Contacta con nosotros

MIÉRCOLES – I SEMANA DE ADVIENTO


(Is 25, 6-10 / Sal 22 / Lc 15, 29-37)

“Ya viene el Señor para salvar a su pueblo. Dichosos los que estén preparados para salir a su encuentro.” Escuchamos como aclamación antes del Evangelio, nos debe llevar a preguntarnos qué tan preparados estamos para encontrarnos con Dios Si nos muriéramos, o se diera la Parusía, estos momentos ¿cómo nos iría?

No se trata de vivir acongojados, como forzados en a hacer algo forzoso, se trata de vivir en la tranquilidad de saber que el Señor es nuestro pastor, que unos a él jamás tropezaremos, que su vara y callado nos den seguridad (tiene con qué auxiliarnos y con que corregirnos.

No le permitamos que nada lastime nuestra esperanza, cuando las cosas se pongan duras recordemos, que el Señor nunca nos dejará defraudados y en el momento oportuno él vendrá; “En aquel día se dirá: “Aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos que nos salvara. Alegrémonos y gocemos con la salvación que nos trae.”

En el Evangelio hemos escuchado cómo el Señor siempre está atento de nuestras necesidades, nunca nos quiere despedir así nada más… pongamos todo nuestro empeño por prepararle un corazón dispuesto, así aunque creamos que lo que tenemos no es suficiente, él con su poder multiplicar las cosas de tal modo que alcancen multitudes. Dejemos que sea el quien multiplique nuestros panes.

(P. JLSS)

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *

Translate »