Contacta con nosotros

“JESUS, LUCHADOR” “SU MUERTE ES SU VICTORIA, LA CRUZ SU TROFEO”   HORA SANTA

Haz click para descargar PDF

 

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DE LA CARTA DE APOSTOL SAN PABLO A LOS HEBREOS. 12, 1-4.

Nosotros, teniendo en torno nuestro tan gran nube de testigos, sacudamos todo lastre y el pecado que nos asedia, y corramos con constancia la carrera que se nos propone, fijos los ojos en Jesús, el que inicia y consuma la fe, el cual, por el gozo que se le proponía, soportó la cruz sin miedo a la ignominia, y está sentado a la diestra del trono de Dios. Fíjense en aquel que soportó tal contradicción de parte de los pecadores, para que no desfallezcan faltos de ánimo. No han resistido todavía hasta llegar a la sangre en su lucha contra el pecado.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

EX EPISTOLA SANCTI PAULI APOSTOLI AD HEBRAEOS. 12,1-4.

 

Ideoque et nos tantam habentes circumpositam nobis nubem testium, deponentes omne pondus et circumstans nos peccatum, per patientiam curramus propositum nobis certamen, aspicientes in ducem fidei et consummatorem Iesum, qui pro gaudio sibi proposito sustinuit crucem, confusione contempta, atque in dextera throni Dei sedet. Recogitate enim eum, qui talem sustinuit a peccatoribus adversum semetipsum contradictionem, ut ne fatigemini animis vestris deficientes. Nondum usque ad sanguinem restitistis adversus peccatum repugnantes;

 

DEO GRATIAS.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Jesucristo, es llamado por el profeta, “Príncipe de la paz” (Isaías 9,6). Pero es un título que se ha ganado luchando y muriendo. Lo vemos en el desierto, luchando a brazo partido contra Satanás, que le propone una vida fácil, de comodidad, de ostentación, de orgullo, de poder político.

 

Todo esto, le podía halagar al hombre Jesús, mientras que le asustaba en su viva imaginación, la vida de austeridad, sacrificio, desprendimiento y humildad con que se había abrazado.

 

Pero, resiste valientemente y arroja fuera al enemigo: “¡Márchate lejos de aquí, Satanás!”. El demonio no se da por vencido, y lo deja “temporalmente para un momento más oportuno”, o sea, hasta la Pasión (Mateo 4,10; Lucas 4,13).

 

En Getsemaní, Jesús siente “tedio, asco, horror”. Satanás aprovecha la debilidad humana de Jesús, pero Jesús se abraza, con la voluntad del Padre: “Que no se haga como yo quiero, sino como quieres tú” (Mateo 26,37-39).

 

En su lucha contra el pecado, “queda bañado en sangre” (Lucas 22,44), de modo que el Apocalipsis, lo verá “vestido con un manto de sangre(Apocalipsis 19,23).

 

El mismo Jesús, se gloriará de su victoria frente a Satanás: “Llega el Príncipe de este mundo, que nada puede contra mí”, y por eso, ese “Príncipe de este mundo, será derribado y echado fuera”, “porque al mundo yo lo tengo vencido” (Juan 14,30; 12,31; 16,33).

 

En el Imperio Romano se celebraba, el triunfo de los vencedores, subiéndolos al Capitolio y coronándolos de laurel.

 

El Padre asciende a Jesús, hasta lo más alto del Cielo, adonde sube llevando como botín, a todas las almas conquistadas con su sangre (Efesios 4,8).

 

Cada uno de los redimidos, es un despojo de su victoria y una joya que, Él engasta en su corona inmortal.

 

Además, aunque subido al Cielo, sigue Jesús en la tierra, para ser, con la Eucaristía, sobre todo, la fuerza de los que luchan. Un himno de la Iglesia lo canta bellamente: “¡Hostia de salvación, que abres la puerta del Cielo! Los ataques del enemigo nos cercan por doquier. ¡Danos fuerza, préstanos auxilio!”.

 

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

Eran cien ovejas, que había en el rebaño,
eran cien ovejas, que un pastor cuidó;
pero una tarde, al contarlas todas,
le faltaba una, le faltaba una y triste lloró.

Esta misma historia vuelve a repetirse,
todavía hay ovejas, que extraviadas van;
van por este mundo, sin Dios, sin consuelo,
sin Dios, sin consuelo, van por este mundo
y sin su perdón.
Las noventa y nueve, dejo en el aprisco,
y por las montañas, a buscarla fue;
la encontró gimiendo, temblando de frio,
la tomo en sus brazos, ungió sus heridas,
y al redil volvió.
Yo era esa oveja que andaba perdida,
lejos de mi Cristo, lejos de Jesús;
pero un día el Maestro, me tendió su mano,
me tomó en sus brazos, ungió mis heridas,
y al redil volví.
AlbumCancionYLetra.com
Las noventa y nueve, dejo en el aprisco,
y por las montañas, a buscarla fue;
la encontró gimiendo, temblando de frio,
la tomo en sus brazos, ungió sus heridas,
y al redil volvió.

 

Eran cien ovejas, que había en el rebaño,
eran cien ovejas, que un pastor cuidó;
pero una tarde, al contarlas todas,
le faltaba una, le faltaba una y triste lloró.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, valiente luchador, Tú instituyes un Reino, que padece violencia y que solamente los esforzados, pueden conquistar. Mi vida en el Bautismo, comenzó con un gesto victorioso, cuando dije: ¡Renuncio a Satanás, al mundo, al pecado! Hazme valiente en la lucha. Que no sea un alma cobarde. Que mire, como Tú, el premio que el Padre me reserva. Tú me enseñas a luchar y estás siempre a mi lado. Si te recibo y te visito tanto, en la Eucaristía, ¿qué enemigo me puede dar miedo alguno?..

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, vencedor del demonio, del pecado y de la muerte.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, guerrero y jefe, de valientes y esforzados.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, Príncipe de la paz y héroe valeroso.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, vencedor del pecado, porque lo clavaste en la Cruz.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, que expulsaste a Satanás, el príncipe del mundo.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, teñido de sangre, por lo reñido de la batalla.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, que resististe hasta la sangre, contra el pecado.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, que te sientas condecorado, a la derecha del Padre.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, fundador de un Reino, de valientes y de héroes.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, estímulo de los que luchan, como Tú y por ti.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, tentado por mí para enseñarme a vencer, como Tú.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, vencedor hasta del último enemigo, la muerte.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: presente aquí, entre nosotros y, que desde tu Sagrario, sigues los combates de los que luchamos por ti, hazme, como Tú, audaz contra el enemigo, sabiendo que contigo soy siempre, una mayoría aplastante. Desde tu Sagrario, continúas animándome siempre: ¡Venga! ¡Sé valiente! ¡No te canses, y yo seré tu premio!

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: Madre Dolorosa, que de pie junto a la Cruz animabas secretamente a tu Hijo, a luchar hasta el fin., Sé, mi amparo, mi auxilio y mi fuerza en los combates, por la virtud cristiana. Contigo a mi lado, como te tuvo Jesús, ¿por qué no he de perseverar hasta el fin?…

 

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: La vida cristiana es lucha. Los enemigos nos acechan a todos y nos combaten sin cesar. ¿En qué bando me coloco yo? ¿En el de Jesucristo o en el de Satanás? ¡En el de Jesucristo, por supuesto! Pero, ¿tengo realmente la decisión de vencer? ¿Me porto en las tentaciones con valentía y con generosidad? ¿Titubeo? ¿Dudo? ¿Coqueteo con el pecado? ¿Gasto muchas energías para avanzar en la vida de la Gracia? ¿Me contento con la medianía, porque rehuyó todo esfuerzo? Que no sea yo, Señor Jesús, una de esas almas apocadas, superficiales, hasta hipócritas, que quieren poseer el Cielo sin ganarlo… Jesús luchador, que yo sea un alma digna de ti.

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

Perdona a tu Pueblo,
perdónale Señor.


Perdona a tu Pueblo,
perdónale Señor.


No estés eternamente enojado,
No estés eternamente enojado,
Perdónale Señor.

Por tus profundas llagas crueles,
Por tus salivas y por tus hieles,
Perdónale Señor.

 

Perdona a tu Pueblo,
perdónale Señor.


Perdona a tu Pueblo,
perdónale Señor.

Por tus heridas de pies y manos.
Por los azotes tan inhumanos,
Perdónale Señor.
Por los tres clavos que te clavaron,

Por las espinas que te punzaron,
Perdónale Señor.

 

Perdona a tu Pueblo,
perdónale Señor.


Perdona a tu Pueblo,
perdónale Señor.



Por las tres horas de agonía,
En que por madre diste a María,
Perdónale Señor.
 
Por la abertura de tu costado,
No estés eternamente enojado,
Perdónale Señor.

 


 

PRECES

 

LECTOR: Sabiendo que, la vida cristiana es lucha, ponemos nuestra esperanza en Jesucristo, el valiente luchador, y le decimos:

 

TODOS: ¡Señor, nosotros confiamos en ti!

 

LECTOR: Por la Iglesia, para que en todos sus hijos, sepa resistir a la tentación del dinero, de la ostentación y del poder,

 

TODOS: Señor, que nuestra fuerza, sea la palabra de Dios.

 

LECTOR: Para que todos, los que creemos en Cristo, amemos su Palabra divina,

 

TODOS: y sepamos vivirla con la fuerza del Espíritu.

 

LECTOR: Por los que sufren, a causa de la enfermedad, la pobreza u otra clase de opresión física y moral,

 

TODOS: que tengan, Señor, la fuerza necesaria para no abatirse ante los males, que cesarán un día.

 

LECTOR: Que todos nosotros, con el vigor que nos comunica, la presencia del Señor en la Eucaristía,

 

TODOS: superemos victoriosamente, todas las pruebas de la vida, como las vencieron los hermanos, que nos dejaron, para irse a la Gloria.

 

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, sabemos que en el Altar, en el Comulgatorio y en el Sagrario, tenemos la fuerza máxima, para luchar y vencer. Contemplándonos desde la Hostia Santa, sé Tú, Señor, nuestro estímulo en los combates; haznos sentir tu presencia, y danos después, el premio que tienes reservado a los vencedores. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

LECTOR: Los Mártires Annamitas mostraban tal valor ante la muerte, que los verdugos y las autoridades estaban convencidos, de que la Eucaristía era un anestésico, que tomaban contra los tormentos., de modo que publicaron este bando: “Se prohíbe llevar, los cristianos en la cárcel, el pan encantado, que los hace impasibles”. Aquellos cristianos legaron a sus hijos, un amor ardiente a la Eucaristía; de modo que el Vicario Apostólico de Tonkín, Monseñor Gendreau, escribía a raíz del decreto de San Pío X, sobre la Comunión de los niños: “Es conmovedor ver, cómo estos niños se preparan para la Primera Comunión y la avidez, con que se acercan a la Sagrada Mesa”. Son esos católicos vietnamitas, que en nuestros días, han admirado al mundo, en medio de la persecución comunista.

San Ignacio de Loyola, en Manresa, quiere dejar todas sus penitencias, oraciones, y la vida que ha emprendido. Oye una voz misteriosa:

¿Cómo podrás resistir todo esto, durante setenta años que vas a vivir?

Comprende que es sugerencia del diablo, y responde con audacia:

¡Miserable! Dame una cédula, asegurándome una hora, y yo cambio de vida.

Satanás se batió en retirada…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.

AMÉN.

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.
AMÉN.

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

 

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *