Contacta con nosotros

“JUEVES DE LA OCTAVA DE NAVIDAD” “JESÚS, EL DIOS CON NOSOTROS” HORA SANTA

 

http://diocesisdemexicali.org/wp-content/uploads/2016/12/9.-JESUSEL-DIOS-CON-NOSOTROS..pdf

EXPOSICION 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO. 1,20-23.

Dijo el ángel a José: “No temas tomar contigo a María tu mujer, porque lo engendrado en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará al pueblo de sus pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta: “Miren que la Virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: Dios con nosotros”.

 

PALABRA DEL SEÑOR.

                                                      

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM MATTHAEUM. 1,20-23.

……..Ecce angelus Domini apparuit in somnis ei, dicens: “ Ioseph fili David, noli tiemere accipere Mariam coniugem tuam: Quod enim in ea natum est, de Spiritu Sancto est. pariet autem filium: et vocabis nomen eius Iesum: ipse enim salvum faciet populum suum a peccatis eorum ”. Hoc autem totum factum est, ut adimpleretur id, quod dictum est a Domino per prophetam dicentem: “ Ecce, virgo in utero habebit, et pariet filium: et vocabunt nomen eius Emmanuel ”, quod est interpretatum Nobiscum Deus.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR.

 

(REFLEXION DEL SACERDOTE)

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: “¡Dios con nosotros!”. Así reza la profecía más famosa de Isaías (7,24), que oímos tantas veces en la Liturgia preparatoria de la Navidad. El Concilio y el Papa Pablo VI, se encargarán de recordarnos en nuestros días, esta expresión bíblica y de hacernos ver, el alcance inmenso que contiene. ¡Dios con nosotros!…

 

Ya no va a ser el Dios lejano, que vive más allá de las estrellas. No; ahora será el Dios que se acerca, que se mete en el mundo, que hace de cada uno de nosotros, una morada suya. Será el Dios que nos habla, el que nos ama, el que nos cuida con amor y cariño inmenso. Porque el Dios hecho hombre, Jesús, se va a hacer presente en nuestra vida, de maneras insospechadas.

 

Todas esas maneras están encerradas en el misterio, aunque todas son reales, todas ciertas, cada una a su modo, pero que culminan en la presencia más grandiosa que es la Eucaristía. En nosotros está por su Palabra, pues “cuando se lee en la Iglesia la Sagrada Escritura, es Él quien habla”.

 

Está presente “por su virtud en los Sacramentos, de modo que cuando alguien bautiza, es Cristo quien bautiza”. Está vivo y presente por la fe y el amor en cada uno de nosotros, pues nos dice por Juan: “Vendremos a aquel que me ama y haremos en él nuestra morada” (Juan 14,23); y por Pablo: “Cristo habita por la fe en sus corazones” (Efesios 3,17).

 

Está presente en la asamblea cristiana, porque nos asegura: “Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18,20).

Está con la Jerarquía de la Iglesia, en el Papa y los Obispos, a los que promete: “Yo estoy con ustedes hasta el fin de los tiempos” (Mateo 28,20). Todo esto es cierto. Pero Jesús se nos hace presente, sobre todo, en la Eucaristía, donde está verdadera, real y substancialmente con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, tal como es Él y tal como está en el Cielo, aunque oculto aquí por los velos sacramentales. ¡Oh misterio de amor!…

 

¡Dios con nosotros! ¿No se ha realizado la profecía como ningún vidente, ni el mismo Isaías, lo pudo imaginar?…

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

            

            

 

A Belén se va y se viene,

por caminos de alegría;

y Dios nace en cada hombre,

que se entrega a los demás.

 

A Belén se va y se viene,

por caminos de justicia;

y en Belén nacen los hombres,

cuando aprenden a esperar.

 

A Belén se va y se viene…..

 

Lo esperaban como rico,

y habitó entre la pobreza;

lo esperaban poderoso,

y un pesebre fue su hogar.

A Belén se va y se viene…..

 

Lo esperaban un guerrero,

y fue paz toda su guerra;

lo esperaban rey de reyes,

y servir fue su reinar.

 

A Belén se va y se viene…..

 

Lo esperaban sometido,

y quebró toda soberbia;

denunció las opresiones,

predicó la libertad.

 

A Belén se va y se viene…..

 

Lo esperaban silencioso,

su palabra fue la puerta;

por donde entran los que gritan,

con su vida la verdad.

 

A Belén se va y se viene…..

 

Navidad es un camino,

que no tiene pandereta;

porque Dios resuena dentro,

de quien va en fraternidad.

 

A Belén se va y se viene…..

 

 

Navidad es el milagro,

de pararse en cada puerta;

y saber si nuestro hermano,

necesita nuestro pan.

 

A Belén se va y se viene…..



NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: ¡Dios mío! Tú dijiste que no había pueblo en la tierra, que tuviese a sus dioses tan cercanos, como Israel tenía a su Dios. Esto lo decías entonces. Ahora con Jesús, ¿qué dices a la Iglesia, tu verdadero Israel? Yo me siento colmadamente feliz, al saber que Tú, Señor Jesús, estás siempre conmigo: en tu Palabra, en los Sacramentos, en los Pastores, en los hermanos, en mi corazón, pero, más que nada, en la Eucaristía, “gran misterio y admirable Sacramento”. Estallo de gozo, y te digo con toda el alma: ¡Gracias por tu presencia, Señor!

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, Emmanuel, el Dios-con-nosotros.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, que echaste tu tienda de campaña, entre nosotros.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente de muchas maneras, entre nosotros.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente cuando se proclama tu Palabra.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente por tu virtud, en los Sacramentos.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, que moras por la fe y el amor, en nuestro corazón.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente siempre, en nuestros hermanos.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente entre nosotros, reunidos en tu nombre.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente en el Papa y los Obispos, nuestros Pastores.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente de modo admirable, en la Eucaristía.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente en tu Iglesia a la que riges por tu Espíritu.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente siempre con nosotros, porque nos amas.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: que estás siempre conmigo, sin que me dejes ni un solo instante de mi vida. Gracias por tu presencia, que es mi fortaleza en la lucha, mi alegría en la tristeza, mi consuelo en la aflicción, mi luz en las dudas, mi premio en el esfuerzo. ¡Quédate conmigo, y no me dejes nunca, Señor!

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: la que nos diste al Emmanuel, que desde tu seno se hizo el “Dios con nosotros”, para siempre. Guárdame a tu Jesús, bien seguro en mi corazón. Que acoja, como Tú, su Palabra, para permanecer yo en Él como Él permanece conmigo, sin separarse de mí.

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

Isaías, hablando del Emmanuel, desafiaba a todos los pueblos enemigos: “Serán destrozados, fracasarán. Porque con nosotros está Dios”. Yo hago mías estas palabras, y me digo: porque me lo tengo que decir: ¿dónde está mi fe, cuando me quejo por un dolor, por una prueba, por un fracaso cualquiera? ¿Es que Jesús, el “Dios con nosotros”, no está conmigo, o qué? Y si Él viene conmigo, ¨¿a quién temeré?… Mirando mi fe por otro lado, ¿hago caso de la Palabra de Dios, de mis hermanos en los que está Cristo, de los Pastores de la Iglesia?… ¿Vivo la Gracia, que es Cristo en mí?… ¿Cómo vivo, sobre todo, la Eucaristía?…

 

BREVE TIEMPO      

                           

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Alegría, alegría, alegría,
alegría, alegría y placer;
esta noche nace el niño,
en el portal de Belén.

Esta noche nace el niño,
yo no tengo que llevarle;
le llevo mi corazón,
que le sirva de pañales.

Alegría, alegría,……..

 

En el portal de Belén,
hay estrellas, sol y luna;
la Virgen y san José,
y el niño que está en la cuna.

Alegría, alegría,………

En el portal de Belén,
hay un clavel encarnado;
que por redimir al mundo,
se volvió lirio morado.

Alegría, alegría,………

 


PRECES

 

LECTOR: Damos infinitas gracias a Dios, nuestro Padre, que realizó la alianza con los hombres, hasta llegar a morar personalmente entre nosotros, por la Encarnación de su Hijo, y le decimos.,

 

TODOS: Permanece siempre con nosotros, Dios nuestro.

 

LECTOR: Salva a tu pueblo rescatado con la sangre de Jesús,

 

TODOS: y haz que te sea fiel, en el cumplimiento de tu voluntad.

 

LECTOR: Congrega en tu única Iglesia, a todos los que confiesan tu nombre y han recibido el mismo Bautismo,

 

TODOS: para que el mundo crea en el Cristo, que Tú nos enviaste.

 

LECTOR: Que se acaben las guerras, las injusticias y toda forma de opresión,

 

TODOS: y que todos reconozcan que Tú, por Jesucristo tu Hijo, eres verdaderamente el Dios que está con nosotros.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, Tú eres la misma presencia de Dios, entre nosotros. Día y noche nos haces compañía y también esperas ansioso, la compañía nuestra. Haz de nosotros, Señor, unos ángeles de tu Sagrario, para que nuestra voz te cante ya en la tierra, como te cantará eternamente en el Cielo. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

LECTOR: Se ha contado muchas veces, lo que el Cardenal Perraud atestiguó en el Congreso Eucarístico de Paray le Monial en 1897. Aquel protestante inglés, de turismo por Italia con su familia, entra en una iglesia católica por admirar el arte. Y le pregunta el niño:

 

Papi, ¿qué es esa lamparita roja de allí?

Es que allí está Jesucristo, como creen los católicos.

Protestante serio y fiel, visita para el culto su propia iglesia.

Papi, ¿y por qué no está aquí, aquella lucecita roja?

Porque aquí no está Jesucristo.

 

Un rayo de luz intensa brilló en la mente de aquel noble caballero, que se va repitiendo: ¡Aquí no está Jesucristo, aquí no está Jesucristo!…

Y con toda su familia ingresó en la Iglesia Católica.

 

La conocida historia del Cardenal Newman, el gran convertido inglés del siglo XIX. Pastor anglicano y teólogo en Oxford, tenía un sueldo equivalente a 100.000 francos de entonces. Sus amigos, al saber que quería pasarse a la Iglesia Católica, le insisten:

Piensa lo que haces. Si te haces católico, pierdes tus rentas de cien mil francos anuales.

A lo que contesta Newman:

 

¿Y qué significan cien mil francos, en comparación de una sola Comunión?…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados, tan portentoso Sacramento;

Y la antigua imagen ceda el lugar

Al nuevo rito;

La fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

Sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

Poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

Le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


 

 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti, eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS: Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                          (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *