Contacta con nosotros

VIERNES DE LA SEMANA XXX DEL TIEMPO ORDINARIO Santos Simón y Judas, Apóstoles

(Ef 2,19-22 / Sal 18 / Lc 6,12-19)

Recordar a los apóstoles como ya he dicho anteriormente debe ser motivo de alegría para todos nosotros ya que por su ardua labor evangelizadora se ha podido lograr que “el mensaje del Señor resuene en toda la tierra” como dijimos de respuesta en el Salmo.

Es por su medio que se nos dio la Buena Nueva de que la Salvación en Jesucristo, de la cual no nos podemos sentir extranjeros ni advenedizos, sino ciudadanos y pertenecientes a la familia de Dios.

Edificados sobre el cimiento tanto de los profetas como de los apóstoles, no queda más que esforzarnos por ser también nosotros evangelizadores de aquellos con los que nos encontremos diariamente teniendo a Cristo como piedra angular, y es que es sólo por medio de nuestro Señor Jesucristo que llegamos a ser morada de Dios por el Espíritu Santo.

Alegrémonos mucho este día, pidámosle a Dios por la intercesión de Judas Tadeo y Simón (el cananeo) que nos conceda la certeza de que fuimos elegidos cada uno por nuestro propio nombre, conociéndonos y sabiéndonos capaces de perseverar en la misión que por nuestras elecciones personales y su Santa Voluntad nos esté tocando realizar diariamente.

Teniendo a Cristo como cabeza y al Espíritu Santo como motor nada nos detendrá. Seamos valientes y demos testimonio del amor de Dios en medio de todos nuestros acontecimientos diarios.

(P. JLSS)

Translate »