Contacta con nosotros

MARTES DE LA V SEMANA DE PASCUA

(Hch 14, 19-28 / Sal 144 / Jn 14, 27-31)

Perseverar en la fe y la esperanza de que Dios Padre por la Resurrección de su Hijo nos rescató para la vida eterna, es la invitación que hoy nos hace la Liturgia de la Palabra.

En la Primera Lectura se nos narra cómo Pablo por su predicación es víctima de intrigas en su contra, apedreado al grado de ser dado por muerto y arrastrado hasta las afueras de la ciudad. Pero por la firmeza de su fe y su confianza en Dios, en cuanto vuelve en sí, regresa a la ciudad a predicar.

Ante las injusticias que nos suceden por seguir a Dios ¿Cómo reaccionamos?  ¿Nos acobardamos o nos sujetamos por saber que nada puede más en nosotros que la gracia y el amor de Dios? Pablo vuelve y anima a los discípulos a perseverar en la fe.

Grabemos en nuestro corazón las palabras de nuestro Señor que nos dice: “No pierdan la paz ni se acobarden”. Reconozcamos su acción en nuestras vidas y busquemos como dijimos en el Salmo: “bendecir al Señor eternamente” con palabras y obras.

(P. JLSS)

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *