Contacta con nosotros

JUEVES DE LA SEMANA XIV DEL TIEMPO ORDINARIO

(Os 11, 1-4. 8-9 / Sal 79 / Mt 10, 7-15)

¿Cómo es posible que Dios en su grandeza pueda amarme tanto? Es esta una pregunta que de una o otra forma todos nos hemos hecho.

Hoy en la Primera Lectura se nos da la respuesta: Él nos da toda su compasión siempre ¿Por qué? Porque así es nuestro Padre, és Dios y no hombre, no actúa nunca visceralmente.

Eso debe ser nuestra paz, saber que Dios nos ama, que se compadece de nosotros siempre porque nos ama así como somos, nos conoce totalmente, es nuestro Padre.

Es este el Reino de Dios que llega y donde debemos hallar nuestra paz, como nos enseñó el Evangelio: si somos personas que aceptemos la paz, en la certeza de ser hijos de un Padre que es amor, la obtendremos siempre.

Que la paz del Señor esté con todos ustedes.

(P. JLSS)

JUEVES DE LA SEMANA XI DEL TIEMPO ORDINARIO

(Eclo 48, 1-15 / Sal 96 / Mt 6, 7-15)

¿Vivo confiado en Dios? ¿Si lo considero mi Padre Bueno? Porque nosotros hemos recibido un espíritu de hijos, que nos hace clamar: ¡Padre!

En la primera lectura se reconoce a Elías y todo lo que el realizó, pero se habla de Eliseo y como en éste se reconocía el espiritu de Elías. ¿Se reconocerá en nosotros la acción del Espíritu Santo?

Jesús hoy nos enseña una cosa importantísima: el perdón. Quien se sabe amado no tiene tanta capacidad para el rencor o la ira. Nuestro Señor pone a nuestro perdón como garantía del perdón divino.

También hoy se nos enseña la oración del padre nuestro, pidamos a Dios que nos fortalezca nuestra fe en su Paternidad, él es providente, el nos cuida, nos ama y nunca nos abandona. Teniendo encuenta esto y perdonando reflejaremos realmente que somos sus hijos y obtendremos la paz.

(P. JLSS)

Translate »