Contacta con nosotros

Presentan libro de Cardenal Bertone sobre la diplomacia vaticana

VATICANO, 13 Nov. 13 / 08:39 pm (ACI/EWTN Noticias).- “Diplomacia pontificia en un mundo globalizado”, es el título del libro escrito por el Cardenal Tarcisio Bertone, Camarlengo de S.R.C, presentado ayer en el Aula Nueva del Sínodo y que recoge los principales discursos pronunciados por el Purpurado durante los siete años que estuvo al servicio de la Santa Sede con Secretario de Estado.

Durante el acto estuvieron presentes el P. Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede; y Mons. Dominique Mamberti, Secretario para las Relaciones con los Estados.

El libro es enriquecido por un prefacio escrito personalmente por el Papa Francisco. “Inspirados pensamientos -dijo el Cardenal haciendo referencia a las palabras del Pontífice- que no dejan de sorprenderme y creo que les sorprenderán también a ustedes por su amplia visión diplomática”.

La segunda parte del libro está dedicada a los diplomáticos, tanto los precedentes como los que aún están formándose en la Pontificia Academia Eclesiástica. Mons. Mamberti destacó las palabras del Cardenal Bertone acerca de “estos representantes del Papa que no son sólo embajadores como el resto ya que no son extraños allá donde trabajan”.

“No debemos olvidar que la diplomacia pontificia, incluso antes de ser vehículo del diálogo entre la comunidad civil y la eclesial es ante todo un instrumento de cohesión dentro de la Iglesia, señal de la preocupación por todas las Iglesias, que el obispo de Roma siempre ha demostrado”, indicó.

Por tanto, afirmó, “la medida de la vida de los Siervos de la Iglesia (…) está tejida, dentro de los límites inherentes a la condición y a las posibilidades de cada uno, con la dedicación silenciosa y generosa al Cuerpo de Cristo y al servicio duradero de la causa del hombre”.

 

Cardenal Bertone envía a nuevo Secretario de Estado sus deseos de recuperación

ROMA, 18 Oct. 13 / 09:45 am (ACI/EWTN Noticias).- En un discurso final dirigido al Papa Francisco el pasado 15 de octubre al concluir sus servicios en el Vaticano, el Cardenal Tarcisio Bertone, expresó al nuevo Secretario de Estado Vaticano, Mons. Pietro Parolin, sus deseos de recuperación para que pronto pueda ayudar a la Iglesia en su misión universal de ser el corazón del mundo.

“Que María le ayude al Papa Francisco y al nuevo Secretario de Estado, Mons. Pietro Parolin, a quien le enviamos un cordial saludo y nuestros deseos de que llegue pronto, para deshacer los nudos que todavía impiden a la Iglesia ser en Cristo el corazón del mundo, horizonte auspiciado e incesantemente invocado”, dijo el Cardenal Bertone.

Sorpresivamente el Papa Francisco anunció durante el acto de cesión del cargo del Secretario de Estado que Mons. Parolin no haría posesión del cargo a causa de una pequeña intervención quirúrgica y que la ceremonia oficial se celebrará en las próximas semanas.

Durante su discurso dirigido al Papa Francisco, el Cardenal Bertone le agradeció por “la escucha, la ternura, la misericordia, y la confidencia” con las que le ha tratado durante sus primeros meses de pontificado, y por las realidades de las que ha disfrutado a su lado “en la multiplicidad de conversaciones, gestos, las sorprendentes llamadas telefónicas, y las tareas”.

“¡Gracias Papa Francisco por su benevolencia!”, exclamó.

El Cardenal Bertone trabajó como Secretario de Estado Vaticano los siete años durante el pontificado del Papa Benedicto XVI y también los siete primeros meses de pontificado del Papa Francisco y aseguró que ambos pontífices guardan una gran continuidad, especialmente en el aspecto “reformador”.

Benedicto XVI ha sido un reformador de las consciencias y del clero. Su pontificado fue un recorrido de fuertes proyectos pastorales: el Año Paulino, el Año Sacerdotal, y el que está por concluir, el Año de la Fe. Ha sufrido profundamente por los males que perturban el rostro de la Iglesia y por ello la ha dotado de una nueva legislación que golpee con decisión el vergonzoso fenómeno de la pedofilia entre el clero, sin olvidar el inicio de la nueva normativa en materia económica-administrativa”, señaló.

“Yo veo al Papa Francisco hoy no como una revolución, sino como una continuidad con el Papa Benedicto XVI, a pesar de la diversidad de acentos y segmentos de vida personal”.

“Debo subrayar que dos expresiones que refuerzan esta continuidad son la donación del consejo espontáneo e inspirado, proyectado hacia el futuro y rico de memoria, y después, la común devoción mariana”, añadió.

Actualmente Benedicto XVI reside dentro del Vaticano en el Mater Ecclesiae, un monasterio de clausura al que se retiró después de su pontificado. El pasado 23 de marzo en Castel Gandolfo, fue visitado por el Papa Francisco, junto a quien rezó ante un icono de la Virgen.
El Cardenal Bertone concluyó su alocución resaltando que “no hay icono más bello” que el de dos Papas recogidos en la oración ante la estatua de la Virgen.

Cardenal Bertone hace balance positivo de su servicio como Secretario de Estado Vaticano

ROMA, 02 Sep. 13 / 05:56 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado del Vaticano, hizo un balance positivo de sus casi 7 años de servicio en este cargo, que concluirá el próximo 15 de octubre cuando asuma el puesto el Arzobispo italiano Pietro Parolin nombrado el sábado 31 de agosto por el Papa Francisco.

El diario del Vaticano, L’Osservatore Romano (LOR) da cuenta de lo dicho por el Cardenal Bertone, en diálogo con los periodistas tras la solicitud del rector del Santuario de la Virgen de las Lágrimas en Siracusa, al concluir la celebración que presidió por el 60º aniversario del prodigio de la lacrimación.

LOR señala que el “Cardenal Bertone ha querido recordar y subrayar las líneas importantes que han inspirado y sostenido su servicio desarrollado en la Secretaría de Estado – entre ellas una armoniosa relación entre fe y razón, entre derecho y ley natural, entre tradición y modernidad– recordando luego algunos acontecimientos memorables como las Jornadas Mundiales de la Juventud de Sydney y Madrid con Benedicto XVI, y la de Río de Janeiro con el Papa Francisco”.

La agencia italiana Ansa informa que el Cardenal Bertone dijo además que “el balance de estos siete años lo veo positivo. Naturalmente ha habido muchos problemas, especialmente en los últimos dos años, en los que he recibido acusaciones… Una red de cuervos y víboras… Pero esto no debería oscurecer lo que creo es un balance positivo”.

El Purpurado dijo además que “a veces hay algunos prejuicios. Un balance honesto no puede no tener en cuenta el hecho de que el Secretario de Estado es el primer colaborador del Papa, un ejecutor fiel y leal de las tareas que le son confiadas. Algo que he hecho y que haré”.

El Secretario de Estado, explicó el Cardenal Bertone, “trabaja en equipo donde trabajan cinco y es un bello grupo que trabaja muy unido”.

“He dado siempre todo –resaltó– pero ciertamente he tenido mis defectos. Si tuviese que volver a pensar ahora en algunos momentos actuaría de modo distinto, pero esto no quiere decir que no haya buscado servir a la Iglesia”.

Translate »