[tab]

[tab_item title=”Objetivo específico:“]Llevar a todas las personas de la Diócesis a una experiencia con Jesucristo vivo, a través del kerigma para formar discípulos misioneros comprometidos para impulsarnos con alegría a ser Iglesia camino de comunión.[/tab_item]
[tab_item title=”Identidad:“]Es un organismo de la Diócesis que ayuda al Obispo, cabeza de la comunidad y maestro de la doctrina, para dirigir y orientar todos los procesos de evangelización en las estructuras diocesanas.[/tab_item]
[tab_item title=”Funciones:“]Promover procesos evangelizadores a partir del encuentro con Cristo a través del Kerigma; animar las pequeñas comunidades para ir formando agentes evangelizadores; vivificar la esencia de la Iglesia que es la evangelización.[/tab_item]
[/tab]

Metas: Actividades:
I.    Impulsar la formación de evangelizadores que conozcan la centralidad del encuentro con Cristo, capaces de formar a otros a)     Promoción en todas las parroquias, rectorías y capellanías de los retiros kerigmáticos (curso nueva vida)

b)    Instrucción a nivel diocesano sobre la urgencia de que cada párroco, rector y capellán forme su equipo y efectúen los retiros kerigmáticos (curso nueva vida)

II.    Formar permanentemente a todos los agentes de las diferentes dimensiones en un espíritu misionero a)     Organización de talleres y cursos de formación/seguimiento a los equipos evangelizadores

b)    Formación del Consejo Diocesano de Evangelización, donde estén representadas todas las parroquias, rectorías y capellanías que tengan equipos evangelizadores