Contacta con nosotros

“JESÚS, EL RESUCITADO”   HORA SANTA

 DESCARGAR EN PDF

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

HIMNO DE MEDITACION

 

 


CORO 1

Ofrezcan los cristianos,
ofrendas de alabanza.,
a gloria de la Víctima,
propicia de la Pascua.
CORO 2
Cordero sin pecado,
que a las ovejas salva.,
a Dios y a los culpables,
unió con nueva alianza.
CORO 1
Lucharon vida y muerte,
en singular batalla.,
y muerto, el que es la Vida,
triunfante se levanta.

 

CORO 2
¿Qué has visto de camino,
María, en la mañana?,
A mi Señor glorioso,
la tumba abandonada,

los ángeles testigos,
sudarios y mortaja.
CORO 1
¡Resucitó de veras,
mi amor y mi esperanza!
Venid a Galilea,
allí el Señor aguarda.,
allí veréis los suyos,
la gloria de la Pascua.
CORO 2
Primicia de los muertos,
sabemos por tu gracia.,
que estás resucitado,
la muerte en ti no manda.
CORO 1
Rey vencedor, apiádate
de la miseria humana,
y da a tus fieles parte,
en tu victoria santa.

 

 

 

 

 

 


CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia infinita, que me perdonaras y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DE LA CARTA DE SAN PABLO A LOS ROMANOS. 6,8-11.

 

Si hemos resucitado con Cristo, creemos que también viviremos con él, sabiendo que Cristo, una vez resucitado, ya no muere más, y que la muerte no tiene ya señorío sobre él. Su muerte fue un morir al pecado, de una vez para siempre, pero su vida, es un vivir para Dios. Así también ustedes, considérense como muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: GLORIA A TI, SEÑOR JESUS.

 

EX EPISTOLA SANCTI PAULI AD ROMANOS. 6,8-11.

 

Si autem mortui sumus cum Christo, credimus quia simul etiam vivemus cum eo; scientes quod Christus suscitatus ex mortuis iam non moritur, mors illi ultra non dominatur. Quod enim mortuus est, peccato mortuus est semel; quod autem vivit, vivit Deo. Ita et vos existimate vos mortuos quidem esse peccato, viventes autem Deo in Christo Iesu.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: “¡Ha resucitado! ¡No está aquí!”. Es el grito más jubiloso y triunfal que ha resonado en la Tierra y jamás será oído otro igual.

 

En la Resurrección de Jesús desemboca la Historia anterior y de ella arranca la nueva creación. Jesús Resucitado es el eje, el quicio sobre el que gira el Universo entero y, en el que se centran todas las cosas, porque es el Rey inmortal de los siglos, constituido Señor por el Padre, y al que Dios ha sometido todas las cosas en el Cielo y en la Tierra, las visibles y las invisibles, ya que todo fue creado por Él y para Él, y en Él se sostiene todo (Colosenses 1,16-18).

 

Se acabó para Jesús el padecer. Los sufrimientos de la cruz no fueron más que el camino por el que iba a entrar en su gloria, como les dijo el mismo Jesús a los de Emaús (Lucas 24,26). Y acabamos de oír a San Pablo: “Cristo, resucitado de entre los muertos, ya no muere más. La muerte no tiene ya ningún dominio sobre Él”, porque “Su vivir es para Dios”, es decir, vivirá resucitado porque Dios es eterno.

 

San Pablo, sabiendo que nosotros hemos resucitado en Cristo por el Bautismo, nos saca la consecuencia más natural y más clara: “Si han resucitado con Cristo, busquen las cosas de allá arriba, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios. Gusten y saboreen las cosas del cielo, no las de la tierra. Porque están muertos para el mundo y su vida está escondida con Cristo en Dios” (Colosenses 3,1-3).

La Eucaristía es para nosotros la vivencia más espléndida y más gozosa de la Resurrección de Jesús. ¡Aquí está Él, Él mismo!, con todo el esplendor de su gloria, pero oculta bajo los velos sacramentales.

 

La Eucaristía es la comunión de la vida de Cristo, “que resucitó para nuestra justificación” (Romanos 4,25), y ahora, al venir a nosotros, nos trae la plenitud de su Espíritu, que nos regala como primicia de su Resurrección (Juan 20,22).

 

La Eucaristía es también la prenda mayor de nuestra resurrección propia, puesto que el Señor cumplirá inexorablemente su palabra: “El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el último día” (Juan 6,54). Porque, tal como San Ambrosio dice retadoramente a los sepulcros voraces, “¿cómo va a morir aquél cuyo alimento es la Vida?”…

 

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Yo soy el Pan de Vida,
el que venga a mí no tendrá hambre,
el que crea en mí no tendrá sed,
nadie viene a mí, si mi Padre no le atrae.

Yo le Resucitaré, Yo le Resucitaré, Yo le Resucitaré.
En el día final, en el día final.

El Pan que Yo daré,
es mi Cuerpo vida para el mundo,
el que siempre coma de mi Carne,
vivirá en mí, como Yo vivo en mi Padre.
Yo le Resucitaré, Yo le Resucitaré, Yo le Resucitaré.
En el día final, en el día final.

Yo soy esa bebida,
que se prueba y no se siente sed,
el que siempre beba de mi Sangre,
vivirá en mí, y tendrá la vida eterna.
Yo le Resucitaré, Yo le Resucitaré, Yo le Resucitaré.
En el día final, en el día final.

Sí, mi Señor, yo creo,
que has venido al mundo a redimirnos,
que Tú eres el Hijo de Dios,
y que estás aquí, alentando nuestras almas.
Yo le Resucitaré, Yo le Resucitaré, Yo le Resucitaré.
En el día final, en el día final.


 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: ¡La enhorabuena, Señor Jesús! Tú has triunfado plenamente de todos tus enemigos. Resucitado, brillas más que el sol en el Reino del Padre y difundes tu Espíritu en la Tierra, para renovar todas las cosas y hacer de nosotros una nueva creación. ¡Señor! Me alegro intensamente de tu gozo y quiero vivir la vida nueva que Tú nos das. Quiero que mi vida sea testimonio de tu Resurrección, Rey celestial, dame parte en tu gloria. Amén.

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Porque has salido triunfador del sepulcro.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque has sido coronado de gloria por el Padre.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque abres a todos los muertos las puertas del Cielo.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque nos mereces y nos mandas el don del Espíritu.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque ves derrotados a todos tus enemigos.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque nos das la Paz, la Paz de tu Reino.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque aniquilas el pecado y la muerte.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque la muerte ya no te dominará jamás.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque eres el Rey inmortal de los siglos.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque eres nuestra vida y resurrección.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque escondes nuestra vida en Dios.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

LECTOR: Porque nos haces gustar ya las delicias del Cielo.

TODOS: ¡Gloria a ti, Señor Jesús!

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: ¡aleluya, honor y gloria a ti por los siglos! Los tronos de los reyes se derrumban, pero tu trono permanece para siempre. Yo me gozo de tu gloria, y te pido con tu apóstol Pablo que, habiendo resucitado contigo, contigo lleve una vida escondida en Dios.

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: ¡alégrate! Porque ese Hijo de tus entrañas, resucitado, reina para siempre inmortal. Tus dolores de antes, que fueron atrocísimos, se han convertido en alegrías indecibles. Haz que mis penas de ahora, sean el camino que me lleve a una resurrección feliz.

 

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

 

 

 

 

COMPROMISO

 

LECTOR: La Resurrección de Cristo es mi resurrección propia. Yo morí en el Bautismo al pecado para vivir la gracia de Dios. Y muriendo ahora al pecado es como vivo la Resurrección de Cristo en mí, y me aseguro también la resurrección gloriosa mía después de la muerte. ¿Vivo esta mística cristiana? ¿Lucho contra todos los enemigos que pretenden someterme de nuevo a una esclavitud ignominiosa? ¿Colaboro también en la resurrección del mundo, trabajando según mis fuerzas, pocas o muchas, para que triunfen la justicia, la paz y el gozo del Señor Resucitado en todos mis hermanos que sufren?…

BREVE TIEMPO

                                            

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Resucitó. Resucitó. Resucitó. ¡Aleluya!
Aleluya. Aleluya. Aleluya. ¡Resucitó!

 

La muerte, ¿dónde está la muerte?,
¿dónde está mi muerte?,
¿dónde su victoria?

 

Resucitó. Resucitó. Resucitó. ¡Aleluya!
Aleluya. Aleluya. Aleluya. ¡Resucitó!

                                                                     

Gracias sean dadas al Padre,
que nos pasó a su Reino,
donde se vive de amor.

 

Resucitó. Resucitó. Resucitó. ¡Aleluya!
Aleluya. Aleluya. Aleluya. ¡Resucitó!

 

Alegría, alegría, hermanos,
que si hoy nos queremos,
es que resucitó.

 

Resucitó. Resucitó. Resucitó. ¡Aleluya!
Aleluya. Aleluya. Aleluya. ¡Resucitó!

 

 

PRECES

 

LECTOR: Cristo Resucitado vive para siempre. Un mundo nuevo ha comenzado con Él. Por eso le decimos a Dios:

 

TODOS: Queremos vivir la vida nueva, que es vida eterna.

 

LECTOR: Por los cristianos que viven tristes y sin ilusión, rogamos:

 

TODOS: que todos descubran que el mensaje de Cristo, es una proposición de vida, de amor, de alegría y de esperanza.

 

LECTOR: Por los pueblos en desarrollo, a fin de dejen atrás la esclavitud injusta de un vivir pobre:

 

TODOS: y logren una vida digna de la resurrección de Cristo, que renovó todas las cosas.

 

LECTOR: Por nosotros mismos, que creemos tan firmemente en la presencia del Resucitado, en la Santa Hostia:

 

TODOS: para que el Señor conserve y acreciente nuestra fidelidad inquebrantable.

 

LECTOR: Por nuestros queridos difuntos:

 

TODOS: que todos ellos, Señor, terminada pronto su purificación, gocen de los esplendores de tu Resurrección gloriosa.

 

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, Tú, el Resucitado, el Jesús del Cielo, estás aquí ahora, con nosotros, como prenda segura de nuestra propia resurrección. ¡Que te amemos! ¡Que vivamos contigo y por ti! ¡Que seas la ilusión de nuestra vida entera! ¡Que seas Tú, sólo Tú, el gran amor de nuestros corazones! Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

LECTOR: Principios de la revolución comunista. El marxismo leninista organiza un mitin imponente. Se suceden los oradores en la tribuna, y los organizadores se figuran que tienen ganada la causa entre los oyentes silenciosos. Un hombre viejo, pero lleno de vigor, se adelanta decidido, sube al estrado y lanza con fuerza el saludo que el pueblo cristiano ruso, se dirige en la Pascua de Resurrección: “¡Cristo vive! ¡Cristo vive!”. Aquella masa de gente, enardecida, corea la consigna valiente: “¡Cristo vive! Cristo vive!”… Setenta años largos de catacumbas no lograron matar al Jesús que se escondía en los Sagrarios de Rusia…., abiertos hoy de nuevo, para manifestar a todos, que el Resucitado aún sigue vivo.

 

El Rey Alfonso XII visita Andalucía y alaba con entusiasmo el vino tan exquisito ofrecido por un buen aldeano, que replica al ilustre visitante: Pues, Majestad, aún tengo otro vino mejor. ¿Y para cuando lo guardas? ¿Esperas otra ocasión más propicia que ésta de tu Rey? Sí, Majestad. Ese vino se guarda para Dios. Ese vino lo doy sólo para la Misa, para que se convierta en la Sangre del Señor, el Rey del Cielo y de la Tierra…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

AMÉN.

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.
AMÉN.

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *