Contacta con nosotros

 “SOMOS UN SOLO CUERPO” HORA SANTA

 

DESCARGAR EN PDF

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium,
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

Derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro

Dando una admirable disposición.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Después de observar plenamente

La ley sobre la comida legal,

se da con sus propias manos,

Como alimento para el grupo de los doce.

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente

Para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS  EN TI SEÑOR…………..PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que derramó en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR………..PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz desciendes por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR………PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti. Amén.
CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar,  AMEN.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DE LA PRIMERA CARTA DEL APOSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS. 12, 12-13; 26-27.

 

Del mismo modo que el cuerpo es uno, aunque tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, no obstante su pluralidad, no forman más que un solo cuerpo, así también Cristo. Porque en un solo Espíritu hemos sido todos bautizados, para no formar más que un cuerpo, Judíos y Griegos, esclavos y libres. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu… Si sufre un miembro, todos los demás sufren con él. Si un miembro es honrado, todos los demás toman parte en su gozo. Ahora bien, ustedes son el Cuerpo de Cristo, y miembros suyos cada uno a su modo.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

 

 

EX EPISTOLA SANCTI PAULI AD CORINTHIOS. 12, 12-13; 26-27.

 

Sicut enim corpus unum est et membra habet multa, omnia autem membra corporis, cum sint multa, unum corpus sunt, ita et Christus;  etenim in uno Spiritu omnes nos in unum corpus baptizati sumus, sive Iudaei sive Graeci sive servi sive liberi, et omnes unum Spiritum potati sumus………. Et sive patitur unum membrum, compatiuntur omnia membra; sive glorificatur unum membrum, congaudent omnia membra. Vos autem estis corpus Christi et membra ex parte.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

            

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: La Eucaristía, “signo de unidad, lazo de la caridad”, es un compromiso serio con los hermanos. San Pablo ha sido el gran doctor de esta verdad, y es él quien nos guía hoy en nuestra reflexión. Jesús nos deja como sacrificio único de la Iglesia su propio Cuerpo y su propia Sangre, ofrecidos por Él en la Cruz.

 

 “El cáliz de la bendición que consagramos, ¿no es comunión con la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo?” (1Corintios 10,16). Comulgar es hacerse “uno” con Cristo Jesús.

 

Entonces viene la consecuencia más natural. “Desde el momento que el pan es uno solo, somos también un solo cuerpo toda la muchedumbre que participamos de este único pan” (1Corintios 10,17).

 

Los cristianos, al comulgar, dejamos de ser individualidades en la Iglesia, para convertirnos en un solo cuerpo. Por lo tanto, no cabe la división en la Iglesia. El odio, el rencor, la separación en la Fe y en el Amor, son incompatibles con Comunión.

Y San Pablo llega a otra consecuencia: a la comunicación de los bienes materiales. Es un absurdo y un crimen sentarse en la mesa del Señor uno que está harto de comida junto a otro que no tiene cómo llenar su estómago vacío. “Cuando se reúnen en asamblea, ya no es para celebrar la cena del Señor, pues cada uno se adelanta a comerse su provisión personal. Y mientras el uno se queda con hambre, el otro se emborracha a placer” (1Corintios 11,20-21).

 

El Papa Juan Pablo II, en el Congreso Eucarístico de Sevilla, denunció severamente este hecho doloroso que se da en la sociedad actual, y que no debería existir en las iglesias que celebran el Misterio del Señor. Decía el Papa: “El sacramento de la Eucaristía no se puede separar del mandamiento de la caridad. No se puede recibir el Cuerpo de Cristo y sentirse alejado de los que tienen hambre y sed, son explotados o extranjeros, están encarcelados o se encuentran enfermos”.

 

 

Y añadía el Papa las palabras del Catecismo de la Iglesia Cató1ica: “La Eucaristía entraña un compromiso en favor de los pobres. Para recibir en la verdad el Cuerpo y la Sangre de Cristo entregados por nosotros, debemos reconocer a Cristo en los más pobres, sus hermanos”.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

                

Padre que seamos uno como Tú y el Hijo  son Uno, 

Tomados de la mano marchemos hacia Ti,

Formando una Iglesia en unidad, en unidad. (2)

 

Que se rompan barreras, que no haya más divisiones,

que sanen los rencores, y paz en los corazones,

que vivamos alegres buscando la felicidad,

Oh Jesús ven a nosotros, haznos vivir en santidad.

 

Padre que seamos uno como Tú y el Hijo  son Uno, 

Tomados de la mano marchemos hacia Ti,

Formando una Iglesia en unidad, en unidad. (2)

 

Tú eres la cabeza, nosotros somos el cuerpo,

la viña es nuestra Iglesia, y nosotros los sarmientos,

y nos haces hijos tuyos en un solo Señor,

en un solo Bautismo, en una Fe en Jesucristo.

 

Padre que seamos uno como Tú y el Hijo  son Uno, 

Tomados de la mano marchemos hacia Ti,

Formando una Iglesia en unidad, en unidad. (2)

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, hermano nuestro, Que nos pides el amor a todos los hermanos, Como nos lo pides para ti mismo. Aquí nos sentamos juntos, en la mesa del Padre, El pobre, el criado, el humilde… Danos tu amor a todos. Haznos un solo corazón. Que el mundo crea porque ve que nos amamos Los unos a los otros, como nos amas Tú. Como se lo pediste al Padre: “¡Que sean uno!”.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Señor Jesús, modelo de amor a todos los hombres.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, que nos das el amor como la señal cristiana.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, que quieres que todos seamos “uno”.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, que nos das el amor como el don supremo.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, que nos quieres “uno” contigo y el Padre.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, que nos das tu Espíritu, fuente del amor.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, que nos das tu Cuerpo como lazo del amor.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, que no admites división entre nosotros.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, para ser un solo corazón y una sola alma.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, para recibirte dignamente en la Comunión.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, para no apartarnos de tu propio amor.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

LECTOR: Señor, para hacer ya aquí lo que haremos en el Cielo.

TODOS: Que nos amemos todos, como nos ama Dios.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: Tú infundes tu Espíritu en nuestros corazones para que amemos con el mismo amor de Dios. Haznos dignos de ese amor que nos tienes. Que nunca se rompa entre nosotros la unión que quisiste existiera siempre en tu Iglesia como signo de tu presencia entre nosotros.

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: la discípula más aprovechada de Jesús. Al amarnos como miembros de Cristo e hijos de un mismo Padre, Dios, sabemos mirarnos también como hijos tuyos, que se aman y se unen siempre en el Corazón de la Madre.

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

Esta palabra del Señor nos impone un examen serio de conciencia. Comulgo. Me arrodillo ante el Sagrario. Soy un alma eucarística… Muy bien. Pero esto exige el amor al hermano, especialmente al más pobre. La Eucaristía es el compromiso más serio que adquirimos con el hermano, y no solamente con Cristo individualmente. ¿Amo a todos, como es mi deber? ¿Tengo un corazón sensible a las necesidades de los demás? ¿O permanezco frío e indiferente ante el dolor ajeno?… ¿Sé abrir mis manos con generosidad? ¿Sé darme a todos como se me da Jesús a mí?… En la Iglesia, en mi comunidad, ¿soy siempre un elemento integrador en el amor y la unión?…

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

No podemos caminar,

con hambre bajo el sol,

Danos siempre el mismo pan:

Tu cuerpo y sangre Señor.

 

Comamos todos de este pan,

El pan de la unidad.

En un cuerpo nos unió el Señor,

Por medio del amor.

 

Señor yo tengo sed de Tí,

Sediento estoy de Dios.

Pero pronto llegaré a ver,

El rostro del Señor.

 

Por el desierto el pueblo va,

Cantando su dolor.

En la noche brillará tu luz,

Nos guía la verdad.

 

El enemigo sin piedad,

Nos busca por doquier.

Pero quien coma de tu pan, Señor,

Ya nada temerá.

 

Tu pueblo esperando está,

Señor no tardes más!

Cuando vengas triunfarán por fin,

La luz y la verdad.

 

 

PRECES

 

LECTOR: Alabamos a Dios nuestro Padre, que creó el mundo y por Cristo nos congregó en una Iglesia Universal, que será la familia de Dios glorificada en la eternidad feliz.

 

TODOS: Renueva las maravillas de tu amor infinito y misericordioso.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que eres el Alfa y Omega, el Principio y el Fin de todas las cosas, y el Cabeza de tu Iglesia.

 

TODOS: une a todos los creyentes y haz que formemos, como nuestros primeros hermanos en la Fe, un solo corazón y una sola alma.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que por la Sangre de tu Cruz reconciliaste con Dios a todos los seres del cielo y de la tierra.

 

TODOS: líbranos de toda desesperación y de todo temor y conforta especialmente a todos nuestros hermanos que sufren. Ayuda a los oprimidos, consuela a los afligidos, libra a los cautivos, da pan a los hambrientos, fortalece a los débiles.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, como premio de este rato de compañía que te hemos hecho ante la Hostia Santa.

 

TODOS: aumenta en nosotros el amor a los hermanos y haz que lo testimoniemos con obras eficaces de caridad.

 

LECTOR: Acuérdate, Señor, de nuestros difuntos.

 

TODOS: y llévalos a la plenitud de la vida en la gloria.

 

 

PADRE NUESTRO

 (CANTADO)

 

 

MINISTRO:

Señor Sacramentado, sólo el amor nos autoriza a recibirte cuando te nos das en la Comunión. Guárdanos en el amor. Haz que formemos un solo cuerpo contigo, para que el mundo crea en tu Iglesia al ver que nos amamos como nos amas Tú. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

TESTIMONIOS

 

El Beato Federico Ozanam, estudiante de la Universidad de París, hacía siempre sus pequeños ahorros. Y el domingo, después de comulgar, desayunaba, preparaba otro desayuno más abundante, buscaba en un apartamento a un pobre desamparado, se lo daba todo, y así pagaba a Jesús la visita que le había hecho a él con la Comunión. Para cuando se casó aquel joven tan extraordinario, sus Conferencias de San Vicente de Paúl eran ya una institución poderosa, que aliviaba la pobreza de tantos indigentes.

 

La Beata Ángela de Foligno, después de recibir a Jesús en una Comunión tan significativa como la del Jueves Santo, se iba con algunas amigas al hospital, limpiaban y curaban a los enfermos más pobres, y se daban por satisfechas al haber podido devolver con amor a Jesús el gran amor con que el Señor se les dio en la Eucaristía…

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO………  PEDIMOS POR LAS INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………        

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum,
Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.

AMÉN.

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.
AMÉN.

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti, eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *