Contacta con nosotros

“JESÚS, MI TODO”   HORA SANTA

Has click para descargar PDF

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL LIBRO DEL APOCALIPSIS. 4,11; 5,9-10.

 

“Eres digno, Señor, Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú has creado el universo; porque por tu voluntad lo que no existía fue creado”…………………………. “Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación; y has hecho de ellos para nuestro Dios un reino de sacerdotes y reinan sobre la tierra”.

 

PALABRA DEL DIOS.

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

EX LIBRO APOCALYPSIS. 4,11; 5,9-10.

 

“ Dignus es, Domine et Deus noster, accipere gloriam et honorem et virtutem, quia tu creasti omnia, et propter voluntatem tuam erant et creata sunt”……….…………….Et cantant novum canticum dicentes:“ Dignus es accipere librum et aperire signacula eius, quoniam occisus es et redemisti Deo in sanguine tuo ex omni tribu et lingua et populo et natione; et fecisti eos Deo nostro regnum et sacerdotes, et regnabunt super terram ”.

 

DEO GRATIAS.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: El apóstol San Pablo nos dice que “Cristo es todo en todos”, y que “Dios se ha complacido en que tenga la primacía en todo”. No puede ser de otra manera, “porque todas las cosas han sido creadas por él y para él”, y, más que nada, porque Cristo, que es Hombre, es también Dios, ya que en Él “reside toda la plenitud de la divinidad encarnada”. Y así, después de su resurrección, “ascendió a los cielos para llenarlo todo”, y por eso “Dios ha subordinado a él todas las cosas” (Colosenses 3,11; 1,18; 1,16;2,19. Efesios 4,10. 1Corintios 15,27).

Hay también otra razón muy poderosa, como dicen repetidamente los escritos de los Apóstoles, y es: porque Cristo nos ha arrancado de las garras de Satanás y nos ha comprado nada menos que con su Sangre. Dios, por Cristo, “nos rescató del poder de las tinieblas y nos trasladó al reino del Hijo de su amor”.

 

¿A costa de qué?… Nos lo dice San Pablo: “Han sido comprados con un precio subidísimo”. San Pedro nos lo especificará más: “Han sido redimidos no con precio de oro o plata o de cosas corruptibles, sino a costa de una sangre inapreciable, como es la de Cristo, cordero integérrimo y sin mancha” (Colosenses 1,13. 1Corintios 6,20. 1Pedro 1,18-19).

Si hemos sido comprados con la Sangre de Cristo, y así metió su Espíritu dentro de nosotros, San Pablo saca una conclusión irrebatible: “Ustedes ya no son suyos. Glorifiquen a Dios en ustedes mismos” (1Corintios 6,20).

Pero esa conquista y esa posesión de Cristo no son para dominarnos de manera despótica, sino para llenarnos de todos los tesoros de Dios: “Porque en Cristo han sido plenamente enriquecidos con todos los dones de la palabra y de la ciencia” de modo que, “han quedado colmados con toda la plenitud de Dios”, “por su Espíritu que ha sido derramado en nuestros corazones”. Así, Cristo es todo mío, y yo, todo de Cristo el Señor. ¿Puedo concebir y desear riqueza mayor? (1Corintios 1,5. Efesios 3,19. Romanos 5,5).

Este ser todo de Cristo, como Cristo es todo mío, se realiza más que nada por la Eucaristía, ya que Cristo me ofrece consigo al Padre, haciéndome una sola oblación con Él; se me da entero, sin reserva, cuando lo como en la Comunión; y está totalmente para mí, en la soledad de su Sagrario, esperándome y hablando conmigo, si me acerco y trabo con Él conversación amistosa.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

CANTO EUCARISTICO

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador;
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Compartimos la misma comunión.
Somos trigo, del mismo sembrador.
Un molino, la vida, nos tritura con dolor.
Dios nos hace eucaristía en el amor.

Como granos que han hecho el mismo pan,
como notas que tejen un cantar,
como gotas de agua que se funden en el mar;
los cristianos un cuerpo formarán.

En la mesa de Dios se sentarán,
Como hijos, su pan comulgarán;
Una misma esperanza, caminando, cantarán;
En la vida, como hermanos, se amarán

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, Tú lo eres todo para mí. Tú eres para mí suficientísimo. Teniéndote a ti, ¿qué me falta?… Me das todas tus riquezas, y yo me las hago mías. Tú eres el vestido de mi desnudez y toda la belleza de mi alma. Cuando ando sin rumbo, Tú eres mi camino. Si tengo hambre, Tú me sacias de Dios. Por vivienda me das tu propio Corazón. Y al final me vas a dar tu mismo Cielo.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Tú eres Dios, un Dios que se me da.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú me llevas al Padre, que nos hace hijos suyos.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú me compraste con tu Sangre.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú derramas, tu Espíritu, en mi corazón.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú me haces partícipe de tu Divinidad.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú me das todos los tesoros de Dios.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú, Hombre como yo, te das del todo a mí.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú te me das, especialmente en la Comunión.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú, por tú gracia, me haces UNO contigo.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú me estás aguardando en tu mismo Cielo.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú serás allá, mi mayor bien para siempre.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

LECTOR: Tú serás mi gozo eterno, al vernos cara a cara.

TODOS: Jesús, Tú lo eres todo para mí.

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: a ti vengo con toda mi alma, a ti me llego, sediento a la fuente y hambriento a la mesa. Lléname de vida, de verdad y de amor, para que no suspire por nada fuera de ti, y seas Tú, solo Tú, mi todo y mi único bien; y sea yo también totalmente para ti.

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: pobre siempre, y más rica que nadie, al no tener más tesoro que a tu Jesús. Pon ahora a Jesús en mis manos; haz que me contente sólo con Él; y guárdamelo siempre en mi corazón, hasta que contigo, lo goce en la eternidad feliz.

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

¡Qué contraste tan marcado el de la generosidad de Cristo, que se me da del todo a mí y la tacañería mía, que le estoy negando en cada momento, cualquier cosa que Él me pide!… Me pide, ante todo, mi amor. ¿Se lo doy de veras? ¿No doy cabida en mi corazón a ningún rival de Cristo? ¿Bendice Él, todos los demás amores míos, porque Él, también los quiere?… Me pide más oración, más intimidad con Él, especialmente en el Sagrario. ¿Le dedico muchos ratos a Cristo?… ¿Y llevo cuenta de los sacrificios que le niego, por falta de entrega?... Él, todo para mí. ¿Soy yo del todo para Él?…

BREVE TIEMPO      

                           

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO


Dios está aquí.
tan cierto como el aire que respiro,
tan cierto como la mañana se levanta,
tan cierto como yo te hablo, y me puedes oír.

Dios está aquí.
Tan cierto como el aire que respiro,
tan cierto como la mañana se levanta,
tan cierto como yo te hablo, y me puedes oír.

Lo puedes sentir, a tu lado, en este mismo instante.
Lo puedes sentir, muy cerca de tu corazón.
Te puede ayudar, en ese problema que tienes.
Jesús está aquí, si tú quieres, lo puedes sentir.
Dios está aquí.
Tan cierto como el aire que respiro,
tan cierto como la mañana se levanta
tan cierto como yo te hablo, y me puedes oír.
tan cierto como yo te hablo, y me puedes oír.
tan cierto como yo te hablo, y me puedes oír.

 

 

PRECES

 

LECTOR: Dios nuestro, Tú, te nos has dado del todo, en tu Hijo Jesús:

 

TODOS: Gracias, por todos los dones, con que nos has enriquecido

 

LECTOR: Señor Jesús, conocedores de tu generosidad, te pedimos:

 

TODOS: que sepamos darnos a los demás, como te nos has dado Tú.

 

LECTOR: Señor Jesús, suscita en nosotros, espíritu de renovación:

 

TODOS: para no estancarnos en el bien, sino aspirar siempre a más.

LECTOR: Señor Jesús, que no tengamos más afán, que ser del todo tuyos:

 

TODOS: y de ganarte muchos hermanos, que te amen cada vez más.

 

LECTOR: Señor Jesús, suscita entre los jóvenes de tu Iglesia, muchas vocaciones sacerdotales y religiosas:

 

TODOS: que lo den todo, para tu gloria y bien del Reino.

 

LECTOR: Señor Jesús, te encomendamos las almas de nuestros difuntos:

 

TODOS: para que, al verte cara a cara, rueguen también por nosotros.

 

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, en la Santa Hostia, Tú nos das todo tu ser: tu Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. ¡Aquí sí, que no te reservas nada, sin dárnoslo! Te adoramos, te amamos, te deseamos, y sólo sabemos repetirte una y mil veces, en ardiente oración: ¡Ven, Jesús! ¡Ven, Señor! Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

PODEMOS SENTARNOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TESTIMONIOS

 

¿Queremos saber lo que es ser todo de Jesús, como Él lo es todo nuestro?

Nos lo dice este incomparable soneto del clásico de nuestra lengua,

Calderón de la Barca:

¿Qué quiero, mi Jesús? Quiero quererte, quiero cuanto hay en mí del todo darte, sin tener más placer que el de agradarte, sin tener más temor que el de ofenderte. Quiero olvidarlo todo y conocerte, quiero dejarlo todo por buscarte,

quiero perderlo todo por hallarte, quiero ignorarlo todo por saberte. Quiero, amable Jesús, quiero abismarme, en ese dulce abismo de tu herida,

y en sus divinas llamas abrasarme. Quiero en Aquél que quiero transformarme

morir a mí para vivir su vida, perderme en ti, Jesús, y no encontrarme.

 

Santa Teresa del Niño Jesús hizo a Jesús esta petición: “Jesús, que jamás busque nada ni encuentre nada más que a ti. Que todas las cosas sean nada para mí y yo nada para ellas. Que Tú, JESÚS, lo seas todo”.

Jesús fue el único ideal de esta jovencita, verdadero gigante de la santidad.

 

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN

 

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *