Contacta con nosotros

“JESUS, LA ASUNCION DE SU MADRE” HORA SANTA

Haz click para descargar en PDF

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL LIBRO DEL APOCALIPSIS. 12,1-2. 5, 17.

 

Un gran signo apareció en el cielo: una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; está encinta, y grita con los dolores del parto y con el tormento de dar a luz… La Mujer dio a luz un Hijo varón, el que ha de regir a todas las naciones… El Dragón, despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios, y mantienen el testimonio de Jesús.

 

PALABRA DEL SEÑOR.

                             

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

 

EX LIBRI APOCALYPSIS 12,1-2. 5. 17.

 

Et signum magnum apparuit in caelo: mulier amicta sole, et luna sub pedibus eius, et super caput eius corona stellarum duodecim; et in utero habens, et

clamat parturiens et cruciatur, ut pariat………Et peperit filium, masculum, qui recturus est omnes gentes ………Et iratus est draco in mulierem et abiit facere proelium cum reliquis de semine eius, qui custodiunt mandata Dei et habent testimonium Iesu.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

 

LECTOR: Imagen espléndida de la Iglesia, significada en María. El demonio le hace desde el principio guerra sin cuartel, pero vencerá al fin y en su triunfo aparecerá más radiante que el sol y todas las estrellas del cielo… Así es María. Así será la Iglesia en su glorificación.

 

Juan nos dice: “Y el Hijo de Dios se hizo hombre” (Juan 1,14), porque “Dios envió su Hijo, hecho hijo de mujer” (Gálatas 4,4), una mujer que no es otra que “María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo” (Mateo 1,16). Esto supone en Dios una predestinación y una elección, desde toda la eternidad, de la Mujer que iba a ser su Madre; igual que una preparación para que fuese digna Madre de Dios; como también una glorificación final que, sabemos, culminó con la Asunción de María en cuerpo y alma al Cielo, sin esperar a la resurrección del último día.

 

Nuestra reflexión de hoy se centra en esta glorificación de María, ejemplar e imagen de la glorificación que espera a toda la Iglesia.

 

La Asunción de María fue un acontecimiento singular en la primitiva Iglesia. Que María fue resucitada por Dios y subida al Cielo, constituyó un hecho que lo supieron los Apóstoles y quedó imborrable en la memoria de los creyentes. No podía experimentar la corrupción aquella carne de la que tomó carne Dios y que, además, se alimentaba continuamente de la carne glorificada de Cristo.

 

Después de la Ascensión del Señor, los Apóstoles se reunieron en el Cenáculo, y “perseveraban unánimes, entregados a la oración…, con María, la Madre de Jesús”, la cual, sin discusión, era la más asidua en participar de “la fracción del pan” (Hechos 1,14; 2,42).

 

De este modo, María se hacía acreedora como nadie a la promesa de Jesús: “Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el último día” (Juan 6,54).

 

Bello tipo o modelo de lo que nos sucederá a todos los que tenemos la dicha de comulgar tantas veces. María fue asunta al Cielo, anticipadamente, por ser la Madre de Jesús. Pero también, no lo dudemos, porque se hizo acreedora de esa palabra de Jesús.

 

Nosotros, los que nos alimentamos de la Vida, no podemos conocer para siempre la corrupción. “¿Cómo va a morir aquél cuyo alimento es la Vida?”, pregunta desafiante San Ambrosio…

 

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Mientras recorres la vida,

tú nunca sólo estas;

contigo por el camino,

Santa María va.

 

Ven con nosotros al caminar,

Santa María, ven.

Ven con nosotros al caminar,

Santa María, ven.

 

Aunque te digan algunos

que nada puede cambiar;

lucha por un mundo nuevo,

lucha por la verdad.

 

Ven con nosotros al caminar,

Santa María, ven.

Ven con nosotros al caminar,

Santa María, ven.

 

Si por el mundo los hombres,

sin conocerse van;

no niegues nunca tu mano,

al que contigo está.

 

Ven con nosotros al caminar,

Santa María, ven.

Ven con nosotros al caminar,

Santa María, ven.

 

Aunque parezcan tus pasos,

inútil caminar;

tú vas haciendo camino,

otro lo seguirá.

 

Ven con nosotros al caminar,

Santa María, ven.

Ven con nosotros al caminar,

Santa María, ven.

 

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, Dios eterno y hermano nuestro, que tuviste en María una Madre digna de ti, a quien glorificaste después de su muerte elevándola en cuerpo y alma al cielo, y asociándola a tu reino celestial…….gracias por encontrarnos dignos de ser miembros tuyos y templos del Espíritu Santo. Que el estado en que recibamos la Sagrada Comunión , sea garantía de tu predilección.

 

 

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, que elegiste a María, para ser Madre tuya.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que preparaste a María haciéndola Inmaculada.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que llevaste con María, vida de familia en Nazaret.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que asociaste a María, a tu obra de la Salvación.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que constituiste a María, Madre de la Iglesia.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que hiciste a María, corazón de la Iglesia naciente.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que te dabas a María en la Fracción del Pan.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que hiciste a María partícipe de tu muerte.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que uniste a María, a tu resurrección gloriosa.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que unes a María, en tu Mediación de la gracia.

TODOS: Bendito seas, Señor.

LECTOR: Jesús, que escuchas siempre, la oración de María.

TODOS: Bendito seas, Señor. .

LECTOR: Jesús, que nos resucitarás, como resucitaste a María.

TODOS: Bendito seas, Señor.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: que en la Asunción de María nos das el modelo de nuestra resurrección futura, prepáranos Tú mismo para nuestra muerte. Quítanos todo miedo a ella y danos toda esperanza: Al comer tu Pan de Vida en la Eucaristía, como lo hacía María en la Fracción del Pan, sabemos que tenemos la prenda de la vida eterna.

 

 

 

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: Tú esperabas la muerte como el momento dichoso de tu encuentro definitivo y eterno con Jesús; para tener nosotros tu misma dicha, mantennos en la doctrina y en la fe de la Iglesia: asiduos en la oración, en la unión con los hermanos y en la recepción constante de la Comunión.

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

María cumplió plenamente la misión para la que Dios la había elegido. Es mi modelo perfecto. ¿Soy como Ella? ¿Respondo a la vocación específica que Dios me ha confiado por su Espíritu Santo en la Iglesia y en el mundo?… Mi glorificación final está pendiente de mi fidelidad al plan divino. ¿Cumplo con las exigencias de mi Bautismo?… ¿Me alimento con el Cuerpo de Cristo, cuantas veces puedo, para asegurar mucho más firmemente mi salvación…, para acrecentar la vida divina que Dios ha depositado en mi ser?… Cuando me llegue el momento supremo, ¿me encontrará el Señor con la lámpara prendida y a punto, igual que a María, Madre y modelo de todos los hijos de la Iglesia?…

 

BREVE TIEMPO      

                           

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Junto a ti, María,

como un niño quiero estar,

tómame en tus brazos,

guíame en mi caminar.

 

Quiero que me eduques,

que me enseñes a rezar,

hazme transparente,

lléname de paz.

 

Madre, Madre, Madre,

Madre,(2).

 

Gracias madre mía,

por llevarnos a Jesús,

haznos más humildes

tan sencillos como Tú.

 

Gracias madre mía,

por abrir tu corazón,

porque nos congregas

y nos llenas de tu amor.

 

Madre, Madre, Madre,

Madre,(2).

 

PRECES

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que, en medio de las luchas de la vida, nos alientas a perseverar para darnos un día el premio prometido:

TODOS: danos la sabiduría del corazón para que tengamos la mirada fija en los bienes eternos que nadie nos podrá arrebatar.

LECTOR: Señor Jesucristo, atiende de modo especial a los pobres y a todos los hermanos que sufren:

TODOS: que en medio de las luchas de la vida sientan la protección de la Madre, que los ama y los espera junto a sí en la gloria.

LECTOR: Señor Jesucristo, te pedimos por los hermanos difuntos:

TODOS: haz que vean abiertas las puertas de la patria bienaventurada.

 

PADRE NUESTRO

Cantado

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, Tú eres la prenda de nuestra resurrección futura y de la vida eterna que nos has merecido. Lo que ya realizaste en tu Madre bendita lo vas a hacer también un día con nosotros. Que la Comunión que asiduamente recibimos sea nuestro viático seguro para la vida eterna. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

TESTIMONIOS

 

Estanislao de Kotska, joven novicio jesuita, el 10 de Agosto de 1568 habla animadamente con sus compañeros:

¡El día 15, la Asunción! Yo creo que en ese día se renueva en el Cielo la entrada triunfal de la Virgen. Este año quiero contemplarla con mis propios ojos…

 

Se prepara con toda ilusión. No duda de que Dios le va a conceder la gracia que pide con tanta fe. La Comunión la recibe con esta particular intención. Goza de buena salud, pero una fiebre altísima el día 14 le pone a las puertas de la muerte. Al amanecer del 15 volaba al Cielo para gozar de la gloria del Señor en compañía de la que tanto amaba.

 

La Venerable Teresita González Quevedo, también joven novicia de las Carmelitas de la Caridad, cuando en 1950 se habla la posibilidad de que el Papa Pío XII defina como dogma de fe la Asunción de María, propone: -¡Yo quiero estar en el Cielo ese día!

Protesta de las compañeras, que la quieren mucho. Pero ella se las entiende con Jesús; cae enferma contra todo pronóstico, y la definición del Papa en la tierra la gozó ella en los esplendores de la Gloria……

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN.

 

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMEN.

 


 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

Acerca del autor
  1. Juana Gómez Camarena Reply

    Dios los bendiga por compartir oraciones tan profundas y con un alto grado de reflexión para alabar a nuestro Señor y su queridísima madre
    gracias: nuestras oraciones por ustedes

Deja un comentario

*

captcha *