Contacta con nosotros

MARTES DE LA VIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

(1 P 1, 10-16 / Sal 97 / Mc 10,28-31)

 

“Muchos que ahora son los primeros serán los últimos, y muchos que ahora son los últimos, serán los primeros”. Frases como ésta del Evangelio son las que nos alientan en los momentos difíciles.

 

Es que por la fe nosotros sabemos que, si bien es cierto, que podemos sufrir momentáneamente, también es cierto que nada puede arrebatarnos ni el amor de Cristo, ni los méritos que con su redención nos otorgó (perdón del pecado, la gracia y el derecho al cielo).

¿Qué nos toca hacer entonces a nosotros como discípulos de Cristo? Vivir siempre atentos y vigilantes, con toda nuestra esperanza en la gracia que nos trae la manifestación gloriosa de Jesucristo, luchar por ser santos con es santo aquel que nos llamó.

Preocuparnos solamente por estar bien con Dios y no tanto por las circunstancias de la vida diaria, pues sabemos del ciento por uno prometido por Cristo, aunque la persecución se presente, nos basta su gracia.

Dios nos conceda docilidad y abandono a su gracia, para no desesperarnos nunca. No perdamos de vista que el vencido es el pecado y no nosotros.

(P. JLSS)

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *