Contacta con nosotros

DOMINGO XIV DEL TIEMPO ORDINARIO

DOMINGO XIV DEL TIEMPO ORDINARIO
(Is 66,10-14 / Sal 65 / Ga 6,14-18 / Lc 10, 1-2. 17-20)

La Palabra de este domingo nos invita a recordar lo que Dios ha hecho por cada uno de nosotros y a exclamar que sus obras son admirables siempre.

Se nos invita también a reconocer todo lo que Dios hace a diario. Él siempre está con nosotros, siempre actúa quizá no de manera espectacular pero si en la gran monotonía de su amor.

¿Qué te preocupa? ¿Qué te está quitando la paz? Presentaselo al Señor recuerda las palabras que te dice por medio de Isaías hoy: “Como un hijo a quien su madre consuela, así los consolaré yo”. Sólo debemos dejarlo.

No olvidemos la Cruz, en ella Cristo nos demostró el amor hasta el extremo que tiene por cada uno de nosotros, aceptemos ese inmenso amor. Así aunque andemos en medio de lobos, siempre habra una certeza mayor: que nuestros nombres estan inscritos en el cielo.

Qué la paz del Señor y los frutos de su amor llenen nuestro corazón para no temer a nada más que a fallarle a él.

(P. JLSS)