Contacta con nosotros

SÁBADO SANTA MARÍA, REINA DE LOS APÓSTOLES

(Jud 17, 20-25 / Sal 62 / Mc 11, 27-33)

¿Siento en mi persona la necesidad de tener un mayor contacto con Dios? Cuando nos sentimos intranquilos, sin paz ¿Añoramos su llegada, como el suelo reseco añora al agua? Así es tener sed de Dios, es un interés constante en profundizar más nuestra fe y un abandono al Espíritu Santo.

Para así poder orar movidos por él; tener fuerza para ayudar a los indecisos a perseverar en la fe; y caridad para a las personas distintas tratarles con compasión. No olvidemos jamás que Es Dios, su amor y su gracia, quien nos ayuda con esto, quien nos preserva de todo pecado y quien nos hace estar gozosos.

Quien tiene a Dios en su corazón, hace todo con plena confianza en él y es agradecido por lo que  le ha concedido por medio de Cristo, no necesita otra fuente de autoridad para exhortar e invitar al cambio a aquellos que Dios le ha confiado.

Dios nos conceda sentirnos siempre seguros bajo su amor y protección siguiendo el ejemplo de María, Reina de los Apóstoles quién aun en medio de tanta inseguridad acogió a Cristo para llevarlo a todos los hombres. Ella no fijo su atención tanto en sí misma sino en Dios.

(P. JLSS)

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *