Contacta con nosotros

“JESÚS, EL POBRE” HORA SANTA

Haz click para descargar en PDF

EXPOSICION 

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS. 9,57-58.

 

Mientras iban caminando, uno le dijo: “Te seguiré adondequiera que vayas”. Jesús le dijo: “Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo sus nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza”.

 

PALABRA DEL SEÑOR.

 

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM LUCAM. 9,57-58.

 

Et euntibus illis in via, dixit quidam ad illum: “ Sequar te, quocumque ieris ”. Et ait illi Iesus: “Vulpes foveas habent, et volucres caeli nidos, Filius autem hominis non habet, ubi caput reclinet”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR.

 

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: En este hecho se nos presenta Jesús dando testimonio de Sí mismo, sobre un punto de suma importancia en el Evangelio. El que viene a anunciar la Buena Noticia a los pobres de espíritu, quiere empezar por ser pobre ante todo, Él mismo.

 

San Pablo nos dice: “Conocen la generosidad de nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, se hizo por ustedes pobre, para enriquecerles a ustedes con su pobreza” (2Corintios 8,9). ¿Era rico Dios?…. ¡Qué pregunta tan inútil! Lo sorprendente es que Aquel que era infinitamente rico, cuando decide hacerse hombre, no quiere la seguridad y la comodidad de la riqueza, sino que se abraza con la pobreza en su realidad más dura.

San Bernardo comentará agudamente: “No se encontraba en el Cielo la pobreza, mientras que abundaba en la tierra, y el hombre desconocía su valor. El Hijo de Dios la escogió para Sí y de este modo nos descubrió a nosotros su preciosidad”. Jesús dirá un día: “¡Dichosos los pobres!”. “No pueden servir a Dios y al dinero”. “Si quieres ser perfecto, ve a tu casa, vende todo lo que tienes y da el dinero a los pobres” (Mateo 5,3; 6,24; 19,21).

El que iba a decir esto, no hubiera tenido ninguna autoridad, si no hubiese sido pobre de verdad. Y pobre, con una pobreza real, no fingida. La Divinidad que habitaba en Él, no le sirvió de nada en su pobreza. No le defendió nunca. Jesús ayudó a los demás en su necesidad; a sí mismo no, se ayudó jamás.

 

Nació pobrísimo, sin otra cuna que un pesebre de animales, hendido en la roca de una cueva, y murió pobrísimo también, desnudo del todo en un madero, despojado hasta de sus propias vestiduras. No tuvo más seguro de vida, que una confianza total en la Providencia del Padre. Al demonio que le tentaba a que realizara un milagro para socorrerse, le respondió: ¡No quiero!… Así nos liberó Jesús del miedo a la pobreza. ¿Le falló Dios a Él? ¿No?… Pues, tampoco nos fallará a nosotros.

 

Por su pobreza, nos comunicó todos los bienes de Dios, “los tesoros de gloria y la herencia de los santos”, como los llama Pablo (Efesios 1,18).

Entre esos tesoros destaca la Eucaristía, a la que se acercan, como canta la Iglesia, “el pobre, el esclavo, el humilde”, todos esos de quienes nos dice la Palabra de Dios que son “pobres en bienes terrenos, pero ricos en la fe” (Santiago 2,5).

Hoy, con nuestra sensibilidad ante la pobreza que agobia a tantos hermanos, hemos de pensar que en ellos se revela especialmente el rostro de Cristo, el cual los enriquece a ellos de modo especial también con los bienes de Dios.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

YO NO SOY NADA

Yo no soy nada y del polvo nací,
pero Tú me amas y moriste por mí.
Ante la Cruz sólo puedo exclamar:
TUYO SOY, TUYO SOY.

Toma mis manos, te pido,
toma mis labios, te amo,
toma mi vida, oh Cristo,
TUYO SOY, TUYO SOY.

Cuando de rodillas te miro, Jesús,

Veo tu grandeza y mi pequeñez.

¿Qué puedo darte yo? Sólo mi ser,
TUYO SOY, TUYO SOY.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

MINISTRO: Hijo de Dios, que atesoras todas las riquezas del Cielo; al hacerte hombre asumes la condición de los pobres, sin buscar ningún privilegio ni excluir ningún sacrificio. Con esa pobreza nuestra, que haces tuya, Tú nos das tu riqueza con todos los tesoros de Dios. Dame el espíritu de las bienaventuranzas, para que, despegándome de los bienes de la tierra, o dándoles su justo valor, vea claramente la vaciedad de los bienes terrenos, y sólo busque los bienes del Espíritu que duran eternamente.

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, Hijo de Dios, riqueza infinita del Cielo,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que al venir del Cielo escogiste nuestra pobreza,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que te hiciste pobre para enriquecernos a nosotros,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que escogiste por Madre a una mujer pobre,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que viviste en Nazaret con el trabajo de tus manos,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que rechazaste la tentación de ser rico,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que proclamaste “¡Dichosos!” a los pobres,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que nos pides compartir los bienes con los necesitados,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que das el ciento por uno a los pobres voluntarios,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que nos colmas con los bienes del Espíritu,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

LECTOR: Jesús, que serás en el Cielo nuestra riqueza suma,

TODOS: Dame la riqueza de tu gracia y de tu amor.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: que naciste pobre, viviste pobre y moriste en una pobreza total, absoluta, para enriquecernos a nosotros con los bienes de Dios, hazme vivir el espíritu de pobreza y enséñame a compartir mis bienes con los pobres, para tener un tesoro en el Cielo y poder seguirte mejor.

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: Virgen, Hija de Sión, Virgen pobre y humilde, que no tuviste más riqueza que tu Jesús, enséñame a amar el espíritu de pobreza, a dar con generosidad a los necesitados y a confiar en la Providencia paternal de Dios, tal como lo viste en Jesús y tal como lo viviste Tú misma.

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

Los hombres corremos jadeantes tras los bienes de la tierra, que son dones de Dios, pero relativos: en tanto valen, en cuanto nos llevan al mismo Dios, y en tanto nos perjudican en cuanto nos impiden los bienes eternos. ¿Tengo yo bien claro estos criterios? ¿Soy consecuente en mi vida? Lo que yo poseo, mucho o poco, ¿lo sé compartir con amor con el hermano necesitado, depositándolo así en el Banco del Cielo?... Santo Tomás de Aquino tiene una sentencia grandiosa: “El bien de un solo grado de gracia es mayor que el bien creado de todo el Universo”. ¿Puedo decir entonces cuánto vale, por ejemplo, una sola Comunión?…

 

BREVE TIEMPO      

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí,

Que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

No busques a Cristo en lo alto,

ni lo busques en la oscuridad,

muy dentro de ti, en tu corazón;

puedes adorar a tu Señor.

 

Le hablaré sin miedo al oído,

le contaré las cosas que hay en mí

y que sólo a El, le interesarán;

El es más que amigo para mí.

 

Míralo a tu lado por la calle,

caminando entre la multitud.

muchos no lo ven, porque ciegos son;

ciegos de ceguera espiritual.

 

 

PRECES

 

LECTOR: La Iglesia en nuestros días, amando a todos sus hijos por igual, ha optado sin embargo de modo preferencial por los pobres. Nosotros le decimos al Señor:

 

TODOS: ¡Que descubramos la riqueza que entraña la pobreza del Evangelio!

 

LECTOR: Para que los creyentes sepamos adivinar la voz de los nuevos profetas que Dios manda también hoy al mundo:

 

TODOS: te rogamos, Señor Jesús, que tu Espíritu Santo abra nuestros oídos y disponga nuestros corazones para conocer tu voluntad.

 

LECTOR: Que desaparezca la pobreza injusta, contraria al querer de Dios:

 

TODOS: y haga que todos trabajemos por el bienestar que merecen y necesitan nuestros hermanos más pobres.

 

LECTOR: Al despedirnos ahora de ti, Señor Jesús:

 

TODOS: enriquécenos abundantemente con los bienes del Espíritu y da el descanso y la paz eterna a los hermanos difuntos.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, Tú eres en la Eucaristía la riqueza suma que nos dejaste en la tierra. Teniéndote a ti, recibiéndote a ti, contando contigo, ¿qué más podemos desear en esta vida? Poseyéndote a ti, aunque sea en fe, sin verte todavía, lo tenemos todo, no nos falta nada. Sólo nos queda ya el contemplarte en los esplendores de tu gloria. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

El apóstol de la Eucaristía, y Obispo, Beato Manuel González, repetía con frecuencia: “Me gustaría morir o a la puerta de un Sagrario o junto a la puerta de un pobre”.

 

En 1885 un Padre Redentorista en Inglaterra predica una misión para niños, en su mayoría pobres, misión que debía acabar con una Primera Comunión. Para no apurarlos en su presentación, les predica una plática dedicada al “Niño Jesús Pobre”. Podían comulgar con la ropa que llevaban, para ser como el Niño Jesús. Pero los pequeños se sentían incómodos ante los compañeritos de posición más holgada. Los niños se presentaron muy limpios, pero a la mayoría no les llegó el dinero para comprarse zapatos, y llegaron descalzos. Comenzada la Misa (que el sacerdote celebraba de espaldas al público), el Misionero estaba sorprendido y apurado porque los niños no venían, pues no se escuchaba el ruido de sus pisadas al entrar en la iglesia. El Padre se vuelve preocupado, y se emociona visiblemente… Los niños de familias pudientes se habían quitado sus zapatos y entraban los primeros. Llegaron al comulgatorio descalzos y mezclados entre los demás, a los que así no humillaban, y sí los enaltecían al hacerse, a su manera infantil, “pobres con los pobres” y con el pobre Jesús…

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN

 

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN

 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *