristía, llamada el “Sacramento del Amor”, porque en ella, el amor de Cristo se desbordó hasta lo indecible, como nos dice el Concilio de Trento: “Nuestro Salvador instituyó este Sacramento, en el cual echó el resto de las riquezas de su divino amor para con los hombres, dejándonos un monumento de sus maravillas”.

El Papa León XIII, dirá por su cuenta: “La Santísima Eucaristía es el don divinísimo, salido de lo más íntimo del Corazón del mismo Redentor, que quería esta estrechísima unión con los hombres”.

Y comentará, el Beato Federico Ozanam: “En la Eucaristía, se consuma el supremo abrazo de Cristo, con los hombres”.

 

Estas expresiones, no son algo que nos inventemos nosotros, sino que son nacidas de la Palabra de Dios. El Cuerpo de Cristo, que aquí nos comemos, es aquel del que dijo Jesús: “se entregará por ustedes” (Lucas 22,19). Fue, una entrega nacida del amor más hondo, como nos asegura San Pablo: “Cristo nos amó, y se ofreció a sí mismo a Dios en oblación y hostia de olor suavísimo” (Efesios 5,2).

Por eso, atrae nuestros corazones, al verlo en la cruz: “Cuando yo sea levantado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí” (Juan 12,32).

Y porque se dio por amor, ahora cosecha amor. Pues, al dársenos además en comunión, establece una unión tan íntima, entre Él y el comulgante, que los dos corazones se funden en uno solo: “Quien come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él” (Juan 6,57).

Así, lo hacía el Señor, dice el Catecismo Romano, “para que en todo tiempo se cumpliese con toda verdad y propiedad aquel dicho: mis delicias son estar con los hombres” (Proverbios 8,31).

 

Este amor, entre Cristo y el que comulga, se hace extensivo necesariamente, hacia todos los miembros de la Iglesia. La Eucaristía, es el lazo más fuerte entre todos nosotros, que al comer un mismo pan, nos conjuntamos cada vez más, como miembros los unos de los otros.

 

Nos lo recuerda el Papa, León XIII: “He aquí lo que quiso Jesucristo cuando instituyó este augusto Sacramento: excitando el amor de Dios, quiso fomentar el mutuo amor entre los hombres”. Es un imposible, en la Iglesia, el comulgar y no amarnos los unos a los otros.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Altísimo Señor, que supiste juntar,
a un tiempo en el altar, ser Cordero y Pastor;
Quisiera con fervor, amar y recibir,
a quien por mí, quiso morir.

 

Cordero divinal, por nuestro sumo bien,
inmolado en Salén, en tu puro raudal;
de gracias celestial, lava mi corazón,
que el fiel te rinde adoración.

Altísimo Señor, que supiste juntar,
a un tiempo en el altar, ser Cordero y Pastor;
Quisiera con fervor, amar y recibir,
a quien por mí quiso, morir.

Suavísimo maná, que sabe a dulce miel,
ven y del mundo vil, nada me gustará;
Ven y se trocará del destierro cruel,
con tu dulzura, la amarga hiel.

 

Altísimo Señor, que supiste juntar,
a un tiempo en el altar, ser, Cordero y Pastor;
quisiera con fervor, amar y recibir,
a quien por mí quiso, morir.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

Sólo tu amor, Jesús, pudo imaginar, inventar y realizar este prodigio de la Eucaristía, en el que has encerrado todos los tesoros divinos. Yo quiero fundirme en ti, para tener los dos un solo corazón, para ser también un solo corazón con mis hermanos, a fin de que todos en tu Iglesia, seamos por el amor, la imagen viviente de la Trinidad Santísima, tal como Tú, se lo pediste al Padre en oración ardiente: “Que todos sean uno, como lo somos nosotros”.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Señor, que estás presente, en el Sacramento del Amor.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que en la Eucaristía, echaste el resto de tu amor.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que buscas, una unión estrechísima con nosotros.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que aquí nos das, el abrazo supremo de tu amor.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que por amor, te entregaste a la pasión y a la cruz.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que nos has dejado aquí, el memorial de tu amor.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que nos arrastras a amarte, con todo el corazón.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que permaneces en nosotros, cuando te recibimos.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que tienes tus delicias, en estar con nosotros.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que nos unes contigo, a todos los hermanos.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que nos haces amarnos a todos, con un solo corazón.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que consumarás nuestro amor, en la Gloria celestial.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: yo, que voy buscando amor y no tengo más felicidad que vivir en el amor, quiero sentir los efluvios de tu amor inmenso, en este divinísimo Sacramento, amor de los amores. Que sacie, mis grandes ansias de amar en ese tu amor, que me das aquí y que nunca me fallará.

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: que ardes en amor a Jesús, como ningún otro corazón puede arder, enséñame a amar a mi Señor Jesucristo. Arrástrame siempre, hacia ese Jesús, que se me da en la Eucaristía con amor indecible, para amarle yo a Él como Él me ama a mí.

 

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

 

 

 

 

 

COMPROMISO

 

La Eucaristía nació del amor de Cristo; aquí está Cristo ardiendo de amor a nosotros y,….. en la Eucaristía nos sentimos hermanos todos los hombres, porque en este banquete nos sentamos juntos los ricos y los pobres, los sanos y los enfermos, los señores y los criados, todas las clases sociales y todas las razas… ¿Vivo yo el amor personal a Cristo, y se lo manifiesto con muchas y ardientes Misas, Comuniones y Visitas a su Sagrario?… Por Cristo y con Cristo, que se nos da a todos por igual, ¿amo a todos mis hermanos, no guardo resentimiento contra ninguno y ayudo a cualquiera que está en necesidad?… ¿Es el amor, centrado en la Eucaristía, el motor de mi vida entera?..

                           

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Mi Jesús sacramentado,
yo te adoro y te bendigo,
porque oculto en el sagrario,
has querido estar conmigo (2).

 

Jesús Hostia inmaculada,
inmolada por bien mío,
que mi alma sea tu morada,
amantísimo Dios mío (2).

 

Mi Jesús sacramentado,
yo te adoro y te bendigo,
porque oculto en el sagrario,
has querido estar conmigo (2).

 

Tú eres mi Jesús amado,
el esposo prometido,

de las almas el deseado,
eres mi Jesús querido (2).

 

Eres tú la flor del campo,
lirio hermoso de los valles,
y de mi alma dulce encanto,
mi Jesús Tú bien lo sabes (2).

 

Mi Jesús sacramentado,
yo te adoro y te bendigo,
porque oculto en el sagrario,
has querido estar conmigo (2).

 

 

 

 

 

PRECES

 

LECTOR: Pagando amor con amor, y con ansias grandes de acrecentar nuestro amor a Jesucristo y los hermanos, pedimos con fe.

 

TODOS: Señor Jesús, mantén y acrecienta en nosotros, el amor.

LECTOR: Porque sabemos que con el amor somos todo y sin el amor no somos nada.

 

TODOS: llena, Señor, nuestros corazones, con aquel amor en que ardía incesantemente, tu Corazón divino.

 

LECTOR: Que el amor, manifestado por ti, al instituir este divino Sacramento, se vea correspondido por nuestra gratitud y entrega.

 

TODOS: y seas Tú, Señor Jesús, el centro en el que gravite, nuestra vida entera.

 

LECTOR: Porque Tú, Señor, vives en cada uno de nuestros hermanos, y te amamos a ti, cuando los amamos a ellos.

 

TODOS: haz que nos demos a ellos, con la misma generosidad con que Tú, te nos diste a todos, en este Sacramento de tu amor.

 

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, fragua y escuela del amor de un Dios que nos amó hasta el fin, hasta el exceso del amor., Al sentarnos en tu mesa, al acudir a tu Sagrario., abrásanos en los incendios de tu amor divino, y haz que salgamos amando, también intensamente a todos nuestros hermanos, igual que los amas Tú. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

                                          

 

 

TESTIMONIOS

 

La Beata, María Rafols, llevaba en el Hospital una vida durísima, de trabajo intenso, de cansancio continuo. El Señor Sacramentado era su fuerza durante el día, y por la noche, cuando más necesitaba dormir, se pasaba largas horas en silencio profundo ante el Sagrario, donde la encontraban sus hermanas, que se estimulaban a hacer lo mismo. Jesús y los hermanos necesitados constituían para ella, un mismo y único amor.

 

Igual que la santa Madre Teresa de Calcuta, la cual nos cuenta su historia:

Teníamos Adoración sólo una vez por semana, pero en 1973 hubo una petición unánime de las hermanas:

 

¡Queremos tener Adoración todos los días!

 

Les insistí:

 

¿Cómo quieren que tengamos Adoración todos los días con tanto trabajo como nos agobia?

 

El caso es que comenzamos con la Adoración diaria, y he comprobado, y lo digo con toda sinceridad, cómo desde entonces hay en nuestra comunidad un amor mucho más íntimo a Jesús, más comprensión entre todas, un amor con más compasión hacia los pobres, y hemos duplicado el número de las vocaciones.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

AMÉN

 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

 

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                          (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FIESTA DE LA EPIFANIA   “TRES EPIFANÍAS DEL SEÑOR” HORA SANTA

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR PDF 

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO. 11,25-27.

 

Tomando Jesús la palabra, dijo: “Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

 

EX EVANGELIO SECUNDUM MATTHAEUM. 11,25-27.

In illo tempore respondens Iesus dixit: “Confiteor tibi, Pater, Domine caeli et terrae, quia abscondisti haec a sapientibus et prudentibus et revelasti ea parvulis. Ita, Pater, quoniam sic fuit placitum ante te. Omnia mihi tradita sunt a Patre meo; et nemo novit Filium nisi Pater, neque Patrem quis novit nisi Filius et cui voluerit Filius revelare”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Hoy queremos ver la Epifanía, o manifestación del Señor, a la luz de la Eucaristía. Sabemos, que esta manifestación de Cristo, fue triple. En los Magos de Oriente, se manifiesta a los pueblos gentiles; en el Jordán, al pueblo de Israel; en Caná, a los discípulos.

Después, se nos manifiesta a cada uno, según su divina elección; aunque es cuestión de adivinar, con corazón sencillo y humilde, dónde está esa manifestación del Señor; ya que sólo los “puros de corazón, los sencillos, son los que ven a Dios” (Mateo 5,8).

 

Los Magos, son el modelo de la fe, que triunfa de todos los obstáculos hasta reconocer y adorar a Cristo, como el Enviado de Dios y el Rey del Universo (Mateo 2,1-12).

 

El Jordán, nos muestra a Jesús, lleno del Espíritu Santo, que lo consagra como “El Cristo”, y que arranca al Padre, aquella voz llena de emoción divina: “¡Este es mi Hijo, el amadísimo!” (Mateo 3,13-16).

Caná, nos hace ver a Jesús, como el Esposo de la Iglesia, a la que regala el vino nuevo del Reino; pregusto del banquete, que le prepara en la eternidad (Juan 2,1-11).

 

En la Eucaristía, vemos cómo Jesús, se nos manifiesta cada día a nosotros y cómo se muestra y se da al mundo:

 

Como los Magos, nosotros adivinamos por la fe, la presencia real de Jesucristo en la Hostia consagrada. ¿Dificultades?… Con el don de la fe, recibido de Dios; con nuestra humildad, que no discute lo que Dios le propone; con nuestra generosidad, para vencer todas las dificultades, que se nos oponen para venir a adorar y recibir al Señor: nosotros creemos que entre los humildes velos sacramentales está el Señor.

 

Como en el Jordán, al recibir a Jesús, al apegarnos a Él en el Sagrario; adivinamos cómo el Padre, que en nosotros no ve más que a su Jesús, dice con júbilo divino: ¡qué hijo, qué hija que tengo!…

Como en Caná, aquí nos saciamos y embriagamos en la mesa del banquete; con un Jesús que es nuestro anfitrión y que nos colma con el manjar celestial, de su Cuerpo y de su Sangre.

 

Nosotros le correspondemos al Señor, dándole con humilde gozo, los dones de nuestra pobreza: el oro de nuestro amor, el incienso de nuestra oración, y la mirra de nuestro sacrificio; cuando nos hacemos una hostia con Él.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTO NAVIDEÑO

 

 

Alegría, alegría, alegría,
alegría, alegría y placer;
ESTA NOCHE NACE el Niño,
en EL PORTAL DE Belén.

 

Esta noche nace el Niño,
yo no tengo que llevarle;
le llevo mi corazón,
que le sirva de pañales.

 

En el portal de Belén,
hay estrellas, sol y luna;
la Virgen y San José,
y el niño que está en la cuna.

 

En el portal de Belén,
hay un clavel encarnado;
que por redimir al mundo,
se volvió lirio morado.


 

ORACION

 

MINISTRO: Yo, Señor Jesús, no puedo decir que no te conozco. Tú te me has manifestado de muchas maneras. Lo que necesito es FE para descubrirte dónde estás. Oigo tu voz, como los Magos. Dame fe para seguirte, Aunque me cueste sacrificio el caminar en pos de tus huellas. Haz que te descubra en mi corazón, en el que vives Tú, Y por Ti hago feliz al Padre, que se enorgullece de mí. Embriágame con tu Sangre, vino generoso del Reino, Para que no anhele más placer que el de tu gracia, Hasta que me siente en la mesa del banquete celestial.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, que te manifiestas, a los humildes y sencillos…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, vida eterna, para quienes te conocen y te aman…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, ábreme los ojos, para que vea tu estrella…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, hazme salir, de mí para buscarte…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que, al hallarte, me dé a ti, con generosidad……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que sepa darte, el oro de mi amor…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que te ofrezca, el incienso de mi oración…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que no te niegue, la mirra de mi sacrificio……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, el Amado del Padre, que me enamore de ti……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que cautivaste, a los primeros discípulos……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que nos ofreces el vino, del nuevo amor……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que nos llamas e invitas, al banquete eterno……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: Tú nos dijiste, que la vida eterna es conocer al Padre y conocerte a ti, su Enviado: yo te conozco, pero quiero conocerte más y mejor. Por tu Espíritu Santo, revélame al Padre, ya que solo Tú, eres el que lo conoces y nos llevas a Él. Yo te quiero conocer, Jesús,… camino, verdad y vida.

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: unida siempre a Jesús, y que penetraste en sus misterios, como nadie pudo adentrarse jamás en ellos; enséñame a conocerlo profundamente y, a amarlo como lo conocías y amabas Tú. Igual que en Caná, me dices que vaya a Jesús, para hacer lo que Él me diga, sabiendo que me quiere llenar de su amor.

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: “Si buscas en todo a Jesús, encontrarás ciertamente a Jesús”, nos dice la Imitación de Cristo. Sin conocerlo, pero guiados por la fe, lo buscaron los Magos y lo hallaron. Juan, oyó la voz del Padre sobre Jesús en el Jordán, y creyó en Él. Los discípulos vieron el vino nuevo, en Caná, y se acrecentó la fe, en el Maestro… ¿Es así mi fe? ¿No dudo muchas veces del Señor? ¿No me cuesta aceptar su palabra con sencillez, sobre todo cuando se presenta la prueba?... Y hallado Jesús, ¿le doy como los Magos todo el amor de mi corazón? ¿Le sigo sin más, como los primeros discípulos del Jordán? ¿Tengo bastante con el vino embriagante de su amor?…

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO NAVIDEÑO

Les anunciamos un gozo inmenso:
“Hoy ha nacido el Salvador”.
en un pesebre, sobre las pajas,
entre pañales, lo encontrarán.

Duerme y no llores, Jesús del alma,
duerme y no llores, mi dulce amor.
Duerme y no llores, que esas tus lágrimas,
parten el alma, de compasión.

Si por mi lloras, Jesús amado,
por mis pecados e ingratitud,
que cese el llanto, que en adelante
yo nunca, ingrato, te haré llorar.

Tus lagrimitas, perlas del cielo
son mi tesoro, prendas de amor,
mas calma el llanto Jesús del alma,
de lo contrario me harás llorar.

Cierre tus ojos tranquilo sueño;
duerme, mi cielo, duerme mi amor.
Con mis cantares y mis amores
tu sueño, oh Niño, arrullaré.

 

 

 

PRECES

 

LECTOR: Dios y Señor, que iluminas nuestra existencia, con la manifestación de tu Hijo a todas las gentes,…. escucha nuestro clamor:

 

TODOS: Que todos los pueblos te bendigan y te aclamen.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que tu Iglesia, iluminada por ti, lleve tu Evangelio a todas las gentes:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que todos los bautizados, sintamos la alegría del Padre, porque nos reconoce como hijos e hijas suyos:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

LECTOR: Señor Jesús, que al brindarnos el vino nuevo del Reino, nos embriaguemos dichosamente, de las delicias del Espíritu Santo:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que los hermanos nuestros, que viven alejados porque no han sabido o no han podido vencer las dificultades de la vida, confíen en ti; que los amas, los esperas y les prestas tu ayuda:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, admite en el banquete gozoso de la Gloria, a los hermanos difuntos que nos dejaron:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

 

 

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, la estrella de la fe nos guía hacia tu Sagrario, donde Tú nos esperas, como a los Magos, para adorar y complacer contigo al Padre, y embriagarnos con el vino nuevo de tu amor. Te ofrendamos cuanto tenemos y somos, como te das Tú, a nosotros, con todos tus bienes. Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

San Francisco de Borja entraba en una iglesia cualquiera, siempre con los ojos bajos, y, con un instinto certero, sin mirar tan siquiera la lamparita roja, se dirigía derechamente al Sagrario, donde se encontraba infaliblemente con Jesús, allí presente.

 

El valiente capellán militar, Padre William Doyle, estaba en el frente de Bélgica, durante la Primera Guerra Mundial. Enero de 1916, frío glacial, con viento y lluvia cerrados, al llegar a Bordon. En pleno campo de operaciones, encuentra una capilla católica, con una lamparita roja dentro, que se lo dice todo… Sin pedirla, el sacerdote le entrega la llave para que la use cuando quiera. “Me parece que ahora comprendo lo que sentiría la Virgen, cuando encontró a su Hijo en el templo. Soy feliz, porque tengo a mi Dios y a mi todo… Nada del mundo puede ocupar su lugar. La vida me parece que ha cambiado completamente”. Y hablaba, de aquella vida horrible de trincheras, en el frente de guerra…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,………………………… 

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones partic

 

BENDICION

(de rodillas)

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉ

 

 

 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

 

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

Peregrinaciones hacia la Puerta de la Misericordia

Calendario de peregrinaciones por decanato a la Puerta de la Misericordia en Catedral de Mexicali y la información para las demás zonas pastorales.

Se anexa el material para el desarrollo de la peregrinación y Misa junto con un esquema de hora santa con el tema del “Buen Pastor” que en conjunto con la Pastoral Vocacional se esta manejando en este año previo al 50 aniversario de la diócesis.

Decanato

Fecha y Hora

Catedral de Ntra. Sra. de Guadalupe

19 de febrero Hora de Misa: 6:00 pm.

Mater Dolorosa

26 febrero
Hora de Misa: 7:00 pm

Ntra. Sra. Loreto

4 de marzo
Hora de Misa: 5:30 pm

Santa Teresita

4 de marzo
Hora de Misa: 7:00 pm.

Señor de la Clemencia

11 de marzo
Hora de Misa: 6:00 pm.

Sagrada Familia

18 de marzo
Hora de Misa: 5:30 pm.

Santa María de Guadalupe

18 de marzo
Hora de Misa: 7:00 pm.

Aquí el material para la peregrinación: (Hacer click en los links abajo para descargar el documento.

Hora santa del buen pastor (subsidio)

Peregrinación hacia la Puerta de la Misericordia (subsidio pastoral)

Pastoral_Vocacional_Subsidio_Diocesano-Año-del-Buen-Pastor

JESUS EL CONSAGRADO

Baja el documento electronico aqui..

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum,
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum
Sola fides súfficit.

Cante la voz del Cuerpo más glorioso el misterio sublime y elevado, y la Sangre preciosa, que amoroso, en rescate del mundo ha derramado; siendo fruto de un vientre generoso el Rey de todo el orbe, más sagrado.

Dado para nosotros, y nacido de una Virgen intacta y recogida, conservando en el mundo y esparciendo semilla de palabra que da vida, con orden admirable y estupendo, el tiempo concluyó de su venida.

La noche ya postrera, la noche deseada, estando ya la cena aparejada, convida a sus hermanos, y cumplida la sombra y ley primero, con sus sagradas manos por el legal cordero les da a comer su cuerpo verdadero.

Aquella creadora Palabra, con palabra sin mudarse, lo que era pan, ahora en carne hace tornarse, y el vino en propia sangre transformarse. Y puesto que el grosero sentido se acobarda y desfallece, el corazón sincero por eso no enflaquece, porque la fe le anima y favorece.

 

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino la sangre, que dio por mí en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

 

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz desciendes por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

 

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonaras y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL LIBRO DEL LEVÍTICO. 8, 6-12.

 

Moisés mandó que se acercaran Aarón y sus hijos y los lavó con agua. Le impuso a Aarón la túnica y se la ciñó con la faja; le vistió con el manto y le puso encima el efod. Luego le impuso el pectoral. Colocó la tiara sobre su cabeza y puso en su parte delantera la lámina de oro, la diadema santa, como Yahvé había mandado a Moisés. Y derramando óleo de la unción sobre la cabeza de Aarón, lo ungió y lo consagró.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

 

 

 

EX LIBRI LEVITICUS.8, 6-12.

 

Statimque applicavit Aaron et filios eius. Cumque lavisset eos aqua, vestivit pontificem subucula linea accingens eum balteo et induens tunica hyacinthina et desuper ephod imposuit, quod astrinxit cingulo ephod firmiter; et imposuit ei pectorale, in quo dedit Urim et Tummim. Cidari quoque texit caput et super eam contra frontem posuit laminam auream, diadema sanctum, sicut praeceperat Dominus Moysi. Quod fundens super caput Aaron, unxit eum et consecravit.

 

DEO GRATIAS.

 

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

 

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

 

BREVE MEDITACION

                                 

 

RELEXION GENERAL

 

 

LECTOR:¿Qué es la consagración? ¿Qué es una cosa consagrada? ¿Quién es un consagrado?… La palabra “consagración” suscita respeto y temor santo. Indica que eso consagrado está lleno de Dios, o es para Dios, o manifiesta especialmente a Dios. Por eso da miedo el sacrilegio, que es la profanación de una persona o una cosa consagrada.

 

El primer consagrado es Jesucristo. Aquello de Moisés con Aarón, ungido sumo sacerdote, no fue más que una figura e imagen muy imperfectas de lo que iba a venir con Jesucristo, como lo dirá magistralmente ya el Nuevo Testamento: “Así es el sumo sacerdote que nos convenía: santo, inocente, inmaculado, apartado de los pecadores, encumbrado sobre los cielos… La Ley constituía sacerdotes a hombres débiles, pero, posterior a la Ley, nombra a uno que es Hijo, perfecto para la eternidad” (Hebreos 7,26-29).

 

Lo reconoce el mismo Jesús: “El Espíritu de Dios está sobre mí, porque me ha ungido” (Lucas 4,18). San Pablo dirá que en Cristo “habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad” (Colosenses 2,9).

Y consciente Jesús de ser el gran consagrado, se entrega a la cruz en sacrificio por nosotros: “Por ellos me consagro yo, para que también ellos sean consagrados” (Juan 17,19).

 

Esta consagración nuestra en Cristo, a impulso del Espíritu Santo, para gloria del Padre, se realiza radicalmente en el Bautismo y la Confirmación, plenamente en la Unción Sacerdotal, que nos da el Espíritu Santo y nos transforma en Personas Sagradas, “¿No saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, que han recibido de Dios y mora en ustedes, y que ya no son suyos?” (1Corintios 6,19). Los Cristianos por el Sacramento del Bautismo y Confirmación, los Sacerdotes por el Sacramento del Orden Sacerdotal somos “Linaje escogido Sacerdocio Real, Nación Consagrada, Pueblo de su Patrimonio(1Pedro 2,9).

 

La consagración en la Iglesia deriva toda de Jesucristo. Solo Dios es quien consagra. Y consagró de una manera tan total a Jesucristo por el Espíritu Santo, que es imposible pensar en una consagración mayor. Después, Jesucristo en la Iglesia, por Sí mismo y mediante sus ministros, consagra a personas y cosas, que quedan consagradas a Dios, de modo que ya no se pertenecen a sí mismas, sino que son propiedad exclusiva de Dios. Los ministros son sujeto y dispensadores de las gracias de Dios, por Jesucristo, dentro de su iglesia.

 

Con la Eucaristía, pan consagrado y convertido en el Cuerpo de Cristo, el Señor nos ofrece cada día, consigo, al Padre; y recibido en la Comunión, nos llena de tal modo de la Divinidad, que somos unos consagrados totales. Somos entonces algo tan sagrado, que no se puede llegar a más.

 

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Pueblo de Reyes, Asamblea Santa, Pueblo

Sacerdotal, Pueblo de Dios, Bendice a tu Señor.

 

Te cantamos, oh hijo amado del Padre,

Te Alabamos eterna palabra salida de Dios.

 

Pueblo de Reyes, Asamblea Santa, Pueblo

Sacerdotal, Pueblo de Dios, Bendice a tu Señor.

 

Te cantamos, oh hijo de la virgen María,

Te Alabamos oh Cristo nuestro hermano,

Nuestro salvador.

 

Pueblo de Reyes, Asamblea Santa, Pueblo

Sacerdotal, Pueblo de Dios, Bendice a tu Señor.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLA

 

 

ORACION

 

MINISTRO: Mi Cristo, el consagrado del Padre por el Espíritu Santo., que igualmente nos consagraste a nosotros como posesión exclusiva y para cada momento, queremos vivir plenamente nuestra Vocación Sacerdotal. Queremos no ejercer, sino vivir. Queremos que tu estés dentro de nosotros, para que tus pensamientos sean nuestros pensamientos. Queremos que el amor del Padre, que entregaste al hombre en la Cruz, llegue por conducto nuestro, a cada uno de nuestros hermanos. No permitas que te perdamos, y busquemos “otros cristos” que apaguen nuestro celo y justifiquen nuestros desvíos.

 

 

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, consagrado ya de niño al Padre en el templo,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que fuiste consagrado por el Espíritu Santo,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que viviste radicalmente consagrado al Padre,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que te consagraste para nuestra santificación,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que por tu Espíritu consagraste del todo a María,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que me has consagrado como miembro de tu Iglesia,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que por el Bautismo me consagraste en todo mi ser,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús que en la Confirmación me sellaste con tu Espíritu,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús que en la Unción Sacerdotal por la acción del Espíritu Santo nos consagrastes a los sacerdotes,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús que me unes a tu sacrificio en la Eucaristía,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que asumes mi oración para hacerla digna de Dios,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que conviertes mis sacrificios en hostias para Dios,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

LECTOR: Jesús, que me has unido a tu sacerdocio único y eterno,

TODOS: Gracias Jesús, por conságrame contigo, al Padre.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: esencia y sustento de mi consagración bautismal y sacerdotal, ofrezco contigo el sacrificio de mi vida entera, por la fuerza del Espíritu Santo, en honor del Padre. Y al consagrarme al Padre, como Tú, haz que sienta mi compromiso con mis hermanos, los cuales esperan mi ayuda para su salvación.

 

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: poseída plenamente por el Espíritu Santo y rendida del todo al querer de Dios, yo me pongo ahora en tus manos para que Tú me lleves a Cristo, y por Cristo al Padre. Que mis pensamientos, mis ilusiones, mi actividad entera, manifiesten las maravillas de la gracia del Señor en mí.

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

¿Aprecio mi dignidad de persona consagrada a Dios, como lo fue Jesús? ¿Llevo en mi de tal manera al Espíritu Santo, mi consagrante, que no temo que pueda apartarse de mí?… ¿Está mi alma de tal modo unida a Cristo, que mi jornada entera, por la oración ferviente, el trabajo serio, el amor puro, por todo lo que hago, es digna de la gloria del Padre?… Cuando participo en la Eucaristía, cuando realizo, como sacerdote lo que tú pediste hiciéramos hasta el fin de los siglos; Cuando comulgo, cuando me pongo en contacto con Jesús en el Sagrario, ¿me ofrezco para hacer la voluntad de Dios, que a veces me cuesta cumplir?… Por mí consagración bautismal y consagración Sacerdotal, soy una hostia santa: ¿vivo en todo conforme con mi dignidad cristiana y sacerdotal?…

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Como el padre me amó, yo os he amado

Permaneced en mi amor, permaneced en mi amor.

Si guardáis mis palabras y como hermanos os amáis,

Compartiréis con alegría el don de la fraternidad.

 

Como el padre me amó, yo os he amado

Permaneced en mi amor, permaneced en mi amor.

Si os ponéis en camino, sirviendo siempre a la verdad,

Fruto daréis en abundancia, mi amor se manifestará.

 

Como el padre me amó, yo os he amado

Permaneced en mi amor, permaneced en mi amor.

No veréis amor más grande, como aquel que yo os mostré,

Yo doy la vida por vosotros, amad como yo os amé.

 

Como el padre me amó, yo os he amado

Permaneced en mi amor, permaneced en mi amor.

Si hacéis lo que os mando y os queréis de corazón,

Compartiréis mi pleno gozo, de amar como El me amó.

 

Como el padre me amó, yo os he amado

Permaneced en mi amor, permaneced en mi amor.

 

PRECES

 

LECTOR: Señor, a nosotros sacerdotes, ministros de Cristo y dispensadores de tus misterios,

TODOS: concédeles vivir en plenitud nuestra vocación.

LECTOR: Señor, a las vírgenes cristianas, consagradas del todo a Jesucristo, Esposo de la Iglesia, mantenlas fieles en su santo propósito.

TODOS: mantenlas fieles en su santo propósito.

LECTOR: Señor, a los esposos cristianos, cuyo amor consagraste con el sacramento del Matrimonio.

TODOS: guárdalos firmes en ese amor sagrado y en la mutua fidelidad.

LECTOR: Señor, a todos aquellos cristianos ,que si sienten la fuerza de la consagración bautismal,

TODOS: dales fuerza para que crezcan en tu amor..

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, Tú eres la consagración más cabal a Dios. Has hecho desaparecer el pan y el vino, convirtiéndolos en tu propia Carne y Sangre. Señor omnipotente, conviértenos de igual modo a nosotros en ti, para ser una hostia contigo, entregada del todo al Padre y al bienestar y salvación de los hombres nuestros hermanos. Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén…

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

San Antonio María Claret, en un arrebato místico, pidió a Jesús: “Padre mío, tomad este mi pobre corazón, comedlo así como yo os como a Vos, para que yo me convierta todo en Vos. Con las palabras de la consagración, la sustancia del pan se convierte en la sustancia de vuestro Cuerpo y Sangre. ¡Ah, Señor omnipotente, hablad sobre mí, y convertidme todo en Vos!”.

Esto es una realidad en quien comulga, según la profunda sentencia del Abad Ruperto, que pone en labios de Jesús estas palabras: “Aliméntense de mí y serán, por mi gracia, lo que yo soy por naturaleza”. Por la Comunión, ¡el hombre se hace Dios!…

 

Teodoro de Ratisbona, judío, se convierte y se bautiza. En la co-munidad hebrea de Estrasburgo se armó una gritería grande, comprensible en aquel tiempo. Pero llegó al colmo cuando Teodoro se quiso ordenar de sacerdote. Un tío suyo, furioso:

 

– Prefiero verte cortado en mil pedazos antes que vestido con una sotana.

Y Teodoro, tranquilo:

– Tío, ganarías muy poco. Pues cada pedazo llevaría la sotana puesta y, en vez de una sotana, tendrías mil.

Eso es amar y vivir la propia consagración a Dios…

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS    

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.

AMÉN.

Honremos, pues, echados por tierra, tan divino Sacramento; y queden desechados, pues vino el cumplimiento, los ritos del Antiguo Testamento. Y si el sentido queda pasmado de tanta y nueva cosa, lo que él no puede, pueda, ose lo que él no osa, la fe determinada y animosa.

Gloria al Omnipotente, y al gran Engendrador y al Engendrado y al inefablemente de entrambos inspirado, igual alabanza, igual honor sea dado.

AMÉN.

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                          (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

UN MANDAMIENTO ESPECIAL

Descarga esta hora Santa en documento electrónico aqui..

EXPOSICION

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

PANGE LINGUA.

 

ESTACION AL SANTISIMO

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

CANTO

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

 Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

CONTINUAMOS DE RODILLAS

ACTO DE PREPARACION

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

NOS PONEMOS DE PIE

PROCLAMACION DE LA PALABRA

DEL LIBRO PRIMERO DE LOS REYES. 19, 3-8. 

Elías anduvo por el desierto una jornada de camino, hasta llegar y sentarse bajo una retama. Imploró la muerte, y dijo: “¡Ya es demasiado, Yahvé! ¡Toma mi vida, pues no soy mejor que mis padres!”. Se recostó y quedó dormido bajo una retama, pero un ángel le tocó y dijo: “¡Levántate, y come!”. Miró y a su cabecera había una torta cocida sobre piedras calientes y un jarro de agua. Comió y bebió y se volvió a recostar. El ángel de Yahvé volvió segunda vez, lo tocó y le dijo: “Levántate y come, pues te queda mucho camino”. Se levantó, comió y bebió, y con la fuerza de aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta el monte de Dios, el Horeb.

PALABRA DE DIOS.

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

EX PRIMO LIBRO  REGUM. 19, 3-8.

Elias perrexit in desertum via unius diei; cumque venisset et sederet subter unam iuniperum, petivit ut moreretur, et ait: “ Sufficit mihi, Domine! Tolle animam meam; neque enim melior sum quam patres mei ”. Proiecitque se et obdormivit in umbra iuniperi; et ecce angelus tetigit eum et dixit illi: “ Surge, comede! ”. Respexit, et ecce ad caput suum subcinericius panis et vas aquae; comedit ergo et bibit et rursum obdormivit. Reversusque est angelus Domini secundo et tetigit eum dixitque illi: “ Surge, comede! Grandis enim tibi restat via”. Qui, cum surrexisset, comedit et bibit et ambulavit in fortitudine cibi illius quadraginta diebus et quadraginta noctibus usque ad montem Dei Horeb.

DEO GRATIAS.

NOS PODEMOS SENTAR

REFLEXION DEL SACERDOTE

BREVE MEDITACION

RELEXION GENERAL

LECTOR: Ante el largo camino de la vida, hasta llegar a la gloria de Dios, nuestro destino final: Jesús nos manda, y no solamente nos aconseja: “Tomen y coman mi cuerpo. Tomen y beban mi sangre” (Mateo 26,26-27). San Alberto Magno, gran Doctor de la Iglesia, nos dice sobre este precepto singular:

“No podemos imaginarnos un mandato más provechoso, más dulce, más saludable, más amable, más parecido a la vida eterna”. 

Más provechoso. Porque es el mismo sacrificio del Calvario, que nos remite todo pecado y nos deja limpios del todo en la presencia de Dios.

 

“Por ellos me consagro yo”, dice Jesús (Juan 17,19). Y añade la carta a los Hebreos (9,14): “Cristo que, impulsado por el Espíritu Eterno, se ha ofrecido a Dios como sacrificio sin mancha, podrá purificar nuestra conciencia de las obras muertas, los pecados: llevándonos limpios al culto del Dios vivo”.

Más dulce. Mejor que con el maná a los israelitas, Dios alimenta al pueblo cristiano con este verdadero Pan bajado del Cielo y que contiene en sí todo deleite.

“Diste a tu pueblo pan de ángeles, de mil sabores y a gusto de todos. Este alimento tuyo demostraba tu dulzura a tus hijos, pues se acomodaba al deseo de quien lo tomaba y se convertía en lo que uno quería”(Sabiduría,16,20)

Más saludable. Porque es el fruto del árbol de la vida, y el que lo come con fe sincera no gustará jamás la muerte. “El que come mi carne, vivirá por mí” (Juan 6,57)

Más amable. Porque este Sacramento es causa de amor y de unión con Cristo, en cuyos labios pone el Santo Doctor estas palabras: “Tanto los amo yo a ellos y ellos a mí, que yo deseo estar en sus entrañas, y ellos desean comerme, para que, metidos en mí, se conviertan en miembros de mi cuerpo. Es imposible una unión más íntima y verdadera entre ellos y yo”.

Esto es lo más parecido a la vida eterna, que no será otra cosa que esta unión de ahora con Cristo y con Dios, pero convertida en gloria y en felicidad inenarrables.

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

Un mandamiento nuevo

nos da el Señor:

que nos amemos todos,

como Él nos amó.

Como a mí me ama el Padre,

así yo los he amado.

La señal de los cristianos

es amarse como hermanos.

Un mandamiento nuevo

nos da el Señor:

que nos amemos todos,

como El nos amó.

El que no ama a sus hermanos,

miente si a Dios dice que ama.

Donde existe amor fraterno,

Cristo está y está su Iglesia.

Un mandamiento nuevo

nos da el Señor:

que nos amemos todos,

como El nos amó.

Amar es estar al lado,

del que es pobre y olvidado.

No amemos de palabra,

sino de obra y de verdad.

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORACION

MINISTRO: Señor Jesús, Tú eres la Víctima del Calvario que te ofreciste por mis pecados, ¡límpiame! Tú eres el Pan bajado del Cielo, ¡dame hambre de ti! Tú eres el fruto del árbol de la vida, nacido de la Virgen, ¡dame la victoria sobre la muerte! Tú te me das de tal modo, que los dos nos hacemos uno, ¡Dame el vivir contigo, de ti, por ti y para ti! Tú que te escondes aquí bajo los velos sacramentales, ¡hazme contemplar un día sin velos tu gloria! Tú me mandas que te coma, ¡qué dignación de tu bondad! 

ACLAMACIONES

LECTOR: Tú, que nos impones el precepto del amor.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que nos mandas amar a Dios con todo el corazón.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que nos mandas amar sin condiciones al hermano.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que nos enseñas cómo amar a Dios y al prójimo.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que nos das tu Espíritu para amar como amas Tú.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que nos das tu Cuerpo para reforzar nuestro amor.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que con la Comunión aumentas tanto nuestro amor.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que no permites que se entibie nuestro amor.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que eres nuestra reconciliación perpetúa con Dios.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que eres todo dulzura en este Sacramento del amor.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que en la Eucaristía eres prenda de inmortalidad.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

LECTOR: Tú, que nos haces pregustar aquí los gozos del Cielo.

TODOS: Señor Jesús, gracias por el don de tu amor.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: yo me quiero desatar en alabanzas a ti. Para demostrar la dulzura de tu amor, Tú nos das un Pan bajado del Cielo. Pan, que eres Tú y que sacias el hambre de nuestros corazones. Nos llenas con él, de todos los bienes de Dios y nos aseguras la vida eterna por la que tanto suspiramos.

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: resucitado Jesús y subido al Cielo, Tú eras comensal asidua en la “Fracción del Pan”, que recibías con amor, cuando te lo alargaban los Apóstoles de tu Hijo querido. Al comulgar, vivías en la tierra, pero estabas ya en el Cielo. Enséñame a recibir a Jesús con aquella tu fe y esperanza, para convertir mi destierro en un Paraíso anticipado.

COMPROMISO

LECTOR: El mandamiento del amor encuentra su expresión más vigorosa en la Eucaristía, donde Jesús se me da, para hacerme vivir enteramente para Él y para el Padre: a la vez que me impulsa a entregarme a los hermanos como Él se me entrega a mí. Con el precepto de la Eucaristía, “Tomen y coman”, me da también toda la fuerza que necesito para cumplir las exigencias del amor. ¿Comulgo todo lo que puedo, y comulgo lo mejor que puedo?… 

BREVE MEDITACION

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

No podemos caminar,

con hambre bajo el sol.

Danos siempre el mismo Pan:

tu Cuerpo y Sangre, Señor.

 

Comamos todos de este Pan,

el Pan de la unidad.

En un Cuerpo nos unió el Señor,

por medio del Amor.

No podemos caminar,

con hambre bajo el sol.

Danos siempre el mismo Pan:

tu Cuerpo y Sangre, Señor.

Señor, yo tengo sed de ti,

sediento estoy de Dios.

Pero pronto llegaré a ver,

el rostro del Señor.

No podemos caminar,

con hambre bajo el sol.

Danos siempre el mismo Pan:

tu Cuerpo y Sangre, Señor.

Por el desierto el pueblo va

cantando su dolor;

en la noche brillará tu luz,

nos guía la verdad.

PRECES

LECTOR: Nos dirigimos a Jesucristo, el Buen Pastor, imagen cabal del hombre que más ha amado, y que es guía, ayuda y fuerza del pueblo rescatado con su sangre, y le decimos:

TODOS: Señor, nuestro refugio y fortaleza, escúchanos. 

LECTOR: Con un amor grande por tu Pueblo santo nos mandas amarte a ti y a los hermanos con todo el corazón:

TODOS: haz que perseveremos siempre en el amor.

LECTOR: Tú que no viste una miseria de los hombres sin que saliera de tu mano el remedio que necesitaban:

TODOS: enséñanos a ayudar eficazmente a los hermanos que sufren.

LECTOR: Tú, Señor, nos mandas comer tu Cuerpo y beber tu Sangre:

TODOS: da a todos los cristianos hambre de esta comida celestial, a fin de que nadie desfallezca en el camino y todos lleguemos hasta Dios.

PADRE NUESTRO

CANTADO

MINISTRO: Señor Sacramentado, que eres el don más grande que pudiste dejar a tu Iglesia, haz que no suspiremos sino por tu Altar; que el Comulgatorio nos atraiga como un imán; y que tu Sagrario nos encadene sin que podamos ya soltarnos. Entonces podremos decir con verdad que nuestro vivir es Cristo, porque ya no viviremos nosotros, sino que Tú, Cristo, vivirás en nosotros siempre. Así sea.

PODEMOS SENTARNOS

TESTIMONIOS

LECTOR: El hecho está atestiguado en la gran Historia de los Papas de Pastor, iniciado el siglo quince, los piratas habían invadido Groenlandia y pasado a cuchillo a gran parte de la población cristiana. Los católicos supervivientes quedaron aislados, durante ochenta años, por un mar convertido en hielo. Sin misionero alguno, los cristianos que permanecieron fieles a su religión, se reunían ante una mesa, sobre la que colocaban un corporal en la que había reposado el Sacramento, en la última Misa celebrada por un sacerdote groenlandés, y elevaban al Cielo esta plegaria conmovedora: “¡Señor, mándanos pronto un sacerdote! Danos, una vez al menos, tu Cuerpo en comida y tu Sangre en bebida, para que no perdamos la fe, para que no muramos en el paganismo”.

Tiempos de la escisión definitiva de la iglesia anglicana. El gobierno de la reina Isabel impone una multa de cuatrocientos escudos o cárcel, al que vaya a Misa o reciba la Comunión. Un flemático caballero, con sentido de humor y con fe de santo, vende sus fincas y distribuye el dinero en bolsas de 400 monedas, para tenerlas listas cada vez que lo denuncien, mientras comenta festivo: “No se le puede dar mejor empleo al dinero, que sacrificando una parte por recibir al que es Todo”…

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

AMEN

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

AMÉN

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

TODOS: AMEN.

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

TODOS: AMÉN.

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

JESUS DEL SAGRARIO

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

 EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

 TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

descarga esta hora Santa en PDF dando click AQUI!…

EXPOSICION

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

PANGE LINGUA.

 

ESTACION AL SANTISIMO

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

CANTO

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

CONTINUAMOS DE RODILLAS

ACTO DE PREPARACION

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

NOS PONEMOS DE PIE

PROCLAMACION DE LA PALABRA

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 14,1-4; 17,24-25. 

Les dijo Jesús: “No se turbe su corazón. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, se lo habría dicho; porque voy a prepararles un lugar. Y cuando me haya ido y les haya preparado un lugar, volveré y los tomaré conmigo, para que donde esté yo estén también ustedes. Y adonde yo voy saben el camino”… Y dirigiéndose al Padre, dijo: “Padre, quiero que donde yo esté, estén también conmigo los que tú me has dado, para que contemplen mi gloria, la que tú me has dado, porque me has amado antes de la creación del mundo”.

PALABRA DE DIOS. 

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM  IOANNEM. 14,1-4; 17,24-25.

Iesus dixit eis: ”Non turbetur cor vestrum. In domo Patris mei mansiones multae sunt; si quo minus, dixissem vobis, quia vado parare vobis locum? Et si abiero et praeparavero vobis locum, iterum venio et accipiam vos ad meipsum, ut, ubi sum ego, et vos sitis. Et quo ego vado, scitis viam ”………..

Pater, quod dedisti mihi, volo, ut ubi ego sum, et illi sint mecum, ut videant claritatem meam, quam dedisti mihi, quia dilexisti me ante constitutionem mundi.

LAUS, TIBI CHRISTE. 

NOS PODEMOS SENTAR

REFLEXION DEL SACERDOTE

BREVE MEDITACION

RELEXION GENERAL

LECTOR: “Mis delicias son estar con los hombres”, dice la Biblia sobre la Sabiduría eterna (Proverbios 8,31). Juan nos asegurará al principio de su Evangelio, al hablarnos de la encarnación del Hijo de Dios: “Y echó su tienda de campaña entre nosotros”. A Juan y Andrés, que le preguntan dónde tiene su morada, les contesta: “Vengan y vean”. Jesús está entre nosotros, está con nosotros, pero, a estas horas, aún seguimos oyendo el reproche del Bautista: “Está en medio de ustedes, y no le conocen” (Juan 1, 14. 38. 26).

Mirando al Israel peregrino por el desierto vemos cómo Dios habita en el Arca, colocada en el campamento, signo visible de la presencia permanente de Dios con su pueblo (Éxodo 40,1-34).

El instinto cristiano, guiado siempre por el Espíritu Santo, ha adivinado en todos estos pasajes bíblicos, una imagen de la realidad que vivimos en la Iglesia. El Jesús del Altar que es nuestro sacrificio, el Jesús del Comulgatorio que es nuestro alimento, ese mismo Jesús es en el Sagrario el compañero de nuestra peregrinación.

Sin ningún mandato suyo, la Iglesia ha entendido el querer de Jesús y mantiene el Sacramento en todas las iglesias con nosotros, para que nosotros le hagamos constante compañía y sea Él, en todas las circunstancias de nuestro caminar, el verdadero imán que nos atraiga a Sí, para llenarnos de sus bendiciones y de sus gracias.

El Catecismo de la Iglesia Católica, haciéndose eco de este sentir cristiano, lo comenta así: “Por la profundización de la fe, la Iglesia tomó conciencia de la adoración silenciosa del Señor, presente bajo las especies eucarísticas. Por eso, el Sagrario debe estar colocado en un lugar particularmente digno de la iglesia, de tal forma que manifieste la verdad de la presencia real de Cristo, en el Santo Sacramento”. “La visita al Santísimo Sacramento es una prueba de gratitud, un signo de amor y un deber de adoración hacia Cristo nuestro Señor”. Y pide con palabras vivas del Papa Juan Pablo II: “Jesús nos espera en este Sacramento del amor. No escatimemos tiempo para ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación llena de fe y abierta a reparar las faltas graves y delitos del mundo. Que no cese nunca nuestra adoración” (CEC, 1379, 1380, 1418).

BREVE MEDITACION

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor, ,
en el Cuerpo y la Sangre de Señor. 

Compartimos la misma comunión.
Somos trigo del mismo sembrador:
un molino, la vida, nos tritura con dolor,
Dios nos hace eucaristía en el amor.

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre de Señor. 

Como granos que han hecho el mismo pan,
como notas que tejen un cantar,
como gotas de agua que se funden en el mar,
los cristianos un cuerpo formarán.

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador:
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre de Señor. 

En la mesa de Dios se sentarán.
Como hijos, su pan comulgarán:
Una misma esperanza, caminando, cantarán,
En la vida, como hermanos se amarán.

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre de Señor. 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORACION

MINISTRO: Mi Jesús del Sagrario, nunca pueblo alguno ha tenido sus dioses tan cerca, Como tuvo a su Dios el pueblo de Israel. Esto que el profeta decía entonces, ¡qué lejos se queda de la gran realidad que vive dichosamente tu Iglesia! Aquí estás conmigo, Señor. ¡Aviva mi fe! Aquí te tengo presente, Señor. ¡Enciende mi corazón! Aquí me estás haciendo compañía, Señor. ¡Que vaya a ti! Que cuanto más me acerque yo a tu Sagrario, más adentro me encierres Tú, dentro de tu Corazón.

ACLAMACIONES

LECTOR: Jesús, Dios que te hiciste hombre por nuestro amor.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que echaste tu tienda de campaña entre nosotros.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que tienes tus delicias en estar con los hombres.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que eres el Arca santa del Israel de Dios.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que estás como desconocido en medio del mundo.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que nos invitas a ir a la morada de tu Sagrario.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que pasas los días y las noches esperándonos.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que nos llenas de tu amistad cuando te visitamos.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que nos colmas de gracia cuando estamos contigo.

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: que en tu Sagrario me esperas para llenarme de tu amistad, de tu gracia y de tu fuerza. Por amor te quedaste con nosotros, y sólo con amor se corresponde dignamente a tanta dignación tuya. Atráeme a ti. Encadéname a ti. Sólo así haré que mi vida de la tierra sea, como la que tendré en el Cielo.

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: Su casita de Nazaret fue un Sagrario en el que Tú y Jesús compartíais la vida entera. Así quiero yo estar con el Jesús de nuestras iglesias, como Tú en Nazaret: en silencio respetuoso, en adoración silenciosa, en contemplación incesante, en charla familiar, amorosa y confiada.

NOS PODEMOS SENTAR

COMPROMISO

MINISTRO: Es Jesús el primer habitante de nuestra ciudad y el primer miembro de nuestra parroquia, y no entra en ninguna estadística. Como si no existiese. Lo malo es que esto le pasa a veces conmigo, ¿no es verdad?… ¿Lo tengo en cuenta de veras? ¿Le manifiesto con mi visita diaria que creo en su presencia entre nosotros, que pienso en Él, que le quiero?… Tengo tiempo para mil entretenimientos, para muchas visitas, para tantos amigos y amigas, ¿y no me queda un ratito para Jesús?… ¿Adivino la alegría que le causo a Él cuando le dedico un pequeño espacio de mi jornada, y la Gracia y las gracias que yo me llevo cuando me retiro de su presencia?… ¿Hay algún tiempo mejor empleado en mi vida?…

BREVE TIEMPO

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

¡Oh buen Jesús!, yo creo firmemente,

que por mi amor estás en el altar;

que das tu Cuerpo y Sangre juntamente,

al alma fiel en celestial manjar (2). 

Espero en ti, piadoso Jesús mío,

oigo tu voz que dice: “ven a mí”;

Porque eres fiel, por eso en ti confío,

todo, Señor, lo espero yo de Ti (2).

¡Oh buen pastor, amable y fino amante!

Mi corazón se abrasa en santo amor;

Si te olvidé, hoy juro que constante,

he de vivir tan sólo de tu amor (2).

Indigno soy, confieso avergonzado,

de recibir la santa comunión;

Jesús, que ves mi nada y mi pecado,

prepara Tú mi pobre corazón (2).

Dulce maná y celestial comida,

gozo y salud del que te come bien;

ven sin tardar, mi Dios, mi Luz, mi Vida,

desciende a mí, hasta mi alma ven.

¡Oh buen Jesús!, yo creo firmemente,

que por mi amor estás en el altar;

que das tu Cuerpo y Sangre juntamente,

al alma fiel en celestial manjar (2). 

PRECES

MONITOR: Rogamos ahora, en la presencia del Señor que nos acompaña, y le pedimos:

TODOS: Aviva nuestra fe, Señor Jesucristo, y escucha nuestras plegarias.

LECTOR: El amor te impulsó a ti a quedarte en el mundo, a la vez que te ibas al Cielo:

TODOS: haznos vivir ya en el Cielo a la vez que estamos en el mundo.

LECTOR: Haz que nuestros corazones estén fijos allí, donde están los gozos verdaderos:

TODOS: a fin de que, por las cosas que perecen, no peligre nunca nuestra salvación.

LECTOR: Tú que gozas en estar con nosotros tus hermanos, que necesitamos de ti:

TODOS: guía nuestros corazones a los hermanos nuestros más necesitados, que no desdeñemos su compañía, y que les ayudemos en su pobreza y en todas sus angustias.

PADRE NUESTRO

CANTADO

MINISTRO: Señor Sacramentado, Divinidad escondida, nosotros te adoramos. Nuestro corazón se te rinde todo entero. En tu contemplación, desfallecemos de amor. No te ven nuestros ojos, pero te adivina nuestra fe. El Ladrón te reconoció en la cruz, nosotros te reconocemos aquí, y como él te decimos: “En tu Cielo, ¡acuérdate de nosotros, Señor!”. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

PODEMOS SENTARNOS

TESTIMONIOS

San Enrique Ossó dispuso que el Sagrario tuviera siempre flores y que derramase un poco de perfume. Era frase suya: “En el culto del Señor, de lo bueno, lo mejor”. Lo visitaba siempre al mediodía, “porque es la hora en que está más abandonado”.

Y repetía a las almas confiadas a él en su convento: “Habéis de procurar que os encuentren siempre en la habitación o al pie del Sagrario”. Dirigía a todos certeramente: “¿Tienes alguna pena? Vete al Sagrario a contársela a Jesús Sacramentado. ¿Estás con alguna tentación? Vete al Sagrario. ¿Necesitas consuelo, fortaleza y luz? Vete al Sagrario”.

El santo Padre William Doyle, que pasaba horas y horas ante el Sagrario, se lamentaba: “¿Por qué Jesús me hace sentir tan vivamente su soledad en el Sagrario y sus ansias de que alguno le acompañe, y al mismo tiempo llena mis manos de tantas cosas que hacer?”. La devoción a Jesús Sacramentado “es un tesoro tal que no puede comprarse a costo excesivo, porque, una vez logrado, asemeja esta vida al Cielo como jamás hubiéramos podido esperar”.

BREVE TIEMPO

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

AMEN

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

AMÉN

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

TODOS: AMEN.

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

TODOS: AMÉN.

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

EL JESÚS DEL COMULGATORIO

Descarga esta hora santa dando click aqui..

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.
EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.
TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

EXPOSICIONJesus_Comulgatorio

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,
Bendito, bendito, bendito sea Dios,?los ángeles cantan y alaban a Dios.?Bendito, bendito, bendito sea Dios,?los ángeles cantan y alaban a Dios.

PANGE LINGUA.

ESTACION AL SANTISIMO

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.
El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.
Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.
Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,?oculto en la hostia te vengo a adorar.?Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,?en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.
El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.
Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.
Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,?y al cáliz bajaste por nuestra salud.?Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,?tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.
El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.
Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.
Al santísimo y dignísimo sacramento.

CANTO

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,
poder recibirte con fe y caridad.
Entre sus ovejas está el Buen Pastor,
en vela continua lo tiene el amor.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos
Espiritualmente a mi corazón. ??(Pausa en silencio para adoración)?? Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,?los ángeles cantan y alaban a Dios.?Bendito, bendito, bendito sea Dios,
Los ángeles cantan y alaban a Dios

CONTINUAMOS DE RODILLAS

ACTO DE PREPARACION

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

NOS PONEMOS DE PIE

PROCLAMACION DE LA PALABRA

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 6, 51-58.

Dijo Jesús a los judíos: “Yo soy el pan vivo, que ha bajado del cielo. Si uno come de este pan vivirá para siempre, y el pan que yo le voy a dar es mi carne para la vida del mundo”. Discutían entre sí los judíos, y decían: “¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?”. Jesús les dijo: “En verdad les digo: si no comen la carne del Hijo del hombre, y no beben su sangre, no tendrán vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí, y yo en él. Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí. Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron sus padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre”.

PALABRA DEL SEÑOR.

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.
EX EVANGELIO SECUNDUM IOANNEM. 6, 51-58.
Dixi Iesus iudaeis: “Ego sum panis vivus, qui de caelo descendi. Si quis manducaverit ex hoc pane, vivet in aeternum; panis autem, quem ego dabo, caro mea est pro mundi vita ”.Litigabant ergo Iudaei ad invicem dicentes: “ Quomodo potest hic nobis carnem suam dare ad manducandum? ”. Dixit ergo eis Iesus: “Amen, amen dico vobis: Nisi manducaveritis carnem Filii hominis et biberitis eius sanguinem, non habetis vitam in vobismetipsis. Qui manducat meam carnem et bibit meum sanguinem, habet vitam aeternam; et ego resuscitabo eum in novissimo die. Caro enim mea verus est cibus, et sanguis meus verus est potus. Qui manducat meam carnem et bibit meum sanguinem, in me manet, et ego in illo. Sicut misit me vivens Pater, et ego vivo propter Patrem; et, qui manducat me, et ipse vivet propter me. Hic est panis, qui de caelo descendit, non sicut manducaverunt patres et mortui sunt; qui manducat hunc panem, vivet in aeternum ”.

LAUS, TIBI CHRISTE.

NOS PODEMOS SENTAR

REFLEXION DEL SACERDOTE

BREVE MEDITACION

RELEXION GENERAL

LECTOR: ¿Para qué se ha quedado Jesús en el Sacramento? ¿Cuál es el fin de la Eucaristía?… Jesús se ha quedado para ser el alimento de nuestra vida divina: “Coman este mi cuerpo”. “Beban esta mi sangre”. El alimento de la vida divina que Él nos iba a comunicar en el Bautismo tenía que estar proporcionado a la misma vida divina, y ese alimento no podía ser otro que el mismo Jesús. Por eso resolvió darse como comida nuestra en forma de pan y de vino.

Hoy va a ser San Ambrosio, gran Padre y Doctor de la Iglesia, quien con ponderadas expresiones bíblicas nos interprete estas palabras de Jesús, que contrapone el Pan de su propio Cuerpo con el maná que Dios hizo descender de las alturas para alimentar a los israelitas en el desierto:

“Es admirable que los alimentase cada día con aquel manjar celestial, del que dice el salmo: el hombre comió pan de ángeles. Pero todos los que comieron aquel pan murieron en el desierto; en cambio, el alimento que tú recibes, este pan vivo que ha bajado del cielo, comunica el sostén de la vida eterna, y todo el que coma de él no morirá para siempre, porque es el cuerpo de Cristo”.

“Considera qué es más excelente, si aquel pan de ángeles o la carne de Cristo. Aquel maná caía del cielo; éste está por encima del cielo. Aquél era del cielo; éste, del Señor de los cielos. Aquél se corrompía si se guardaba para el día siguiente; éste no sólo es ajeno a toda corrupción, sino que comunica la incorrupción a todos los que lo comen con reverencia”.

“A ellos les mandó agua de la roca, a ti sangre del mismo Cristo. A ellos el agua les sació momentáneamente, a ti la sangre que mana de Cristo te lava para siempre. Los judíos bebieron y volvieron a tener sed; pero tú, si bebes, ya no puedes volver a sentir sed, porque aquello era la sombra, esto realidad”.

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

Una espiga dorada por el sol, ?el racimo que corta el viñador, ?se convierten ahora en pan y vino de amor ?en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.
Compartimos la misma comunión,?Somos trigo del mismo sembrador, ?un molino, la vida, nos tritura con dolor, ?Dios nos hace eucaristía en el amor.
Como granos que han hecho el mismo pan, ?como notas que tejen un cantar, ?como gotas de agua que se funden en el mar, ?los cristianos un cuerpo formarán.
En la mesa de Dios se sentarán,?Como hijos, su pan comulgará,?Una misma esperanza, caminando, cantarán, ?En la vida, como hermanos se amarán.

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORACION

MINISTRO: Mi Señor Jesucristo, en este Sacramento, al entregarte en comida y en bebida, nos has dado la prueba más espléndida de tu amor, al ser Tú mismo, el alimento de la vida que nos diste en el Bautismo. Cuando te recibo en la Comunión, lléname de tu gracia. Repara las fuerzas que pierdo con las debilidades de cada día. Robustéceme para las luchas por la virtud cristiana. Embelléceme con tu misma hermosura, para agradar en todo a Dios y dejar traslucir a todos la huella de tu imagen, que dejas prendida en mí.

ACLAMACIONES

LECTOR: Jesús, que en el Cielo eres el Pan de los ángeles.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, que te encarnaste para ser Pan de los hombres.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan amasado en las entrañas puras de María.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Maná verdadero del Israel de Dios.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan de los hijos de Dios en tu Iglesia santa.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan que encierras todos los sabores del Cielo.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan que, al comerte, me transformas en ti.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan que alimentas la vida divina de mi Bautismo.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan que me acrecientas sin cesar la vida de Dios.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan que me robusteces para la lucha cristiana.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan que reúnes en banquete al Pueblo de Dios.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.
LECTOR: Jesús, Pan que eres signo y prenda del banquete celestial.
TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: Pan de los grandes, que me transformas en ti cuando yo te cómo. Yo quiero unirme íntimamente a ti. Acreciéntame el amor a tu divina Persona. Lléname de la Gracia de Dios y llévame hasta la resurrección futura.

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: Que amasaste en tu seno el Pan de la Eucaristía, Cristo Jesús, Hijo de Dios e Hijo tuyo, dispensadora de las gracias divinas, alcánzame, Madre, que no me falte nunca la gracia grande de la Comunión. Con este alimento celestial, por largo que sea el camino, llegaré hasta el monte de Dios para contemplar su gloria.

NOS PONEMOS SENTAR

COMPROMISO

Sé que Dios me llama a la perfección cristiana, la santidad es para mí una obligación, y yo me esfuerzo por alcanzarla. Sin embargo, experimento cada día mi debilidad, mis faltas me desaniman. ¿Por qué mis ansias vuelan tan alto, y la realidad de mi vida es tan diferente?… No tengo que decaer, en la Comunión está la fuerza. Quien se alimenta bien, goza de rica salud y tiene energías para todo. En la Comunión frecuente, de cada día si puedo, recibida con verdadero afán, encontrar esa robustez de espíritu, que necesito para hacer frente a todos mis deberes cristianos. Contando con Jesús, que se me da en comida, ¿por qué estoy débil?…

BREVE TIEMPO

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

Estoy pensando en Dios,
estoy pensando en su amor.

Olvida el hombre a su Señor
y poco a poco se desvía,
y entre angustia y cobardía
va perdiéndose el amor;
Dios le habla como amigo,
huye el hombre de su voz.

Estoy pensando en Dios,
estoy pensando en su amor.

Yo siento angustia cuando veo
que después de dos mil años
y entre tantos desengaños,
pocos viven por amor.
Muchos hablan de esperanza,
Mas, se alejan del señor.

Estoy pensando en Dios,
estoy pensando en su amor.

Todo podría ser mejor,
si mi pueblo procurase,
caminar sin alejarse
del camino del Señor.
Pero el hombre no hace suyos,
los senderos del amor.

Estoy pensando en Dios,
estoy pensando en su amor.

Todo podría ir mejor,
si en fervor y en alegría,
fuesen las madres María
y los padres San José,
y sus hijos imitasen
a Jesús de Nazaret.

PRECES

LECTOR: Jesús, Señor nuestro, que te compadeciste de las turbas hambrientas y las saciaste con el pan que se multiplicaba en tus manos.

TODOS: Sacia, con el Pan del cielo, el hambre de Dios que padece el mundo.

LECTOR: Lleva, Señor, a tantos hermanos nuestros, que no te conocen, a la verdadera fe.

TODOS: Para que conociendo tu Verdad te amen y deseen ardientemente comerte a ti, Pan de la Vida.

LECTOR: No permitas, Señor Jesús, que los que ya te conocemos y sabemos que nos pides recibirte en la Eucaristía, dejemos de acudir a la Comunión.
TODOS: Sino que te recibamos siempre, con ansias crecientes de llenarnos hasta la saciedad, de la vida de Dios.

LECTOR: Jesús, Señor nuestro, abre los senos de nuestro corazón cuando te recibimos en el banquete de tu amor.

TODOS: A fin de que no haya entre nosotros hermanos necesitados, mientras los demás nadamos tal vez en la abundancia.

PADRE NUESTRO
CANTADO

MINISTRO: Señor Sacramentado, reúne en torno a ti a la Iglesia, extendida por el mundo, y estréchanos a todos en el amor. Atrae a ti especialmente, al pobre, al esclavo, al humilde: para que todos juntos no formemos sino un solo corazón y una sola alma. Así haremos brillar, ante todos los pueblos, el testimonio de que solo Tú eres nuestra esperanza y nuestra paz. Así sea.

PODEMOS SENTARNOS

TESTIMONIOS

El Beato Fray Diego José de Cádiz, misionero de fuego, oraba sentado en una banca de la iglesia, cuando oye una voz imperiosa: ¡Acércate a mí!
El santo capuchino siente de dónde le viene la voz, se sube con audacia en el Altar, adosado al retablo, apega su pecho al Sagrario, hace reposar en él la cabeza, y escucha estas palabras salidas de dentro: “Si yo, en fuerza de mi amor a los hombres, me quedé sacramentado con ellos en las iglesias y sagrarios materiales, y en ellos recibo con agrado los obsequios que se me rinden, ¿con cuánto más gusto y complacencia no estaré en sus pechos por la Comunión? Entiéndelo así, para tu enseñanza, y predícalo a todos, a fin de que mi amor sea correspondido”.

Fray Diego José, el apóstol de Andalucía, formuló entonces un propósito: “No me daré un momento de reposo hasta que vea a todo el mundo hincado en el comulgatorio”.

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………
Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………
Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

BENDICION
de rodillas
TANTUM ERGO

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit, laudátio.

AMEN.

Veneremos, pues,
Postrados tan portentoso Sacramento;
y la antigua imagen ceda el lugar
al nuevo rito;
Fortaleza, honor,
poder y bendición;
A la fe eleve
La incapacidad de los sentidos.

Al Padre y al Hijo
sean dadas alabanza y gloria,
quien procede de uno y de otro,
le sea dada igual gloria.

AMÉN.
SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

OREMUS:
Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

TODOS: AMEN.

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

OREMOS:
Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

TODOS: AMÉN.

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

Bendito sea Dios.?Bendito sea su santo Nombre.?Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.?Bendito sea el Nombre de Jesús.?Bendito sea su Sacratísimo Corazón.?Bendita sea su Preciosísima Sangre.?Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.?Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.?Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.?Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción. ?Bendita sea su gloriosa Asunción.?Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre. ?Bendito sea San José, su castísimo esposo. ?Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío. (Normal)
Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío. (Más fuerte)
Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío. (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

“HE AQUÍ EL CORAZÓN” HORA SANTA

Haz click aquí para descargar

“HE AQUÍ EL CORAZÓN”

HORA SANTA

 EXPOSICION

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.
Canta, oh lengua,el misterio glorioso del cuerpoy de la Sangre preciosa,que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas esta el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 19,31-34.

 

Los judíos, como era el día de la Preparación, para que no quedasen los cuerpos en la cruz el sábado ?porque aquel sábado era muy solemne? rogaron a Pilato que les quebraran las piernas y los retiraran. Fueron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero y del otro crucificado con él. Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, uno de los soldados le atravesó el costado con la lanza y al instante salió sangre y agua.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

EX EVANGELIO SECUNDUM SANTI IOANNEM.19, 31-34.

 

Iudaei ergo, quoniam Parasceve erat, ut non remanerent in cruce corpora sabbato, erat enim magnus dies illius sabbati, rogaverunt Pilatum, ut frangerentur eorum crura, et tollerentur. Venerunt ergo milites et primi quidem fregerunt crura et alterius, qui crucifixus est cum eo; ad Iesum autem cum venissent, ut viderunt eum iam mortuum, non fregerunt eius crura,
sed unus militum lancea latus eius aperuit, et continuo exivit sanguis et aqua.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Es célebre la aparición a Santa Margarita María en 1676, cuando Jesús, señalando su pecho, exclamó: “He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres, que nada ha ahorrado hasta agotarse y consumirse para atestiguarles su amor, y en cambio no recibo de la mayoría sino ingratitud y menosprecio, por la frialdad y sacrilegios cometidos contra mí en este Sacramento del amor”.

 

¿Nos amó Jesucristo?… “Te he amado con amor eterno”, nos dice con el profeta (Jeremías 31,3), traducido así por el himno: “Tu amor eterno te forzó a asumir un cuerpo mortal como el nuestro”.

 

Siendo uno como nosotros, podrá decirnos después con un corazón inmenso: “¡Vengan a mí todos los que están cargados y agobiados, que yo les aliviaré!” (Mateo 11,28).

 

Ante la cruz, exclamará fuera de sí el Apóstol: “¡Que me amó y se entregó a la muerte por mí!” (Gálatas 2,20). Pero antes de morir, tiene un rasgo que sólo en un cerebro divino pudo anidar. Lo expresa el mismo Jesús: “Ardientemente he deseado comer esta pascua con ustedes” (Lucas 22,14)

Entonces “llevó su amor hasta el fin” (Juan 13,1). Tomando el pan y el vino, dice: “Tomen y coman esto. Tomen este cáliz y beban: porque esto es mi Cuerpo, ésta es mi Sangre” (Lucas 22,19-20). Si se da a sí mismo en todo lo que es, ¿qué más puede hacer por nuestro amor?…

Pues, bien; este Jesús tan amante, va a saber lo que es la ingratitud. Momentos antes de instituir la Eucaristía, ha de quejarse: “El que come en el mismo plato que yo, ése me va a entregar” (Mateo 26,23). Y San Pablo, ya en las primeras cristiandades, hablará del sacrilegio: “Quien come el pan o bebe el cáliz del Señor indignamente, se hace culpable de profanar el cuerpo del Señor” (1Corintios 11,27). Se entiende entonces la queja del Señor: “En cambio no recibo más que ingratitudes y menosprecios”…

Pero contra el desamor, vino el amor. El Papa Pío XII, en su encíclica “HAURIETIS AQUAS”, dirá con ansia viva: “Exhortamos a todos nuestros hijos en Cristo a practicar con entusiasmo esta devoción”.

¿Por qué? Precisamente porque nos lleva a la Eucaristía y nos hace beber con abundancia las aguas de la salvación. Eucaristía y Corazón de Jesús son dos términos inseparables.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Mi Jesús sacramentado,
yo te adoro y te bendigo,
porque oculto en el sagrario,
has querido estar conmigo.

Jesús Hostia inmaculada,
inmolada por bien mío,
que mi alma sea tu morada,
amantísimo Dios mío.

Tú eres mi Jesús amado,
el esposo prometido,
de las almas el deseado,
eres mi Jesús querido.

Eres tú la flor del campo,
lirio hermoso de los valles,
y de mi alma dulce encanto,
mi Jesús Tú bien lo sabes.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLA

 

LETANÍA DEL SAGRADO CORAZÓN

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, que nos mostraste tú Corazón rasgado, para recordarnos el amor inmenso con que te nos diste para nuestra salvación, escucha ahora mis plegarias y lléname de toda bendición divina.

 

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial, ten piedad.

Dios, Hijo Redentor del mundo, ten piedad.

Dios, Espíritu Santo, ten piedad.

 

“SEÑOR, TEN PIEDAD”.

 

Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre.

Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre.

Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios.

Corazón de Jesús, de majestad infinita.

Corazón de Jesús, templo santo de Dios.

Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo.

Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del Cielo.

Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor.

Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad.

Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor.

Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes.

Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza.

Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones.

Corazón de Jesús, en quien están todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia.

Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de la divinidad.

Corazón de Jesús, en quien el Padre tiene todas sus complacencias.

Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido.

Corazón de Jesús, deseo de los collados eternos.

Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia.

Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan.

Corazón de Jesús, fuente de vida y de santidad.

Corazón de Jesús. Saciado de oprobios.

Corazón de Jesús, despedazado por nuestros delitos.

Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte.

Corazón de Jesús, perforado por la lanza.

Corazón de Jesús, fuente de toda consolación.

Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra.

Corazón de Jesús, víctima de los pecadores.

Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan.

Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren.

Corazón de Jesús, delicia de todos los santos.

 

MINISTRO: Jesús manso y humilde de Corazón.

TODOS: Haz mi corazón semejante al tuyo.

 

ORACIÓN

 

MINISTRO: Señor Dios, mira al Corazón de tu amadísimo Hijo y a las alabanzas y satisfacciones que te dio en nombre de los pecadores. Danos a todos tu perdón. Infúndenos tu amor. Y haznos vivir y morir encerrados en este Corazón Divino, a fin de gozar después eternamente de la felicidad de tu gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Así sea

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: La devoción al Sagrado Corazón de Jesús es bella, muy bella, y santificadora por demás. Pero podría yo llevarme a engaño. No debo detenerme en un símbolo hermoso: ¡dice tanto un corazón!… Debo mirar toda la vida de Jesús y su Persona bajo el prisma de su vida íntima: de su amor. Pero el amor es entrega, es sacrificio, es abnegación, es darse sin reserva. Por algo el Corazón Divino de Jesús aparece coronado por la cruz, rodeado de espinas y traspasado por la lanza ¿Valoro lo que debe ser mi vida por Cristo?…

 

BREVE TIEMPO      

                           

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 


Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás.

 

Jesús amable, Jesús piadoso,
Dueño amoroso, Dios de bondad,
vengo a tus plantas, si Tú me dejas,
humildes quejas a presentar.

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás.

Divino pecho donde se inflama,
la dulce llama de caridad.
¿Por qué la tienes tan encerrada,
y no abrasada la tierra está?

 

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás
.

 

Con lazo amigo, con lazo estrecho,

Tu amante pecho vengo a buscar,

por Ti suspiro, ábreme el seno ,

Que en el ¡Cuán bueno es habitar!

 

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás
.

¡Jesús piadoso, manso y clemente,

Principio y fuente de Santidad!

Que yo te sienta en mi existencia,

¡Dueño adorado, Dios de bondad!

 

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás
.

 

 

Tú solo puedes Omnipotente,

mi sed ardiente refrigerar,

aquí ¡bien mío! aquí el postrero

suspiro quiero por Ti exhalar.

 

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás
.

 

Venid cristianos que acá en el suelo,
como en el cielo se ha de adorar,
también nosotros adoraremos
y ensalzaremos al Dios de paz.

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás.


 

 

 

 

 

PRECES

LECTOR:  Dios quiso que su Hijo, colgado del madero, fuese traspasado por la lanza para dejar abierta la puerta de su Corazón. Nosotros le decimos:

TODOS: Derrama sobre todos tu gracia y tu misericordia.

LECTOR: Por todos los hombres, para que sepan ver en el Corazón de Cristo el signo más grande del amor de Dios que los quiere salvar.

TODOS: Que ninguno desespere, sino que confíen en su Salvador.

LECTOR: Por los que no creen, para que reconozcan en la Iglesia, nacida del costado de Cristo, el sacramento universal de su salvación.

TODOS: Que la Iglesia les muestre a todos el verdadero rostro de Cristo.

LECTOR: Por los pobres, los enfermos, los detenidos, los que viven sin trabajo, los alejados de su patria, para que en su dolor y en su dificultad adivinen al Corazón que los ama.

TODOS: Y que nosotros seamos las manos de Cristo para ayudarles siempre.

LECTOR: Por todos los bautizados, para que participando consciente, piadosa y activamente en los sacramentos, en especial la Eucaristía, se llenen de la vida de Dios.

TODOS: Y que correspondan al amor de Cristo que los llama y los espera

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, el del Corazón más amante. ¿Cómo corresponderé yo a tu amor inmenso, infinito?… Si amor con amor se paga, Tú no quieres más que amor. Aquí tienes mi corazón. Tómalo, tuyo es. Pequeño cuanto quieras, pero me entrego sin límites. Con un amor afectivo: ¡Te quiero, Jesús! Pero, más que todo, con un amor efectivo, el que dice: ¿qué quieres de mí, Señor?

 

Tú has hecho todo por mí. Yo haré todo por ti también. ¡Todo por ti, Corazón Sacratísimo de Jesús!

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, por la Comunión de cada día y por el trato íntimo que nos dispensas en el Sagrario, Tú te haces un solo corazón con nosotros. Eres nuestro Dios, nuestro Salvador y nuestro Hermano. Te adoramos, dulcísimo Corazón de Jesús, aquí presente. Inflama nuestros corazones en el amor divino en que te abrasas. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

Santa Matilde acaba de comulgar. Y ve cómo el Señor le saca del pecho el corazón, lo derrite y lo derrama en el suyo propio, mientras dice: “Así quiero yo que todos los corazones se hagan uno con el mío”.

 

El Obispo mártir de Barcelona, Manuel Irurita, es llevado ante el tribunal popular del comité revolucionario y le preguntan si celebra la Misa.

 

“Sí. Ni un solo día he dejado de celebrarla. Y si me lo permiten, también lo haré aquí. El mundo se sostiene por la Santa Misa”.

 

 

Era el Obispo que, siendo profesor, decía a sus alumnos de Teología:

“Tengan confianza en el Corazón de Jesús, que, aunque sea tirándoles de los pelos, Él los meterá en el Cielo por más que ustedes no quieran”.

 

Santa Gema Galgani, a Jesús Sacramentado: “Si aquí abajo el bien causa tanto placer, ¿cuánto más deleite no causarás Tú, Jesús, que eres el Rey de todos los bienes? Sólo Tú sacias, sólo Tú haces puros, sólo Tú haces inmaculados a los que viven en ti, porque Tú habitas en ellos”.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN

 

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

 

 

 

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

 

Hora Santa “Jesus, el agua viva”

“JESÚS, EL AGUA VIVA” 

HORA SANTA

 EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium,
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum,
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Cante la voz del Cuerpo más glorioso el misterio sublime y elevado, y la Sangre preciosa, que amoroso, en rescate del mundo ha derramado; siendo fruto de un vientre generoso el Rey de todo el orbe, más sagrado.

Dado para nosotros, y nacido de una Virgen intacta y recogida, conservando en el mundo y esparciendo semilla de palabra que da vida, con orden admirable y estupendo, el tiempo concluyó de su venida.

La noche ya postrera, la noche deseada, estando ya la cena aparejada, convida a sus hermanos, y cumplida la sombra y ley primero, con sus sagradas manos por el legal cordero les da a comer su cuerpo verdadero.

Aquella creadora Palabra, con palabra sin mudarse, lo que era pan, ahora en carne hace tornarse, y el vino en propia sangre transformarse. Y puesto que el grosero sentido se acobarda y desfallece, el corazón sincero por eso no enflaquece, porque la fe le anima y favorece.

 

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

 

 

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús, mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas esta, el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL LIBRO DEL ÉXODO. 17,1-7.

 

El pueblo acampó en Refidin, donde no encontró agua para beber. El pueblo disputó con Moisés y dijo: “Danos agua para beber… ¿Por qué nos has sacado de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?”… Yahvé respondió a Moisés: “Pasa delante del pueblo…, lleva en tu mano el cayado con que golpeaste el Río y vete. Yo estaré allí, junto a la roca de Horeb; golpea la roca y saldrá agua para que beba el pueblo”.

PALABRA DEL DIOS. (Antiguo testamento)

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

 

EX LIBRO EXODUS. 17, 1-7.

 

Israel castrametati sunt in Raphidim, ubi non erat aqua ad bibendum. Qui iurgatus contra Moysen ait: “ Da nobis aquam, ut bibamus ”. “ Cur fecisti nos exire de Aegypto, ut occideres nos et liberos nostros ac iumenta sitiEt ait Dominus ad Moysen: “ Antecede populum et sume tecum de senioribus Israel, et virgam, qua percussisti fluvium, tolle in manu tua et vade. En ego stabo coram te ibi super petram Horeb; percutiesque petram, et exibit ex ea aqua, ut bibat populus

 

 

DEO GRATIAS.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: El salmo 42 comienza con esta expresión ardiente, que repetimos tanto: “Como busca la cierva las corrientes de agua, así mi alma te desea a ti, mi Dios. Tengo sed de Dios, del Dios vivo. ¿Cuándo entraré a ver el rostro de Dios?”.

 

Y el pensamiento se nos va al principio del salmo 62, también bellísimo: “Oh Dios, Tú eres mi Dios, por ti madrugo. ¡Mi alma está sedienta de ti, como tierra reseca, aridísima, sin agua!”.

 

Para un oriental, asentado en tierras desérticas o de estepa, encontrar un pozo, una fuente, un riachuelo, era la riqueza suma. Por eso tiene el agua en la Biblia, como punto de comparación con Dios, una importancia capital.

 

El Evangelio de Juan gira en torno de la palabra “vida”, y, por la misma razón, también del “agua”, fuente de la vida y necesidad imprescindible del hombre. ¿Qué ocurre si nos falta o escasea el agua?…

 

Por eso Jesús gritaba en el templo: “El que tenga sed que venga a mí y que beba. De lo más profundo de todo aquel que crea en mí brotarán ríos de agua viva”. Precioso. Y añade el Evangelista: “Esto lo decía refiriéndose al Espíritu que iban a recibir los que creyeran en él. Y es que todavía no se daba el Espíritu, porque Jesús aún no había sido glorificado” (Juan 7,37-49).

San Pablo aplica a Cristo una tradición judía, según la cual aquella roca golpeada por Moisés, seguía después a los israelitas por el desierto proveyéndoles siempre de agua, como una figura del Cristo futuro (1Corintios 10,4).

 

Golpeado Jesús por su Pasión y una vez resucitado, suelta a torrentes el Espíritu Santo, el cual recibido, hará que “las entrañas del creyente se conviertan en avenidas torrenciales de agua viva” y “en surtidor que salta hasta la vida eterna” (Juan 4,14).

Esa fuente abundosa del agua viva, ¿dónde se halla como en el Sagrario? Éste viene a ser como aquel “manantial que brotaba de la tierra y regaba la superficie del suelo”, colocado en medio del paraíso (Génesis 2,6).

¿Hay algo que pueda compararse con la Eucaristía, la cual es Cristo presente, y dador constante de su Espíritu Santo?…

 

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 


Como busca la cierva,
la fuente del agua,
así mi alma te busca
a ti, Dios mío.

Mi alma tiene sed,
sed del Dios vivo,
¿cuándo entraré a ver
el rostro de Dios?
Como busca la cierva,
la fuente del agua,
así mi alma te busca
a ti, Dios mío.

¿En dónde está tu Dios?
oh! alma mía,
pronto desea llegar
a tu casa Señor.
Como busca la cierva,
la fuente del agua,
así mi alma te busca
a ti, Dios mío.

Tu luz y Tu verdad,
envían a mi alma,
ellas me guiarán
a tu morada de amor.
Como busca la cierva,
la fuente del agua,
así mi alma te busca
a ti, Dios mío.

Y llegaré a tu altar,
Dios de mi gozo,
allí te alabaré,
Señor mi Dios.

 

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, mi corazón es un desierto si le falta el agua viva, que eres Tú. ¡Y son tantas las veces que bebo sólo agua muerta, agua estancada, agua maloliente, agua que no da vida! Haz que odie el pecado, bebida de muerte. Que no me ilusione el mundo con placeres que pasan.

Haz, por el contrario, que me llene tu Espíritu, agua pura que derramas en mi corazón y que me das, sobre todo, en la Eucaristía, cuando te recibo y te visito con fe viva y con amor grande.

 

 

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Porque sólo Tú eres fuente de agua viva.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque siento la herida de tu amor.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque mi alma moriría sin ti.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque sólo Tú eres mi vida y mi plenitud.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque eres mar de felicidad infinita.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque eres bondad y hermosura infinitas.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque Tú eres mi único destino eterno.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque sólo en ti están la verdad y el amor.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque fuera de ti sólo existe amargura.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque quien bebe de ti ya no tiene sed jamás.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque sólo Tú puedes saciar todos mis anhelos.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

LECTOR: Porque Tú serás mi gozo y mi felicidad sin fin.

TODOS: Mi alma tiene sed de ti, mi Dios.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: yo tengo sed de ti, porque te amo y porque quiero estar siempre contigo. Y quiero darte a mis hermanos que se mueren sin ti. Quiero llevarles tu Palabra, tu cariño, tu consuelo, tu ayuda. Quiero darte a ellos dándome yo, para que nadie sufra y todos vivamos felices en ti.

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: la de la fuente de Nazaret… Tú supiste lo que era ir cada día a buscar el agua necesaria para la vida. Piensa en todos tus hijos, que necesitamos de Dios, del agua viva de la Gracia, de la Vida eterna… Llévanos a Jesús, que nos dará su Espíritu, manantial perenne en el jardín de nuestro corazón.

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

En la Biblia se cita siempre el “agua viva”, agua de manantial y agua corriente del río, en oposición al agua estancada, agua muerta, corrompida, llena de animalejos nauseabundos… “¡Agua viva!”. ¡Qué expresión tan bella para significar la vida del Espíritu, de la gracia, de la alegría que Dios da cuando lo llevamos dentro! ¿Es Él la ilusión única de mi existencia? ¿Me abrevo yo en la fuente de la Palabra de Dios? ¿Recibo los Sacramentos, la Eucaristía sobre todo, con avidez verdadera? ¿Puedo comparar con el “agua viva” de Dios un placer pasajero y peligroso, que pone a prueba la vida de mi alma y la paz de mi corazón?…

 

BREVE TIEMPO      

                           

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador:
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Compartimos la misma comunión.
Somos trigo del mismo sembrador,
un molino, la vida, nos tritura con dolor,
Dios nos hace eucaristía en el amor.

Como granos que han hecho el mismo pan,
como notas que tejen un cantar,
como gotas de agua que se funden en el mar:
los cristianos un cuerpo formarán.

En la mesa de Dios se sentarán,
Como hijos, su pan comulgarán.
Una misma esperanza, caminando, cantarán,
En la vida, como hermanos se amarán.

PRECES

 

TODOS: Dame de esta agua para que no tenga nunca sed.

 

LECTOR: Señor Jesús, que, regados por el agua con que Tú riegas el campo de nuestras almas.

 

TODOS: demos siempre frutos que permanezcan hasta la vida eterna.

 

LECTOR: Señor Jesús, sacia a tu pueblo con el agua de la gracia, de la paz, del amor, de la dicha verdadera.

 

TODOS: para que no vaya a abrevarse en cisternas que le darían la muerte.

 

LECTOR: Señor Jesús, que tus fieles busquen los bienes de allá arriba.

 

TODOS: únicos bienes que no engañan y que durarán para siempre.

 

LECTOR: Señor Jesús, ayuda a todos los más necesitados: los pobres, los enfermos y todos los que sufren.

 

TODOS: y no olvides a nuestros hermanos difuntos por los que te elevamos nuestra oración.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO:

Señor Sacramentado, tu Sagrario sí que es la fuente que riega el mundo y convierte el arenal en un jardín frondoso. Que todos vayamos a ti en busca del agua de la vida, para que no reine más la muerte en la tierra, para que vuelva el mundo a ser aquel paraíso soñado y querido en un principio por el Dios Creador. Así sea.

 

 

PODEMOS SENTARNOS

 

 

 

TESTIMONIOS

 

El suizo San Nicolás de Flüe, padre de numerosa familia y famoso penitente, se hallaba un día de fiesta en una iglesia llena de fieles. Durante la Misa tuvo una visión impresionante. Creyó estar en un jardín frondoso, regado por abundante agua. Del altar empezó a surgir una varita verde, que pronto se convirtió en el tronco de un árbol frondoso, lleno de flores vistosísimas en todas sus ramas. Al llegar la Comunión, todas aquellas flores cayeron sobre las cabezas de los comulgantes. Pero, mientras unas conservaban su frescura y su perfume, otras se marchitaban y se secaban pronto. A ninguna le faltaba el agua viva para mantenerse en su frescor, pero todo dependía de la disposición de los que recibían aquella lluvia de flores, tan poética y tan seria…

 

 

Una señora se extraña de las horas y horas que se pasa ante el Sagrario la jovencita que después será la Beata Isabel de la Santísima Trinidad, y le pregunta: ¿Qué haces ahí tantos ratos?

Y la jovencita angelical contesta:

¡Ay, señora, es que nos queremos tanto los dos!…

Tan regada junto a la misma fuente, es uno de los rosales más vistosos de la Iglesia en nuestros tiempos…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………      

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque,

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN

 

 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

 

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12
Translate »