Contacta con nosotros

“EUCARISTÍA Y TRINIDAD” HORA SANTA

Haz click: PDF 31.-EUCARISTIA Y TRINIDAD

“EUCARISTÍA Y TRINIDAD”

 

HORA SANTA

 EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús, mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas esta, el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO. 28,16-20.

 

Los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Y al verlo le adoraron; algunos sin embargo dudaron. Jesús se acercó a ellos y les habló así: “Se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo les he mandado. Y sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”.

PALABRA DEL SEÑOR.

                               

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

 

EX EVANGELIO SECUNDUM SANTI MATTHAEUM. 28, 16-20.

 

Undecim autem discipuli abierunt in Galilaeam, in montem ubi constituerat illis Iesus, et videntes eum adoraverunt; quidam autem dubitaverunt.
Et accedens Iesus locutus est eis dicens: “Data est mihi omnis potestas in caelo et in terra. Euntes ergo docete omnes gentes, baptizantes eos in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti, docentes eos servare omnia, quaecumque mandavi vobis. Et ecce ego vobiscum sum omnibus diebus usque ad consummationem saeculi ”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                     

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                   

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Es una de las verdades fundamentales de nuestra fe que Dios nos ha hecho templos suyos. Que Dios vive en nosotros. Que nos ha constituido en morada suya.

 

Los textos de la Palabra de Dios, en el Evangelio o en los Apóstoles, son abundantes. Nos dice Jesús: “Mi Padre amará al que me ame a mí, y vendremos a él y haremos en él nuestra morada” (Juan 14,23). Comentará San Juan: “Dios es amor, y el que vive en amor permanece en Dios y Dios en él” (1Juan 4,16).

 

El Apóstol San Pablo no ahorra expresiones fuertes. “¿No saben que son templos de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?”. Y nos dice, sobre todo para animarnos a perseverar castos: “¿No saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, y que, por lo tanto, no se pertenecen?”, porque “ustedes son templo de Dios vivo” (1Corintios 3,16; 6,19; 2Cor.6,19).

Esta presencia de Dios en nosotros es totalmente diversa e infinitamente superior a la presencia de Dios en todas las cosas, ya que todas están llenas de su presencia “y desnudas ante sus ojos” (Hebreos 4,13), lo mismo la flor que nos embriaga con su perfume como la estrella lejanísima que titila en el azul oscuro de la noche.

 

Nuestro ser es un templo mejor que el de piedra tallada o de cemento armado. Dentro de nosotros está el Padre engendrando a su Hijo. En el Hijo estamos nosotros naciendo del Padre. Y con el Espíritu Santo amamos ardientemente y sin cesar al Padre y al Hijo, en todo metidos dentro de la vida íntima de Dios.

En el Cielo no tendremos más de lo que tenemos aquí; sólo que cambiará el modo en que lo viviremos: lo que ahora poseemos en fe, entonces lo poseeremos y disfrutaremos en gloria “¡Veremos a Dios tal como es Él!” (1Juan 3,2).

 

La Eucaristía, al darnos a Jesús, “en quien habita toda la plenitud de la Divinidad” (Colosenses 2,9), nos une de modo especialísimo con la Trinidad Santísima, porque toda la Vida de Dios, trasvasada al Cuerpo de Cristo, se adentra en nosotros y nos invade por completo.

Y ante el Sagrario, y con Jesús en nuestras manos, podemos decir igual que en la Misa: “¡Por Cristo, a ti, Dios Padre, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria!”…

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí,

que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

No busques a Cristo en lo alto,

ni lo busques en la oscuridad;

muy dentro de ti, en tu corazón,

puedes adorar a tu Señor.

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí,

que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

Le hablaré sin miedo al oído,

le contaré las cosas que hay en mí

y que sólo a El, le interesarán,

El es más que amigo para mí.

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí,

que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

Míralo a tu lado por la calle,

caminando entre la multitud;

muchos no lo ven, porque ciegos son,

ciegos de ceguera espiritual.

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí,

que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

 

 

ORACION

 

MINISTRO: Mi Señor Jesucristo, que, al hacerme uno contigo, Me metes en la vida íntima del mismo Dios, y me haces gozar, ya en la tierra lo que en el Cielo será mi felicidad eterna. Tú estabas siempre en el Padre, Amándonos sin cesar en el Espíritu Santo. Y, asimismo, me haces a mí, amar a ese Dios, Uno y Trino, Que vive en mi corazón y se hace especialmente mío, cuando te recibo a ti en la Sagrada Comunión. ¡Gracias, Señor, por la infinita benignidad de un Dios Que me da la misma vida y la misma gloria suya!

 

 

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Dios Uno y Trino, misterio de amor.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Trinidad Santa, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Padre Eterno, Padre nuestro celestial.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Hijo de Dios, Cristo Jesús, Señor.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Señor Espíritu Santo, huésped de nuestro corazón.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Plenitud de la Divinidad, que moras en Jesús.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Jesús, que nos has revelado al Padre y al Espíritu Santo.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Jesús, que nos haces hijos de Dios en ti.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Jesús, que nos das el Espíritu Santo.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Espíritu Santo, que nos haces templos tuyos.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Trinidad Santísima, gozo verdadero del corazón.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

LECTOR: Trinidad Santísima, Tú serás nuestra gloria eterna.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor Dios!

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: Tú nos revelaste al Padre y, resucitado, nos diste el Espíritu Santo, para que permanezca siempre con nosotros. Guárdanos en la Gracia Divina, tesoro de tesoros, con que nos enriqueces en este mundo y nos das como causa y medida de la gloria celestial.

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: la llena de gracia, la Hija predilecta del Padre, la Madre verdadera del Hijo y la Esposa más querida del Espíritu Santo. Te llamamos la Madre de la Divina Gracia, porque nos diste a Cristo, fuente de la Gracia de Dios. ¡Guárdanos siempre el tesoro divino que llevamos dentro!

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

“Sería la peor de las criaturas si yo supiera que no estoy en gracia de Dios”, respondió Santa Juana de Arco al ser juzgada por hechicera y hereje. La gracia es la vida de la Trinidad metida en mí, y perderla por el pecado es un suicidio. Por otra parte, si toda obra buena la acrecienta en nosotros, es una imprudencia ser flojos en el servicio del Señor. Y si la Eucaristía es el aumento de la gracia más extraordinario que podemos pensar, ¿no seríamos unos necios si nos jugáramos la Misa por apatía, si comulgáramos poco o fríamente, si no visitáramos al Señor con la frecuencia que podemos?…

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Eucaristía milagro de amor.
Eucaristía, presencia del señor.

 

Pan transformado en el cuerpo de Cristo,
Vino transformado en la sangre del Señor.

Eucaristía milagro de amor.
Eucaristía, presencia del señor.

Cristo nos dice: ‘Tomen y coman’,
Este es mi cuerpo que ha sido entregado.
Eucaristía milagro de amor.
Eucaristía, presencia del señor.

En la familia de todos los cristianos,
Cristo quiere unirnos en la paz y en el amor.

 

Eucaristía milagro de amor.
Eucaristía, presencia del señor.

Con este pan tenemos vida eterna,
Cristo nos invita a la gran resurrección.

 

Eucaristía milagro de amor.
Eucaristía, presencia del señor.

 

PRECES

 

LECTOR: Por la Iglesia, para que proclame ante todo el mundo el amor de un Padre que nos ama a todos los hombres por igual, Rogamos:

TODOS: Señor Dios nuestro, escúchanos.

LECTOR: Por los judíos y musulmanes, que creen en el mismo Dios que nosotros, para que un día descubran y acepten al único Dios en Tres Personas, Rogamos:

TODOS: Señor Dios nuestro, escúchanos.

LECTOR: Por las familias cristianas, para que vivan el amor, la fidelidad, la obediencia y el respeto mutuo como signo de la intimidad de la Trinidad adorable, Rogamos:

TODOS: Señor Dios nuestro, escúchanos.

LECTOR: Por nosotros aquí presentes ante el Señor Sacramentado, para que en la Eucaristía descubramos cada día más al Dios Uno y Trino que se nos da por Jesús Sacramentado, Rogamos:

TODOS: Señor Dios nuestro, escúchanos.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, Tú nos haces vivir en la Eucaristía, la vida de la Trinidad, con una sobreabundancia para nosotros incomprensible. Llénanos de Dios cuando vengas a nosotros. Átanos a tu Sagrario, para atarnos más y más, al Dios que en nosotros habita en toda su plenitud y que se vuelca, del todo, en nuestros corazones. Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén…

PODEMOS SENTARNOS

 

 

 

 

TESTIMONIOS

 

Concurso de Catecismo en una diócesis muy grande. Todas las Parroquias y todos los Colegios Católicos de Barcelona rivalizan por los primeros premios.

 

¿Quién será el campeón?… A los diez semifinalistas se les dirige la pregunta: “¿Quién está en el Santísimo Sacramento?”. La respuesta es unánime entre nueve: “En la Santa Hostia está Jesucristo, con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad”. Todos están conformes, menos uno, que responde: “¡La Santísima Trinidad! Porque si Jesucristo es Dios, y Dios no hay más que uno, donde está Jesucristo están también el Padre y el Espíritu Santo”.

La Presidencia, entonces: “¡Pasa al primer puesto!”… Y un gran aplauso acompañaba al Prelado cuando imponía la banda en el pecho del triunfador…

San Juan de la Cruz, el Doctor Místico, celebraba siempre que podía, en los días permitidos por la Liturgia, la Misa votiva de la Santísima Trinidad. Algún curioso le pregunta un día: ¿Por qué escoge siempre la Misa de la Santísima Trinidad?… Y el Santo, rápido y con buen humor: Porque la tengo por la mayor Santa del Cielo…

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                            

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………        

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN

 

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN

 


 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS: Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                          (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL, TODOS LOS JUEVES SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *