Contacta con nosotros

Homilia. DOMINGO III DE CUARESMA

(Ex 3, 1-8. 13-15 / Sal 102 / 1 Cor 10, 1-6. 10-12 / Lc 13 1-9)

Este domingo se nos recuerda que debemos hacer memoria de las bondades que ha hecho Dios en nuestras vidas. Si olvidamos lo que Dios ha hecho en nosotros, puede surgir un falso sentimiento de abandono.

Se nos invita también a reconocer que Dios toma la iniciativa para actuar en nosotros, su acción no depende de nosotros, ni de nuestros meritos sólo de Dios.

Pablo invita por eso a no codiciar cosas malas, esto surge cuando uno se olvida de lo que Dios ha hecho; en el Evangelio Jesús nos invita a no juzgarnos mejores que nadie, aún cuando nos vaya mejor que a otros. Todo sucede porque Dios lo permite.

Dios nos conceda escuchar su voz que nos invita a dar fruto, porque aunque todo lo que nos rodea diga lo contrario, si dejamos que la gracia y amor de Dios actúe en nosotros, daremos fruto.

Dejemos que la gracia de Dios haga germinar aquello que necesitamos y pongamos fijos nuestros ojos en Dios. Sólo de él debemos estar atentos.

(JLSS)

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *