Contacta con nosotros

 “JESUS, Y SU ORACION AL PADRE”   HORA SANTA

Haz click para descargar PDF

EXPOSICION

 DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS. 11,1; 11, 9-13.

 

Estaba él orando en cierto lugar y, cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: “Señor, enséñanos a orar”. Él les dijo…: “Yo les digo: Pidan y se les dará; busquen y hallarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, le abrirán. ¿Qué padre hay entre ustedes que, si su hijo le pide un pez, en lugar de un pez le da una culebra; o, si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si, pues ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”.

 

PALABRA DEL SEÑOR.

 

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

 

EX EVANGELIO SECUM LUCAM. 11,1; 11, 9-13.

 

Et factum est cum esset in loco quodam orans, ut cessavit, dixit unus ex discipulis eius ad eum: “Domine, doce nos orare”………….. Et ego vobis dico: Petite, et dabitur vobis; quaerite, et invenietis; pulsate, et aperietur vobis. Omnis enim qui petit, accipit; et, qui quaerit, invenit; et pulsanti aperietur. Quem autem ex vobis patrem filius petierit piscem, numquid pro pisce serpentem dabit illi? Aut si petierit ovum, numquid porriget illi scorpionem? Si ergo vos, cum sitis mali, nostis dona bona dare filiis vestris, quanto magis Pater de caelo dabit Spiritum Sanctum petentibus se”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: ¿Qué hace Jesús en el Sagrario? ¿Tenemos curiosidad por saberlo?… Unas palabras de la carta a los Hebreos nos lo dicen con elocuencia conmovedora: “Por eso, Jesús puede perpetuamente salvar a los que por su medio se acercan a Dios, ya que está siempre vivo para interceder por ellos” (Hebreos 7,22-25).

 

Es decir, el Jesús del Sagrario, que es el mismo que el del Cielo y hace aquí lo mismo que allí, está siempre rogando por nosotros hasta que consigamos nuestra salvación definitiva.

 

Le repite al Padre lo del Cenáculo: “Padre santo, guarda en tu nombre a los que me has dado”. “Te ruego por todos los que creen en mí”. “Padre, yo deseo que todos estos que tú me has dado estén conmigo, donde esté yo, para que contemplen la gloria que me has dado”. “Les he dado a conocer quién eres, y continuaré dándote a conocer, para que el amor con que me amaste, pueda estar también en ellos, y yo mismo esté también en ellos” (Juan 17,11-26).

Este Jesús del Cielo y del Sagrario, que así ruega por nosotros, tiene derecho a exigirnos la oración por nosotros mismos, a fin de que nuestra oración, unida a la suya, sea nuestra salvación. La oración de alabanza, que a Jesús no se le caía de los labios, y que nos enseñó a nosotros: “¡Santificado, glorificado sea tu nombre!”… La oración de gratitud, después de tanto beneficio, que no nos tenga que decir: “¿Nadie ha vuelto a dar gracias a Dios, sino este samaritano?” (Lucas 17,17)… La oración de perdón: “Perdónanos nuestras ofensas”… Finalmente, la de súplica: “Danos hoy nuestro pan de cada día”… Jesús, Sacerdote nuestro, ora incesantemente, y nos dice con insistente seriedad: “Es necesario orar siempre sin desfallecer nunca” (Lucas 18,1). Insistencia, la de Jesús, que arrancó a uno de los discípulos la petición bellísima: “Señor, enséñanos a orar”. El Jesús del Sagrario está atento a nuestra oración. Pero, tanto o más que escucharnos, quiere orar con nosotros al Padre. ¿Le ayudamos?…

 

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

“Andando de tu mano, que fácil es la vida;

Andando de tu mano el mundo es ideal”.

 

Desde que voy junto a ti,

la tierra que yo piso es como espuma.

Desde que voy junto a ti,

la noche más oscura tiene luz.

Yo pienso que la vida no es tan dura,

si todo en realidad me lo das tú.

 

“Andando de tu mano, que fácil es la vida;

Andando de tu mano el mundo es ideal”.

 

Desde que voy junto a ti,

mis ojos se han secado por completo.

Desde que voy junto a ti,

no sé porque la gente llorara.

Yo solo en esta vida tengo miedo,

el día en que yo pierda tu amistad.

 

“Andando de tu mano, que fácil es la vida;

Andando de tu mano el mundo es ideal”.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: Mi Señor Jesucristo, Tú fuiste el hombre de más oración que ha existido. Tú no podías pasar un rato, sin hablar con el Padre. Habías de desahogarte con Él. Eras su Hijo, el amado, y no hubieras podido prescindir de la oración jamás. Sumo Sacerdote nuestro, Tú debías redimir al mundo, y rogabas y ruegas continuamente por nuestra salvación. Hazme a mí, Señor, un alma de oración. Que venga a tu Sagrario para adorar contigo al Padre, y que mi oración ayude a la salvación de mis hermanos.

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, que sentiste como nadie, la necesidad de orar.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que te oxigenabas de continuo, con oración incesante.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que estabas siempre, en comunicación con el Padre.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que orabas como Mesías, para salvar al mundo.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que oraste también, para enseñarme a orar.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que pasabas días y noches enteros en oración.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que enseñaste a tus discípulos a orar.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que orabas al Padre, con el amor de Hijo.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que te dirigiste al Padre, como Sacerdote nuestro.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que oras en el Sagrario, como Salvador nuestro.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que me quieres ante el Sagrario, orando contigo.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

LECTOR: Jesús, que me encargas orar, siempre sin desfallecer.

TODOS: Señor, enséñame a orar.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: que te dedicaste a la oración, como primera tarea de tu vida y sigues orando siempre por nosotros en el Sagrario, enséñame a orar. Llámame a tu Sagrario, para orar contigo. Y haz que sienta la necesidad de comunicarme con el Padre, como la sentías Tú, mi modelo de oración.

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: que estuviste siempre en oración con Jesús, por tu trato continuo con él, pues tu hablar con Él era siempre una amorosa oración; Enséñame a orar, y haz que ore siempre. Atrae sobre mí el Espíritu Santo que, como a ti, me mantenga en oración continua y fervorosa.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

COMPROMISO

 

La oración es la respiración del alma: Es la ocupación más grande del día, la más importante, la más necesaria. Jesús me da ejemplo admirable: su misma vida, es el modelo máximo que puedo encontrar… ¿Hago yo de la oración, el respirar de mi espíritu? ¿Me esfuerzo en avanzar cada día por el camino de la oración? ¿Tengo el convencimiento profundo de que la oración es la ocupación máxima, la primerísima a que debo dedicarme? ¿Y me doy cuenta de que la oración, que puedo practicar en todo lugar, tiene su puesto más privilegiado en la presencia del Señor Sacramentado?…

 

BREVE TIEMPO      

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Tú has venido a la orilla,
no has buscado a sabios ni a ricos,
tan solo quieres, que yo te siga.

Señor, me has mirado a las ojos,
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena, he dejado mi barca,
junto a ti, buscaré otro mar.

Tú necitas mis manos,
mis cansancios, que a otros descansen,
amor que quiero seguir amando.

Señor, me has mirado a las ojos,
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena, he dejado mi barca,
junto a ti, buscaré otro mar.
Tú sabes bien lo que quiero,
en mi barca no hay oro ni espadas,
tan solo redes y mi trabajo.

Señor, me has mirado a las ojos,
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena, he dejado mi barca,
junto a ti, buscaré otro mar.

Tú, pescador de otros mares,
ansia entera de almas que esperan,
amigo bueno, que así me llamas.

Señor, me has mirado a las ojos,
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena, he dejado mi barca,
junto a ti, buscaré otro mar.

 

 

 

PRECES

 

LECTOR: Sabiendo que el Padre nos escucha siempre, porque nuestra oración está acompañada por Jesús e impulsada por el Espíritu Santo, le decimos:

 

TODOS: Señor Dios nuestro, bendecimos tu santo Nombre.

 

LECTOR: Por el Papa, los Obispos y los Sacerdotes, le pedimos al Señor.

 

TODOS: que sean hombres de oración y nos enseñen siempre a dirigirnos a ti.

 

LECTOR: Para que el mundo sepa que en el Cielo hay un Padre que vela por todos, le pedimos al Señor:

 

TODOS: que crezcan los grupos de oración, como testimonio para todos los hombres, de la importancia que tiene el acudir siempre a Dios.

 

LECTOR: Para que los niños aprendan desde las rodillas de sus madres, la importancia de la oración, le pedimos al Señor:

 

TODOS: que los niños y los jóvenes, junto con el estudio, recen siempre, como tarea principal de sus años de formación.

 

LECTOR: Y a nosotros que te hemos acompañado en esta Hora, Señor Jesucristo:

 

TODOS: enséñanos a orar siempre más y mejor.

 

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, que oras siempre como Sumo Sacerdote nuestro, infúndenos el espíritu de oración; danos ganas de orar, sobre todo, en tu presencia y contigo. Así nuestra vida entera será, como la tuya, una adoración continua al Padre en el Espíritu Santo, y un orar como Tú y contigo por la salvación del mundo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

PODEMOS SENTARNOS

 

 

 

 

 

 

 

 

TESTIMONIOS

 

El célebre Cardenal Mercier, ante la apatía con que oramos tan poco, sobre todo ante el Sagrario, excusándonos en nuestras muchas ocupaciones, dijo:

 

“He llegado ya a viejo, y me he convencido de que es necesario trabajar y orar. Y orar, mucho más que trabajar”.

 

Pío Xll, el Papa que en nuestros días asombró al mundo por su trabajo abrumador, era un reloj en su vida. No se acostaba hasta las dos de la mañana, para levantarse después, a las seis en punto. Pero a las once de la noche, sin fallar un día siquiera, en su vida de Cardenal Secretario de Estado y de Papa, interrumpía el trabajo, se iba a su capilla privada, se hincaba en el reclinatorio, y para el Señor del Sagrario, era la última hora entera del día que se acababa. A las doce regresaba al escritorio para reanudar el trabajo hasta las dos… Lo atestigua quien le acompañó durante cuarenta años.

 

El Venerable Ollier expresaba esta oración ante el Santísimo con una comparación bella: “¿Por qué, Dios mío, habéis puesto sangre y no aceite en mis venas? ¡Ah! Si en mis venas yo tuviese aceite en vez de sangre, lo derramaría gota a gota en las lámparas que arden delante del Santísimo Sacramento”.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 


Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN

 

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *