DOMINGO I DE ADVIENTO

Diocesis de Mexicali https://diocesisdemexicali.org


(Is 2, 1-5 / Sal 121 / Rm 13, 11-14 / Mt 24, 37-44)

La semana pasada celebramos la solemnidad de Jesucristo, rey del universo, en ese día nos preguntamos qué tanto le esperamos y confiamos en él. Hoy la palabra nos invita a «velar y estar preparados, porque no sabemos qué día va a venir nuestro Señor…” ¿si lo hacemos?

Reconocer que el Señor es nuestro rey, que prometió volver y que le estamos esperando debe tener consecuencias en nuestra interior y en nuestra manera de vivir; en pocas palabras, se nos debe de notar. Una cosa es ser peregrino y otra muy diferente, vagabundo. Uno anda sin rumbo, el otro tiene una meta.

La manera en que nos hemos venido conduciendo ¿manifiesta a una persona que tiene fe o no? Escuchemos el consejo que nos hace San Pablo: “Tomen en cuenta el momento en que vivimos. Ya es hora de que se despierten del sueño, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer.” El apóstol después de recordar el precepto de la caridad, les invita a dejar la apatía y hacer lo que les toca.

Hoy que comenzamos el tiempo de adviento ¿estamos dispuestos a darle más cabida al Señor en nuestro interior? ¿haremos de navidad algo meramente social? Nadie da lo que no tiene, pidámosle al Señor mayor amor para todo lo que nos toque vivir. “Vengan, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob, para que él nos instruya en sus caminos y podamos marchar por sus sendas”.

(P. JLSS)

0 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *