Contacta con nosotros

MARTES DE LA SEMANA XV DEL TIEMPO ORDINARIO

Lecturas del Martes 12 de Julio de 2016

(15ª Semana. Tiempo Ordinario)

+ Mateo 11, 20-24

Jesús comenzó a recriminar a aquellas ciudades donde había realizado más milagros, porque no se habían convertido. «¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si los milagros realizados entre ustedes se hubieran hecho en Tiro y en Sidón, hace tiempo que se habrían convertido, poniéndose cilicio y cubriéndose con ceniza. Yo les aseguro que, en el día del Juicio, Tiro y Sidón serán tratadas menos rigurosamente que ustedes. Y tú, Cafarnaúm, ¿acaso crees que serás elevada hasta el cielo? No, serás precipitada hasta el infierno. Porque si los milagros realizados en ti se hubieran hecho en Sodoma, esa ciudad aún existiría. Yo les aseguro que, en el día del Juicio, la tierra de Sodoma será tratada menos rigurosamente que tú.»

Reflexión
(Is 7, 1-9 / Sal 47 /Mt 11, 20-24)

¿Cómo entendemos el hecho de que Dios es nuestro defensor? Porque si le consideramos nuestra defensa, no debemos olvidar las características que tiene él que es nuestra guarida.

Hagamos nuestras las palabras de Isaías, donde le pide al rey que crea en la constante protección de Dios: “Mantente alerta, pero tranquilo. No le tengas miedo, no te acobardes. No importa que tramen tu ruina”.

¿Cuál es la clave para ejercitar nuestra confianza en Dios Padre? Creer totalmente en Jesucristo, en lo que significa su encarnación: la protección del Padre contra lo más peligroso el pecado y la muerte eterna, por el amor que nos tiene.

Jesús eso es lo que pudiera estarnos reclamando hoy, si reconocemos o no su acción en nuestras vidas. Quien se sabe amado, no teme al juicio y lucha por ser cada vez más conforme al amor que recibe.

Abandonémonos al dinamismo del Amor y recibamos la paz que de él proviene.

(P. JLSS)