Contacta con nosotros

JESUS DEL SAGRARIO

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

 EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

 TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

descarga esta hora Santa en PDF dando click AQUI!…

EXPOSICION

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

PANGE LINGUA.

 

ESTACION AL SANTISIMO

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

CANTO

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

CONTINUAMOS DE RODILLAS

ACTO DE PREPARACION

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

NOS PONEMOS DE PIE

PROCLAMACION DE LA PALABRA

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 14,1-4; 17,24-25. 

Les dijo Jesús: “No se turbe su corazón. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, se lo habría dicho; porque voy a prepararles un lugar. Y cuando me haya ido y les haya preparado un lugar, volveré y los tomaré conmigo, para que donde esté yo estén también ustedes. Y adonde yo voy saben el camino”… Y dirigiéndose al Padre, dijo: “Padre, quiero que donde yo esté, estén también conmigo los que tú me has dado, para que contemplen mi gloria, la que tú me has dado, porque me has amado antes de la creación del mundo”.

PALABRA DE DIOS. 

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM  IOANNEM. 14,1-4; 17,24-25.

Iesus dixit eis: ”Non turbetur cor vestrum. In domo Patris mei mansiones multae sunt; si quo minus, dixissem vobis, quia vado parare vobis locum? Et si abiero et praeparavero vobis locum, iterum venio et accipiam vos ad meipsum, ut, ubi sum ego, et vos sitis. Et quo ego vado, scitis viam ”………..

Pater, quod dedisti mihi, volo, ut ubi ego sum, et illi sint mecum, ut videant claritatem meam, quam dedisti mihi, quia dilexisti me ante constitutionem mundi.

LAUS, TIBI CHRISTE. 

NOS PODEMOS SENTAR

REFLEXION DEL SACERDOTE

BREVE MEDITACION

RELEXION GENERAL

LECTOR: “Mis delicias son estar con los hombres”, dice la Biblia sobre la Sabiduría eterna (Proverbios 8,31). Juan nos asegurará al principio de su Evangelio, al hablarnos de la encarnación del Hijo de Dios: “Y echó su tienda de campaña entre nosotros”. A Juan y Andrés, que le preguntan dónde tiene su morada, les contesta: “Vengan y vean”. Jesús está entre nosotros, está con nosotros, pero, a estas horas, aún seguimos oyendo el reproche del Bautista: “Está en medio de ustedes, y no le conocen” (Juan 1, 14. 38. 26).

Mirando al Israel peregrino por el desierto vemos cómo Dios habita en el Arca, colocada en el campamento, signo visible de la presencia permanente de Dios con su pueblo (Éxodo 40,1-34).

El instinto cristiano, guiado siempre por el Espíritu Santo, ha adivinado en todos estos pasajes bíblicos, una imagen de la realidad que vivimos en la Iglesia. El Jesús del Altar que es nuestro sacrificio, el Jesús del Comulgatorio que es nuestro alimento, ese mismo Jesús es en el Sagrario el compañero de nuestra peregrinación.

Sin ningún mandato suyo, la Iglesia ha entendido el querer de Jesús y mantiene el Sacramento en todas las iglesias con nosotros, para que nosotros le hagamos constante compañía y sea Él, en todas las circunstancias de nuestro caminar, el verdadero imán que nos atraiga a Sí, para llenarnos de sus bendiciones y de sus gracias.

El Catecismo de la Iglesia Católica, haciéndose eco de este sentir cristiano, lo comenta así: “Por la profundización de la fe, la Iglesia tomó conciencia de la adoración silenciosa del Señor, presente bajo las especies eucarísticas. Por eso, el Sagrario debe estar colocado en un lugar particularmente digno de la iglesia, de tal forma que manifieste la verdad de la presencia real de Cristo, en el Santo Sacramento”. “La visita al Santísimo Sacramento es una prueba de gratitud, un signo de amor y un deber de adoración hacia Cristo nuestro Señor”. Y pide con palabras vivas del Papa Juan Pablo II: “Jesús nos espera en este Sacramento del amor. No escatimemos tiempo para ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación llena de fe y abierta a reparar las faltas graves y delitos del mundo. Que no cese nunca nuestra adoración” (CEC, 1379, 1380, 1418).

BREVE MEDITACION

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor, ,
en el Cuerpo y la Sangre de Señor. 

Compartimos la misma comunión.
Somos trigo del mismo sembrador:
un molino, la vida, nos tritura con dolor,
Dios nos hace eucaristía en el amor.

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre de Señor. 

Como granos que han hecho el mismo pan,
como notas que tejen un cantar,
como gotas de agua que se funden en el mar,
los cristianos un cuerpo formarán.

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador:
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre de Señor. 

En la mesa de Dios se sentarán.
Como hijos, su pan comulgarán:
Una misma esperanza, caminando, cantarán,
En la vida, como hermanos se amarán.

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre de Señor. 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORACION

MINISTRO: Mi Jesús del Sagrario, nunca pueblo alguno ha tenido sus dioses tan cerca, Como tuvo a su Dios el pueblo de Israel. Esto que el profeta decía entonces, ¡qué lejos se queda de la gran realidad que vive dichosamente tu Iglesia! Aquí estás conmigo, Señor. ¡Aviva mi fe! Aquí te tengo presente, Señor. ¡Enciende mi corazón! Aquí me estás haciendo compañía, Señor. ¡Que vaya a ti! Que cuanto más me acerque yo a tu Sagrario, más adentro me encierres Tú, dentro de tu Corazón.

ACLAMACIONES

LECTOR: Jesús, Dios que te hiciste hombre por nuestro amor.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que echaste tu tienda de campaña entre nosotros.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que tienes tus delicias en estar con los hombres.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que eres el Arca santa del Israel de Dios.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que estás como desconocido en medio del mundo.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que nos invitas a ir a la morada de tu Sagrario.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que pasas los días y las noches esperándonos.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que nos llenas de tu amistad cuando te visitamos.

TODOS: Quiero estar siempre contigo, Señor. 

LECTOR: Jesús, que nos colmas de gracia cuando estamos contigo.

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: que en tu Sagrario me esperas para llenarme de tu amistad, de tu gracia y de tu fuerza. Por amor te quedaste con nosotros, y sólo con amor se corresponde dignamente a tanta dignación tuya. Atráeme a ti. Encadéname a ti. Sólo así haré que mi vida de la tierra sea, como la que tendré en el Cielo.

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: Su casita de Nazaret fue un Sagrario en el que Tú y Jesús compartíais la vida entera. Así quiero yo estar con el Jesús de nuestras iglesias, como Tú en Nazaret: en silencio respetuoso, en adoración silenciosa, en contemplación incesante, en charla familiar, amorosa y confiada.

NOS PODEMOS SENTAR

COMPROMISO

MINISTRO: Es Jesús el primer habitante de nuestra ciudad y el primer miembro de nuestra parroquia, y no entra en ninguna estadística. Como si no existiese. Lo malo es que esto le pasa a veces conmigo, ¿no es verdad?… ¿Lo tengo en cuenta de veras? ¿Le manifiesto con mi visita diaria que creo en su presencia entre nosotros, que pienso en Él, que le quiero?… Tengo tiempo para mil entretenimientos, para muchas visitas, para tantos amigos y amigas, ¿y no me queda un ratito para Jesús?… ¿Adivino la alegría que le causo a Él cuando le dedico un pequeño espacio de mi jornada, y la Gracia y las gracias que yo me llevo cuando me retiro de su presencia?… ¿Hay algún tiempo mejor empleado en mi vida?…

BREVE TIEMPO

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

¡Oh buen Jesús!, yo creo firmemente,

que por mi amor estás en el altar;

que das tu Cuerpo y Sangre juntamente,

al alma fiel en celestial manjar (2). 

Espero en ti, piadoso Jesús mío,

oigo tu voz que dice: “ven a mí”;

Porque eres fiel, por eso en ti confío,

todo, Señor, lo espero yo de Ti (2).

¡Oh buen pastor, amable y fino amante!

Mi corazón se abrasa en santo amor;

Si te olvidé, hoy juro que constante,

he de vivir tan sólo de tu amor (2).

Indigno soy, confieso avergonzado,

de recibir la santa comunión;

Jesús, que ves mi nada y mi pecado,

prepara Tú mi pobre corazón (2).

Dulce maná y celestial comida,

gozo y salud del que te come bien;

ven sin tardar, mi Dios, mi Luz, mi Vida,

desciende a mí, hasta mi alma ven.

¡Oh buen Jesús!, yo creo firmemente,

que por mi amor estás en el altar;

que das tu Cuerpo y Sangre juntamente,

al alma fiel en celestial manjar (2). 

PRECES

MONITOR: Rogamos ahora, en la presencia del Señor que nos acompaña, y le pedimos:

TODOS: Aviva nuestra fe, Señor Jesucristo, y escucha nuestras plegarias.

LECTOR: El amor te impulsó a ti a quedarte en el mundo, a la vez que te ibas al Cielo:

TODOS: haznos vivir ya en el Cielo a la vez que estamos en el mundo.

LECTOR: Haz que nuestros corazones estén fijos allí, donde están los gozos verdaderos:

TODOS: a fin de que, por las cosas que perecen, no peligre nunca nuestra salvación.

LECTOR: Tú que gozas en estar con nosotros tus hermanos, que necesitamos de ti:

TODOS: guía nuestros corazones a los hermanos nuestros más necesitados, que no desdeñemos su compañía, y que les ayudemos en su pobreza y en todas sus angustias.

PADRE NUESTRO

CANTADO

MINISTRO: Señor Sacramentado, Divinidad escondida, nosotros te adoramos. Nuestro corazón se te rinde todo entero. En tu contemplación, desfallecemos de amor. No te ven nuestros ojos, pero te adivina nuestra fe. El Ladrón te reconoció en la cruz, nosotros te reconocemos aquí, y como él te decimos: “En tu Cielo, ¡acuérdate de nosotros, Señor!”. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

PODEMOS SENTARNOS

TESTIMONIOS

San Enrique Ossó dispuso que el Sagrario tuviera siempre flores y que derramase un poco de perfume. Era frase suya: “En el culto del Señor, de lo bueno, lo mejor”. Lo visitaba siempre al mediodía, “porque es la hora en que está más abandonado”.

Y repetía a las almas confiadas a él en su convento: “Habéis de procurar que os encuentren siempre en la habitación o al pie del Sagrario”. Dirigía a todos certeramente: “¿Tienes alguna pena? Vete al Sagrario a contársela a Jesús Sacramentado. ¿Estás con alguna tentación? Vete al Sagrario. ¿Necesitas consuelo, fortaleza y luz? Vete al Sagrario”.

El santo Padre William Doyle, que pasaba horas y horas ante el Sagrario, se lamentaba: “¿Por qué Jesús me hace sentir tan vivamente su soledad en el Sagrario y sus ansias de que alguno le acompañe, y al mismo tiempo llena mis manos de tantas cosas que hacer?”. La devoción a Jesús Sacramentado “es un tesoro tal que no puede comprarse a costo excesivo, porque, una vez logrado, asemeja esta vida al Cielo como jamás hubiéramos podido esperar”.

BREVE TIEMPO

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

AMEN

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

AMÉN

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

TODOS: AMEN.

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

TODOS: AMÉN.

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *