Contacta con nosotros

“HE AQUÍ EL CORAZÓN” HORA SANTA

Haz click aquí para descargar

“HE AQUÍ EL CORAZÓN”

HORA SANTA

 EXPOSICION

DE RODILLAS

BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS,

 

Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.

 

PANGE LINGUA.

 

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium,
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi,
Rex effúdit géntium.Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus,
Miro clausit órdine.In supremæ nocte coenæ,
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ,
Se dat súis mánibus.Verbum caro, panem verum,
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum.
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum,
Sola fides súfficit.
Canta, oh lengua,el misterio glorioso del cuerpoy de la Sangre preciosa,que el Rey de las naciones,

Fruto de un vientre generoso,

derramó en rescate del mundo.

 

Nos fue dado,

nos nació de una Virgen sin mancha;

y después de pasar su vida en el mundo,

una vez propagada la semilla de su palabra,

Terminó el tiempo de su destierro,

Dejando todo, en admirable orden.

 

En la noche de la Última Cena,

Sentado a la mesa con sus hermanos,

Observada la ley en el ritual de ese banquete, se dio con sus propias manos,

Como alimento para los doce.

 

El Verbo encarnado, pan verdadero,

lo convierte con su palabra en su carne,

y el vino puro se convierte en la Sangre de Cristo.

Y aunque fallan los sentidos,

Solo la fe es suficiente,

para fortalecer el corazón en la verdad.

ESTACION AL SANTISIMO

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

CREEMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA FE.

Padre Nuestro, Ave María y gloria al Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

Canto
Yo creo Jesús mío que estas en el altar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Adoro en la hostia, el cuerpo de Jesús,
en el vino, la sangre, que dio en la cruz.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

ESPERAMOS EN TI SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA ESPERANZA.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

 

Canto
Por amor al hombre moriste en una cruz,
y al cáliz bajaste por nuestra salud.
Jesús Rey del Cielo, que estás en el altar,
tu Cuerpo, tu Sangre, nos das sin cesar.

 

En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado.

El corazón amoroso de Jesús sacramentado.

 

TE AMAMOS SEÑOR…PERO AUMENTA NUESTRA CARIDAD.

Padre Nuestro, Ave María y gloria Padre.

 

Alabemos y demos gracias en cada instante y momento.

Al santísimo y dignísimo sacramento.

 

CANTO

 

Espero Jesús mío, en tu suma bondad,

poder recibirte con fe y caridad.

Entre su ovejas esta el Buen Pastor,

en vela continua lo tiene el amor.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

 

 

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Mas no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo menos

Espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Y Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno enteramente a TI. No permitas, Señor, que me separe de Ti Amén.
 

 

 

CANTO
Bendito, bendito, bendito sea Dios,
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Bendito, bendito, bendito sea Dios,

Los ángeles cantan y alaban a Dios

 

CONTINUAMOS DE RODILLAS

 

ACTO DE PREPARACION

 

MINISTRO: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

TODOS: Amen.

 

MINISTRO: Señor mío Jesucristo,………….

 

TODOS: Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser tu quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. Quiero y propongo firmemente enmendarme y confesarme a su tiempo .Ofrezco cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados. Confió en tu bondad y misericordia, que me perdonarás y me darás gracia para nunca más pecar. AMEN

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

PROCLAMACION DE LA PALABRA

 

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. 19,31-34.

 

Los judíos, como era el día de la Preparación, para que no quedasen los cuerpos en la cruz el sábado ?porque aquel sábado era muy solemne? rogaron a Pilato que les quebraran las piernas y los retiraran. Fueron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero y del otro crucificado con él. Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, uno de los soldados le atravesó el costado con la lanza y al instante salió sangre y agua.

 

PALABRA DE DIOS.

 

TODOS: TE ALABAMOS SEÑOR.

 

EX EVANGELIO SECUNDUM SANTI IOANNEM.19, 31-34.

 

Iudaei ergo, quoniam Parasceve erat, ut non remanerent in cruce corpora sabbato, erat enim magnus dies illius sabbati, rogaverunt Pilatum, ut frangerentur eorum crura, et tollerentur. Venerunt ergo milites et primi quidem fregerunt crura et alterius, qui crucifixus est cum eo; ad Iesum autem cum venissent, ut viderunt eum iam mortuum, non fregerunt eius crura,
sed unus militum lancea latus eius aperuit, et continuo exivit sanguis et aqua.

 

LAUS, TIBI CHRISTE.

 

NOS PODEMOS SENTAR

                    

REFLEXION DEL SACERDOTE

 

BREVE MEDITACION

                                 

RELEXION GENERAL

 

LECTOR: Es célebre la aparición a Santa Margarita María en 1676, cuando Jesús, señalando su pecho, exclamó: “He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres, que nada ha ahorrado hasta agotarse y consumirse para atestiguarles su amor, y en cambio no recibo de la mayoría sino ingratitud y menosprecio, por la frialdad y sacrilegios cometidos contra mí en este Sacramento del amor”.

 

¿Nos amó Jesucristo?… “Te he amado con amor eterno”, nos dice con el profeta (Jeremías 31,3), traducido así por el himno: “Tu amor eterno te forzó a asumir un cuerpo mortal como el nuestro”.

 

Siendo uno como nosotros, podrá decirnos después con un corazón inmenso: “¡Vengan a mí todos los que están cargados y agobiados, que yo les aliviaré!” (Mateo 11,28).

 

Ante la cruz, exclamará fuera de sí el Apóstol: “¡Que me amó y se entregó a la muerte por mí!” (Gálatas 2,20). Pero antes de morir, tiene un rasgo que sólo en un cerebro divino pudo anidar. Lo expresa el mismo Jesús: “Ardientemente he deseado comer esta pascua con ustedes” (Lucas 22,14)

Entonces “llevó su amor hasta el fin” (Juan 13,1). Tomando el pan y el vino, dice: “Tomen y coman esto. Tomen este cáliz y beban: porque esto es mi Cuerpo, ésta es mi Sangre” (Lucas 22,19-20). Si se da a sí mismo en todo lo que es, ¿qué más puede hacer por nuestro amor?…

Pues, bien; este Jesús tan amante, va a saber lo que es la ingratitud. Momentos antes de instituir la Eucaristía, ha de quejarse: “El que come en el mismo plato que yo, ése me va a entregar” (Mateo 26,23). Y San Pablo, ya en las primeras cristiandades, hablará del sacrilegio: “Quien come el pan o bebe el cáliz del Señor indignamente, se hace culpable de profanar el cuerpo del Señor” (1Corintios 11,27). Se entiende entonces la queja del Señor: “En cambio no recibo más que ingratitudes y menosprecios”…

Pero contra el desamor, vino el amor. El Papa Pío XII, en su encíclica “HAURIETIS AQUAS”, dirá con ansia viva: “Exhortamos a todos nuestros hijos en Cristo a practicar con entusiasmo esta devoción”.

¿Por qué? Precisamente porque nos lleva a la Eucaristía y nos hace beber con abundancia las aguas de la salvación. Eucaristía y Corazón de Jesús son dos términos inseparables.

 

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 

 

Mi Jesús sacramentado,
yo te adoro y te bendigo,
porque oculto en el sagrario,
has querido estar conmigo.

Jesús Hostia inmaculada,
inmolada por bien mío,
que mi alma sea tu morada,
amantísimo Dios mío.

Tú eres mi Jesús amado,
el esposo prometido,
de las almas el deseado,
eres mi Jesús querido.

Eres tú la flor del campo,
lirio hermoso de los valles,
y de mi alma dulce encanto,
mi Jesús Tú bien lo sabes.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLA

 

LETANÍA DEL SAGRADO CORAZÓN

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, que nos mostraste tú Corazón rasgado, para recordarnos el amor inmenso con que te nos diste para nuestra salvación, escucha ahora mis plegarias y lléname de toda bendición divina.

 

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial, ten piedad.

Dios, Hijo Redentor del mundo, ten piedad.

Dios, Espíritu Santo, ten piedad.

 

“SEÑOR, TEN PIEDAD”.

 

Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre.

Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre.

Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios.

Corazón de Jesús, de majestad infinita.

Corazón de Jesús, templo santo de Dios.

Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo.

Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del Cielo.

Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor.

Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad.

Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor.

Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes.

Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza.

Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones.

Corazón de Jesús, en quien están todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia.

Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de la divinidad.

Corazón de Jesús, en quien el Padre tiene todas sus complacencias.

Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido.

Corazón de Jesús, deseo de los collados eternos.

Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia.

Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan.

Corazón de Jesús, fuente de vida y de santidad.

Corazón de Jesús. Saciado de oprobios.

Corazón de Jesús, despedazado por nuestros delitos.

Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte.

Corazón de Jesús, perforado por la lanza.

Corazón de Jesús, fuente de toda consolación.

Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra.

Corazón de Jesús, víctima de los pecadores.

Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan.

Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren.

Corazón de Jesús, delicia de todos los santos.

 

MINISTRO: Jesús manso y humilde de Corazón.

TODOS: Haz mi corazón semejante al tuyo.

 

ORACIÓN

 

MINISTRO: Señor Dios, mira al Corazón de tu amadísimo Hijo y a las alabanzas y satisfacciones que te dio en nombre de los pecadores. Danos a todos tu perdón. Infúndenos tu amor. Y haznos vivir y morir encerrados en este Corazón Divino, a fin de gozar después eternamente de la felicidad de tu gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Así sea

 

NOS PODEMOS SENTAR

 

COMPROMISO

 

LECTOR: La devoción al Sagrado Corazón de Jesús es bella, muy bella, y santificadora por demás. Pero podría yo llevarme a engaño. No debo detenerme en un símbolo hermoso: ¡dice tanto un corazón!… Debo mirar toda la vida de Jesús y su Persona bajo el prisma de su vida íntima: de su amor. Pero el amor es entrega, es sacrificio, es abnegación, es darse sin reserva. Por algo el Corazón Divino de Jesús aparece coronado por la cruz, rodeado de espinas y traspasado por la lanza ¿Valoro lo que debe ser mi vida por Cristo?…

 

BREVE TIEMPO      

                           

NOS PONEMOS DE PIE

 

CANTO EUCARISTICO

 


Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás.

 

Jesús amable, Jesús piadoso,
Dueño amoroso, Dios de bondad,
vengo a tus plantas, si Tú me dejas,
humildes quejas a presentar.

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás.

Divino pecho donde se inflama,
la dulce llama de caridad.
¿Por qué la tienes tan encerrada,
y no abrasada la tierra está?

 

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás
.

 

Con lazo amigo, con lazo estrecho,

Tu amante pecho vengo a buscar,

por Ti suspiro, ábreme el seno ,

Que en el ¡Cuán bueno es habitar!

 

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás
.

¡Jesús piadoso, manso y clemente,

Principio y fuente de Santidad!

Que yo te sienta en mi existencia,

¡Dueño adorado, Dios de bondad!

 

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás
.

 

 

Tú solo puedes Omnipotente,

mi sed ardiente refrigerar,

aquí ¡bien mío! aquí el postrero

suspiro quiero por Ti exhalar.

 

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás
.

 

Venid cristianos que acá en el suelo,
como en el cielo se ha de adorar,
también nosotros adoraremos
y ensalzaremos al Dios de paz.

Corazón Santo, tú reinarás,
Tú nuestro encanto siempre serás.


 

 

 

 

 

PRECES

LECTOR:  Dios quiso que su Hijo, colgado del madero, fuese traspasado por la lanza para dejar abierta la puerta de su Corazón. Nosotros le decimos:

TODOS: Derrama sobre todos tu gracia y tu misericordia.

LECTOR: Por todos los hombres, para que sepan ver en el Corazón de Cristo el signo más grande del amor de Dios que los quiere salvar.

TODOS: Que ninguno desespere, sino que confíen en su Salvador.

LECTOR: Por los que no creen, para que reconozcan en la Iglesia, nacida del costado de Cristo, el sacramento universal de su salvación.

TODOS: Que la Iglesia les muestre a todos el verdadero rostro de Cristo.

LECTOR: Por los pobres, los enfermos, los detenidos, los que viven sin trabajo, los alejados de su patria, para que en su dolor y en su dificultad adivinen al Corazón que los ama.

TODOS: Y que nosotros seamos las manos de Cristo para ayudarles siempre.

LECTOR: Por todos los bautizados, para que participando consciente, piadosa y activamente en los sacramentos, en especial la Eucaristía, se llenen de la vida de Dios.

TODOS: Y que correspondan al amor de Cristo que los llama y los espera

 

MINISTRO: Señor Jesucristo, el del Corazón más amante. ¿Cómo corresponderé yo a tu amor inmenso, infinito?… Si amor con amor se paga, Tú no quieres más que amor. Aquí tienes mi corazón. Tómalo, tuyo es. Pequeño cuanto quieras, pero me entrego sin límites. Con un amor afectivo: ¡Te quiero, Jesús! Pero, más que todo, con un amor efectivo, el que dice: ¿qué quieres de mí, Señor?

 

Tú has hecho todo por mí. Yo haré todo por ti también. ¡Todo por ti, Corazón Sacratísimo de Jesús!

 

PADRE NUESTRO

CANTADO

 

MINISTRO: Señor Sacramentado, por la Comunión de cada día y por el trato íntimo que nos dispensas en el Sagrario, Tú te haces un solo corazón con nosotros. Eres nuestro Dios, nuestro Salvador y nuestro Hermano. Te adoramos, dulcísimo Corazón de Jesús, aquí presente. Inflama nuestros corazones en el amor divino en que te abrasas. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

PODEMOS SENTARNOS

 

TESTIMONIOS

 

Santa Matilde acaba de comulgar. Y ve cómo el Señor le saca del pecho el corazón, lo derrite y lo derrama en el suyo propio, mientras dice: “Así quiero yo que todos los corazones se hagan uno con el mío”.

 

El Obispo mártir de Barcelona, Manuel Irurita, es llevado ante el tribunal popular del comité revolucionario y le preguntan si celebra la Misa.

 

“Sí. Ni un solo día he dejado de celebrarla. Y si me lo permiten, también lo haré aquí. El mundo se sostiene por la Santa Misa”.

 

 

Era el Obispo que, siendo profesor, decía a sus alumnos de Teología:

“Tengan confianza en el Corazón de Jesús, que, aunque sea tirándoles de los pelos, Él los meterá en el Cielo por más que ustedes no quieran”.

 

Santa Gema Galgani, a Jesús Sacramentado: “Si aquí abajo el bien causa tanto placer, ¿cuánto más deleite no causarás Tú, Jesús, que eres el Rey de todos los bienes? Sólo Tú sacias, sólo Tú haces puros, sólo Tú haces inmaculados a los que viven en ti, porque Tú habitas en ellos”.

 

 

NOS PONEMOS DE RODILLAS

                                          

ORAMOS POR EL ETERNO DESCANSO DE LAS ANIMAS DEL PURGATORIO………………E INTENCIONES DEL ROMANO PONTIFICE……………………………………………………

 

Padre nuestro que estas en el cielo,…………………………

Dios te salve maría, llena eres de gracia,…………………

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo………………

 

Mientras esperamos la Bendición y durante ella, pongamos en manos de JESUS EUCARISTÍA, nuestras intenciones particulares.

 

 

BENDICION

de rodillas

TANTUM ERGO

 

 

 

Tantum ergo Sacraméntum,

Venerémur cérnui:

Et antíquum documentum

Novo cedat rítui;

Præstet fides suppleméntum

Sénsuum deféctui.

 

Genitori Genitóque,

Laus et iubilátio;

Salus, honor, virtus quoque,

Sit et benedíctio;

Procedénti ab utróque

Compar sit, laudátio.

 

AMEN

 

 

Veneremos, pues,

Postrados tan portentoso Sacramento;

y la antigua imagen ceda el lugar

al nuevo rito;

Fortaleza, honor,

poder y bendición;

A la fe eleve

La incapacidad de los sentidos.

 

Al Padre y al Hijo

sean dadas alabanza y gloria,

quien procede de uno y de otro,

le sea dada igual gloria.

 

AMÉN


 

SACERDOTE: Panem de caelo praestitisti,eis.

 

PUEBLO: Omne delectamentum in se habentem.

 

OREMUS:

 

Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili passionis tuae memorian reliquisti: tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari; ut redemtionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum.

 

TODOS: AMEN.

 

 

 

 

 

SACERDOTE: Les diste Pan bajado del Cielo.

 

PUEBLO: Que contiene en si todo deleite.

 

OREMOS:

 

Oh Dios, que bajo este admirable sacramento nos has dejado el memorial de tu Pasión: concédenos, te pedimos, venerar de tal modo los Sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu Redención, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

TODOS: AMÉN.

 

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

 

(ACLAMAR, AL UNISONO, CON EL SACERDOTE)

 

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

 

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Normal)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más fuerte)

Sagrado corazón de Jesús…..en ti confió.                           (Más, más fuerte)

 

Santa María de Guadalupe Reina de México…..salva nuestra patria y aumenta nuestra fe.

 

 

 

 

TE INVITAMOS A ASISTIR Y PROMOVER LA HORA SANTA SEMANAL.

EN CATEDRAL TODOS LOS JUEVES, SE EXPONE EL SANTISIMO Y SE DA LA BENDICION.

TE ESPERAMOS ALAS 6:00 DE LA TARDE.

 

 

DEVUELVA LA PRESENTE COPIA.

POR FAVOR, NO LA MALTRATES.

 

ARCHIVO DE HORAS SANTAS

“ADOREMUS IN AETERNUM,”

 

Acerca del autor

Deja un comentario

*

captcha *