Contacta con nosotros

JESUS, ESPIRITU SANTO

Baja esta hora santa en PDF dando click aqui..

Jesus Espiritu Santo

EXPOSICION

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

PANGE LINGUA.

 

ESTACION AL SANTISIMO

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

CANTO

Espero Jesús, mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas esta, el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

CONTINUAMOS DE RODILLAS

ACTO DE PREPARACION

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

NOS PONEMOS DE PIE

PROCLAMACION DE LA PALABRA

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 15,26; 16,7-15. 

Dijo Jesús a los discípulos: “Cuando venga el Paráclito, que yo les enviaré de junto a mi Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí… Les conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a ustedes el Paráclito; pero si me voy, se lo enviaré… Mucho tengo todavía que decirles, pero ahora no pueden con ello. Cuando venga Él, el Espíritu de la verdad, les guiará hasta la Verdad completa”. 

PALABRA DEL SEÑOR. 

TODOS: GLORIA A TI,  SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM  IOANNEM.15, 26; 16,7-15.

Cum autem venerit Paraclitus, quem ego mittam vobis a Patre, Spiritum veritatis, qui a Patre procedit, ille testimonium perhibebit de me………. Expedit vobis, ut ego vadam. Si enim non abiero, Paraclitus non veniet ad vos; si autem abiero, mittam eum ad vos.

Adhuc multa habeo vobis dicere, sed non potestis portare modo. Cum autem venerit ille, Spiritus veritatis, deducet vos in omnem veritatem.

LAUS, TIBI CHRISTE.

NOS PODEMOS SENTAR

REFLEXION DEL SACERDOTE

BREVE MEDITACION

RELEXION GENERAL

LECTOR: Jesús, erguido de pie en el Templo, había dicho: “El que tenga sed, que venga a mí….. y beba el que cree en mí, como dice la Escritura. De su seno correrán ríos de agua”: Esto lo decía refiriéndose al Espíritu que iban a recibir los que creyeran en él (Juan 7,37-39) .

En su primera aparición de Resucitado, Jesús les dice a los apóstoles, soplando sobre ellos: “Reciban el Espíritu Santo” (Juan 20,22). Y nosotros, en el Bautismo y la Confirmación, como los apóstoles en Pentecostés, quedamos “todos llenos del Espíritu Santo” (Hechos 22,4). Ese “Espíritu de la verdad no lo puede recibir el mundo” (Juan 14,17), porque “Dios da el Espíritu Santo sólo a los que le obedecen” (Hechos 5,32), y….. una vez recibido, dice Jesús: “el Espíritu de la verdad los guiará hasta la verdad completa” (Juan 16,13), porque “el Espíritu Santo les enseñará todo” (Juan 14,26) .

Con el Bautismo que recibimos, Dios “nos renovó mediante el Espíritu Santo, que derramó sobre nosotros copiosamente por Jesucristo Salvador nuestro” (Tito 3,5-6), y así quedamos “justificados en el Espíritu de nuestro Dios” (1Corintios 6,11). De modo que Dios nos puede cuestionar: “¿No saben que son templos de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?” (1Corintios 3,16).

Y de tal manera ha tomado posesión nuestra, que ya no nos pertenecemos a nosotros mismos: “¿No saben que su cuerpo es santuario del Espíritu Santo, que han recibido de Dios y que ya no son suyos?” (1Corintios 6,19)

Experimentamos que el Reino de Dios es “paz y gozo en el Espíritu Santo” (Romanos 14,19), el cual está en cada momento moviendo nuestra oración, impulsándonos a llamar a Dios: “Abba, Padre” (Romanos 8,15), y a gritar de continuo, suspirando por la unión definitiva con Cristo: “Ven, Señor Jesús” (Apocalipsis 22,20).

Esto es la vida espiritual. No es una vida de ángeles, porque somos hombres; sino una vida de hombres, llenos a rebosar del Espíritu, poseídos por el Espíritu, guiados por el Espíritu, el cual nos lleva de continuo a Dios; Y nos lleva a Jesús, sobre todo en la Hostia divina, donde Jesús está personalmente presente.

El Espíritu Santo nos empuja hacia la Eucaristía, para avanzarnos en la tierra, lo que será nuestra vida del Cielo: un estar siempre con el Señor: Porque, al ir al Sagrario, vivimos ya en fe, lo mismo que viviremos en gloria. Estamos aquí, con el mismo “Cristo que está sentado a la derecha de Dios” y así pasamos “escondida con Cristo en Dios”, nuestra vida de hombres en la tierra (Colosenses 3,1-3).

NOS PONEMOS DE PIE

HIMNO

Ven, Espíritu divino, 

manda tu luz desde el Cielo. 

Padre amoroso del pobre; 

Don, en tus dones espléndido; 

Luz que penetra las almas, 

fuente del mayor consuelo. 

Ven, dulce Huésped del alma,

descanso de nuestro esfuerzo,

tregua en el duro trabajo,

brisa en las horas de fuego,

gozo que enjuga las lágrimas

y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, 

divina luz, y enriquécenos. 

Mira el vacío del hombre, 

Si Tú le faltas por dentro; 

Mira el poder del pecado, 

cuando no envías tu aliento. 

Riega la tierra en sequía,

sana el corazón enfermo,

lava las manchas, infunde

calor de vida en el hielo,

doma el espíritu indómito,

guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones, 

según la fe de tus siervos; 

Por tu bondad y tu gracia, 

dale al esfuerzo su mérito; 

Salva al que busca salvarse 

y danos tu gozo eterno.

PETICIÓN DE LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Que, con tu don de SABIDURÍA, tengamos gusto por las cosas de Dios, y….. al saborearlas, nos desprendamos y apartemos de las cosas terrenas.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Que, con tu don de ENTENDIMIENTO, penetremos las verdades de la Fe y contemplemos con gozo toda la belleza de la Revelación.

 

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Que, con tu donde CONSEJO, adivinemos lo que Tú quieres de nosotros, escojamos los medios más conducentes para crecer en santidad, y nos ilumines en la orientación que hemos de dar a los hermanos que acuden a nosotros.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Que, con tu don de FORTALEZA, venzamos los obstáculos que se nos oponen en el camino de la perfección y de los trabajos por el Reino.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Que, con tu don de CIENCIA, sepamos discernir entre el bien y el mal, veamos las asechanzas del enemigo, descubramos a Dios en las criaturas y nos dejemos guiar siempre por criterios sobrenaturales.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Que, con tu don de PIEDAD, amemos a Dios nuestro Padre con afecto filial y sintamos, como Jesús, ansias insaciables de Dios y del bien de nuestros hermanos.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Que, con tu donde TEMOR DE DIOS, reverenciemos a Dios profundamente y no tengamos más miedo que a ofenderle a Él y disgustarle.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

 

Ministro: ¡Ven, Espíritu Santo! Embellece nuestras almas con TUS FRUTOS, que nos hagan vivir en amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio y podamos manifestar a los demás la vida nueva.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

 

Ministro: Ven, Espíritu Santo! Cólmanos, finalmente, de TU AMOR DIVINO, para que sea el motor de toda nuestra existencia, y, llenos también de tu UNCIÓN, sepamos enseñar, iluminar, convencer y guiar a todas las almas de los hermanos que nos confíes. AMÉN.

Todos: ¡Ven, Espíritu Santo! Llena nuestra alma con una nueva efusión de tu gracia y con la abundancia de tus dones y frutos.

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

Espíritu Santo, ven, ven. 

Espíritu Santo, ven, ven. 

Espíritu Santo, ven, ven. 

En el nombre de Jesús.

 

Acompáñame, condúceme,

Toma mi vida.

Santifícame, transfórmame.

Espíritu Santo, ven, ven. 

Espíritu Santo, ven, ven. 

Espíritu Santo, ven, ven. 

En el nombre de Jesús.

Resucítame, conviérteme,

Todos los días.

Glorifícame, renuévame.

Espíritu Santo, ven, ven. 

Espíritu Santo, ven, ven. 

Espíritu Santo, ven, ven. 

En el nombre de Jesús.

Fortaléceme, consuélame

en mis pesares.

Resplandéceme, libérame.

 

Espíritu Santo, ven, ven. 

Espíritu Santo, ven, ven. 

Espíritu Santo, ven, ven. 

En el nombre de Jesús.

Ilumíname, inspírame

Cuando decaiga.

Aniquílame, consuélame.

Espíritu Santo, ven.

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORACION

MINISTRO: Cristo Jesús, que con tu muerte y resurrección, me mereciste el don de los dones, el Espíritu Santo; mantenlo dentro de mí para que me santifique con su presencia, principalmente cuando comulgo y oro frente a tu Sagrario. Te pido viva, dentro de mí, para que me vaya transformando: sea dócil a sus inspiraciones y reciba fuerzas para realizarlas.

ACLAMACIONES

LECTOR: Amor del Padre y del Hijo en el seno de la Trinidad.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Regalo que nos han hecho el Padre y el Hijo.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Tú, que nos das el amor filial de Jesús al Padre.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Tú, que nos has hecho templos vivos tuyos.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Tú, que eres la gracia derramada en nuestros corazones.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Tú, que oras continuamente dentro de nosotros.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo!

LECTOR: Tú, que nos haces llamar ¡Padre! a Dios.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Tú, que nos enseñas a orar cuando nosotros no sabemos.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Tú, que nos iluminas con toda la verdad.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Tú, que nos enriqueces con tus dones sagrados.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

LECTOR: Tú, que nos haces producir frutos de santidad.

TODOS: ¡Ven, Espíritu Santo! 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: gracias por el regalo del Espíritu Santo, con el que me has sellado para la vida eterna, Haz que Él me ilumine con toda su verdad, para conocerte a ti, para conocer al Padre. Que me abrasen sus llamas, para amar a Dios con el mismo amor, con que Dios me ama a mí.

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: llena del Espíritu Santo y Esposa suya amantísima. Atrae siempre al Espíritu a mi corazón como lo atrajiste con tu oración sobre los Apóstoles, reunidos contigo en la intimidad del Cenáculo. Que Él me santifique como te santificó a ti, y me llene de celo ardiente por la gloria de Dios.

COMPROMISO

Por el Espíritu que se posesionó de mí, ya no soy propiedad mía, sino del Señor. Mis labios deben ser, por la oración, un incensario siempre encendido y humeante. Mi cuerpo, un santuario bello, por su pureza inmaculada. Mi ocupación, contentar a este Huésped divino, sin contristarle nunca. Por la fuerza del Espíritu, mis anhelos han de fijarse en el Cielo, no en la tierra, porque ya no puedo suspirar sino por unirme a mi Señor Jesucristo. Entonces el Espíritu me llevará siempre a la Eucaristía, que es Cristo presente con nosotros. Y la Eucaristía, a su vez, acrecentará siempre el Espíritu en mí. ¿Vivo así la Eucaristía: la Misa, la Comunión, el Sagrario?… 

BREVE TIEMPO

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

El espíritu del Señor,

Llenó la faz de la tierra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Enviaste Señor a tu espíritu,

y todo ha sido creado,

y se ha renovado,

La faz de la tierra,

y se ha renovado la faz.

El espíritu del Señor,

Llenó la faz de la tierra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Enviaste Señor a tu espíritu,

y todo ha sido creado,

y se ha renovado,

la faz de la tierra,

y se ha renovado la faz.

PRECES

LECTOR: Por la Iglesia, templo del Espíritu, para que con una evangelización ardorosa, renueve la faz del mundo,

TODOS: y reúna a todos los pueblos en una misma lengua, en una misma fe, la traída y enseñada por Jesucristo.

LECTOR: Para que todas las naciones de la tierra gocen de los dones del Espíritu,

TODOS: la libertad, la paz, el respeto a todas las personas, para que en todas abunde el pan de cada día, sin que nadie padezca necesidad.

LECTOR: Por nuestra comunidad, por nuestro grupo, que se reúne en el nombre del Señor Jesús,

TODOS: para que sienta siempre lo que el Espíritu pide a todos y cada uno, en orden a la santificación propia y al bien de la Iglesia.

LECTOR: Por nosotros mismos, para que en el gozo y en la tristeza, en el quehacer de cada día y en las pruebas cuando nos sobrevengan,

TODOS: sepamos disfrutar la alegría en el Espíritu, Padre de los pobres y dador de todos los dones del Cielo.

PADRE NUESTRO

CANTADO

MINISTRO: Señor Sacramentado,  presente Tú aquí, atesoras al Espíritu Santo y lo das copiosamente al que te lo pide. Llénanos de Él, cada vez que venimos a visitarte. Déjalo que se escape, de tus llagas gloriosas para que nos llene de su luz y nos convierta en una hoguera de fuego abrasador. Tu, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

PODEMOS SENTARNOS

TESTIMONIOS

 Revolución española de 1868. Las Religiosas Dominicas de un convento de Sevilla se ven obligadas a trasladarse al monasterio de las Cistercienses, cuya abadesa queda sorprendida de la grandeza de alma y finura espiritual de una de sus huéspedes, Sor Bárbara de Santo Domingo, amantísima de Jesucristo y siempre apegada al Sagrario, ante el que tiene todas sus delicias. Intrigada, pregunta al Padre Confesor de las Dominicas en qué escuela había sido formada Sor Bárbara. La respuesta fue lacónica: “Sor Bárbara ha sido educada en la escuela del Espíritu Santo”. 

El día 19 de Agosto de 1880, el gran promotor de las obras sociales en Francia, Monseñor Segur, fechaba una carta a la Señorita Tamisier, iniciadora de los Congresos Eucarísticos Internacionales, diciéndole, cuando ya faltaba poco para San Pío X: “Me parece que si yo fuera Papa, el objeto predominante de mi pontificado sería el celo por la Eucaristía y la Comunión, no sólo frecuente, sino diaria. El Papa que haga esto, bajo el impulso del Espíritu Santo, será el mayor renovador del mundo”. Con el querido Papa San Pío X se cumplió esta profecía al pie de la letra…

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

AMEN

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

AMÉN

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

OREMUS: Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

TODOS: AMEN.

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

TODOS: AMÉN.

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *