Contacta con nosotros

“JESUS DEL ALTAR”   HORA SANTA

Haz click para descargar PDF

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL PROFETA MALAQUÍAS. 1,11.

¡Ojalá alguien de ustedes cerrara las puertas para que no enciendan mi altar en vano! No me gustan nada, dice Yahvé de los Ejércitos, ni me agrada la oblación que traen. Desde levante hasta poniente, es grande mi Nombre entre las naciones, y en todo lugar ofrecerán a mi Nombre sacrificios de incienso y oblaciones puras, pues grande es mi Nombre entre las naciones.

 

PALABRA DE DIOS.

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

EX PROPHETIA MALACHIAE. 1, 11.

Quis est in vobis, qui claudat ostia, ne incendatis altare meum gratuito? Non est mihi voluntas in vobis, dicit Dominus exercituum; et munus non suscipiam de manu vestra. Ab ortu enim solis usque ad occasum magnum est nomen meum in gentibus, et in omni loco sacrificatur et offertur nomini meo oblatio munda, quia magnum nomen meum in gentibus,………

 

DEO GRATIAS.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Dios estaba harto de los sacrificios rituales, ofrecidos sin espíritu, y anuncia el sacrificio del Mesías, que vendrá. Sacrificio que empieza, al entrar en el mundo el Hijo de Dios y asumir un cuerpo mortal, en el seno de María. Por eso exclama: “No has querido sacrificio ni oblación, pero me has formado un cuerpo. No te han agradado holocaustos y sacrificios por el pecado. Entonces dije: ¡He aquí que vengo para hacer, oh Dios, tu voluntad!” (Hebreos 10,5-7).

Y cuando llegó la hora…, tomó el pan, dio gracias, y se los dio diciendo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes… Este cáliz es la nueva Alianza en mi sangre, que por ustedes es derramada” (Lucas 22,14-20).

 

Jesucristo ofreció un solo sacrificio, y “de una vez para siempre” (hebreos 10,10). Pero se hace presente en el altar, para aplicarnos todos los frutos de la Redención, y para que nosotros realicemos con El, nuestro propio sacrificio: “Les recomiendo que se ofrezcan como víctima viviente, santa, agradable a Dios” (Romanos 12,1), nos encarga San Pablo.

El Jesús del Cielo, es el mismo, que el de la Cena y el de la Cruz. Es, por lo tanto, el mismo sacrificio, el del altar que el del Calvario. Porque es el mismo Sacerdote y la misma Víctima. Aunque entonces sufría todos los horrores de la crucifixión, y ahora es la Víctima que está glorificada en el Cielo, aceptada por el Padre y premiada para siempre.

 

¿Y para qué sigue, Jesús, ofreciéndose hoy? Para conseguirnos del Padre y aplicarnos las mismas gracias, que nos mereciera en la Cruz. Jesús, que está en el Cielo, “siempre viviente para rogar por nosotros” (Hebreos 7,25), se pone en nuestras manos, para que lo ofrezcamos al Padre, como sacrificio único de la Iglesia. Y el Padre, al recibir por Cristo “todo honor y toda gloria”, se muestra aplacado y nos “otorga el perdón hasta de los pecados más grandes”, nos dice el Concilio de Trento.

 

Por eso, el Papa Juan Pablo II pudo decir, durante una visita pastoral a Milán, que “una sola Misa puede más que todo el mal del mundo”.

 

Nosotros estamos convencidos, de que la Santa Misa, por ser el mismo Sacrificio de Jesús en el Calvario, es lo máximo que ejerce nuestro sacerdocio real, lo más grande que ofrecemos a Dios, lo que más nos santifica a los que participamos en la Misa, lo más eficaz que realizamos para bien del mundo.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Yo no soy nada y del polvo nací,

pero Tú me amas y moriste por mí.

Ante la cruz sólo puedo exclamar:

tuyo soy, tuyo soy.

 

Toma mi mano, te pido.

Toma mis labios, te amo.

Toma mi vida,

Oh Padre, tuyo soy, tuyo soy.

 

Yo no soy nada y del polvo nací,

pero Tú me amas y moriste por mí.

Ante la cruz sólo puedo exclamar:                     

tuyo soy, tuyo soy.

 

Cuando de rodillas te miro Jesús,

veo tu grandeza y mi pequeñez.

Qué puedo darte yo, todo mi ser,

tuyo soy, tuyo soy.

 

Yo no soy nada y del polvo nací,

pero Tú me amas y moriste por mí.

Ante la cruz sólo puedo exclamar:

tuyo soy, tuyo soy.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, que en la cruz te ofreciste por mí en sacrificio, para pagar por mis pecados y salvarme., en el altar, sigues renovando tu oblación, para atraerme todas las gracias de Dios. Yo me ofrezco, al Padre, contigo: que mi oración, mi amor, mi pureza, mis deberes, todo lo que hago y vivo cada día., sean la ofrenda mía, que yo llevo al altar junto contigo, para gloria de Dios, santificación mía y bien del Reino.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Porque te ofreciste, como Sacrificio, en el Calvario.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos salvaste, con el precio de tu Sangre.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque renuevas en el Altar, cada día, tu Sacrificio.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos dejaste la Misa, memorial de tu Pasión.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque confiaste a tu Iglesia, tú mismo Sacrificio.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos comunicas, con la Misa, toda tu gracia.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos otorgas, dar a Dios, toda gloria.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque eres nuestra perfecta, acción de gracias.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque eres la remisión plena, de nuestros pecados.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos aceptas, en un sacrificio, contigo.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos haces participar, de la Hostia Santa.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: Víctima por nuestros pecados, en el Calvario y sacrificio perenne de tu Iglesia., hazme una sola hostia contigo. Sobre el Altar, en el que haces presente tu oblación, pongo yo también mi vida entera, para que sea siempre agradable a Dios.

 

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: que asististe al sacrificio de Jesús en la cruz, y allí te mantuviste firme, inmolando con Él tu Corazón., que en cada Misa sepa yo, verme a tu lado, con los mismos sentimientos que te animaban a ti, mientras Jesús moría.

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

Si la Santa Misa, es la acción más grande que realiza la Iglesia, ¿se explica la apatía de muchos cristianos, que ni cumplen con la obligada del domingo?… Y yo, ¿la aprecio como debo? ¿Participo en ella poniendo en la misma toda mi alma?… ¿Sé llevar al altar mis sacrificios de cada día, mi trabajo, mis pesares, mis dolores, mis alegrías, mi amor, a fin de que todo se haga un solo sacrificio, con el de Cristo, para gloria de Dios?… Si puedo, aunque sea con algún esfuerzo, ¿tengo generosidad con Dios, y no me contento con las Misas obligadas, sino que participo en muchas más?…

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 


Tan cerca de mí, tan cerca de mí.,

Que hasta lo puedo tocar.

Jesús está aquí.

 

No busques a Cristo en lo alto.,

Ni lo busques en la oscuridad.

Muy dentro de ti, en tu corazón.,

Puedes adorar a tu Señor.

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí.,

Que hasta lo puedo tocar.

Jesús está aquí.

 

Le hablaré sin miedo al oído,

Le contaré las cosas que hay en mí.,

Y que sólo a Él, le interesarán.

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí.,

Que hasta lo puedo tocar.

Jesús está aquí.

 

Míralo a tu lado por la calle,

Caminando entre la multitud.,

Muchos no lo ven, porque ciegos son.

Ciegos de ceguera espiritual.

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí.,

que hasta lo puedo tocar.

Jesús está aquí.

 

 

Él es más que amigo para mí.

 

PRECES

 

LECTOR: Con una confianza grande en nuestro Sacerdote y Mediador Jesucristo, que vive siempre a la derecha de Dios intercediendo por nosotros, nos dirigimos por Él al Padre, y le decimos:

 

TODOS: ¡Padre, escucha nuestra oración!

 

LECTOR: Padre nuestro, por Jesús en el Espíritu Santo, te ofrecemos el único Sacrificio que te agrada, tu Hijo inmolado en la Cruz:

TODOS: derrama por Él en nosotros, la abundancia de todos tus dones, la remisión de los pecados y la gracia de una santidad excelsa, para todos tus hijos.

 

LECTOR: Si en el mundo abunda el mal y sube hasta ti, el clamor de tantas culpas:

TODOS: por la Sangre de tu Hijo, muerto en la Cruz y ofrecido ahora en el Altar, salva a los pecadores más necesitados de tu misericordia.

 

LECTOR: Al ofrecerte, Padre, tu Hijo en sacrificio agradable a tus ojos, y al ofrecernos nosotros con Él:

 

TODOS: haz que nuestra vida entera, sea una alabanza perfecta a tu Nombre y un testimonio de nuestra fe, para todo el mundo.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, gracias, por haber dejado a tu Iglesia este memorial de tu Pasión y Muerte redentoras. Haznos vivir el misterio de la Misa. Que adoremos en ella, contigo, al Padre. Que nos sepamos unir, a tu sacrificio redentor. Que por ti, alcancemos para el mundo, todas las gracias de Dios. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

San Pedro Julián Eymard, joven estudiante, ha de abandonar el seminario, por su desesperada salud. Agonizante, en la casa paterna, exclama angustiado:

¡Dios mío, concédeme la dicha de celebrar al menos una Misa, una sola Misa!

Pero, si tocan las campanas de la parroquia porque me traen los Últimos Sacramentos., ¡Tanto mejor! Están muchos, rezando por mí. Jesús me bendice, empiezo a sentirme más aliviado. Curó. Ya sacerdote, fue un gran apóstol de la Eucaristía, y celebró no una, sino muchas Misas…

Manzoni, el mayor escritor italiano moderno, era un gran católico. Enfermo, quiere ir a Misa, pero no se lo permiten. ¿No ve que no puede? ¡Claro que puedo! Si se tratara de ir al banco, a cobrar el billete de la lotería que me hubiese tocado, me arroparían, me cuidarían y me llevarían. ¿Por qué no hacen lo mismo para que no pierda la Misa?…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

 

 

OREMUS: Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                          (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *