Contacta con nosotros

LUNES DE LA SEMANA XII DEL TIEMPO ORDINARIO

(2 R 17, 5-8. 13-15. 18 / Sal 59 / Mt 7, 1-5)

La aclamación antes del Evangelio de este día nos recuerda que “la Palabra de Dios es viva y eficaz, y descubre los pensamientos e intenciones del corazón”. ¿Cuántas veces nos ha caído la palabra de Dios como anillo al dedo?

Cuando uno se permite escuchar al Señor en su Palabra, descubre qué tan sincera ha sido la forma de actuar que ha llevado hasta ese momento y cuál es la manera en que Dios actúa para con él. Percibe la misericordia de Dios.

Esa es la invitación que nos hace hoy Jesús, contemplar cómo hemos sido tratados por él y desde allí, no juzgar para no serán juzgados. Y después, porque así como juzguen los juzgarán y con la medida que midan los medirán.

“¿Con qué cara le dices a tu hermano: ‘Déjame quitarte la paja que llevas en el ojo’, cuando tú llevas una viga en el tuyo?” Pidamos a Dios reconocer su misericordia y amor, dejarlo actuar en nuestro interior, para que sea sólo esto lo que repartamos.

No ignoremos la misericordia de Dios, sólo así seremos misericordiosos y no nos creeremos jueces de nadie.

(P. JLSS)

Translate »