Contacta con nosotros

Arzobispo argentino explica por qué pareja de lesbianas podrá bautizar a su “hija”

BUENOS AIRES, 04 Abr. 14 / 04:36 pm (ACI).- El Arzobispo de Córdoba (Argentina), Mons. Carlos Ñáñez, lamentó la manipulación de la prensa sobre el Bautismo de una bebé -hija biológica de una lesbiana que la cría con su pareja- y explicó a ACI Prensa por qué la pequeña Umma Azul puede recibir este sacramento.

La niña es hija biológica de Soledad Ortiz, una mujer que hace un año se unió legalmente en “matrimonio igualitario” con Karina Villarroel. El sacramento del Bautismo será celebrado en la Catedral de Córdoba este sábado 5 de abril.

En declaraciones a ACI Prensa,  Mons. Ñáñez señaló que el caso de la pequeña Umma “es como el de cualquier persona que pide el Bautismo”. “El Bautismo lo va a recibir la niña. El derecho es de ella, el derecho es de la niña”, subrayó.

El Prelado desmintió a diversos medios de comunicación que indicaron que él se había reunido con la pareja de lesbianas e incluso habría autorizado celebrar la Confirmación de ambas.

“Primero, yo no he hablado con estas personas. Segundo, de ninguna manera yo he dado alguna autorización con respecto a la Confirmación. Tercero, que ellas vinieron por acá, sin hablar conmigo, ya con indicaciones precisas fueron encaminadas a una parroquia, donde tenían que hacer los requisitos necesarios para la preparación del Bautismo. Su madre y los padrinos elegidos. Y punto”.

Mons. Ñáñez señaló además que este caso “ya lo he hablado y lo he explicado al Cardenal (Antonio) Cañizares, Prefecto de la Congregación para la Disciplina de los Sacramentos, así que ya está en conocimiento de la Santa Sede”.

Uno de los compromisos que asumen los padres de un niño al bautizarlo es educarlo en la fe cristiana. Sobre este punto, Mons. Ñáñez indicó que “ese es el compromiso que tiene que asumir su madre, y el compromiso que los padrinos tienen que hacer”.

“En eso, yo creo que se juega la buena fe de las personas. También entre nosotros acuden muchas personas a pedir el Bautismo para sus hijos, nosotros hacemos fe a su buena disposición, pero no tenemos absoluta seguridad de que ellos por una parte vayan a respetar eso o de que su vida esté en total consonancia con los principios evangélicos”.

El Arzobispo argentino explicó que “la Iglesia en eso se muestra como una madre misericordiosa y amplia, para abrir las puertas de la salvación. El Bautismo es el derecho de toda persona humana, y creo que también el Santo Padre, en este sentido, desde cuando era Arzobispo de Buenos Aires siempre impulsó una actitud de apertura amplia para la administración de estos sacramentos”.

Al referirse a la posibilidad de que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, sea la madrina de la niña, tal como habría pedido la pareja de lesbianas, Mons. Ñáñez remarcó que “el párroco ya tiene las instrucciones de que por lo menos un padrino tiene que comprometerse a garantizar la educación” cristiana de Umma.

El Prelado rechazó la manipulación de los medios de comunicación sobre este caso.

“Esto es una cosa que ha sido instrumentado por los medios de comunicación, y la verdad todo el revuelo que se hace es una desmesura con respecto a eso. Se trata del Bautismo de una niña que tiene el derecho a recibir este sacramento, y en la medida de lo posible, nosotros tratamos de asegurar las condiciones para que sea correctamente administrado”, indicó.

El Arzobispo de Córdoba indicó que “los medios de comunicación son muchos instrumentados, y hay personas que instrumentan y en distintas instancias deforman la realidad de los hechos”.

“También nosotros tenemos que tener una mirada crítica. No todo lo que dicen los diarios o las agencias de prensa es la verdad”, concluyó.

 

Rescatan la historia del misionero italiano que bautizó y guió en la fe al Papa Francisco

ROMA, 12 Jul. 13 / 07:09 am (ACI/EWTN Noticias).- El diario Il Cittadino de la provincia italiana de Lodi rescató la historia del Padre Enrico Pozzoli, el misionero salesiano natural de esa región, que bautizó en el año 1936 al pequeño Jorge Mario Bergoglio, hoy el Papa Francisco.

En un artículo periodístico, el diario presenta varios hechos de la vida de Jorge Mario Bergoglio y relata que su bautizo se celebró en Buenos Aires durante la noche de Navidad, en la pila bautismal de la Basílica María Auxiliadora y San Carlos de Buenos Aires, donde hoy luce orgulloso un pequeño cuadro con la copia del certificado de bautismo del primer pontífice argentino de la historia.

Según informó Il Cittadino, el P. Pozzoli fue para el Papa Francisco “una figura muy importante y un modelo de vida sacerdotal”, tanto, que en el año 1982 el futuro pontífice lo recordó en el prólogo de sus “Meditaciones para religiosos” como “un ejemplo de servicio eclesial y de consagración religiosa”, subrayando “la fuerte influencia que tuvo en su existencia”.

Según cita el artículo, el mismo Papa Francisco explicó su relación con el misionero salesiano en una carta escrita el 20 de octubre de 1990 al sacerdote salesiano Cayetano Bruno: “Hoy hace 29 años de la muerte del Padre Enrico Pozzoli y he celebrado hace poco una Misa por él, quien me bautizó el 25 de diciembre de 1936”, dice la misiva.

El P. Pozzoli vivió en Argentina desde el año 1906 hasta su muerte, el 20 de octubre de 1961. Nació en noviembre de 1880 en Senna Lodigiana, un pueblecito italiano cercano a la ribera del río Po, y abandonó Italia siendo un joven sacerdote.

El misionero “nunca habría imaginado que entre los fieles que confiaban en su guía estuviese también un futuro Papa y que su semilla hubiese dado un fruto tan célebre… no hizo solo nacer la fe en el futuro Papa Francisco, sino que lo acompañó en su crecimiento cristiano y fue su padre espiritual hasta los 17 años, cuando maduró la vocación sacerdotal”, agrega el diario italiano.

Desde Argentina, el P. Pozzoli solía escribir cartas a su Italia natal a sus sobrinos, donde explicaba su día a día entre inmigrantes italianos y los nativos de la Pampa. También enviaba fotografías que tomaba en Buenos Aires y la Tierra de Fuego, y en el reverso, apuntaba los kilómetros recorridos en cada viaje.

Según el artículo, también el P. Pozzoli cuidó de la salud del joven Bergoglio, y fue precisamente él quien lo animó a subir a las montañas de Tandil -al sur de Buenos Aires-, para que se recuperara de la grave infección en las vías respiratorias que lo dejaría sin una parte del pulmón derecho.

Ahora los actuales vecinos de Senna Lodigiana -el pueblo que vio nacer al P. Pozzoli-, celebran saber que un paisano suyo bautizó al sucesor de Pedro, el Papa Francisco.

Translate »