Contacta con nosotros

Meriam, la mujer cristiana condenada a muerte en Sudán dio a luz en la cárcel

ROMA, 27 May. 14 / 11:03 am (ACI/EWTN Noticias).- Meriam Yehya Ibrahim, médica de 27 años condenada a muerte en Sudán acusada de haberse convertido del Islam al cristianismo, dio a luz a una niña hoy, dentro de una clínica de la prisión en la que se encuentra recluida.

La joven sudanesa fue condenada a muerte por supuestamente renunciar al Islam, a pesar de que ella asegura siempre haber sido cristiana.

Además, en base a la ley islámica, la corte también la sentenció a 100 latigazos por el delito de adulterio, pues su matrimonio con el cristiano Daniel Wani, un bioquímico natural de Sudán del Sur nacionalizado estadounidense, no es reconocido por la ley del Islam.

Tras ser advertida por un religioso musulmán del peligro para su vida y luego de habérsele ofrecido volver al Islam, Meriam aseguró que “soy cristiana y seguiré siendo cristiana”.

Según informó el abogado de Meriam, Mohaned Mustafa Elnour, al diario británico The Daily Mail, la bebé se encuentra saludable, y señaló que su nacimiento “es algo de buenas noticias en lo que ha sido un terrible martirio para Meriam”.

“Estoy planeando visitarla con su esposo Daniel hoy más tarde. Pienso que van a llamar a la bebé Maya”.

A pesar de que un juez islámico dijo que se la podría exonerar de la pena de muerte si públicamente renuncia a su fe y retorna al Islam, en una visita realizada por Daniel a Meriam en la prisión, ella le dijo que “si quieren ejecutarme, entonces deberían seguir y hacerlo, porque no voy a cambiar mi fe”.

Meriam asegura que siempre ha sido cristiana, por lo que le dijo a Daniel que no puede “pretender ser musulmana” solo para salvar su vida.

“Me rehúso a cambiar. No voy a renunciar al cristianismo solo para que pueda vivir. Sé que podría seguir viva convirtiéndome en musulmana y sería capaz de velar por nuestra familia, pero necesito ser honesta conmigo misma”.

Entrevistado por el medio británico en su modesta casa en Jartum, capital de Sudán, Daniel aseguró que su esposa “es muy, muy fuerte. Ella es más fuerte que yo”.

“Cuando la sentenciaron a muerte, me quebré y las lágrimas corrían desde mis ojos. Nuestros abogados me pasaban pañuelos. Pero ella permaneció fuerte”, recordó.

“Ella no se acobardó cuando fue sentenciada. Fue increíble de ver, particularmente porque ella es quien enfrenta la pena de muerte”.

Cuando arrestaron a Meriam, en septiembre de 2013, Daniel se encontraba en Jartum en trámites para que tanto como su esposa como su hijo Martin, de casi dos años, vivieran con él en Estados Unidos.

Desde febrero de este año, Meriam se encuentra encarcelada en la Prisión Federal de Mujeres de Omdurman, al norte de la ciudad, junto a su hijo Martin. Las autoridades se han negado a entregar al niño a su padre, pues aseguran que el pequeño también es musulmán.

En la prisión, considerada por diversas organizaciones como sobrepoblada y con deficiente saneamiento, Meriam permanece la mayor parte del tiempo encadenada con grilletes al piso, y recibe una mala alimentación. En varias ocasiones ella y Martin se han enfermado.

Daniel Wani denunció que las autoridades musulmanas dicen “que elmatrimonio es nulo. Ahora ni siquiera mi esposa es más mi esposa. Y mi hijo no es mío y mi nueva hija no es mía. Dicen que soy un extranjero para ellos”.

“Sé que mi esposa pone un rostro valiente, pero puedo decir que ella tiene bastante dolor. No se le ha dejado salir de ese cuarto en semanas”, dijo.

La sentencia de muerte por ahorcamiento para Meriam ha sido pospuesta hasta que se recupere del parto y destete a la bebé. Sin embargo, la presión para que la corte mantenga su veredicto es fuerte en la opinión pública en Sudán.

El abogado Mohaned Mustafa Elnour señaló que seguirá con el caso de Meriam, si es necesario hasta la Corte Suprema de Sudán, pero indicó que incluso si Meriam fuera liberada, no podría seguir viviendo en Sudán, pues “simplemente no sería seguro”.

“Hay muchos musulmanes que están muy molestos con esta situación y dicen que si la corte no la mata, entonces ellos lo harán cuando sea liberada”.

El caso contra Meriam se sustenta en dos hombres que aseguran ser sus hermanos, y una mujer que dice ser su madre. Ellos dijeron ante la corte que ella desapareció de su hogar y luego descubrieron que vivía en Jartum, casada con un cristiano.

El abogado de la joven señaló que se ha probado que los tres testigos están mintiendo, pues la evidencia que presentaron en la corte está llena de contradicciones.

“Podemos probar que la madre de Meriam murió en 2012, y que los dos hermanos son definitivamente impostores. Pero la corte no está interesada en nuestra evidencia”, lamentó.

A través de la plataforma internacional CitizenGO se ha organizado un pedido de liberación para Meriam, que ya suma más de 175 mil firmas. Para poder sumarse a este pedido, puede ingresar a: http://www.citizengo.org/es/7539-liberen-meriam

Anunciar el Evangelio pese a la persecución y las calumnias, exhorta el Papa Francisco

VATICANO, 04 Abr. 14 / 11:28 am (ACI/EWTN Noticias).- En su habitual homilía de la Misa que presidió este viernes en la capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco señaló que cuando una persona decide seguir a Jesús y anunciar el Evangelio, “podemos ser perseguidos”.

Según señala Radio Vaticano, el Papa desarrolló su homilía, empezando por el pasaje del Libro de la Sabiduría, en la primera lectura. Y observó que los enemigos de Jesús tienden trampas, traman “calumnias, le quitan la fama”.

Es “como si prepararan un caldo para destruir al Justo”. Y esto porque se opone a sus acciones, “reprocha los pecados contra la ley”, les echa en cara “la transgresión contra la educación recibida”. A lo largo de la historia de la salvación, observó el Santo Padre, “los profetas fueron perseguidos “, y el mismo Jesús lo dice a los fariseos.

Siempre “en la historia de la salvación, en el tiempo de Israel, incluso en laIglesia -dijo- los profetas fueron perseguidos”. Perseguidos porque los profetas dicen: “¡Ustedes equivocaron el camino! Vuelvan al camino de Dios”. Y esto, observó, “para las personas que tienen el poder de aquel mal camino, no le gusta”.

“El evangelio de hoy es claro, ¿no? Jesús se escondía, en estos últimos días, porque todavía no había llegado su hora; pero Él sabía cual habría sido su fin, cómo sería su fin. Y Jesús es perseguido desde el principio: recordemos cuando al inicio de su predicación regresa a su pueblo, va a la sinagoga y predica; inmediatamente después de una gran admiración inicial, empiezan: ‘¿Pero éste, sabemos de dónde es? ¿Este es uno de los nuestros? ¿Pero con qué autoridad viene a enseñarnos? ¿Dónde estudió?’. ¡Lo descalifican! Es el mismo discurso, ¿no? “¡Pero éste sabemos de dónde es! Cristo, en cambio, cuando vendrá nadie sabrá de dónde es!’ ¡Descalificar al Señor, descalificar al profeta para quitarle la autoridad!”

Lo descalifican, dijo el Papa Francisco, “porque Jesús salía y hacía salir de aquel ambiente religioso cerrado, de aquella jaula”. El profeta, reiteró el Papa, “lucha contra las personas que enjaulan el Espíritu Santo. ¡Y por eso es perseguido: siempre!”. Los profetas “siempre son perseguidos o incomprendidos -afirmó el Pontífice-, abandonados a un lado. ¡No les hacen lugar!”. ¡Esta situación, no acabó con la muerte y resurrección de Jesús, continúa en la Iglesia! “Hostigamiento desde fuera y persecución desde dentro”. Cuando leemos las vidas de los santos, dijo el Santo Padre Francisco: “cuántas incomprensiones, cuántas persecuciones han sufrido los Santos”, “porque eran profetas”.

“También tantos pensadores de la Iglesia fueron perseguidos. Pienso en uno, ahora, en este momento, no lejos de nosotros, un hombre de buena voluntad, un profeta de verdad, que con sus libros reprochaba a la Iglesia de alejarse del camino del Señor. Pronto fue llamado al orden, sus libros puestos en el índice, le quitaron la cátedra y así para este hombre terminó su vida: no hace mucho de esto. ¡Pasó el tiempo y hoy es beato! ¿Pero cómo es que ayer era un hereje y hoy es beato? Porque ‘ayer los que tenían el poder querían silenciarlo, ya que no les gustaba lo que decía. Hoy la Iglesia, que gracias a Dios sabe arrepentirse, dice: ‘¡No, este hombre es bueno!’. Es más, está en el camino de la santidad: es un beato”.

“Todas las personas que el Espíritu Santo escoge para decir la verdad al pueblo de Dios –añadió el Santo Padre– sufren persecución.” Y Jesús “es el modelo, la imagen”. El Señor tomó sobre Él “todas las persecuciones de su pueblo”. Y aún hoy, observó con amargura Francisco, “los cristianos son perseguidos”. “Me atrevo a decir -añadió- que tal vez haya tantos o más mártires ahora que en los orígenes”, “porque a esta sociedad mundana, a esta sociedad demasiado tranquila, que no quiere problemas, le dicen la verdad, le anuncian a Jesucristo”.

“Pero existe la pena de muerte o el encarcelamiento por tener el Evangelio en casa, por enseñar el catecismo, hoy en alguna parte. Me decía un católico de estos países en los que no se puede orar juntos. ¡Está prohibido! Sólo se puede rezar solos o escondidos. Pero ellos quieren celebrar la Eucaristía y ¿cómo pueden hacerlo? Hacen una fiesta de cumpleaños, fingen celebrar el cumpleaños y allí celebran la Eucaristía, antes de la fiesta. ¡Y esto ha sucedido! Cuando ven que llega la policía, rápidamente ocultan todo y ‘Felicidad, felicidad. ¡Feliz cumpleaños! ‘Y prosigue con la fiesta. Luego, cuando se van, terminan la Eucaristía. Así tienen que hacer, ya que está prohibido rezar juntos. ¡Hoy en día!”

Esta historia de persecución, remarca “el camino del Señor, es el camino de los que siguen al Señor. “Pero, al final, termina siempre de nuevo, como el Señor: con una Resurrección, pero ¡pasando por la Cruz!”. Francisco dirigió su pensamiento al jesuita evangelizador de China, el Padre Matteo Ricci, que “no fue comprendido, que no fue entendido. ¡Pero él obedeció como Jesús!” Siempre “¡habrán persecuciones, incomprensiones! Pero Jesús es el Señor, y ese es el desafío y la Cruz de nuestra fe”. Que el Señor, concluyó el Papa, “nos dé la gracia para seguir su camino y, si ocurre, incluso con la cruz de la persecución”.

 

Más de 5 mil piden revocar Nobel de la Paz de Obama y otorgarlo al Papa Francisco

REDACCIÓN CENTRAL, 12 Sep. 13 / 05:09 pm (ACI).- Más de 5 400 personas de todo diversos países del mundo han sumado sus firmas a la petición para que el Comité Nobel del Parlamento noruego revoque el Premio Nobel de la Paz que le otorgó a Barack Obama en 2009, ante su tentativa de atacar Siria, y se lo otorgue al Papa Francisco.

En un mensaje dirigido al pueblo de Estados Unidos la noche del 10 de septiembre, Obama aseguró que el ataque de su país a Siria será “concreto para lograr un objetivo específico”.

La recolección de firmas, que se dirige al Comité Nobel del Parlamento Europeo, solicita que “se revoque el Premio Nobel de la Paz que se le entregó a Barack Obama en 2009 y que lo reciba el Papa Francisco, pues el Presidente de los Estados Unidos fomenta un conflicto armado en Siria, pese a que 6 de cada 10 estadounidenses está en contra de ello”.

Incluso Obama, en su discurso del 10 de septiembre, ha reconocido que “esta nación está harta de las guerras”.

Por su parte, el Papa Francisco ha reiterado incesantemente el llamado por la paz, tanto en Siria como en Medio Oriente y en todo el mundo.

En el marco de la Jornada de Ayuno y Oración por la Paz a la que convocó a toda la Iglesia y a las personas de buena voluntad, el 7 de septiembre, aseguró que “la violencia y la guerra nunca son camino para la paz”.

Para sumarse al pedido de que revoquen el Premio Nobel de la Paz al presidente de Estados Unidos y se lo otorguen al Papa Francisco, puede firmar aquí: http://www.change.org/es/peticiones/comit%C3%A9-nobel-del-parlamento-noruego-revoque-el-premio-nobel-de-la-paz-a-obama-y-que-lo-reciba-el-papa-francisco

Siria: El Papa pide a G-20 promover diálogo de paz y evitar intervención militar

VATICANO, 05 Sep. 13 / 11:17 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco envió una carta al Presidente de Rusia, Vladimir Putin, pidiendo a los líderes de los estados miembros del G-20 que no sean indiferentes a la situación de conflicto que vive Siria, promover el diálogo para la paz y la asistencia humanitaria. El Santo Padre exhorta además a evitar una intervención militar.

En la misiva, el Santo Padre señala que si bien es cierto el encuentro tiene un fin principalmente económico, “les pido que no queden indiferentes ante el drama que vive desde hace tanto tiempo la querida población siria”.

“Ayuden a encontrar las vías para superar los diferentes enfrentamientos y abandonen cualquier pretensión de una solución militar”, exhortó el Pontífice a los líderes de estos países a quienes pidió además “perseguir con coraje y determinación, una solución pacífica mediante el diálogo y la negociación entre las partes involucradas con el apoyo de toda la comunidad internacional”.

El Papa señaló que “desgraciadamente, duele constatar que demasiados intereses han prevalecido desde que comenzó el conflicto en Siria, impidiendo encontrar una solución que evitase la inútil masacre a la que estamos asistiendo”.

Resaltó que los gobiernos tienen “el deber moral” de ?promover la asistencia humanitaria a todos aquellos “que están sufriendo a causa del conflicto tanto fuera como dentro del país”.

Los conflictos armados “crean divisiones profundas, que necesitan muchos años para curarse”, subrayó el Pontífice.

Sostuvo que “las guerras constituyen el rechazo práctico a comprometerse para ligar las grandes metas económicas y sociales que la comunidad internacional pretende alcanzar como, por ejemplo, los llamados Objetivos del Milenio”.

Al finalizar la carta el Santo Padre envió su bendición a todos los participantes y ciudadanos de todos los estados miembros del foro económico del G-20, que desde hoy estarán reunidos en San Petersburgo (Rusia) y les pidió además que recen por él.

Papa Francisco: ¡Que se eleve fuerte en toda la tierra el grito de la paz!

VATICANO, 04 Sep. 13 / 08:17 am (ACI).- Al concluir su audiencia general de este miércoles, el Papa reiteró su apremiante llamado por la paz y su invitación a participar en la jornada de ayuno y de oración por la paz en Siria, en Oriente Medio y en el mundo entero, que se celebrará este sábado 7 de septiembre.

En particular, dirigiéndose a los fieles de lengua árabe, especialmente a los provenientes de Irak, Jordania y Egipto, el Papa alentó a “unirse siempre a Cristo, edificando su Reino con la fraternidad, el compartir y las obras de misericordia”.

“¡La fe es una fuerza poderosa capaz de hacer que el mundo sea más justo y más bello!”, exclamó el Santo Padre y alentó a ser “una presencia de la misericordia de Dios y a testimoniar al mundo que las tribulaciones, las pruebas, las dificultades, la violencia y el mal no podrán derrotar nunca a Aquel que derrotó la muerte: Jesucristo”.

Este fue el llamamiento del Papa: “el próximo sábado viviremos juntos una jornada especial de ayuno y de oración por la paz en Siria, en Oriente Medio y en el mundo entero. También por la paz en nuestros corazones. Porque la paz empieza en el corazón”.

Renuevo mi invitación a toda la Iglesia a vivir intensamente este día, y, desde ahora, expreso mi gratitud a todos los hermanos cristianos, a todos los hermanos de otras religiones y a los hombres y mujeres de buena voluntad que se quieran unir, en los propios lugares y modos, a este momento”.

“Exhorto –+concluyó– en particular a los fieles romanos y a los peregrinos a participar en la vigilia de oración, aquí, en la Plaza de San Pedro, a las 7 de la tarde, para invocar del Señor el gran don de la paz. ¡Que se eleve fuerte en toda la tierra el grito de la paz!”

Jornada de ayuno y oración por Siria: “No teman dar a sus hijos un almuerzo austero”

ROMA, 03 Sep. 13 / 01:15 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, Mons. Vincenzo Paglia, invitó a las familias, padres, hijos, y abuelos, a unirse en familia el próximo 7 de septiembre a la jornada de ayuno y oración que el Papa Francisco convocó para pedir la paz en Siria, Medio Oriente y el mundo.

“Queridos padres, no tengan miedo de proponer a vuestros hijos un almuerzo austero y mínimo, será la ocasión para explicarles lo que está ocurriendo en el mundo y como estos hechos terribles no pueden dejarnos indiferentes. Los invito a acoger la propuesta del Papa y a vivir también en casa el gesto del ayuno y la oración”, animó Mons. Paglia el 3 de septiembre según informó el diario de la Santa Sede, L’Osservatore Romano.

Las continuas noticias que llegan de Siria sobre un posible ataque de la comunidad internacional a este país en guerra “interpelan al corazón, a nuestra inteligencia, y a nuestra fe”, y es necesario que esta jornada de ayuno y oración, “sea acogida con gran seriedad y el compromiso de todos”, añadió.

“No olviden invitar a los abuelos y a los ancianos a este almuerzo hecho con poca comida y muchas palabras, si alguno de ellos experimentó tiempos de guerra, podrá explicar qué significó vivir bajo las bombas y en la incerteza del mañana y cuál era el sentido de sus oraciones en aquellos días”.

“Y vosotros jóvenes, no se lamenten si el sábado no hay grandes platos sobre la mesa, sino den gracias a vuestros padres por lo que les proponen, es más, exíjanles una explicación y los motivos por los que vale la pena continuar y habitar esta tierra marcada demasiado a menudo, por lutos y violencia”, invitó.

Junto a la dureza de las noticias, Mons. Paglia animó a no olvidar comunicar la esperanza de la paz ofrecida por Jesús resucitado, que reconcilió al mundo con gestos donándose a sí mismo, en lugar de usar gestos violentos y vengativos.

“¡Recen unidos en la mesa, oren! Por las familias de Siria, por los niños que mueren cada día, por el odio y el hambre, por los gobernantes llamados a encontrar las soluciones de paz y no violencia”, exhortó.

Por último el Arzobispo Paglia invitó a recitar junto a la familia un salmo, leer una página del Evangelio, rezar una decena del Rosario, hacer una oración libre en voz alta, o hacer un sencillo canto, o cualquier acto que más les sea adapto para interceder, “y meterse en medio del misterio del mal que marca nuestra historia y el Dios de la paz que la sana y la salva”, concluyó.

El pasado 1 de septiembre el Papa Francisco invitó a todos los cristianos, los miembros de otras religiones y hombres de buena voluntad a sumarse a esta petición, y anunció que ese mismo día, de 7 p.m. a 11 p.m., celebrará en la Basílica de San Pedro, una vigilia de oración para pedir la paz definitiva en el país árabe.

Cristianos en Medio Oriente rechazan unánimemente intervención militar en Siria

ROMA, 30 Ago. 13 / 07:02 pm (ACI/EWTN Noticias).- Las comunidades cristianas en Medio Oriente han expresado unánimemente su rechazo a la incursión militar en Siria que estaría planeando realizar los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia con el apoyo de Turquía y la Liga Árabe, luego que el presidente de Siria, Bashar Al Assad, empleara armas químicas en el conflicto que lleva dos años sin solución.

Para los cristianos, esta actitud no solucionaría la guerra y sólo ocasionaría aún más problemas, según señalaron diferentes autoridades religiosas en entrevistas concedidas a varios medios de comunicación internacional.

El director del Monasterio de Deir Mar Musa, al norte de Damasco (Siria), Padre Jacques Mourad, dijo a la Agencia Fides que  “nos encontramos en una fase de extremo sufrimiento. (…) “Esperamos que los países occidentales asuman una posición justa ante esta tremenda crisis siria. La postura correcta es rechazar cualquier tipo de violencia, detener las armas, no poner los unos contra los otros, defender y proteger los derechos humanos”.

El monasterio fue fundado por el sacerdote jesuita, Paolo Dall’Oglio, quien fuera secuestrado hace un mes en Raqqa, lugar que regresó a iniciar el diálogo, luego que fuera expulsado hace un año del país. Actualmente no hay noticias del presbítero.

También, Sor Houda Fadoul, explicó a la misma agencia que “No podemos aceptar o apreciar una intervención armada de las potencias extranjeras.

Continuamos con nuestra misión, que es la de elevar a Dios un culto espiritual, sobre todo para educar a los jóvenes al diálogo y la paz”.

El patriarca siro-católico, Youssef III Younan, declaró al sitio terrasanta.net que en vez de ayudar a que se encuentren vías para la reconciliación y el diálogo, “estas potencias solamente han armado a los rebeldes, incitando a la violencia y envenenando todavía más las relaciones entre sunitas y chiítas”.

El Custodio de Tierra Santa, Padre Pierbattista Pizzaballa, expresó al Franciscan Media Center que “las imágenes que tenemos de Siria son atroces, hablan por sí mismas, (…) conociendo el Medio Oriente, es muy difícil saber quién hace qué cosa. La comunidad política internacional debe encontrar soluciones inmediatas, a través de presiones, para que todo esto se acabe de una vez. No creo que hoy en Siria haya gente que tenga razón y gente que no tenga razón. Cuando se usa la violencia todos se equivocan”.

El Patriarca Maronita, Béchara Rai, informó a Radio Vaticana desde el Líbano “todo lo que está sucediendo en Medio Oriente (tanto en Egipto como en Siria o en Irak) es una guerra que tiene dos dimensiones”.

Explicó que los problemas y conflictos son “en Irak y en Siria, la guerra es entre sunitas y chiítas; en Egipto la guerra es entre fundamentalistas, entre los que están la Hermandad Musulmana y los moderados. Son guerras sin fin, pero, y siento deber decirlo, hay países, sobre todo occidentales (pero también del Oriente)”.

Buenos Aires se une en oración por la paz en Siria

BUENOS AIRES, 29 Ago. 13 / 03:45 pm (ACI).- El Arzobispo de Buenos Aires (Argentina), Monseñor Mario Aurelio Poli, convocó para esta tarde a rezar por la paz en Siria y la inminente escalada de violencia que podría llegar de mediar una intervención militar en un país que vive desde hace dos años luchas intestinas entre grupos rebeldes y el gobierno.

El encuentro de oración comenzará a las 18.30 (hora local) en la Catedral metropolitana, ubicada en avenida Rivadavia y San Martín, frente a la Plaza de Mayo.

Allí se reunirán representantes del Islam, el judaísmo y las comunidades ortodoxas, pentecostales y luteranas. Monseñor Poli encabezará la oración de la comunidad católica apostólica romana.

“El enfrentamiento no ofrece perspectivas de esperanza para resolver los problemas; es, sobre todo, la capacidad de encuentro y de diálogo”, recordaron desde el Arzobispado, en referencia a recientes declaraciones del papa Francisco.

Con este gesto, en el que cada representante religioso rezará según su tradición, se busca mostrar la cercanía en la oración y la solidaridad para todas las víctimas de este conflicto y a todos aquellos que sufren, especialmente a los niños. Sobre todo, “para tener siempre encendida la esperanza de la paz”, consignaron.

Translate »