Contacta con nosotros

SÁBADO – SEMANA X DEL TIEMPO ORDINARIO


(2Cor 5, 14-21 / Sal 102 / Mt 5, 33-37)

¿Cuánta importancia le damos al “qué dirán”? Es importante que nos preguntemos esto, y también que reconozcamos si nos importa más lo que pueda opinar una persona (quedar mal con ella) que lo que opina ya Dios. Porque para aquel que si tenía poder de salvarnos o condenarnos valimos la vida…

Nuestra preocupación debe de estar en comportarnos cada vez más como personas que se saben amadas, rescatadas y salvadas. “El amor de Cristo nos apremia, al pensar que si uno murió por todos, todos murieron. Cristo murió por todos para que los que viven ya no vivan para sí mismos, sino para aquel que murió y resucitó por ellos”.

No debemos olvidar jamás que “en Cristo, Dios reconcilió al mundo consigo y renunció a tomar en cuenta los pecados de los hombres”, y si aceptamos tan grande misterio no debería importarnos tanto la opinión de terceras personas, antes bien debe importarnos lo que Dios opina de nosotros.

Así pues, sabiéndonos tan amados, pongamos nuestro empeño en dejarnos amar. Que el Espíritu Santo fortalezca en nuestro interior la confianza en el Padre, para que no nos interese tanto el cuchicheo, y siendo auténticos procuremos cumplir las palabras del Señor: “Digan simplemente sí, cuando es sí; y no, cuando es no. Lo que se diga de más, viene del maligno”.

(P. JLSS)

Translate »