Contacta con nosotros

“QUE TOME SU CRUZ” HORA SANTA

 

EXPOSICION

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

PANGE LINGUA.

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto

Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

Canto

Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

CANTO

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.

CANTO

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

CONTINUAMOS DE RODILLAS

ACTO DE PREPARACION

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

NOS PONEMOS DE PIE

PROCLAMACION DE LA PALABRA

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS. 23,23-32. 

Insistían pidiendo a grandes voces que fuera crucificado y arreciaban en sus gritos. Pilato sentenció que se cumpliera su demanda. Soltó, pues, al que habían pedido, al que estaba en la cárcel por motín y asesinato, y a Jesús se lo entregó a su deseo. Cuando le llevaban, echaron mano de un cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le cargaron la cruz para que la llevara detrás de Jesús. Le seguía una gran multitud del pueblo y de mujeres, que se dolían y se lamentaban por él… Llegados al lugar llamado Calvario, lo crucificaron allí a él y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda.

PALABRA DEL SEÑOR.  

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM  LUCAM. 23,23-32.

At illi instabant vocibus magnis postulantes, ut crucifigeretur, et invalescebant voces eorum. Et Pilatus adiudicavit fieri petitionem eorum: dimisit autem eum, qui propter seditionem et homicidium missus fuerat in carcerem, quem petebant; Iesum vero tradidit voluntati eorum. Et cum abducerent eum, apprehenderunt Simonem quendam Cyrenensem venientem de villa et imposuerunt illi crucem portare post Iesum. Sequebatur autem illum multa turba populi et mulierum, quae plangebant et lamentabant eum………et postquan venerunt in locum qui vocatur Calavariae, ibi crucifixerunt eum: et latrones, unum a dextris, et alterum a sinistris.

LAUS, TIBI CHRISTE. 

NOS PODEMOS SENTAR

REFLEXION DEL SACERDOTE

BREVE MEDITACION

RELEXION GENERAL

LECTOR: Hay en el Evangelio, una palabra de Jesús que a muchos les da miedo oír, pero que se convierte en fuente de paz, cuando es meditada y es aceptada con amor. Nos dice el Señor: “El que quiera venir detrás de mí, que se niegue a sí mismo, que tome su cruz de cada día y que me siga” (Lucas 9,26).

 

Palabra que parece dura, pero es dura sólo en apariencia. San Pablo, ante la ciencia orgullosa de los griegos, se ufanará de no conocer “más que a Jesucristo, y a un Jesucristo crucificado” (1Corintios 2,22). Hasta llegar a decir: “Lejos de mí gloriarme sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo” (Gálatas 6,14). ¿Por qué será?… Porque de la Cruz de Cristo, cuelga nuestra salvación. Y es por la cruz propia de cada uno, cómo nosotros, igual que el mismo Cristo, y unidos a Él, entramos en la gloria que Dios nos reserva.

La Eucaristía, está íntimamente relacionada con la Cruz. Los hombres somos muy olvidadizos, de los favores que se nos hacen. Y hubiéramos olvidado el mayor de los beneficios, como fue la Redención, si el mismo Jesús no nos hubiera dejado un recuerdo excepcional. Recuerdo que es Él en persona, al quedarse con nosotros en el Sacramento, del que nos dice: “Hagan esto como memorial mío”. Lo mismo que nos encargará San Pablo: “Cada vez que coman de este pan y beban de este cáliz, anunciarán la muerte del Señor, hasta que El vuelva” (1Corintios 11,26).

Nosotros no podemos disociar el misterio de la Eucaristía y el misterio de la Cruz. Por otra parte, la Eucaristía es la gran fuerza con que contamos, para aceptar y llevar cada uno nuestra propia cruz. Esta cruz puede que sea una enfermedad, el trabajo, la oración pesada a veces, la lucha contra el pecado, la pobreza, un fracaso amoroso, u otra contrariedad inevitable en la vida. Pero llevamos generosamente nuestra cruz, unidos siempre a Cristo. Entonces la cruz de la vida se nos hace ligera, porque primero la llevó Jesús y aún ahora la sigue llevando en nosotros y con nosotros.

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

Mi alma, espera en el Señor,
mi alma, espera en su palabra;
Mi alma, espera en el Señor,
porque en El, está la salvación.


Desde lo hondo a ti grito, Señor,
Señor, escucha mi voz;

Estén tus oídos atentos,
a la voz de mi súplica.

Mi alma, espera en el Señor,
mi alma, espera en su palabra;
Mi alma, espera en el Señor,
porque en El, está la salvación.

Si llevas, cuentas de los delitos,

Señor, ¿quién podrá resistir?

Pero de ti, procede el perdón,
y así infundes respeto.

Mi alma, espera en el Señor,
mi alma, espera en su palabra;
Mi alma, espera en el Señor,
porque en El, está la salvación.

Mi alma, aguarda al Señor,

más que el centinela la aurora;
Aguarde, Israel al Señor,

como el centinela la aurora.

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORACION

MINISTRO: Tu Cruz, Jesús, es bandera en las manos de los valientes. Enséñame a aceptar mi cruz, que quiero llevar por ti. No quiero que vaya dirigido a mí, el reproche famoso: “Cristo encuentra muchos amadores de su banquete y son muy pocos los que quieren seguirlo con la cruz”. Dame, a mí, la generosidad necesaria para seguirte ahora, cuando vas penosamente hacia el Calvario, sabiendo que es también el camino que me lleva a tu Gloria.Tu Cuerpo y tu Sangre, que recibo en la Eucaristía, me darán la fuerza y me prestarán el mayor auxilio.

ACLAMACIONES

LECTOR: Señor, a quien veo, cargado con la cruz.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que vas delante de todos, con tu cruz.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que me invitas, a llevar mi cruz.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que nos haces conocer, los tesoros de la Cruz.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que  Crucificado, eres nuestra gloria.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que unes inseparablemente, Eucaristía y Cruz.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que con la cruz, diste al Padre toda la gloria.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que con la cruz nos mereciste la salvación.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús.

LECTOR: Señor, que en la cruz, nos unes y pacificas a todos.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que en tu cruz, recibirás mi último beso.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que cubrirás con tu cruz, mis despojos mortales.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús. 

LECTOR: Señor, que me pides, gloriarme sólo en la cruz.

TODOS: Quiero seguirte fielmente, Jesús.

MINISTRO: Señor Jesús,….

TODOS: que, cargado con la cruz, eres nuestro Salvador y Redentor. Tú sabes que, muchas veces me cuesta aceptar la cruz, a pesar de que en la cruz mía, unida a la tuya, tengo yo mi salvación. Enséñame, Jesús, a amar la cruz, regalo que me alarga tu mano bondadosa.

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: que seguiste a Jesús, hasta la cruz en el Calvario, Tu eres el modelo de los que siguen a Jesús, adondequiera que Él va. Acompáñame en mi caminar, para que, con tu ayuda, quiera llevar mi cruz con generosidad, sabiendo que la cruz es el camino de la Gloria.

NOS PODEMOS SENTAR

COMPROMISO

El dolor, el vencimiento propio, la contradicción, son ley inevitable de la vida. Hablando en cristiano, son la cruz nuestra de cada día. De mí depende el sobrellevarlo todo a regañadientes, aguantando a más no poder, o el llevarlo como una cruz bendita, que me une ahora a los sufrimientos del Señor y después a su gloria. ¿Qué escojo?… Sobre todo, ¿soy consciente de que esos pequeños o grandes sacrificios de la vida son el aporte que yo puedo y debo llevar al Altar cuando acudo a la celebración de la Eucaristía? Que no vaya nunca a ella, con las manos vacías; cuando me es tan fácil el llevarlas llenas, para gloria de Dios y mucho mérito mío…

NOS PONEMOS DE PIE

CANTO EUCARISTICO

No podemos caminar,

Con hambre, bajo el sol;

Danos siempre el mismo pan:

Tu Cuerpo y Sangre, Señor.

Comamos todos de este pan,

El pan de la unidad;

En un cuerpo nos unió el Señor,

Por medio del amor.

Señor, yo tengo sed de ti,

Sediento estoy de Dios;

Pero pronto llegaré a ver,

El rostro del Señor.

Por el desierto el pueblo

Va, cantando su dolor;

En la noche brillará tu luz,

Nos guía la verdad.

PRECES

LECTOR: Haz, Señor Jesús, que no nos dejemos engañar por las apariencias del mundo que pasa,

TODOS: sino que nos afirmemos fuertemente, en la roca donde se levanta tu Cruz.

LECTOR: Al amar tu Cruz y nuestra propia cruz, que llevamos contigo y por ti,

TODOS: danos la esperanza firme de que un día saldremos a su encuentro, cuando vengas glorioso con ella, a juzgar al mundo.

LECTOR: Acepta, Señor Jesús, esta Hora que pasamos contigo,

TODOS: y nos dé fuerza y alegría, para cumplir todos nuestros deberes cristianos.

LECTOR: Acoge bondadoso, a nuestros hermanos difuntos,

TODOS: y dales la paz y el descanso, que les mereciste con tu ruz.

PADRE NUESTRO

CANTADO

MINISTRO: Señor Sacramentado, memorial de la Pasión y Cruz que sufriste por nosotros; Pensando en ti, ofreciéndonos contigo en el Altar, recibiéndote en la Comunión y acompañándote en tu Sagrario, sabremos llevar contigo la cruz que amorosamente nos ofreces. Tu que vives y reinas por siglos de los siglos. Amen.

PODEMOS SENTARNOS

TESTIMONIOS

El Señor pidió, a Santa Margarita María: “En adelante, todas las semanas, la noche del jueves al viernes, practicarás la Hora Santa, para hacerme compañía y participar en mi oración del Huerto”. 

El Padre, Charles de Foucauld, ha sido una figura grande en la espiritualidad moderna. Internado voluntariamente, en lo más pobre y abandonado del desierto del Sahara, su casa no pasa de ser un tugurio. Tiene el permiso de guardar consigo el Santísimo Sacramento, y dispone su pobrecita casa, de manera que pueda reservar “con dignidad” la Eucaristía, colocada sobre el humilde altar, al final del estrecho pasillo. Una cortina sencilla separa el Sagrario, de la mesa en que trabaja y el catre en que duerme. Al caer bajo las balas asesinas el “Marabú blanco”, sobre la arena, la Santa Hostia fue encontrada junto al cadáver de su amigo, como dando Jesucristo a entender que la amistad, que los unía a los dos ante el Sagrario, se prolongaba mucho más allá de la muerte…

San Pedro Julián Eymard compendia todos sus amores en sólo estas palabras: “¡Un Sagrario…, y basta! ¡Jesús está allí…, luego todos a Él!”.

NOS PONEMOS DE RODILLAS

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

AMEN

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

AMÉN

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

OREMUS: Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

TODOS: AMEN.

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

TODOS: AMÉN.

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

Hora Santa

TIEMPO DE CUARESMA

SU MUERTE ES SU VICTORIA, LA CRUZ SU TROFEO

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DE LA CARTA DE APOSTOL SAN PABLO A LOS HEBREOS. 12, 1-4.

Nosotros, teniendo en torno nuestro tan gran nube de testigos, sacudamos todo lastre y el pecado que nos asedia, y corramos con constancia la carrera que se nos propone; fijos los ojos en Jesús, el que inicia y consuma la fe, el cual, por el gozo que se le proponía, soportó la cruz sin miedo a la ignominia, y está sentado a la diestra del trono de Dios. Fíjense en aquel que soportó tal contradicción de parte de los pecadores, para que no desfallezcan faltos de ánimo. No han resistido, todavía hasta llegar a la sangre, en su lucha contra el pecado.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

EX EPISTOLA SANCTI PAULI APOSTOLI AD HEBRAEOS. 12,1-4.

 

Ideoque et nos tantam habentes circumpositam nobis nubem testium, deponentes omne pondus et circumstans nos peccatum, per patientiam curramus propositum nobis certamen, aspicientes in ducem fidei et consummatorem Iesum, qui pro gaudio sibi proposito sustinuit crucem, confusione contempta, atque in dextera throni Dei sedet. Recogitate enim eum, qui talem sustinuit a peccatoribus adversum semetipsum contradictionem, ut ne fatigemini animis vestris deficientes. Nondum usque ad sanguinem restitistis adversus peccatum repugnantes.

 

DEO GRATIAS.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Jesucristo es llamado por el profeta, “Príncipe de la paz” (Isaías 9,6). Pero es un título que se ha ganado, luchando y muriendo. Lo vemos en el desierto, luchando a brazo partido contra Satanás; que le propone una vida fácil, de comodidad, de ostentación, de orgullo, de poder político.

 

Todo esto, le podía halagar al hombre Jesús, mientras que le asustaba en su viva imaginación, la vida de austeridad, sacrificio, desprendimiento y humildad con que se había abrazado.

 

Pero, resiste valientemente y arroja fuera al enemigo: “¡Márchate lejos de aquí, Satanás!”. El demonio no se da por vencido, y lo deja “temporalmente para un momento más oportuno”, o sea, hasta la Pasión (Mateo 4,10; Lucas 4,13).

 

En Getsemaní, Jesús siente “tedio, asco, horror”. Satanás aprovecha la debilidad humana de Jesús, pero Jesús se abraza, con la voluntad del Padre: “Que no se haga como yo quiero, sino como quieres tú” (Mateo 26,37-39).

 

En su lucha contra el pecado, “queda bañado en sangre” (Lucas 22,44), de modo que el Apocalipsis, lo verá “vestido con un manto de sangre(Apocalipsis 19,23).

 

El mismo Jesús, se gloriará de su victoria frente a Satanás: “Llega el Príncipe de este mundo, que nada puede contra mí”, y por eso, ese “Príncipe de este mundo, será derribado y echado fuera”, “porque al mundo yo lo tengo vencido” (Juan 14,30; 12,31; 16,33).

En el Imperio Romano, se celebraba el triunfo de los vencedores, subiéndolos al Capitolio y coronándolos de laurel.

 

El Padre asciende a Jesús hasta lo más alto del Cielo, adonde sube llevando como botín, a todas las almas conquistadas con su sangre (Efesios 4,8).

 

Cada uno de los redimidos, es un despojo de su victoria y una joya que, Él engasta en su corona inmortal.

Además aunque subido al Cielo, sigue Jesús en la tierra, para ser con la Eucaristía, sobre todo, la fuerza de los que luchan. Un himno de la Iglesia lo canta bellamente: “¡Hostia de salvación, que abres la puerta del Cielo! Los ataques del enemigo nos cercan por doquier. ¡Danos fuerza, préstanos auxilio!”.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Eran cien ovejas, que había en el rebaño,
eran cien ovejas, que un pastor cuidó;
pero una tarde, al contarlas todas,
le faltaba una, le faltaba una y triste lloró.

Esta misma historia, vuelve a repetirse,
todavía hay ovejas, que extraviadas van;
van por este mundo, sin Dios, sin consuelo,
sin Dios, sin consuelo, van por este mundo
y sin su perdón.
Las noventa y nueve, dejo en el aprisco,
y por las montañas, a buscarla fue;
la encontró gimiendo, temblando de frio,
la tomo en sus brazos, ungió sus heridas,
y al redil volvió.
Yo era esa oveja, que andaba perdida,
lejos de mi Cristo, lejos de Jesús;
pero un día el Maestro, me tendió su mano,
me tomó en sus brazos, ungió mis heridas,
y al redil volví.
AlbumCancionYLetra.com
Las noventa y nueve, dejo en el aprisco,
y por las montañas, a buscarla fue;
la encontró gimiendo, temblando de frio;
la tomo en sus brazos, ungió sus heridas,
y al redil volvió.

 

Eran cien ovejas, que había en el rebaño,
eran cien ovejas, que un pastor cuidó;
pero una tarde, al contarlas todas,
le faltaba una, le faltaba una y triste lloró.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, valiente luchador, Tú instituyes un Reino, que padece violencia y que solamente los esforzados pueden conquistar. Mi vida en el Bautismo, comenzó con un gesto victorioso, cuando dije: ¡Renuncio a Satanás, al mundo, al pecado! Hazme valiente en la lucha. Que no sea un alma cobarde. Que mire, como Tú, el premio que el Padre me reserva. Tú me enseñas a luchar y estás siempre a mi lado. Si te recibo y te visito tanto, en la Eucaristía, ¿qué enemigo me puede dar miedo alguno?..

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, vencedor del demonio, del pecado y de la muerte.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, guerrero y jefe de valientes y esforzados.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, Príncipe de la paz y héroe valeroso.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, vencedor del pecado, porque lo clavaste en la Cruz.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, que expulsaste a Satanás, el príncipe del mundo.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, teñido de sangre, por lo reñido de la batalla.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, que resististe hasta la sangre, contra el pecado.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, que te sientas condecorado, a la derecha del Padre.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, fundador de un Reino de valientes y de héroes.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, estímulo de los que luchan, como Tú y por ti.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, tentado por mí, para enseñarme a vencer, como Tú.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

LECTOR: Jesús, vencedor hasta del último enemigo, la muerte.

TODOS: Señor, dame valor, para luchar por ti.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: presente aquí, entre nosotros y, que desde tu Sagrario, sigues los combates de los que luchamos por ti., hazme, como Tú, audaz contra el enemigo, sabiendo que contigo soy siempre, una mayoría aplastante. Desde tu Sagrario, continúas animándome siempre: ¡Venga! ¡Sé valiente! ¡No te canses, y yo seré tu premio!

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: Madre Dolorosa, que de pie junto a la Cruz, animabas secretamente a tu Hijo, a luchar hasta el fin., Sé, mi amparo, mi auxilio y mi fuerza en los combates, por la virtud cristiana. Contigo a mi lado, como te tuvo Jesús, ¿por qué no he de perseverar hasta el fin?…

 

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: La vida cristiana es lucha. Los enemigos nos acechan a todos y nos combaten sin cesar. ¿En qué bando me coloco yo? ¿En el de Jesucristo o en el de Satanás? ¡En el de Jesucristo, por supuesto! Pero, ¿tengo realmente la decisión de vencer? ¿Me porto en las tentaciones con valentía y con generosidad? ¿Titubeo? ¿Dudo? ¿Coqueteo con el pecado? ¿Gasto muchas energías para avanzar en la vida de la Gracia? ¿Me contento con la medianía, porque rehuyó todo esfuerzo? Que no sea yo, Señor Jesús, una de esas almas apocadas, superficiales, hasta hipócritas, que quieren poseer el Cielo sin ganarlo… Jesús luchador, que yo sea un alma digna de ti.

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

Perdona a tu Pueblo, Señor,

Perdona a tu Pueblo.,
perdónale Señor.

 


No estés eternamente enojado,
No estés eternamente enojado.,
Perdónale Señor.

Por tus profundas llagas crueles,
Por tus salivas y por tus hieles.,
Perdónale Señor.

 

Perdona a tu Pueblo, Señor,

Perdona a tu Pueblo.,
perdónale Señor.

Por tus heridas de pies y manos.
Por los azotes tan inhumanos.,
Perdónale Señor.
Por los tres clavos que te clavaron,

Por las espinas que te punzaron.,
Perdónale Señor.

 

Perdona a tu Pueblo, Señor,

Perdona a tu Pueblo.,
perdónale Señor.

 



Por las tres horas de agonía,
En que por madre diste a María.,
Perdónale Señor.

Por la abertura de tu costado,
No estés eternamente enojado.,
Perdónale Señor.

 


 

PRECES

 

LECTOR: Sabiendo que, la vida cristiana es lucha, ponemos nuestra esperanza en Jesucristo, el valiente luchador,.. y le decimos:

 

TODOS: ¡Señor, nosotros confiamos en ti!

 

LECTOR: Por la Iglesia, para que en todos sus hijos, sepa resistir a la tentación del dinero, de la ostentación y del poder,

 

TODOS: Señor, que nuestra fuerza, sea la palabra de Dios.

 

LECTOR: Para que todos, los que creemos en Cristo, amemos su Palabra divina,

 

TODOS: y sepamos vivirla con la fuerza del Espíritu.

 

LECTOR: Por los que, sufren a causa de la enfermedad, la pobreza u otra clase de opresión física y moral,

 

TODOS: que tengan, Señor, la fuerza necesaria para no abatirse ante los males, que cesarán un día,

 

LECTOR: Que todos nosotros, con el vigor que nos comunica la presencia del Señor en la Eucaristía,

 

TODOS: superemos victoriosamente, todas las pruebas de la vid

como las vencieron los hermanos, que nos dejaron, para irse a la Gloria.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, sabemos que en el Altar, en el Comulgatorio y en el Sagrario, tenemos la fuerza máxima, para luchar y vencer. Contemplándonos desde la Hostia Santa, sé Tú, Señor, nuestro estímulo en los combates; haznos sentir tu presencia, y danos después, el premio que tienes reservado a los vencedores. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

LECTOR: Los Mártires Annamitas mostraban tal valor ante la muerte, que los verdugos y las autoridades estaban convencidos, de que la Eucaristía era un anestésico, que tomaban contra los tormentos., de modo que publicaron este bando: “Se prohíbe llevar, a los cristianos en la cárcel, el pan encantado, que los hace impasibles”. Aquellos cristianos legaron a sus hijos, un amor ardiente a la Eucaristía; de modo que el Vicario Apostólico de Tonkín, Monseñor Gendreau, escribía a raíz del decreto de San Pío X, sobre la Comunión de los niños: “Es conmovedor ver, cómo estos niños se preparan para la Primera Comunión y la avidez, con que se acercan a la Sagrada Mesa”. Son esos católicos vietnamitas, que en nuestros días, han admirado al mundo, en medio de la persecución comunista.

 

San Ignacio de Loyola, en Manresa, quiere dejar todas sus penitencias, oraciones, y la vida que ha emprendido. Oye una voz misteriosa:

 

¿Cómo podrás resistir todo esto, durante setenta años que vas a vivir?

 

Comprende que es sugerencia del diablo, y responde con audacia:

 

¡Miserable! Dame una cédula, asegurándome una hora, y yo cambio de vida.

Satanás se batió en retirada…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.AMÉN.
Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.
AMÉN.

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

 

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

HORA SANTA  “ARDIENTEMENTE HE DESEADO”

 

DESCARGAR EN PDF

http://diocesisdemexicali.org/wp-content/uploads/2017/02/1.-ARDIENTEMENTE-HE-DESEADO.pdf

DESIDERIO DESIDERAVI HANC PASCHAM MANDUCARE VOBISCUM.

 EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi
Rex effúdit géntium.
Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus
Miro clausit órdine.In supremæ nocte coenæ
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ
Se dat súis mánibus.
Verbum caro, panem verum
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum,
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum
Sola fides súfficit.
Cante la voz del Cuerpo más glorioso el misterio sublime y elevado, y la Sangre preciosa, que amoroso, en rescate del mundo ha derramado; siendo fruto de un vientre generoso el Rey de todo el orbe, más sagrado.

Dado para nosotros, y nacido de una Virgen intacta y recogida, conservando en el mundo y esparciendo semilla de palabra que da vida, con orden admirable y estupendo, el tiempo concluyó de su venida.

La noche ya postrera, la noche deseada, estando ya la cena aparejada, convida a sus hermanos, y cumplida la sombra y ley primero, con sus sagradas manos por el legal cordero les da a comer su cuerpo verdadero.

Aquella creadora Palabra, con palabra sin mudarse, lo que era pan, ahora en carne hace tornarse, y el vino en propia sangre transformarse. Y puesto que el grosero sentido se acobarda y desfallece, el corazón sincero por eso no enflaquece, porque la fe le anima y favorece.

 

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino la sangre, que dio por mí en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

 

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz desciendes por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.
CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia infinita, que me perdonaras y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

LECTURA DE LOS SANTOS EVANGELIOS.

 

“Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en este mundo, los amó hasta el fin” (Juan 13,1-2).

 

“Cuando llegó la hora, se puso a la mesa con los apóstoles y les dijo: Ardientemente he deseado comer esta pascua con ustedes antes de padecer; porque les digo que ya no la comeré más hasta que halle su cumplimiento en el Reino de Dios” (Lucas 22,14-16).

 

“Y mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió, y dándoselo a sus discípulos, dijo: Tomen, coman, esto es mi cuerpo. Tomó luego una copa y, habiendo dado gracias, se la pasó diciendo: Beban de ella todos, porque esta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por todos para el perdón de los pecados” (Mateo 26,26-28).

 

“Hagan esto en conmemoración mía” (Lucas 22,19).

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

LECTIO SACROSANCTIS EVANGELIIS.

 

“Ante diem autem festum Paschae, sciens Iesus quia venit eius hora, ut transeat ex hoc mundo ad Patrem, cum dilexisset suos, qui erant in mundo, in finem dilexit eos. ( Ioannem 13,1-2).

 

 

Et cum facta esset hora, discubuit, et apostoli cum eo, et ait illis: “Desiderio desideravi hanc pascham manducare vobiscum, antequam patiar. Dico enim

vobis: Non manducabo illud, donec impleatur in regno Dei ”.(Lucam 22,14-16).

 

Cenantibus autem eis, accepit Iesus panem et benedixit ac fregit deditque discipulis et ait: “Accipite, comedite: hoc est corpus meum”.
Et accipiens calicem, gratias egit et dedit illis dicens: “Bibite ex hoc omnes:
Hic est enim sanguis meus novi testamenti, qui pro multis effunditur in remissionem peccatorum.( Matthaeum 26,26-28).

 

“Hoc facite in meam commemorationem”.(Lucam 22,19).

 

 

DEO GRATIAS.

 

 

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

 

 

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: El Corazón de Cristo vibra en la Última Cena con unos sentimientos sublimes, imposibles de expresar y comprender. Jesús nos abre su alma de par en par. Esta noche, ante el odio de los enemigos que han jurado su desaparición, parece como si Jesús dijera: Los hombres me quieren echar del mundo, ¡pues yo, no me quiero ir! Los hombres me gritan: ¡Fuera!… Y yo les respondo: ¡No me voy! ¡Con los míos me quedo!…

 

Es entonces cuando toma el pan y la copa, mientras nos dice: Yo les doy esto; me doy yo, y no por un instante, no por esta noche nada más, sino para siempre, hasta que vuelva a ustedes, al final del mundo.

 

Encargo que recogió San Pablo: “Por lo mismo, cada vez que coman este pan y beban este cáliz, anuncien la muerte del Señor hasta que vuelva” (1Corintios 11,16).

 

Y aquí tenemos nosotros a Jesús, en forma de pan y de vino, como Víctima en el Altar, como comida en la Comunión, como compañero en el Sagrario.

Jesús no permite que nos presentemos ante Dios con las manos vacías, y se nos pone en ellas sobre el Altar, como la Víctima del Calvario ya glorificada, para que podamos tributar con esta Víctima al Padre, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria…

 

Jesús no quiere que en el peregrinar pasemos hambre y quien es en el Cielo el pan que sacia a los Ángeles, se nos da a nosotros en comida por la Comunión, para henchirnos de la vida de Dios…

 

Jesús no tolera una separación definitiva de nosotros. En el monumento del Jueves Santo, expuesto en la custodia y reservado en el sagrario, se queda para hacer a la Iglesia de la Tierra, la misma compañía que hace a la Iglesia del Cielo: allí entre los esplendores de la gloria, aquí en las sombras y en el ámbito de la fe…, pero tan realmente en la Tierra, como está en el Cielo.

 

Así será hasta el fin. Hasta que Jesús responda definitivamente al grito de su Iglesia: “¡Ven, Señor Jesús!” (Apocalipsis 22,20).

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 


Como el Padre me amó

Yo os he amado.

Permaneced en mi amor,

Permaneced en mi amor.

 

 

Si guardáis mis palabras

y como hermanos os amáis,

Compartiréis con alegría

El don de la fraternidad.

 

Si os ponéis en camino

Sirviendo siempre a la verdad,

Fruto daréis en abundancia;

Mi amor se manifestará.

 

Como el Padre me amó

Yo os he amado.

Permaneced en mi amor,

Permaneced en mi amor.

 

 

No veréis amor tan grande

Como aquél que os mostré.

Yo doy la vida por vosotros,

Amad como yo os amé.

 

Si hacéis lo que os mando

y os queréis de corazón,

Compartiréis mi pleno gozo

De amar como Él me amo

 

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

 

ORACION

MINISTRO

Mi Señor Jesucristo, mi Señor del Jueves Santo.

Quiero penetrar en los sentimientos de tu Corazón.

Al darte Tú en la Eucaristía, estás ardiendo en amor por mí.

Yo quiero también arder de amor por ti.

Quiero que tu Altar, tu Mesa y tu Sagrario

sean el centro donde gravite mi vida entera.

Contigo me ofrezco como hostia al Padre.

Con tu Cuerpo y tu Sangre sacio mis ansias de ti.

Y en tu Sagrario, tu tienda de campaña entre nosotros,

yo me encierro para estar siempre contigo, Señor

 

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Señor, mi Señor de la Última Cena.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que en la Ultima Cena te nos diste sin reserva.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que te pusiste en nuestras manos como Víctima santa.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que nos haces una hostia contigo.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que nos diste tu Cuerpo como alimento celestial.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, Pan que por mí bajas del Cielo.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, Pan que me llenas hasta saciarme con la vida de Dios.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que me embriagas con tu Sangre divina.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que en la Comunión me unes estrechamente contigo.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que por mí te quedas siempre en el Sagrario.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, que me esperas de continuo para darme tu amor.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

LECTOR: Señor, mi Señor de la Última Cena.

TODOS: Te amo ardientemente, Jesús.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: Tú nos amaste siempre, pero en la última noche hiciste llegar tu amor hasta el fin. Es imposible contemplarte en la Ultima Cena y no abrasarse de amor por ti. “¡Permanezcan en mi amor!”, nos dijiste emotivamente. Y en tu amor yo quiero vivir y morir.

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: Tú nos diste a Jesús, fruto de tus entrañas, y nos lo sigues dando como un latido de tu Corazón. Haz que yo lo sepa recibir y encerrar dentro de mí con el mismo amor con que lo recibías Tú cuando te lo alargaban las manos de los Apóstoles, en espera de la comunión eterna del Cielo.

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: Ardientemente deseó Jesús celebrar aquella Cena para dárseme del todo a mí. ¿Siento yo por Él lo mismo que Él sintió por mí?… Si su Corazón arde tan intensamente por mí, ¿arde el mío de igual manera por Él?… ¿Es la Misa la cumbre hacia la que tiende y de la que deriva mi vida entera?… ¿Me acerco con hambre insaciable cada día, o cada semana al menos, a la mesa de la Comunión?… El Sagrario del templo, donde Jesús espera, ¿me deja indiferente?…

 

¡Mi Señor Jesucristo, conforma mi corazón con aquel Corazón tuyo de la Última Cena!

 

BREVE TIEMPO

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 


Un mandamiento nuevo

Nos da el Señor:

Que nos amemos todos

Como El nos amó.

 

Como a mí me ama el Padre,

Así yo los he amado.

La señal de los cristianos

Es amarse como hermanos.

 

Un mandamiento nuevo

Nos da el Señor:

Que nos amemos todos

Como El nos amó.

 

El que no ama a sus hermanos.

Miente si a Dios dice que ama.

Donde existe amor fraterno

Cristo está y está su Iglesia.

 

Un mandamiento nuevo

Nos da el Señor:

Que nos amemos todos

Como El nos amó.

 

Amar es estar al lado

Del que es pobre y olvidado.

No amemos de palabra

Sino de obra y de verdad.

 


 

 

PRECES

 

LECTOR: Al darte gracias por el amor inmenso con que nos amaste al instituir la Sagrada Eucaristía.

 

TODOS: haz que tanto amor te lo paguemos con un gran amor de nuestros corazones.

 

LECTOR: Tú que renuevas sobre el Altar tu sacrificio del Calvario.

 

TODOS: une nuestros sacrificios de cada día a tu misma oblación para gloria del Padre, bien de nuestras almas y salvación del mundo.

 

LECTOR: Cuando te das a nosotros en la Comunión.

 

TODOS: llénanos de tu vida divina y enséñanos a darnos también sin reservas a los hermanos que nos necesitan.

 

LECTOR: Porque Tú permaneces en el Sagrario con presencia viva entre nosotros.

 

TODOS: concédenos a nosotros permanecer siempre unidos a ti, hasta que nos lleves contigo a tu Reino glorioso, sin que nos arranquen de tu Corazón las cosas de este mundo que pasan.

 

PADRE NUESTRO

(CANTADO)

 

MINISTRO:

Señor Sacramentado, no permitas que tu presencia en la Eucaristía resulte estéril por nuestra apatía y desamor. Haz que cada uno de nosotros te ame. Que te desee. Que te reciba. Que te haga compañía constante. Si deseaste con ardor darte a nosotros, ardientemente también queremos nosotros estar contigo. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

 

 

TESTIMONIOS

 

LECTOR: El llamado Santísimo Misterio de San Juan de las Abadesas. En 1231 fue depositada una Forma consagrada en el interior de la cabeza de Cristo Crucificado. Se perdió la memoria de tan singular Sagrario. En 1426 apareció incorrupta la Hostia cuando se quiso restaurar la imagen. Ahí empezó la veneración del “Santísimo Misterio”. La imagen fue destruida en la persecución religiosa de 1936.

 

Es una idea genial la de este Sagrario. Porque sólo en el cerebro de Cristo pudo anidar la idea de la Eucaristía como memorial de su Pasión. San Juan Bautista Vianney lo expresaba con sencillez profunda en sus catequesis:

 

“Hijos míos, cuando el Señor quiso dar alimento a nuestra alma para sostenerla en la peregrinación por el mundo, paseó su mirada por todas las cosas creadas y no encontró nada digno de ella. Entonces se reconcentró en sí mismo y resolvió entregarse”.

 

Este idea del amor de Cristo al darse en la Eucaristía la expresó mejor que nadie el encantador San Gerardo Mayela cuando oye al Señor que le dice desde el Sagrario:

 

Tú estás un poco loquillo.

A lo que contesta el simpático religioso:

Jesús, más loco estás Tú, que te has hecho prisionero por mi amor.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………POR LAS INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre Nuestro que estas en el Cielo,…………………………

Dios te Salve María, llena eres de Gracia,…………………

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.
Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.AMÉN.
Honremos, pues, echados por tierra, tan divino Sacramento; y queden desechados, pues vino el cumplimiento, los ritos del Antiguo Testamento. Y si el sentido queda pasmado de tanta y nueva cosa, lo que él no puede, pueda, ose lo que él no osa, la fe determinada y animosa.

Gloria al Omnipotente, y al gran Engendrador y al Engendrado y al inefablemente de entrambos inspirado, igual alabanza, igual honor sea dado.

AMÉN.

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

“EL JESÚS DEL COMULGATORIO”   HORA SANTA

HAZ CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE PARA DESCARGAR

http://diocesisdemexicali.org/wp-content/uploads/2017/02/4.-EL-JESUS-DEL-COMULGATORIO.pdf

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre sus ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 6, 51-58.

 

Dijo Jesús a los judíos: “Yo soy el pan vivo, que ha bajado del cielo. Si uno come de este pan vivirá para siempre, y el pan que yo le voy a dar es mi carne para la vida del mundo”. Discutían entre sí los judíos, y decían: “¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?”. Jesús les dijo: “En verdad les digo: si no comen la carne del Hijo del hombre, y no beben su sangre, no tendrán vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí, y yo en él. Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí. Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron sus padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre”.

 

PALABRA DEL SEÑOR.

 

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM  IOANNEM.  6, 51-58.

Dixi Iesus iudaeis: “Ego sum panis vivus, qui de caelo descendi. Si quis manducaverit ex hoc pane, vivet in aeternum; panis autem, quem ego dabo, caro mea est pro mundi vita ”.Litigabant ergo Iudaei ad invicem dicentes: “ Quomodo potest hic nobis carnem suam dare ad manducandum? ”. Dixit ergo eis Iesus: “Amen, amen dico vobis: Nisi manducaveritis carnem Filii hominis et biberitis eius sanguinem, non habetis vitam in vobismetipsis. Qui manducat meam carnem et bibit meum sanguinem, habet vitam aeternam; et ego resuscitabo eum in novissimo die. Caro enim mea verus est cibus, et sanguis meus verus est potus. Qui manducat meam carnem et bibit meum sanguinem, in me manet, et ego in illo. Sicut misit me vivens Pater, et ego vivo propter Patrem; et, qui manducat me, et ipse vivet propter me. Hic est panis, qui de caelo descendit, non sicut manducaverunt patres et mortui sunt; qui manducat hunc panem, vivet in aeternum ”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

 

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: ¿Para qué se ha quedado Jesús en el Sacramento? ¿Cuál es el fin de la Eucaristía?… Jesús se ha quedado para ser el alimento de nuestra vida divina: “Coman este mi cuerpo”. “Beban esta mi sangre”. El alimento de la vida divina que Él nos iba a comunicar en el Bautismo, tenía que estar proporcionado a la misma vida divina, y ese alimento no podía ser otro que el mismo Jesús. Por eso resolvió darse como comida nuestra, en forma de pan y de vino.

 

Hoy va a ser San Ambrosio, gran Padre y Doctor de la Iglesia, quien con ponderadas expresiones bíblicas, nos interprete estas palabras de Jesús, que contrapone el Pan de su propio Cuerpo, con el maná que Dios hizo descender de las alturas, para alimentar a los israelitas en el desierto:

 

Es admirable que los alimentase cada día, con aquel manjar celestial, del que dice el salmo: el hombre comió pan de ángeles. Pero todos los que comieron aquel pan, murieron en el desierto; en cambio, el alimento que tú recibes, este pan vivo que ha bajado del cielo, comunica el sostén de la vida eterna, y todo el que coma de él no morirá para siempre, porque es el cuerpo de Cristo”.

 


 “Considera qué es más excelente, si aquel pan de ángeles o la carne de Cristo. Aquel maná caía del cielo; éste está por encima del cielo. Aquél era del cielo; éste, del Señor de los cielos. Aquél, se corrompía si se guardaba para el día siguiente; éste, no sólo es ajeno a toda corrupción, sino que comunica la incorrupción, a todos los que lo comen con reverencia”.

 

“A ellos les mandó agua de la roca, a ti sangre del mismo Cristo. A ellos el agua les sació momentáneamente, a ti la sangre que mana de Cristo, te lava para siempre. Los judíos bebieron y volvieron a tener sed; pero tú, si bebes, ya no puedes volver a sentir sed, porque aquello era la sombra, esto realidad”.

 

 

NOS PONEMOS DE PIE    

 

CANTO EUCARISTICO

 

Una espiga dorada por el sol,
el racimo que corta el viñador;
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el Cuerpo y la Sangre del Señor.

Compartimos la misma comunión,
Somos trigo del mismo sembrador;
un molino, la vida, nos tritura con dolor,
Dios nos hace eucaristía en el amor.

Como granos que han hecho el mismo pan,
como notas que tejen un cantar;
como gotas de agua que se funden en el mar,
los cristianos un cuerpo formarán.

En la mesa de Dios se sentarán,
Como hijos, su pan comulgarán;
Una misma esperanza, caminando cantarán,
En la vida, como hermanos se amarán.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS    

 

 

ORACION

 

MINISTRO: Mi Señor Jesucristo, en este Sacramento, al entregarte en comida y en bebida, nos has dado la prueba más espléndida de tu amor; al ser Tú mismo, el alimento de la vida que nos diste en el Bautismo. Cuando te recibo en la Comunión, lléname de tu gracia. Repara las fuerzas que pierdo, con las debilidades de cada día. Robustéceme para las luchas, por la virtud cristiana. Embelléceme con tu misma hermosura, para agradar en todo a Dios y dejar traslucir a todos la huella de tu imagen, que dejas prendida en mí.

 

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, que en el Cielo eres el Pan de los ángeles.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, que te encarnaste para ser Pan de los hombres.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Pan amasado en las entrañas puras de María.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Maná verdadero del Israel de Dios.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Pan de los hijos de Dios en tu Iglesia santa.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Pan que encierras todos los sabores del Cielo.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Pan que al comerte me transformas en ti.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Pan que alimentas la vida divina de mi Bautismo.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

 

LECTOR: Jesús, Pan que me acrecientas sin cesar la vida de Dios.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Pan que me robusteces para la lucha cristiana.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Pan que reúnes en banquete al Pueblo de Dios.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

LECTOR: Jesús, Pan que eres signo y prenda del banquete celestial.

TODOS: Dame hambre de ti, Señor.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: Pan de los grandes, que me transformas en ti, cuando yo te cómo. Yo quiero unirme íntimamente a ti. Acreciéntame el amor a tu divina Persona. Lléname de la Gracia de Dios y llévame hasta la resurrección futura.

 

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: Que amasaste en tu seno el Pan de la Eucaristía, Cristo Jesús, Hijo de Dios e Hijo tuyo, dispensadora de las gracias divinas; alcánzame, Madre, que no me falte nunca la gracia grande de la Comunión. Con este alimento celestial, por largo que sea el camino, llegaré hasta el monte de Dios, para contemplar su gloria.

 

 

NOS PONEMOS SENTAR

                                           

 

COMPROMISO

 

Sé, que Dios me llama a la perfección cristiana, la santidad es para mí una obligación; y yo, me esfuerzo por alcanzarla. Sin embargo experimento, cada día mi debilidad, mis faltas me desaniman. ¿Por qué mis ansias vuelan tan alto, y la realidad de mi vida es tan diferente?… No tengo que decaer, en la Comunión está la fuerza. Quien se alimenta bien, goza de rica salud y tiene energías para todo. En la Comunión frecuente, de cada día si puedo, recibida con verdadero afán, encontraré esa robustez de espíritu, que necesito para hacer frente a todos mis deberes cristianos. Contando con Jesús, que se me da en comida, ¿por qué estoy débil?…

 

 

BREVE TIEMPO       

                  

                  

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 


Estoy pensando en Dios,

estoy pensando en su amor.

 

Olvida el hombre a su Señor

y poco a poco se desvía,

y entre angustia y cobardía,

va perdiéndose el amor;

Dios le habla como amigo,

huye el hombre de su voz.

 

Estoy pensando en Dios,

estoy pensando en su amor.

 

Yo siento angustia cuando veo

que después de dos mil años

y entre tantos desengaños,

pocos viven por amor.;

Muchos hablan de esperanza,

Mas, se alejan del señor.

 

Estoy pensando en Dios,

estoy pensando en su amor.

 

Todo podría ser mejor,

si mi pueblo procurase,

caminar sin alejarse

del camino del Señor;

Pero el hombre no hace suyos,

los senderos del amor.

 

Estoy pensando en Dios,

estoy pensando en su amor.

 

Todo podría ir mejor,

si en fervor y en alegría,

fuesen las madres María

y los padres San José,;

y sus hijos imitasen

a Jesús de Nazaret.

 

 

PRECES

 

LECTOR: Jesús, Señor nuestro, que te compadeciste de las turbas hambrientas y las saciaste con el pan, que se multiplicaba en tus manos.,

 


TODOS: Sacia, con el Pan del cielo, el hambre de Dios que padece el mundo.

 

LECTOR: Lleva, Señor, a tantos hermanos nuestros que no te conocen, a la verdadera fe.,

 

TODOS: Para que conociendo tu Verdad, te amen y deseen ardientemente comerte a ti, Pan de la Vida.

 

LECTOR: No permitas, Señor Jesús, que los que ya te conocemos y sabemos que nos pides recibirte en la Eucaristía, dejemos de acudir a la Comunión.,

TODOS: Sino que te recibamos siempre, con ansias crecientes de llenarnos hasta la saciedad, de la vida de Dios.

 

LECTOR: Jesús, Señor nuestro, abre los senos de nuestro corazón, cuando te recibimos en el banquete de tu amor.,

 

TODOS: A fin de que no haya entre nosotros hermanos necesitados, mientras los demás nadamos tal vez en la abundancia.

 

 

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

 

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, reúne en torno a ti a la Iglesia, extendida por el mundo, y estréchanos a todos en el amor. Atrae a ti, especialmente al pobre, al esclavo, al humilde: para que todos juntos, no formemos sino un solo corazón y una sola alma. Así haremos brillar, ante todos los pueblos, el testimonio de que solo Tú, eres nuestra esperanza y nuestra paz. Así sea.

 

 

PODEMOS SENTARNOS

 

 

 

TESTIMONIOS

 

El Beato Fray Diego José de Cádiz, misionero de fuego, oraba sentado en una banca de la iglesia, cuando oye una voz imperiosa: ¡Acércate a mí!

El santo capuchino siente de dónde le viene la voz, se sube con audacia en el Altar; adosado al retablo, apega su pecho al Sagrario, hace reposar en él la cabeza, y escucha estas palabras salidas de dentro: “Si yo, en fuerza de mi amor a los hombres, me quedé sacramentado con ellos en las iglesias y sagrarios materiales, y en ellos recibo con agrado los obsequios que se me rinden, ¿con cuánto más gusto y complacencia no estaré en sus pechos por la Comunión? Entiéndelo así, para tu enseñanza, y predícalo a todos, a fin de que mi amor sea correspondido”.

 

Fray Diego José, el apóstol de Andalucía, formuló entonces un propósito: “No me daré un momento de reposo,

 

 

 hasta que vea a todo el mundo hincado en el comulgatorio”.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………        

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN.

 

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN.

 

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

 

OREMOS:

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       “JESUS DEL ALTAR”   HORA SANTA

PARA DESCARGAR DOCUMENTO

http://diocesisdemexicali.org/wp-content/uploads/2017/01/3.-EL-JESUS-DEL-ALTAR.pdf

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

 Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL PROFETA MALAQUÍAS. 1,11.

¡Ojalá alguien de ustedes cerrara las puertas para que no enciendan mi altar en vano! No me gustan nada, dice Yahvé de los Ejércitos, ni me agrada la oblación que traen. Desde levante hasta poniente, es grande mi Nombre entre las naciones, y en todo lugar ofrecerán a mi Nombre sacrificios de incienso y oblaciones puras, pues grande es mi Nombre entre las naciones.

 

PALABRA DE DIOS.

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

EX PROPHETIA MALACHIAE. 1, 11.

Quis est in vobis, qui claudat ostia, ne incendatis altare meum gratuito? Non est mihi voluntas in vobis, dicit Dominus exercituum; et munus non suscipiam de manu vestra.  Ab ortu enim solis usque ad occasum magnum est nomen meum in gentibus, et in omni loco sacrificatur et offertur nomini meo oblatio munda, quia magnum nomen meum in gentibus,………

 

DEO GRATIAS.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Dios estaba harto de los sacrificios rituales, ofrecidos sin espíritu, y anuncia el sacrificio del Mesías, que vendrá. Sacrificio que empieza, al entrar en el mundo el Hijo de Dios y asumir un cuerpo mortal, en el seno de María. Por eso exclama: “No has querido sacrificio ni oblación, pero me has formado un cuerpo. No te han agradado holocaustos y sacrificios por el pecado. Entonces dije: ¡He aquí que vengo para hacer, oh Dios, tu voluntad!” (Hebreos 10,5-7).

 

Y cuando llegó la hora…, tomó el pan, dio gracias, y se los dio diciendo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes… Este cáliz es la nueva Alianza en mi sangre, que por ustedes es derramada” (Lucas 22,14-20).

 

Jesucristo ofreció un solo sacrificio, y “de una vez para siempre” (hebreos 10,10). Pero se hace presente en el altar, para aplicarnos todos los frutos de la Redención, y para que nosotros realicemos con El, nuestro propio sacrificio: “Les recomiendo que se ofrezcan como víctima viviente, santa, agradable a Dios” (Romanos 12,1), nos encarga San Pablo.

 

El Jesús del Cielo, es el mismo, que el de la Cena y el de la Cruz. Es, por lo tanto, el mismo sacrificio, el del altar que el del Calvario. Porque es el mismo Sacerdote y la misma Víctima. Aunque entonces sufría todos los horrores de la crucifixión, y ahora es la Víctima que está glorificada en el Cielo, aceptada por el Padre y premiada para siempre.

 

¿Y para qué sigue, Jesús, ofreciéndose hoy? Para conseguirnos del Padre y aplicarnos las mismas gracias, que nos mereciera en la Cruz. Jesús, que está en el Cielo, “siempre viviente para rogar por nosotros” (Hebreos 7,25), se pone en nuestras manos, para que lo ofrezcamos al Padre, como sacrificio único de la Iglesia. Y el Padre, al recibir por Cristo “todo honor y toda gloria”, se muestra aplacado y nos “otorga el perdón hasta de los pecados más grandes”, nos dice el Concilio de Trento.

 

Por eso, el Papa Juan Pablo II pudo decir, durante una visita pastoral a Milán, que “una sola Misa puede más que todo el mal del mundo”.

 

Nosotros estamos convencidos, de que la Santa Misa, por ser el mismo Sacrificio de Jesús en el Calvario, es lo máximo que ejerce nuestro sacerdocio real, lo más grande que ofrecemos a Dios, lo que más nos santifica a los que participamos en la Misa, lo más eficaz que realizamos para bien del mundo.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Yo no soy nada y del polvo nací,

pero Tú me amas y moriste por mí.

Ante la cruz sólo puedo exclamar:

tuyo soy, tuyo soy.

 

Toma mi mano, te pido.

Toma mis labios, te amo.

Toma mi vida,

Oh Padre, tuyo soy, tuyo soy.

 

Yo no soy nada y del polvo nací,

pero Tú me amas y moriste por mí.

Ante la , sólo puedo exclamar:                           

tuyo soy, tuyo soy.

 

Cuando de rodillas te miro Jesús,

veo tu grandeza y mi pequeñez.

Qué puedo darte yo, todo mi ser,

tuyo soy, tuyo soy.

 

Yo no soy nada y del polvo nací,

pero Tú me amas y moriste por mí.

Ante la cruz sólo puedo exclamar:

tuyo soy, tuyo soy.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, que en la cruz te ofreciste por mí en sacrificio, para pagar por mis pecados y salvarme., en el altar, sigues renovando tu oblación, para atraerme todas las gracias de Dios. Yo me ofrezco, al Padre, contigo: que mi oración, mi amor, mi pureza, mis deberes, todo lo que hago y vivo cada día., sean la ofrenda mía, que yo llevo al altar junto contigo, para gloria de Dios, santificación mía y bien del Reino.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Porque te ofreciste, como Sacrificio, en el Calvario.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos salvaste, con el precio de tu Sangre.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque renuevas en el Altar, cada día, tu Sacrificio.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos dejaste la Misa, memorial de tu Pasión.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque confiaste a tu Iglesia, tú mismo Sacrificio.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos comunicas, con la Misa, toda tu gracia.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos otorgas, dar a Dios, toda gloria.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque eres nuestra perfecta acción de gracias.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque eres la remisión plena, de nuestros pecados.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos aceptas, en un sacrificio, contigo.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

LECTOR: Porque nos haces participar, de la Hostia Santa.

TODOS: Gracias, Señor Jesús.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: Víctima por nuestros pecados, en el Calvario y sacrificio perenne de tu Iglesia., hazme una sola hostia contigo. Sobre el Altar, en el que haces presente tu oblación, pongo yo también mi vida entera, para que sea siempre agradable a Dios.

 

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: que asististe al sacrificio de Jesús en la cruz, y allí te mantuviste firme, inmolando con Él tu Corazón., que en cada Misa sepa yo, verme a tu lado, con los mismos sentimientos que te animaban a ti, mientras Jesús moría.

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

Si la Santa Misa, es la acción más grande que realiza la Iglesia, ¿se explica la apatía de muchos cristianos, que ni cumplen con la obligada del domingo?… Y yo, ¿la aprecio como debo? ¿Participo en ella, poniendo en la misma toda mi alma?… ¿Sé llevar al altar mis sacrificios de cada día, mi trabajo, mis pesares, mis dolores, mis alegrías, mi amor; a fin de que todo se haga un solo sacrificio, con el de Cristo, para gloria de Dios?… Si puedo, aunque sea con algún esfuerzo, ¿tengo generosidad con Dios, y no me contento con las Misas obligadas, sino que participo en muchas más?…

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 


Tan cerca de mí, tan cerca de mí.,

Que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

No busques a Cristo en lo alto.,

Ni lo busques en la oscuridad.

Muy dentro de ti, en tu corazón.,

Puedes adorar a tu Señor.

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí.,

Que hasta lo puedo tocar,

 Jesús está aquí.

 

Le hablaré sin miedo al oído,

Le contaré las cosas que hay en mí.,

Y que sólo a Él, le interesarán,

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí.,

Que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

Míralo a tu lado por la calle,

Caminando entre la multitud.,

Muchos no lo ven, porque ciegos son;

Ciegos de ceguera espiritual.

 

Tan cerca de mí, tan cerca de mí.,

que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

 

Él es más que amigo para mí.

 

PRECES

 

LECTOR: Con una confianza grande, en nuestro Sacerdote y Mediador Jesucristo, que vive siempre a la derecha de Dios intercediendo por nosotros, nos dirigimos por Él al Padre, y le decimos:

 

TODOS: ¡Padre, escucha nuestra oración!

 

LECTOR: Padre nuestro, por Jesús y en el Espíritu Santo, te ofrecemos el único Sacrificio que te agrada, tu Hijo inmolado en la Cruz:

 

TODOS: derrama por Él en nosotros, la abundancia de todos tus dones, la remisión de los pecados y la gracia de una santidad excelsa, para todos tus hijos.

 

LECTOR: Si en el mundo abunda el mal, y sube hasta ti el clamor de tantas culpas:

TODOS: por la Sangre de tu Hijo, muerto en la Cruz y ofrecido ahora en el Altar, salva a los pecadores más necesitados de tu misericordia.

 

LECTOR: Al ofrecerte, Padre, tu Hijo en sacrificio agradable a tus ojos, y al ofrecernos nosotros con Él:

 

TODOS: haz que nuestra vida entera, sea una alabanza perfecta a tu Nombre y un testimonio de nuestra fe, para todo el mundo.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, gracias, por haber dejado a tu Iglesia, este memorial de tu Pasión y Muerte redentoras. Haznos vivir el misterio de la Misa. Que adoremos en ella, contigo, al Padre. Que nos sepamos unir, a tu sacrificio redentor. Que por ti, alcancemos para el mundo, todas las gracias de Dios. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

San Pedro Julián Eymard, joven estudiante, ha de abandonar el seminario, por su desesperada salud. Agonizante, en la casa paterna, exclama angustiado:

¡Dios mío, concédeme la dicha de celebrar al menos una Misa, una sola Misa!

Pero, si tocan las campanas de la parroquia porque me traen los Últimos Sacramentos., ¡Tanto mejor! Están muchos, rezando por mí. Jesús me bendice, empiezo a sentirme más aliviado. Curó. Ya sacerdote, fue un gran apóstol de la Eucaristía, y celebró no una, sino muchas Misas…

Manzoni, el mayor escritor italiano moderno, era un gran católico. Enfermo, quiere ir a Misa, pero no se lo permiten. ¿No ve, que no puede? ¡Claro que puedo! Si se tratara de ir al banco, a cobrar el billete de la lotería que me hubiese tocado, me arroparían, me cuidarían y me llevarían. ¿Por qué no hacen lo mismo, para que no pierda la Misa?…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………        

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


 

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

 

 

OREMUS: Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“EL SACRAMENTO DEL AMOR”   HORA SANTA

http://diocesisdemexicali.org/wp-content/uploads/2017/01/2.-EL-SACRAMENTO-DEL-AMOR.pdf

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 17,1. 24-26.

 

Jesús levantó los ojos al cielo, y dijo: “Padre, yo quiero que donde yo estoy estén también los que tú me has dado, para que contemplen mi gloria, la que tú me has dado, porque me has amado antes de la creación del mundo. Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido y éstos han conocido que tú me has enviado. Yo les he dado a conocer tu nombre, y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo esté en ellos”.

PALABRA DEL SEÑOR.

                                            

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

 

EX EVANGELIO SECUNDUM IOANNEM.17,1.24-26.
Haec locutus est Iesus; et sublevatis oculis suis in caelum, dixit: “Pater, quos dedisti mihi, volo ut ubi ego sum, et illi sint mecum: ut videant claritatem meam, quam dedisti mihi: quia dilexisti me ante constitutionem mundi. Pater iuste, mundus te non cognovit; ego autem te cognovi, et hi cognoverunt quia tu me misisti; et notum feci eis nomen tuum et notum faciam: ut dilectio, qua dilexisti me, in ipsis sit, et ego in ipsis”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Esto, lo dijo Jesús, cuando acababa de instituir la Eucaristía, llamada el “Sacramento del Amor”, porque en ella, el amor de Cristo se desbordó hasta lo indecible, como nos dice el Concilio de Trento: “Nuestro Salvador instituyó este Sacramento, en el cual echó el resto de las riquezas de su divino amor para con los hombres, dejándonos un monumento de sus maravillas”.

El Papa, León XIII, dirá por su cuenta: “La Santísima Eucaristía es el don divinísimo, salido de lo más íntimo del Corazón del mismo Redentor, que quería esta estrechísima unión con los hombres”.

Y comentará, el Beato Federico Ozanam: “En la Eucaristía, se consuma el supremo abrazo de Cristo, con los hombres”.

 

Estas expresiones, no son algo que nos inventemos nosotros, sino que son nacidas de la Palabra de Dios. El Cuerpo de Cristo, que aquí nos comemos, es aquel del que dijo Jesús: “se entregará por ustedes” (Lucas 22,19). Fue, una entrega nacida del amor más hondo, como nos asegura San Pablo: “Cristo nos amó, y se ofreció a sí mismo a Dios en oblación y hostia de olor suavísimo” (Efesios 5,2).

 

Por eso, atrae nuestros corazones, al verlo en la cruz: “Cuando yo sea levantado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí” (Juan 12,32).

 

Y porque se dio por amor, ahora cosecha amor. Pues, al dársenos además en comunión, establece una unión tan íntima, entre Él y el comulgante, que los dos corazones se funden en uno solo: “Quien come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él” (Juan 6,57).

 

Así, lo hacía el Señor, dice el Catecismo Romano, “para que en todo tiempo se cumpliese con toda verdad y propiedad aquel dicho: mis delicias son estar con los hombres” (Proverbios 8,31).

 

Este amor, entre Cristo y el que comulga, se hace extensivo necesariamente, hacia todos los miembros de la Iglesia. La Eucaristía, es el lazo más fuerte entre todos nosotros, que al comer un mismo pan, nos conjuntamos cada vez más, como miembros los unos de los otros.

 

Nos lo recuerda el Papa, León XIII: “He aquí lo que quiso Jesucristo cuando instituyó este augusto Sacramento: excitando el amor de Dios, quiso fomentar el mutuo amor entre los hombres”. Es un imposible, en la Iglesia, el comulgar y no amarnos los unos a los otros.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Altísimo Señor, que supiste juntar,
a un tiempo en el altar, ser Cordero y Pastor;
Quisiera con fervor, amar y recibir,
a quien por mí, quiso morir.

 

Cordero divinal, por nuestro sumo bien,
inmolado en Salén, en tu puro raudal;
de gracias celestial, lava mi corazón,
que el fiel te rinde adoración.

Altísimo Señor, que supiste juntar,
a un tiempo en el altar, ser Cordero y Pastor;
Quisiera con fervor, amar y recibir,
a quien por mí quiso, morir.

 

Suavísimo maná, que sabe a dulce miel,
ven y del mundo vil, nada me gustará;
Ven y se trocará del destierro cruel,
con tu dulzura, la amarga hiel.

 

Altísimo Señor, que supiste juntar,
a un tiempo en el altar, ser, Cordero y Pastor;
quisiera con fervor, amar y recibir,
a quien por mí quiso, morir.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

Sólo tu amor, Jesús, pudo imaginar, inventar y realizar este prodigio de la Eucaristía, en el que has encerrado todos los tesoros divinos. Yo quiero fundirme en ti, para tener los dos un solo corazón, para ser también un solo corazón con mis hermanos, a fin de que todos en tu Iglesia, seamos por el amor, la imagen viviente de la Trinidad Santísima, tal como Tú, se lo pediste al Padre en oración ardiente: “Que todos sean uno, como lo somos nosotros”.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Señor, que estás presente, en el Sacramento del Amor.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que en la Eucaristía, echaste el resto de tu amor.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que buscas, una unión estrechísima con nosotros.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que aquí nos das, el abrazo supremo de tu amor.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que por amor, te entregaste a la pasión y a la cruz.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que nos has dejado aquí, el memorial de tu amor.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que nos arrastras a amarte, con todo el corazón.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que permaneces en nosotros, cuando te recibimos.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que tienes tus delicias, en estar con nosotros.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que nos unes contigo, a todos los hermanos.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores

LECTOR: Señor, que nos haces amarnos a todos, con un solo corazón.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

LECTOR: Señor, que consumarás nuestro amor, en la Gloria celestial.

TODOS: Te cantamos, amor de los amores.

 

 

MINISTRO: Señor Jesús….

 

TODOS: yo, que voy buscando amor y no tengo más felicidad que vivir en el amor, quiero sentir los efluvios de tu amor inmenso, en este divinísimo Sacramento, amor de los amores. Que sacie, mis grandes ansias de amar en ese tu amor, que me das aquí y que nunca me fallará.

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: que ardes en amor a Jesús, como ningún otro corazón puede arder, enséñame a amar a mi Señor Jesucristo. Arrástrame siempre, hacia ese Jesús, que se me da en la Eucaristía con amor indecible, para amarle yo a Él como Él me ama a mí.

 

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

 

 

 

 

 

COMPROMISO

 

La Eucaristía nació del amor de Cristo; aquí está Cristo, ardiendo de amor a nosotros y,….. en la Eucaristía nos sentimos hermanos todos los hombres, porque en este banquete nos sentamos juntos los ricos y los pobres, los sanos y los enfermos, los señores y los criados, todas las clases sociales y todas las razas… ¿Vivo yo el amor personal a Cristo, y se lo manifiesto con muchas y ardientes Misas, Comuniones y Visitas a su Sagrario?… Por Cristo y con Cristo, que se nos da a todos por igual, ¿amo a todos mis hermanos, no guardo resentimiento contra ninguno y ayudo a cualquiera que está en necesidad?… ¿Es el amor, centrado en la Eucaristía, el motor de mi vida entera?..

                           

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

 

Mi Jesús sacramentado,
yo te adoro y te bendigo,
porque oculto en el sagrario,
has querido estar conmigo (2).

 

Jesús Hostia inmaculada,
inmolada por bien mío,
que mi alma sea tu morada,
amantísimo Dios mío (2).

 

Mi Jesús sacramentado,
yo te adoro y te bendigo,
porque oculto en el sagrario,
has querido estar conmigo (2).

 

Tú eres mi Jesús amado,
el esposo prometido,

de las almas el deseado,
eres mi Jesús querido (2).

 

Eres tú la flor del campo,
lirio hermoso de los valles,
y de mi alma dulce encanto,
mi Jesús Tú bien lo sabes (2).

 

Mi Jesús sacramentado,
yo te adoro y te bendigo,
porque oculto en el sagrario,
has querido estar conmigo (2).

 

 

 

 

 

 

PRECES

 

LECTOR: Pagando amor con amor, y con ansias grandes de acrecentar nuestro amor a Jesucristo y los hermanos, pedimos con fe.

 

TODOS: Señor Jesús, mantén y acrecienta en nosotros, el amor.

 

LECTOR: Porque sabemos, que con el amor, somos todo y sin el amor no somos nada.

 

TODOS: llena, Señor, nuestros corazones, con aquel amor en que ardía incesantemente, tu Corazón divino.

 

LECTOR: Que el amor, manifestado por ti, al instituir este divino Sacramento, se vea correspondido por nuestra gratitud y entrega.

 

TODOS: y seas Tú, Señor Jesús, el centro en el que gravite, nuestra vida entera.

 

LECTOR: Porque Tú, Señor, vives en cada uno de nuestros hermanos, y te amamos a ti, cuando los amamos a ellos.

 

TODOS: haz que nos demos a ellos, con la misma generosidad con que Tú, te nos diste a todos, en este Sacramento de tu amor.

 

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, fragua y escuela del amor de un Dios, que nos amó hasta el fin, hasta el exceso del amor., Al sentarnos en tu mesa, al acudir a tu Sagrario., abrásanos en los incendios de tu amor divino, y haz que salgamos amando, también intensamente a todos nuestros hermanos, igual que los amas Tú. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

                                          

 

 

TESTIMONIOS

 

La Beata, María Rafols, llevaba en el Hospital una vida durísima, de trabajo intenso, de cansancio continuo. El Señor Sacramentado era su fuerza durante el día, y por la noche, cuando más necesitaba dormir, se pasaba largas horas en silencio profundo ante el Sagrario, donde la encontraban sus hermanas, que se estimulaban a hacer lo mismo. Jesús y los hermanos necesitados, constituían para ella,  un mismo y único amor.

 

Igual que la santa, Madre Teresa de Calcuta, la cual nos cuenta su historia:

Teníamos Adoración sólo una vez por semana, pero en 1973, hubo una petición unánime de las hermanas:

 

¡Queremos tener Adoración todos los días!

 

Les insistí:

 

¿Cómo quieren que tengamos Adoración todos los días con tanto trabajo como nos agobia?

 

El caso es, que comenzamos con la Adoración diaria, y he comprobado, y lo digo con toda sinceridad, cómo desde entonces hay en nuestra comunidad un amor mucho más íntimo a Jesús, más comprensión entre todas, un amor con más compasión hacia los pobres, y hemos duplicado el número de las vocaciones.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………        

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

AMÉN

 

 

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

 

OREMOS:  Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“JUEVES DE LA OCTAVA DE NAVIDAD” “JESÚS, EL DIOS CON NOSOTROS” HORA SANTA

 

http://diocesisdemexicali.org/wp-content/uploads/2016/12/9.-JESUSEL-DIOS-CON-NOSOTROS..pdf

EXPOSICION 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO. 1,20-23.

Dijo el ángel a José: “No temas tomar contigo a María tu mujer, porque lo engendrado en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará al pueblo de sus pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta: “Miren que la Virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: Dios con nosotros”.

 

PALABRA DEL SEÑOR.

                                                      

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM MATTHAEUM. 1,20-23.

……..Ecce angelus Domini apparuit in somnis ei, dicens: “ Ioseph fili David, noli tiemere accipere Mariam coniugem tuam: Quod enim in ea natum est, de Spiritu Sancto est. pariet autem filium: et vocabis nomen eius Iesum: ipse enim salvum faciet populum suum a peccatis eorum ”. Hoc autem totum factum est, ut adimpleretur id, quod dictum est a Domino per prophetam dicentem: “ Ecce, virgo in utero habebit, et pariet filium: et vocabunt nomen eius Emmanuel ”, quod est interpretatum Nobiscum Deus.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR.

 

(REFLEXION DEL SACERDOTE)

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: “¡Dios con nosotros!”. Así reza la profecía más famosa de Isaías (7,24), que oímos tantas veces en la Liturgia preparatoria de la Navidad. El Concilio y el Papa Pablo VI, se encargarán de recordarnos en nuestros días, esta expresión bíblica y de hacernos ver, el alcance inmenso que contiene. ¡Dios con nosotros!…

 

Ya no va a ser el Dios lejano, que vive más allá de las estrellas. No; ahora será el Dios que se acerca, que se mete en el mundo, que hace de cada uno de nosotros, una morada suya. Será el Dios que nos habla, el que nos ama, el que nos cuida con amor y cariño inmenso. Porque el Dios hecho hombre, Jesús, se va a hacer presente en nuestra vida, de maneras insospechadas.

 

Todas esas maneras están encerradas en el misterio, aunque todas son reales, todas ciertas, cada una a su modo, pero que culminan en la presencia más grandiosa que es la Eucaristía. En nosotros está por su Palabra, pues “cuando se lee en la Iglesia la Sagrada Escritura, es Él quien habla”.

 

Está presente “por su virtud en los Sacramentos, de modo que cuando alguien bautiza, es Cristo quien bautiza”. Está vivo y presente por la fe y el amor en cada uno de nosotros, pues nos dice por Juan: “Vendremos a aquel que me ama y haremos en él nuestra morada” (Juan 14,23); y por Pablo: “Cristo habita por la fe en sus corazones” (Efesios 3,17).

 

Está presente en la asamblea cristiana, porque nos asegura: “Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18,20).

Está con la Jerarquía de la Iglesia, en el Papa y los Obispos, a los que promete: “Yo estoy con ustedes hasta el fin de los tiempos” (Mateo 28,20). Todo esto es cierto. Pero Jesús se nos hace presente, sobre todo, en la Eucaristía, donde está verdadera, real y substancialmente con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, tal como es Él y tal como está en el Cielo, aunque oculto aquí por los velos sacramentales. ¡Oh misterio de amor!…

 

¡Dios con nosotros! ¿No se ha realizado la profecía como ningún vidente, ni el mismo Isaías, lo pudo imaginar?…

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

            

            

 

A Belén se va y se viene,

por caminos de alegría;

y Dios nace en cada hombre,

que se entrega a los demás.

 

A Belén se va y se viene,

por caminos de justicia;

y en Belén nacen los hombres,

cuando aprenden a esperar.

 

A Belén se va y se viene…..

 

Lo esperaban como rico,

y habitó entre la pobreza;

lo esperaban poderoso,

y un pesebre fue su hogar.

A Belén se va y se viene…..

 

Lo esperaban un guerrero,

y fue paz toda su guerra;

lo esperaban rey de reyes,

y servir fue su reinar.

 

A Belén se va y se viene…..

 

Lo esperaban sometido,

y quebró toda soberbia;

denunció las opresiones,

predicó la libertad.

 

A Belén se va y se viene…..

 

Lo esperaban silencioso,

su palabra fue la puerta;

por donde entran los que gritan,

con su vida la verdad.

 

A Belén se va y se viene…..

 

Navidad es un camino,

que no tiene pandereta;

porque Dios resuena dentro,

de quien va en fraternidad.

 

A Belén se va y se viene…..

 

 

Navidad es el milagro,

de pararse en cada puerta;

y saber si nuestro hermano,

necesita nuestro pan.

 

A Belén se va y se viene…..



NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: ¡Dios mío! Tú dijiste que no había pueblo en la tierra, que tuviese a sus dioses tan cercanos, como Israel tenía a su Dios. Esto lo decías entonces. Ahora con Jesús, ¿qué dices a la Iglesia, tu verdadero Israel? Yo me siento colmadamente feliz, al saber que Tú, Señor Jesús, estás siempre conmigo: en tu Palabra, en los Sacramentos, en los Pastores, en los hermanos, en mi corazón, pero, más que nada, en la Eucaristía, “gran misterio y admirable Sacramento”. Estallo de gozo, y te digo con toda el alma: ¡Gracias por tu presencia, Señor!

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, Emmanuel, el Dios-con-nosotros.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, que echaste tu tienda de campaña, entre nosotros.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente de muchas maneras, entre nosotros.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente cuando se proclama tu Palabra.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente por tu virtud, en los Sacramentos.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, que moras por la fe y el amor, en nuestro corazón.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente siempre, en nuestros hermanos.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente entre nosotros, reunidos en tu nombre.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente en el Papa y los Obispos, nuestros Pastores.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente de modo admirable, en la Eucaristía.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente en tu Iglesia a la que riges por tu Espíritu.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

LECTOR: Jesús, presente siempre con nosotros, porque nos amas.

TODOS: ¡Quédate conmigo, Señor!

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: que estás siempre conmigo, sin que me dejes ni un solo instante de mi vida. Gracias por tu presencia, que es mi fortaleza en la lucha, mi alegría en la tristeza, mi consuelo en la aflicción, mi luz en las dudas, mi premio en el esfuerzo. ¡Quédate conmigo, y no me dejes nunca, Señor!

 

MINISTRO: Madre María,….

TODOS: la que nos diste al Emmanuel, que desde tu seno se hizo el “Dios con nosotros”, para siempre. Guárdame a tu Jesús, bien seguro en mi corazón. Que acoja, como Tú, su Palabra, para permanecer yo en Él como Él permanece conmigo, sin separarse de mí.

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

Isaías, hablando del Emmanuel, desafiaba a todos los pueblos enemigos: “Serán destrozados, fracasarán. Porque con nosotros está Dios”. Yo hago mías estas palabras, y me digo: porque me lo tengo que decir: ¿dónde está mi fe, cuando me quejo por un dolor, por una prueba, por un fracaso cualquiera? ¿Es que Jesús, el “Dios con nosotros”, no está conmigo, o qué? Y si Él viene conmigo, ¨¿a quién temeré?… Mirando mi fe por otro lado, ¿hago caso de la Palabra de Dios, de mis hermanos en los que está Cristo, de los Pastores de la Iglesia?… ¿Vivo la Gracia, que es Cristo en mí?… ¿Cómo vivo, sobre todo, la Eucaristía?…

 

BREVE TIEMPO      

                           

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Alegría, alegría, alegría,
alegría, alegría y placer;
esta noche nace el niño,
en el portal de Belén.

Esta noche nace el niño,
yo no tengo que llevarle;
le llevo mi corazón,
que le sirva de pañales.

Alegría, alegría,……..

 

En el portal de Belén,
hay estrellas, sol y luna;
la Virgen y san José,
y el niño que está en la cuna.

Alegría, alegría,………

En el portal de Belén,
hay un clavel encarnado;
que por redimir al mundo,
se volvió lirio morado.

Alegría, alegría,………

 


PRECES

 

LECTOR: Damos infinitas gracias a Dios, nuestro Padre, que realizó la alianza con los hombres, hasta llegar a morar personalmente entre nosotros, por la Encarnación de su Hijo, y le decimos.,

 

TODOS: Permanece siempre con nosotros, Dios nuestro.

 

LECTOR: Salva a tu pueblo rescatado con la sangre de Jesús,

 

TODOS: y haz que te sea fiel, en el cumplimiento de tu voluntad.

 

LECTOR: Congrega en tu única Iglesia, a todos los que confiesan tu nombre y han recibido el mismo Bautismo,

 

TODOS: para que el mundo crea en el Cristo, que Tú nos enviaste.

 

LECTOR: Que se acaben las guerras, las injusticias y toda forma de opresión,

 

TODOS: y que todos reconozcan que Tú, por Jesucristo tu Hijo, eres verdaderamente el Dios que está con nosotros.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, Tú eres la misma presencia de Dios, entre nosotros. Día y noche nos haces compañía y también esperas ansioso, la compañía nuestra. Haz de nosotros, Señor, unos ángeles de tu Sagrario, para que nuestra voz te cante ya en la tierra, como te cantará eternamente en el Cielo. Así sea.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

LECTOR: Se ha contado muchas veces, lo que el Cardenal Perraud atestiguó en el Congreso Eucarístico de Paray le Monial en 1897. Aquel protestante inglés, de turismo por Italia con su familia, entra en una iglesia católica por admirar el arte. Y le pregunta el niño:

 

Papi, ¿qué es esa lamparita roja de allí?

Es que allí está Jesucristo, como creen los católicos.

Protestante serio y fiel, visita para el culto su propia iglesia.

Papi, ¿y por qué no está aquí, aquella lucecita roja?

Porque aquí no está Jesucristo.

 

Un rayo de luz intensa brilló en la mente de aquel noble caballero, que se va repitiendo: ¡Aquí no está Jesucristo, aquí no está Jesucristo!…

Y con toda su familia ingresó en la Iglesia Católica.

 

La conocida historia del Cardenal Newman, el gran convertido inglés del siglo XIX. Pastor anglicano y teólogo en Oxford, tenía un sueldo equivalente a 100.000 francos de entonces. Sus amigos, al saber que quería pasarse a la Iglesia Católica, le insisten:

Piensa lo que haces. Si te haces católico, pierdes tus rentas de cien mil francos anuales.

A lo que contesta Newman:

 

¿Y qué significan cien mil francos, en comparación de una sola Comunión?…

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados, tan portentoso Sacramento;

Y la antigua imagen ceda el lugar

Al nuevo rito;

La fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

Sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

Poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

Le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


 

 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti, eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS: Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS: Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                          (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

“JUEVES DE LA CUARTA SEMANA DE ADVIENTO”   “SU NOMBRE ES JESUS”   HORA SANTA

HAZ CLICK PARA DESCARGAR

EXPOSICION

 

DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.

Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

 Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO. 1,18,21.

El origen de Jesús fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, que era justo, pero no quería infamarla, resolvió divorciarla en privado. Así lo tenía planeado, cuando el ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas tomar contigo a tu mujer, porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará al pueblo de sus pecados”.

 

PALABRA DEL SEÑOR.    

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

 

EX EVANGELIO SECUNDUM MATTHAEUM. 1,18-21.

Iesu Christi autem generatio sic erat. Cum esset desponsata mater eius Maria Ioseph, antequam convenirent inventa est in utero habens de Spiritu Sancto. Ioseph autem vir eius, cum esset iustus et nollet eam traducere, voluit occulte dimittere eam. Haec autem eo cogitante, ecce angelus Domini in somnis apparuit ei dicens: “ Ioseph fili David, noli timere accipere Mariam coniugem tuam. Quod enim in ea natum est, de Spiritu Sancto est; pariet autem filium, et vocabis nomen eius Iesum: ipse enim salvum faciet populum suum a peccatis eorum ”.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                              

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: No había discusión en el nombre que debía llevar el Hijo de Dios, hecho hombre, porque Dios se adelanta y encarga primero a María, y después a José: “Le pondrás por nombre Jesús”. Y así fue: “Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le puso el nombre de Jesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno” (Lucas 2,21).

 

A José, le había dado la razón el mensajero celeste: “Porque él salvará al pueblo de sus pecados”. Es decir, Jesús va a ser El Salvador. Decir Jesús, es lo mismo que decir: “Yahvé que salva”, “Dios es Salvador”.

 

Por eso, dirá Pedro a la asamblea de los judíos: “No hay otro Nombre dado a los hombres sobre la tierra con el cual podamos ser salvos” (Hechos 4,12). Además, para un judío, el nombre era lo mismo que la persona. Por lo tanto, Jesús, era significar la Persona adorable del Señor, en todos sus aspectos.

 

Esta es la razón, por la cual la Iglesia ha tenido siempre una devoción especial, al Nombre de Jesús:

La Liturgia, los santos y los escritores tienen expresiones hermosísimas, como el himno que canta: “Jesús, dulce memoria, que comunicas los verdaderos gozos al corazón”.

O como Fray Luis de León: “Dichoso, si se puede decir el pecar, que nos mereció tal Jesús”, traducción del dicho litúrgico en la noche pascual: “¡Oh feliz culpa, que nos mereció tal Redentor!”.

Y comentando el significado de Jesús, Salvador, dice el mismo Fray Luis: “Son salud sus palabras; digo, son Jesús sus palabras, son Jesús sus obras: su vida es Jesús y su muerte es Jesús”.

Así como San Buenaventura, haciendo referencia a la Persona de Jesús, dice de su nombre, que la expresa: “Jesús, ¡qué nombre tan fuerte, tan lleno de gracia, tan feliz, tan dulce, tan glorioso!”.

Siendo esto así, no busquemos otro remedio para los males del mundo sino a Jesús, su Persona salvadora. Sólo Jesús nos puede librar de la incredulidad, de la inmoralidad y de la injusticia. ¡Contemos con, Jesús Salvador!…

Nosotros miramos a Jesús, presente en la Eucaristía. Nuestro Salvador está en medio de nosotros. ¿Y qué va a hacer aquí, Jesús, sino cumplir la misión confiada por el Padre: ser Salvador?…

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Un pueblo, que camina por el mundo,

Gritando: “Ven Señor”.

Un pueblo, que busca en esta vida,

la gran liberación.

 

Los pobres siempre esperan el amanecer,

de un día más justo y sin opresión.

Los pobres hemos puesto la esperanza en ti:

“Libertador”.

 

Un pueblo, que camina por el mundo,

Gritando: “Ven Señor”.

Un pueblo, que busca en esta vida,

la gran liberación.

Salvaste nuestra vida de la esclavitud,

esclavos de la ley, sirviendo en el temor.

Nosotros hemos puesto la esperanza en ti:

“Dios del amor”.

 

Un pueblo, que camina por el mundo,

Gritando: “Ven Señor”.

Un pueblo, que busca en esta vida,

la gran liberación.

 

El mundo, por la guerra sangra sin razón,

familias destrozadas buscan un hogar.

El mundo tiene puesta la esperanza en ti:

“Dios de la paz”.

 

Un pueblo, que camina por el mundo,

Gritando: “Ven Señor”.

Un pueblo, que busca en esta vida,

la gran liberación.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                             

ORACION

 

MINISTRO: ¡Jesús! Sé para mí, Jesús: mi Salvador. Sé mi Salvador en todo: haz honor a tu Nombre. Sé mi Salvador en las penas: que no me lleguen a vencer. Sé mi Salvador en los fracasos: que no me aplasten. Sé mi Salvador en el trabajo: que no me rinda. Sé mi Salvador en las preocupaciones: que no me turben. Sé mi Salvador en la enfermedad: que la lleve con amor. Sé mi Salvador en los éxitos: que no me envanezcan. Sé mi Salvador ante la eternidad: que no me pierda. Sé mi Salvador siempre: que por eso te llamas Jesús.

 

 

 

 

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Tú, que te llamas Jesús, porque eres el Salvador.

TODOS: ¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, nombre elegido por el mismo Dios.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, para librarme del pecado.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, para salvarme eternamente.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, para preservarme del error.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, para sostenerme en el dolor.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, para salvarme en las pruebas de la vida.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, para librar al mundo de la injusticia.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, para todos los que te invocan.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que eres Jesús, para felicidad de todos los que te aman.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, que serás la última palabra de mis labios moribundos.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

LECTOR: Tú, mi Jesús eterno, porque me habrás llevado al Cielo.

TODOS:¡Bendito sea, tu santo Nombre!

 

MINISTRO: Señor Jesús,….

 

TODOS: yo te reconozco, felizmente, por mi Salvador. Quiero vivir con seguridad total, en ti, que me salvarás siempre de todo pecado, de toda pena, de toda prueba, de todo dolor, de toda condenación. Dame una confianza inmensa en Ti y un amor ardentísimo a tu Persona adorable.

 

MINISTRO: Madre María,….

 

TODOS: que fuiste la primera, en pronunciar el nombre de Jesús con un amor y una ternura indecibles. Haz que ese Jesús, que lo fue todo para ti, sea también el ideal más grande de mi existencia. Que sepa yo imponerme, por Él, cualquier sacrificio, porque a Jesús no se le niega nunca nada.

 

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

Si Jesús se llama por mí y para mí: Jesús, Salvador, ¿qué razón de ser, tienen mi desconfianza, mis miedos, mis preocupaciones, los mismos pecados que he podido cometer?... Jesús no hubiera sido Jesús, ni sería Jesús ahora, si no hubiese cumplido ni cumpliese actualmente, la misión que el Padre le confiara: salvarme en todo. Entonces, yo debo confiar siempre en Él, sin tenerle miedo alguno. Jesús le confió a una alma santa: “Es cierto que cien pecados me ofenden más que uno. Pero si ese uno, fuera de desconfianza, me dolería más que los otros cien” (A Benigna Consolata).

 

BREVE TIEMPO     

                  

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

 

Ven, ven, Señor, no tardes;

Ven, ven, que Te esperamos.

Ven, ven, Señor, no tardes;

Ven pronto, Señor.

 

El mundo muere de frío,

el alma perdió el calor;

Los hombres no son hermanos;

el mundo no tiene amor.

 

Envuelto en sombría noche,

el mundo sin paz, no ve;

Buscando va, una esperanza;

buscando, Señor, tu fe.

 

Al mundo le falta vida,

al mundo le falta luz;

Al mundo le falta el cielo;

al mundo le faltas Tú.

.


 

 

 

 

PRECES

 

LECTOR: Que tu Iglesia se vea libre de todo error……..

 

TODOS: y se mantenga fiel, a tus enseñanzas y las orientaciones de los Pastores.

 

LECTOR: Que los responsables de la sociedad, tengan conciencia de su deber……..

 

TODOS: y salven a los pueblos de toda injusticia.

 

LECTOR: Que cesen los escándalos en el mundo……….

 

TODOS: y que los niños y las personas más inocentes, no encuentren tropiezos que arruinarían su salvación.

 

LECTOR: Que los jóvenes vivan con convicción su condición cristiana……..

 

TODOS: y sean la esperanza para crear un mundo mejor.

 

LECTOR: Que al declinar este día, que terminamos en tu presencia……..

 

TODOS: nos des a todos, la esperanza de la salvación eterna.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, ¡con qué reverencia, con qué confianza, con qué amor, te llamamos ahora Jesús, en tu misma presencia! ¡Jesús! Con tu solo Nombre, si te comemos, nos nutres; si te invocamos, nos llenas de ti; si te leemos, nos instruyes; si escribimos de ti, nos enorgulleces. Al hablar de ti, nuestros labios se llenan de gozo celestial. ¡Jesús, sé para nosotros, Jesús! Así sea.

PODEMOS SENTARNOS

 

 

 

TESTIMONIOS

 

La jovencita, Santa Gema Galgani, volcó su corazón en una página, que sólo puedan entender los grandes amantes:

 

“Quisiera que mi corazón no palpitase, no viviese, no suspirase, sino por Jesús. Quisiera que mi lengua, no supiera proferir más que el nombre de Jesús; que mis ojos no mirasen, más que a Jesús; que mi pluma no escribiese, más que de Jesús; que mis pensamientos volasen únicamente a Jesús. Muchas veces me he puesto a reflexionar: si hay algún objeto en la tierra, digno de mis afectos, pero no encuentro ninguno, ni en el cielo ni en la tierra, fuera de mi querido Jesús… Si los mundanos pensasen en Jesús, sería un imposible que Jesús, no cambiara su corazón…, y si probasen un solo instante el gozo que se experimenta, al lado de Jesús, les aseguro que no le dejarían escapar nunca”.

 

Matt Talbolt, el obrero del puerto de Dublín, le dice con toda naturalidad a una señorita norteamericana, que está muy triste porque se ha quedado sola en Irlanda:

¿Sola? ¿Y por qué? ¿No está siempre con nosotros Jesús, en el Santísimo Sacramento?…

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………        

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BENDICION

 

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


 

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                         (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

 

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

“JUEVES DE LA SEGUNDA SEMANA DE ADVIENTO”     “JESUS, EL ROCIO DEL CIELO”   HORA SANTA

http://diocesisdemexicali.org/wp-content/uploads/2016/12/10.-JESUS-EL-ROCÍO-DEL-CIELO.pdf

EXPOSICION

 DE RODILLAS

 

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.
Canta, oh lengua,

el misterio glorioso del cuerpo

y de la Sangre preciosa,

que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS  EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María  y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas está el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo  ahora  sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que  me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío  Jesucristo,………….

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y  confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 1,1-18.

En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba, en el principio, junto a Dios. Todo fue hecho por medio de Él, y sin Él, no se hizo nada, de cuanto existe. En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La Luz brilla en las tinieblas, pero las tinieblas no Lo recibieron… Venía al mundo la Luz verdadera, La que ilumina a todo hombre… Y el Verbo se hizo carne, y vino a habitar en medio de nosotros; y nosotros hemos visto su gloria, gloria como de Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad… De su Plenitud hemos recibido todos, y gracia sobre gracia; porque la Ley fue dada por medio de Moisés; pero la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo.

 

 

 

 

PALABRA DEL SEÑOR. 

 

TODOS: GLORIA A TI SEÑOR JESUS.

EX EVANGELIO SECUNDUM  IOANNEM. 1,1-18.

In principio erat Verbum, Et Verbum erat apud Deum, Et Deus erat in Principio apud Deum. Omnia per Ipsum Facta sunt: Et sine Ipso Factum est nihil, quod factum est. In Ipso vita erat, Et Vita erat lux hominum: Et Lux in tenebris lucet, Et tenebrae Eam non comprehenderunt. Erat Lux vera. illuminat omnem hominem. Et Verbum caro factum est, Et habitavit in nobis: Et vidimus gloriam eius, Gloriam quasi Unigeniti a Patre plenum gratiae et veritatis. Et de Plenitudine accepimus, Et gratiam pro gratia: Quia lex per Moysen data est, gratia et veritas per lesum Christum facta est.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

(REFLEXION DEL SACERDOTE)

 

BREVE MEDITACION

                                 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: El rocío de la mañana es una de las más bellas y poéticas expresiones de la Biblia, para hacernos entender la acción de Dios sobre el mundo. Si queremos comprender la imagen del rocío, hemos de situarnos en Palestina durante el verano abrasador. El calor es insoportable durante el día. Pero llega la noche, y, sin que nadie lo vea cómo se forma, el rocío cuaja en las hojas de las plantas, en los pétalos de las flores, en las mismas piedras de la montaña. Las gotas de rocío parecen puñados de perlas, esparcidas por doquier. Por el rocío, todo se convierte en verdor y frescura, que sanan la sequedad de la tierra.

 

La liturgia de la Navidad nos dice deliciosamente, que el Hijo de Dios “descendió al seno de la Virgen, como el rocío sobre la grama”. Ese Hijo de María, lo había engendrado el Padre, desde toda la eternidad, como lo canta uno de los salmos más famosos: “Yo te engendré entre esplendores de santidad, como rocío antes de la aurora” (Salmo 109,3).

 

El mundo suspiraba por el Cristo Salvador, y el profeta Isaías lo pedía a Dios, con un grito ardoroso: “¡Nubes, haced caer vuestro rocío!” (Is. 45,8).

Al venir al mundo, se cumplirá lo del profeta Oseas: “Será como el rocío para Israel, que se convertirá en un jardín de lirios, en un paraíso de flores y aromas” (14,6.

 

 

Después, podremos decir de Jesús con Isaías, cuando el Señor resucite de entre los muertos, en mitad de la noche callada: “Tu rocío es rocío esplendoroso, y la tierra, empapada con él, da a luz a sus muertos” (26,19).

 

El salmo profetizó la obra de este rocío celestial: “Descenderá como rocío, y en sus días florecerá la justicia y habrá una paz duradera” (Salmo 71,6).

 

A nosotros, conforme al profeta Miqueas, nos compromete a ser también rocío, en medio de un mundo necesitado de Cristo: “Y será el Resto de Jacob ?es decir, la Iglesia, el verdadero Israel de Dios? como rocío de Yahvé‚ en medio de los pueblos” (5,6).

 

Los que recibimos la Eucaristía, trigo de los campos que se empapó de rocío, y ahora se nos hace Pan celestial, ¿no vamos a ser rocío vivificador para todos los que nos necesitan?…

             

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Ven, ven, Señor, no tardes;

Ven, ven, que Te esperamos.

Ven, ven, Señor, no tardes;

Ven pronto, Señor.

 

El mundo muere de frío,

el alma perdió el calor;

Los hombres no son hermanos,

el mundo no tiene amor.

Envuelto en sombría noche,

el mundo sin paz, no ve;

Buscando va, una esperanza,

buscando, Señor, tu fe.

 

Al mundo le falta vida,

al mundo le falta luz;

Al mundo le falta el cielo,

al mundo le faltas Tú.


 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

 

ORACION

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, Tú, eres el rocío que necesita la tierra reseca, de mi corazón. Los afanes de la vida, el trabajo agotador, la tentación peligrosa, las debilidades de cada día, ¿No son para mí un sol abrasador que me aplasta, Que me hace perder muchas veces la esperanza?… Pero Tú caes sobre mí cada día, como rocío vivificante; sobre todo al recibirte en la Eucaristía, Y sabes convertirme en jardín de flores, y en campo donde germinan todas las virtudes cristianas.

 

ACLAMACIONES

 

LECTOR: Jesús, rocío celestial, engendrado por el Padre.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, que fuiste enviado por el Padre, para salvarnos.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, a quien esperaron anhelantes, todos los siglos.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, Dios que descendiste al seno purísimo de María.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, derramado sobre el mundo, por las nubes del Cielo.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, portador de la justicia y la paz, para el mundo.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, que conviertes al mundo, en un jardín de delicias.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, que nos traes a la tierra, frescor y aromas celestiales.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, Pan de Vida, que te formaste con rocío del Cielo.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, que nos quieres rocío vivificador, para el mundo.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, fortaleza nuestra, en las luchas de la vida.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

LECTOR: Jesús, ansia eterna, de las almas que esperan.

TODOS: Ven a mí, Señor Jesús.

 

MINISTRO: Señor Jesús….

TODOS: rocío refrescante para la tierra reseca, en la que haces florecer y germinar toda virtud; yo te ansío con verdadero afán, a fin de que me conviertas en un jardín delicioso para Dios. Yo no deseo sino tu gracia, que vale más que la vida, para poder cantar a mi Señor, con frescor de amanecer.

 

MINISTRO: Madre María….

TODOS: que, al recibir en tu seno el rocío bajado del Cielo, quedaste convertida en un paraíso del Espíritu Santo, el cual tuvo en ti todas sus divinas complacencias; haz que yo sepa recibir la Gracia, con la docilidad tuya, a fin de que mi corazón, limpio de toda culpa, sea un reflejo de la hermosura de tu Corazón Inmaculado.

 

NOS PONEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: Cuando me desaliento al ver la aparente inutilidad de mi vida, que parece un campo en el que nunca brotará una flor, ¿pienso entonces en Jesús? ¿Me doy cuenta de lo que significa Él, para el desierto de mi corazón? En los momentos difíciles, debo suspirar por Él como el salmista: “Oh Dios, Tú eres mi Dios. Mi alma está sedienta de ti. Mi carne tiene ansia de ti, como tierra reseca, aridísima, sin agua”. ¿A que Cristo me cambia por completo si acudo a Él con ansias tan vivas?…

 

BREVE TIEMPO     

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

Un pueblo, que camina por el mundo,

Gritando: “Ven Señor”.

Un pueblo, que busca en esta vida,

la gran liberación.

 

Los pobres siempre esperan el amanecer,

de un día más justo y sin opresión.

Los pobres hemos puesto la esperanza en ti:

“Libertador”.

 

Un pueblo, que camina por el mundo,

Gritando: “Ven Señor”.

Un pueblo, que busca en esta vida,

la gran liberación.

 

 

Salvaste nuestra vida de la esclavitud,

esclavos de la ley, sirviendo en el temor.

Nosotros hemos puesto la esperanza en ti:

“Dios del amor”.

 

Un pueblo, que camina por el mundo,

Gritando: “Ven Señor”.

Un pueblo, que busca en esta vida,

la gran liberación.

 

El mundo, por la guerra sangra sin razón,

familias destrozadas buscan un hogar.

El mundo tiene puesta la esperanza en ti:

“Dios de la paz”.

 

Un pueblo, que camina por el mundo,

Gritando: “Ven Señor”.

Un pueblo, que busca en esta vida,

la gran liberación.

PRECES

 

LECTOR: Dios nos ama y sabe lo que nos hace falta. Al campo estéril de nuestra alma le envía el rocío refrescante de su Gracia, que nos mantiene en perenne verdor.

 

TODOS: Te alabamos, Dios nuestro, y confiamos en ti.

 

LECTOR: Te bendecimos, Dios todopoderoso, porque nos has dado el conocimiento de tu verdad.

 

TODOS: En ella queremos vivir y morir, sin fallar nunca en nuestra fe.

 

LECTOR: Míranos siempre, Señor, Tú que has querido tener abierta siempre para nosotros, la puerta de tu misericordia y bondad.

 

TODOS: Para que nunca falle nuestra confianza en ti.

 

LECTOR: Al declinar el día, nos sentamos juntos en la Mesa de tu Hijo divino.

 

TODOS: Y estamos seguros de que nos va a tener, como sus hermanos y comensales, también en el banquete del Reino celestial.

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, rocío bajado del Cielo sobre el campo de la Iglesia, en la que mantienes siempre el frescor del paraíso; haz que vivamos de ti, en el Altar y en el Sagrario. Que comamos con avidez, el fruto del árbol de la vida: tu Cuerpo y tu Sangre, alimento que nos sustenta y que nos guarda con salud vigorosa, hasta la vida eterna. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

AMÉN.

 

PODEMOS SENTARNOS

 

 

TESTIMONIOS

 

El alma de los niños, llena de candor como el rocío de la mañana, es especial para captar al Jesús de la Eucaristía. Como Gustavo María Bruni, que le dice a su padre, el día de la Primera Comunión:

 

¿Sabes, papá? Ahora que he comulgado, siento que podré llegar a ser santo; antes, no.  Moría, a los siete años, en olor de santidad…

 

Luis Veuillot era un descreído total y enemigo acérrimo de la Iglesia. Pero su hijito, que iba a hacer la primera Comunión, le pide resuelto:

 

Papá, corre mucha prisa lo que tengo que decirle. Quisiera que el día de mi Primera Comunión, me acompañasen usted y mamá. No me lo niegue, por amor de Dios, que tanto le ama.

 

El insigne Veuillot no supo resistir. Y, a niño tan angelical, debemos la conversión del que sería después, el gran campeón de la causa católica en Francia.

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………        

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA,  nuestras intenciones particulares.

 

 

 

 

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO


 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit laudátio.

 

AMEN

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


 

SACERDOTE:  Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confío.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

TE  INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

CATEDRAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

Translate »