Contacta con nosotros

FIESTA DE LA EPIFANIA   “TRES EPIFANÍAS DEL SEÑOR” HORA SANTA

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR PDF 

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO. 11,25-27.

 

Tomando Jesús la palabra, dijo: “Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

 

EX EVANGELIO SECUNDUM MATTHAEUM. 11,25-27.

In illo tempore respondens Iesus dixit: “Confiteor tibi, Pater, Domine caeli et terrae, quia abscondisti haec a sapientibus et prudentibus et revelasti ea parvulis. Ita, Pater, quoniam sic fuit placitum ante te. Omnia mihi tradita sunt a Patre meo; et nemo novit Filium nisi Pater, neque Patrem quis novit nisi Filius et cui voluerit Filius revelare”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Hoy queremos ver la Epifanía, o manifestación del Señor, a la luz de la Eucaristía. Sabemos, que esta manifestación de Cristo, fue triple. En los Magos de Oriente, se manifiesta a los pueblos gentiles; en el Jordán, al pueblo de Israel; en Caná, a los discípulos.

Después, se nos manifiesta a cada uno, según su divina elección; aunque es cuestión de adivinar, con corazón sencillo y humilde, dónde está esa manifestación del Señor; ya que sólo los “puros de corazón, los sencillos, son los que ven a Dios” (Mateo 5,8).

 

Los Magos, son el modelo de la fe, que triunfa de todos los obstáculos hasta reconocer y adorar a Cristo, como el Enviado de Dios y el Rey del Universo (Mateo 2,1-12).

 

El Jordán, nos muestra a Jesús, lleno del Espíritu Santo, que lo consagra como “El Cristo”, y que arranca al Padre, aquella voz llena de emoción divina: “¡Este es mi Hijo, el amadísimo!” (Mateo 3,13-16).

Caná, nos hace ver a Jesús, como el Esposo de la Iglesia, a la que regala el vino nuevo del Reino; pregusto del banquete, que le prepara en la eternidad (Juan 2,1-11).

 

En la Eucaristía, vemos cómo Jesús, se nos manifiesta cada día a nosotros y cómo se muestra y se da al mundo:

 

Como los Magos, nosotros adivinamos por la fe, la presencia real de Jesucristo en la Hostia consagrada. ¿Dificultades?… Con el don de la fe, recibido de Dios; con nuestra humildad, que no discute lo que Dios le propone; con nuestra generosidad, para vencer todas las dificultades, que se nos oponen para venir a adorar y recibir al Señor: nosotros creemos que entre los humildes velos sacramentales está el Señor.

 

Como en el Jordán, al recibir a Jesús, al apegarnos a Él en el Sagrario; adivinamos cómo el Padre, que en nosotros no ve más que a su Jesús, dice con júbilo divino: ¡qué hijo, qué hija que tengo!…

Como en Caná, aquí nos saciamos y embriagamos en la mesa del banquete; con un Jesús que es nuestro anfitrión y que nos colma con el manjar celestial, de su Cuerpo y de su Sangre.

 

Nosotros le correspondemos al Señor, dándole con humilde gozo, los dones de nuestra pobreza: el oro de nuestro amor, el incienso de nuestra oración, y la mirra de nuestro sacrificio; cuando nos hacemos una hostia con Él.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTO NAVIDEÑO

 

 

Alegría, alegría, alegría,
alegría, alegría y placer;
ESTA NOCHE NACE el Niño,
en EL PORTAL DE Belén.

 

Esta noche nace el Niño,
yo no tengo que llevarle;
le llevo mi corazón,
que le sirva de pañales.

 

En el portal de Belén,
hay estrellas, sol y luna;
la Virgen y San José,
y el niño que está en la cuna.

 

En el portal de Belén,
hay un clavel encarnado;
que por redimir al mundo,
se volvió lirio morado.


 

ORACION

 

MINISTRO: Yo, Señor Jesús, no puedo decir que no te conozco. Tú te me has manifestado de muchas maneras. Lo que necesito es FE para descubrirte dónde estás. Oigo tu voz, como los Magos. Dame fe para seguirte, Aunque me cueste sacrificio el caminar en pos de tus huellas. Haz que te descubra en mi corazón, en el que vives Tú, Y por Ti hago feliz al Padre, que se enorgullece de mí. Embriágame con tu Sangre, vino generoso del Reino, Para que no anhele más placer que el de tu gracia, Hasta que me siente en la mesa del banquete celestial.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, que te manifiestas, a los humildes y sencillos…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, vida eterna, para quienes te conocen y te aman…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, ábreme los ojos, para que vea tu estrella…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, hazme salir, de mí para buscarte…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que, al hallarte, me dé a ti, con generosidad……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que sepa darte, el oro de mi amor…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que te ofrezca, el incienso de mi oración…..

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que no te niegue, la mirra de mi sacrificio……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, el Amado del Padre, que me enamore de ti……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que cautivaste, a los primeros discípulos……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que nos ofreces el vino, del nuevo amor……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

LECTOR: Jesús, que nos llamas e invitas, al banquete eterno……

TODOS: Señor, dame fe, dame amor.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: Tú nos dijiste, que la vida eterna es conocer al Padre y conocerte a ti, su Enviado: yo te conozco, pero quiero conocerte más y mejor. Por tu Espíritu Santo, revélame al Padre, ya que solo Tú, eres el que lo conoces y nos llevas a Él. Yo te quiero conocer, Jesús,… camino, verdad y vida.

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: unida siempre a Jesús, y que penetraste en sus misterios, como nadie pudo adentrarse jamás en ellos; enséñame a conocerlo profundamente y, a amarlo como lo conocías y amabas Tú. Igual que en Caná, me dices que vaya a Jesús, para hacer lo que Él me diga, sabiendo que me quiere llenar de su amor.

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: “Si buscas en todo a Jesús, encontrarás ciertamente a Jesús”, nos dice la Imitación de Cristo. Sin conocerlo, pero guiados por la fe, lo buscaron los Magos y lo hallaron. Juan, oyó la voz del Padre sobre Jesús en el Jordán, y creyó en Él. Los discípulos vieron el vino nuevo, en Caná, y se acrecentó la fe, en el Maestro… ¿Es así mi fe? ¿No dudo muchas veces del Señor? ¿No me cuesta aceptar su palabra con sencillez, sobre todo cuando se presenta la prueba?... Y hallado Jesús, ¿le doy como los Magos todo el amor de mi corazón? ¿Le sigo sin más, como los primeros discípulos del Jordán? ¿Tengo bastante con el vino embriagante de su amor?…

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO NAVIDEÑO

Les anunciamos un gozo inmenso:
“Hoy ha nacido el Salvador”.
en un pesebre, sobre las pajas,
entre pañales, lo encontrarán.

Duerme y no llores, Jesús del alma,
duerme y no llores, mi dulce amor.
Duerme y no llores, que esas tus lágrimas,
parten el alma, de compasión.

Si por mi lloras, Jesús amado,
por mis pecados e ingratitud,
que cese el llanto, que en adelante
yo nunca, ingrato, te haré llorar.

Tus lagrimitas, perlas del cielo
son mi tesoro, prendas de amor,
mas calma el llanto Jesús del alma,
de lo contrario me harás llorar.

Cierre tus ojos tranquilo sueño;
duerme, mi cielo, duerme mi amor.
Con mis cantares y mis amores
tu sueño, oh Niño, arrullaré.

 

 

 

PRECES

 

LECTOR: Dios y Señor, que iluminas nuestra existencia, con la manifestación de tu Hijo a todas las gentes,…. escucha nuestro clamor:

 

TODOS: Que todos los pueblos te bendigan y te aclamen.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que tu Iglesia, iluminada por ti, lleve tu Evangelio a todas las gentes:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que todos los bautizados, sintamos la alegría del Padre, porque nos reconoce como hijos e hijas suyos:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

LECTOR: Señor Jesús, que al brindarnos el vino nuevo del Reino, nos embriaguemos dichosamente, de las delicias del Espíritu Santo:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, que los hermanos nuestros, que viven alejados porque no han sabido o no han podido vencer las dificultades de la vida, confíen en ti; que los amas, los esperas y les prestas tu ayuda:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

LECTOR: Señor Jesucristo, admite en el banquete gozoso de la Gloria, a los hermanos difuntos que nos dejaron:

 

TODOS: te lo pedimos, escúchanos.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

 

 

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, la estrella de la fe nos guía hacia tu Sagrario, donde Tú nos esperas, como a los Magos, para adorar y complacer contigo al Padre, y embriagarnos con el vino nuevo de tu amor. Te ofrendamos cuanto tenemos y somos, como te das Tú, a nosotros, con todos tus bienes. Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

San Francisco de Borja entraba en una iglesia cualquiera, siempre con los ojos bajos, y, con un instinto certero, sin mirar tan siquiera la lamparita roja, se dirigía derechamente al Sagrario, donde se encontraba infaliblemente con Jesús, allí presente.

 

El valiente capellán militar, Padre William Doyle, estaba en el frente de Bélgica, durante la Primera Guerra Mundial. Enero de 1916, frío glacial, con viento y lluvia cerrados, al llegar a Bordon. En pleno campo de operaciones, encuentra una capilla católica, con una lamparita roja dentro, que se lo dice todo… Sin pedirla, el sacerdote le entrega la llave para que la use cuando quiera. “Me parece que ahora comprendo lo que sentiría la Virgen, cuando encontró a su Hijo en el templo. Soy feliz, porque tengo a mi Dios y a mi todo… Nada del mundo puede ocupar su lugar. La vida me parece que ha cambiado completamente”. Y hablaba, de aquella vida horrible de trincheras, en el frente de guerra…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,………………………… 

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones partic

 

BENDICION

(de rodillas)

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉ

 

 

 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

 

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *