Contacta con nosotros

“SANGRE DE CRISTO, EMBRIÁGAME”   HORA SANTA

 

Haz click para descargar PDF

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DE LA CARTA DE APOSTOL SAN PABLO A LOS HEBREOS. 9,11-14.

Cristo se presentó, como sumo sacerdote de los bienes futuros, a través de una tienda mayor y más perfecta, no fabricada por mano de hombre, no de este mundo. Y penetró en el santuario una vez para siempre, no con sangre de machos cabríos ni de novillos, sino con su propia sangre, consiguiendo una liberación definitiva. Pues si la sangre de machos cabríos y de toros y la ceniza de una becerra santifican con su aspersión a los manchados en orden a la purificación de la carne, ¡cuánto más la sangre de Cristo, que por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios, purificará de las obras muertas del pecado nuestra conciencia para rendir culto al Dios vivo!

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

EX EPISTOLA SANCTI PAULI APOSTOLI AD HEBRAEOS. 9,11-14.

 

Christus autem cum advenit pontifex futurorum bonorum, per amplius et perfectius tabernaculum, non manufactum, id est non huius creationis, neque per sanguinem hircorum et vitulorum sed per proprium sanguinem introivit semel in Sancta, aeterna redemptione inventa.
Si enim sanguis hircorum et taurorum et cinis vitulae aspersus inquinatos sanctificat ad emundationem carnis,   quanto magis sanguis Christi, qui per Spiritum aeternum semetipsum obtulit immaculatum Deo, emundabit conscientiam nostram ab operibus mortuis ad serviendum Deo viventi.

 

DEO GRATIAS.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Quizá, no captamos del todo el significado profundo, de esa plegaria ardiente: “Sangre de Cristo, embriágame”. El apóstol San Pablo, pudo escribir a los primeros cristianos: “No se emborrachen con vino, sino llénense de Espíritu Santo” (Efesios 5,18).

 

Es, lo que hace la Sangre de Cristo, cuando la bebemos en la Eucaristía o cuando la pedimos al Señor, como bebida que apague nuestra sed. Porque Él, nos da entonces al Espíritu Santo, que nos mereció derramando su Sangre en la cruz.

 

Al bebernos la Sangre de Cristo, sacramentalmente en la Eucaristía y espiritualmente con el deseo y la invocación, ¿qué hacemos sino bebernos nuestra propia salvación? Dios, “nos reconcilia consigo por la sangre de Jesús”, y cielo y tierra se dan un beso de paz (Colosenses 1,20).

 

Pedro nos dirá, para que sepamos valorarnos bien: “Fueron redimidos, no con precio de oro ni plata, sino con la preciosa sangre de Cristo, el Cordero sin mancha” (1Pedro 1,18).

 

Es lo mismo que nos dice Pablo: “Han sido comprados a gran precio” (1Corintios 6,20).

 

Naturalmente, si tan subido es el precio que se pagó por nosotros, “tenemos toda la confianza de que entraremos en el santuario del cielo, en virtud de esta sangre de Jesús” (Hebreos 10,19).

 

¡Sangre de Cristo, embriágame! No es de hoy, esta exclamación. Ya lo decía el mártir, San Ignacio de Antioquía, discípulo de los apóstoles, que escribía cuando iba hacia la muerte: “Cristo, yo quiero por bebida tu sangre, que es vida incorruptible, que es vida eterna”. Al fin y al cabo Ignacio, como nosotros, no hacemos más que obedecer a Jesús, que nos dice al instituir la Eucaristía: “Beban todos de este cáliz, porque ésta es mi sangre” (Mateo 26,28).

 

¡Sangre de Cristo, bebida de amor, preparada en amor, derramada con amor, comunicada con amor, en cáliz de amor!… Es la bebida más confortadora, porque fue prensada por el dolor más grande, probada por muchos como fuente de fuerza., y por eso nos comunica a todos, una fortaleza que en nada ni en nadie más, podemos encontrar.

 

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

Es mi cuerpo, tomad y comed.
Es mi sangre, tomad y bebed.
Porque yo soy vida, yo soy amor.,
oh señor, nos reuniremos en tu amor.

El señor nos da su amor, como nadie nos lo dio.,
el nos guía como estrella, en la inmensa oscuridad.
al partir juntos el pan, él nos llena de su amor.,
pan de dios, el pan comamos de amistad.

El señor nos da su amor, como nadie nos lo dio.,
como todos sus amigos, trabajaba en Nazaret.
Carpintero se alegró, trabajando en su taller.,
con sus manos Cristo obrero, trabajó.

El señor nos da su amor, como nadie nos lo dio.,
era tan grande y tan hondo, que murió sobre una cruz.
Era tan fuerte su amor, que de la muerte triunfó.,
de la tumba, sale libre y vencedor.

El señor nos da su amor como nadie nos lo dio.,
El reúne a sus amigos, en la mesa del amor.
En el mundo todos son, carne y sangre del señor.,
nada puede, separarnos de su amor.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: Mi Señor Jesucristo, cuya Sangre preciosa, fue el precio de mi salvación. ¡Yo te adoro! Y deseo abrevarme en ese torrente, por donde fluye

la bebida, que embriaga con todas las delicias del Cielo. Quiero sorber en las llagas de tus pies, manos y costado., esa Sangre que contiene la Vida, el amor, y la fuerza, de quien me compró con tan alto precio, para darme a Dios. Sangre bendita de mi Señor Jesucristo, embriágame. Sangre bendita de mi Señor Jesucristo, limpia mis manchas. Sangre bendita de mi Señor Jesucristo, sálvame.

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, autor de nuestra salvación,

TODOS: Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, que diste tu Sangre, en precio de nuestro rescate,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!.

LECTOR: Jesús, cuya Sangre, nos reconcilia con Dios,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, que con tu Sangre, nos pacificas a todos,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, que con tu Sangre, limpias nuestras culpas,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, por cuya Sangre, tenemos acceso a Dios,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, que nos das tu Espíritu, cuando bebemos tu Sangre,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, con cuya Sangre, pregustamos las delicias del Cielo,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, que nos das tu Sangre, en la Eucaristía,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, cuya Sangre, es prenda del banquete eterno,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, que nos vistes, con tu Sangre, como traje del Reino,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

LECTOR: Jesús, cuya Sangre, proclama nuestro valor ante Dios,

TODOS:¡Bendita sea, tu preciosísima Sangre!

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: dame de beber, del torrente de tus delicias. Tu Sangre preciosa, apagará mi sed de amor. Tu Sangre preciosa, me lavará de toda mancha. Tu Sangre preciosa, me robustecerá en mi debilidad. Tu Sangre preciosa, me asegura la vida eterna. Señor, bendito seas, por esa Sangre que derramaste por mí.

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: que viste fluir del cuerpo de Jesús, esa Sangre divina, con que Él nos compró para Dios. Esa Sangre, fue lo que Jesús ofreció por ti a Dios, para que fueras Inmaculada y la Llena de Gracia. Haz que yo, sea como Tú, Madre bendita, ¡Que responda al precio subido, que Jesús pagó por mí!

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

La Sangre de Cristo, precio de mi rescate, es un compromiso muy serio en mi vida. “Dios pedirá cuenta de la sangre de Cristo, a aquellos que no crean en Él”, dejó escrito San Policarpo, uno de los Padres más antiguos de la Iglesia. Y a mí me pedirá cuenta, si llevo manchas en mi alma, cuando tengo en mi mano, detergente tan divino. Me pedirá cuenta, si muero de deshidratación espiritual, cuando puedo abrevarme en el torrente, que lleva la vida… ¿Me lavo con frecuencia en la Sangre de Cristo, que se me da abundante en la Reconciliación? ¿Recibo con avidez la Sangre de Cristo en la Comunión? ¿Invoco la Sangre de Cristo, deseándola con ansia viva?…

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

¡Oh Buen Jesús! yo creo firmemente,

que por mi bien estás en el altar.,

que das tu cuerpo y sangre juntamente,

al alma fiel en celestial manjar.

al alma fiel en celestial manjar.

 

Indigno soy, confieso avergonzado,

de recibir la Santa Comunión.,

Jesús, que ves mi nada y mi pecado,

prepara Tú, mi pobre corazón.

prepara Tú, mi pobre corazón.

 

Pequé, Señor: Ingrato te he vendido,

infiel te fui, confieso mi maldad.,

contrito ya, perdón, Señor, te pido,

eres mi Dios, apelo a tu bondad.

eres mi Dios, apelo a tu bondad.

 

Espero en ti, piadoso Jesús mío,

Oigo tu voz que dice, ven a mí.,

porque eres fiel, por eso en ti confío,

todo , Señor, espéralo de ti.

 

¡Oh buen Pastor! amable y fino amante,

mi corazón se abraza en santo ardor.,

si te olvidé, hoy juro que constante,

he de vivir, tan solo de tu amor.

 

Dulce maná y celestial comida,

gozo y salud, de quien te come bien.,

ven sin tardar, mi Dios, mi Luz, mi Vida,

Desciende a mí, hasta mi pecho ven.

 

PRECES

 

LECTOR: Después, que Jesucristo derramó su Sangre por todos, hay muchos hombres y mujeres en el mundo que no lo conocen, y hasta lo desprecian y persiguen. Nosotros pedimos con fe:

 

TODOS: Salva, Dios nuestro, a todos los que redimió, tu Hijo Jesús.

 

LECTOR: Para que, nuestra vida cristiana sea auténtica, digna del valor altísimo, que Jesús pagó por nosotros,

 

TODOS: danos, Dios nuestro, el responder al ideal, que te trazaste sobre nosotros.

 

LECTOR: Para que, la Sangre de Jesús apague la sed de sangre, que sienten tantos caínes modernos, que la derraman con las guerras injustas, los asesinatos y la exterminación de muchos inocentes,

 

TODOS: infunde, Dios nuestro, sentimientos de amor, de bondad y de compasión en todos los hombres.

 

LECTOR: Para que perseveremos, en el amor a tu Nombre, manifestado en nuestra piedad, para con tu Hijo Sacramentado,

TODOS: concédenos, Dios nuestro, amar cada día con más ardor, a tu Hijo Jesucristo.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, que en la Eucaristía nos das tú Sangre preciosa, para que nos embriague de gozo celestial. Danos sed de ti, para que al querer apagar nuestra sed, no anhelemos otra bebida que esa divina, que Tú nos das. Sólo ella, saciará nuestras ansias de amor., y sólo en ella, encontraremos la salvación que anhelamos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

Monseñor, Oscar Romero, el Arzobispo santo y mártir que mezcló su sangre con la de Cristo en el mismo altar, le decía en San Salvador, al autor de este libro: “Ya ve, nosotros planeando medios y más medios para arreglar el mundo, y el buen Papa Juan XXIII inculcándonos la devoción a la Sangre de Cristo, y haciéndonos repetir en las alabanzas al Santísimo: ¡Bendita sea su preciosísima Sangre!”… Morir mártir Mons. Romero durante la Eucaristía, a causa de su opción decidida por los pobres, fue para él una gracia y para nosotros un aviso.

 

Margarita de Beaune, jovencita mística del siglo diecisiete, oyó de Jesucristo estas palabras: “La mayoría de los hombres son tan crueles conmigo, que me escarnecen en la persona de mis pobres. No sólo no se dignan dirigirme la palabra, sino que hasta evitan volver hacia mí los ojos. A mi misma persona van dirigidos tales desprecios”. Entonces la santa dirigía al Señor esta plegaria: “Señor, da a los hombres la gracia de amar a los pobres. Dales la gracia de comprender que son realmente tus miembros. Hazles sentir que hay que amarlos de verdad y tratarlos con dignidad. Ablanda los corazones de los ricos, para que amen a los pobres, nuestros hermanos. Los que mendigan su sustento son, Señor Jesucristo, las niñas de tus ojos”.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.

AMÉN.

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.
AMÉN.

 

 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS: Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *